Finanzas

5 datos útiles sobre los impuestos en México

por Nancy Reyes

Puede que nadie te obligue a declarar y pagar tus impuestos, pero hacerlo a tiempo es importante, ya que el incumplimiento de las obligaciones fiscales puede traerte múltiples consecuencias, algunas de ellas son multas, recargos, cobro de gastos de ejecución, auditorías y, en casos extremos, hasta años de cárcel.


A menos que vivas bajo una piedra, seguramente has oído hablar acerca de la obligación que tiene cada persona de pagar impuestos al SAT. Pero, ¿qué es el SAT? ¿En qué te afecta? ¿Para qué sirve?, ¿cómo funciona? Aquí tienes algunas de las curiosidades y datos útiles sobre los impuestos en México. ¡Toma nota!

1.  Sabías que el SAT significa Servicio de Administración Tributaria (SAT) y es un organismo perteneciente a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP) el cual se encarga de asegurar que las personas físicas y morales contribuyan al gasto público a través de los impuestos. Es decir, el SAT recauda y administra los impuestos que serán destinados a financiar gastos e inversiones como obras públicas, servicios públicos, etc. Por consiguiente, los impuestos se podrían decir que son una especie de tributo que dan las personas económicamente activas al Estado, para mantener las funciones y necesidades de la sociedad. 

2. Nadie está exento de pagar impuestos, ya que todos somos contribuyentes, solo que hay distintos tipos de contribuyente: físicas y morales. Las personas físicas somos la mayoría de los ciudadanos, los que estamos registrados en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ante el régimen de sueldos y salarios, es decir; los Godínez, pero también se incluyen como personas físicas a quienes tienen actividad empresarial, arrendamiento o socios accionistas. Por otro lado, están las personas morales, las cuales son quienes tienen asociaciones o sociedades, es decir una unión de varias personas físicas que buscan obtener un beneficio, en este rubro entran las empresas. 

3. Para comenzar a pagar impuestos, necesitas tu RFC o Registro Federal de Contribuyentes (RFC) una clave alfanumérica que identifica como contribuyentes a las personas físicas y morales. El RFC se puede tramitar incluso antes de que empieces a trabajar, pero no te preocupes por hacer declaraciones de impuestos si aún eres muy joven y no trabajas, porque hasta que no generes un ingreso no tendrás obligaciones fiscales.

4.  Puede que nadie te obligue a declarar y pagar tus impuestos, pero hacerlo a tiempo es importante, ya que el incumplimiento de las obligaciones fiscales puede traerte múltiples consecuencias, algunas de ellas son multas, recargos, cobro de gastos de ejecución, auditorías y, en casos extremos, hasta años de cárcel. Además de que queda registro negativo en tu historial crediticio, ya que desde el 2008 la autoridad tributaria entrega información a las sociedades de información crediticia (Buró y Círculo de Crédito). 

5. Pero no te asustes, con el SAT también puedes obtener beneficios. Si al hacer tu declaración de impuestos de manera oportunidad te sale saldo a favor podrás solicitar las devoluciones que te correspondan, es decir: ¡Recibir dinero! Esto ocurre cuando al efectuar el cálculo de tus impuestos, resulta que pagaste más de lo que debías, por lo que puedes solicitar ante el SAT que te sea devuelta la cantidad. Genial, ¿no?

6. Y para los que piensan que pagan muchos impuestos, pues permítanos decirles que no es así, ya que México es uno de los países que menos impuestos pagan. Los trabajadores en México destinan 10.8% de su salario bruto al pago de impuestos, lo que lo coloca como uno de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en donde los trabajadores tienen una menor carga tributaria.

Recuerda: el conocimiento es poder

Esperamos que estos datos te hayan sido útiles, pero si quieres saber más sobre los impuestos, puedes acercarte a un experto en la materia, es decir, a un contador fiscal, él te orientará mucho mejor al respecto o también puedes acudir a un taller orientado a impuestos. ¡Ten un bien día y buenas finanzas!

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida


Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO

  • 1- ¿Qué es una tarjeta de crédito departamental? ¡Descúbrelo!

    VER ARTÍCULO
  • 2- Tramitar tu afore es más sencillo de lo que pensabas, te lo explicamos súper rápido.

    VER ARTÍCULO
  • 3- ¿Qué puedo pagar con mi tarjeta de crédito Coppel?

    VER ARTÍCULO