Sharing is caring!

Ante el brote de COVID-19, el hábito de desinfectar se ha sumado a la rutina diaria de los hogares. 

Es fácil elaborar en casa tu propio desinfectante. Prepáralo, ponlo en un contenedor, de preferencia con atomizador, y aplícalo a superficies y todo lo que toques constantemente, así como a productos nuevos que lleguen a casa.

Estas son dos fórmulas sencillas:

1.- 4 cucharaditas de cloro comercial por cada litro de agua corriente.

2.- 5 cucharadas grandes de cloro comercial por cada galón (3.8 litros) de agua corriente. 

También se pueden usar soluciones con al menos 70 por ciento de alcohol.

Importante: 

-Corrobora que los productos químicos que uses, como el cloro, no hayan expirado, pues se deterioran. 

-Nunca mezcles cloro con amoniaco, alcohol, vinagre u otros limpiadores, como jabón para trastes o baños, puede resultar tóxico.

Cuando pase la contingencia, quédate con este hábito para mantener tu hogar limpio y proteger la salud de tu familia.

Fuente:

Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Editorial Coppel

Nuestro propósito es crear artículos interesantes y amenos que pueden ayudarte a que conozcas más sobre la familia, la educación, la salud, y el medio ambiente; cuestiones de historia, hogar, trabajo, ciudadanía y otros temas importantes para tu vida y la de tus familiares y amigos.
Leer mejora tu vida.
Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.