Finanzas

Administra tus finanzas, aprende cómo usar una calculadora científica

por Misael Arturo

Descubre cómo usar esta herramienta que facilitará la administración de tu presupuesto mensual


Uno de los métodos más efectivos para organizar las finanzas del hogar es realizar una planilla en la que podamos volcar nuestros gastos mensuales. Una buena herramienta para ayudarnos a cumplir con esta tarea y calcular nuestro presupuesto rápidamente es una calculadora científica.

Probablemente, a lo largo de tu paso por el bachillerato, la universidad o en tu vida profesional has utilizado una calculadora científica, pero con la pérdida de práctica puede que hayas olvidado alguna de sus funciones. 

En este artículo te enseñaremos las nociones básicas para utilizarla, con el objetivo de que puedas implementarla como una herramienta indispensable para controlar tu estabilidad financiera.

Descubre a continuación todo lo que necesitas saber para adquirir la calculadora científica que te ayudará en la administración de tus gastos. Conoce qué es, cómo se usa, para qué puedes utilizarla y las ventajas de incluir este simple dispositivo de oficina en tu vida diaria.

¿Qué son las calculadoras científicas?

Las calculadoras están hechas para hacer cálculos simples y complejos. Pueden ser científicas, financieras, gráficas y programables, entre otros tipos, y se utilizan tanto a nivel académico como profesional. 

En el caso de la calculadora científica, está pensada para resolver cálculos más complejos y operaciones trigonométricas.

Características y funciones

Las funciones de las calculadoras pueden programarse de acuerdo al tipo de operación que vayamos a realizar. Por ejemplo, los modelos más complejos incluyen gráficos y sistemas de expresiones simbólicas, aunque esto no será estrictamente necesario para el día a día.

Conoce en la siguiente lista las principales características y utilidades de las calculadoras científicas:

  • Además de contar con funciones específicas, podrás realizar operaciones simples como sumar, multiplicar, restar y dividir. Y, además de unidades numéricas, podrás sumar horas, minutos y segundos.
  • La gran mayoría de los modelos tiene teclas para realizar funciones adicionales como convertir unidades, realizar funciones trigonométricas y derivadas o resolver fracciones.
  • Si tu calculadora cuenta con la función de notación científica, significa que resolverá tus cálculos de una forma abreviada. Esta función es muy conveniente para expresar resultados cuando se trabaja con cifras muy altas o muy bajas.
  • Tienen la capacidad de mostrar en la pantalla hasta 10 dígitos entre números enteros y decimales.

¿Cómo usar una calculadora científica?

En primer lugar, debes explorar las funciones básicas de acuerdo a sus signos. Esto te ayudará a ahorrar tiempo en la resolución de operaciones de álgebra, geométricas, de cálculo y trigonométricas.

Como próximo paso, deberás conocer las funciones secundarias para realizar, por ejemplo, raíces cuadradas o cálculos inversos. Es importante que a la hora de realizar operaciones extensas, tengas en cuenta los paréntesis y los signos ya que, de lo contrario, el resultado podría variar notablemente.

Por último, es esencial aprender a guardar y restaurar. De acuerdo con el modelo de calculadora que elijas, podrás recuperar y almacenar funciones, lo que te será de gran utilidad para la resolución de cálculos largos. Asimismo, es fundamental que te familiarices con las distintas funciones y, ante cualquier duda, consultes el manual.

Ventajas

Al introducirte en el mundo de las calculadoras científicas, descubrirás que tienen muchas ventajas para tu vida diaria. Sus funciones te ayudarán significativamente a ahorrar tiempo y trabajo a la hora de realizar cálculos matemáticos.

Además, la mayoría de los diseños modernos cuenta con un peso y tamaño ideal para transportar a donde sea que vayas y llevar en tu bolso la practicidad de resolver tus propios cálculos.

Como último punto, pero no menos importante, suelen ser productos accesibles y se pueden encontrar en el mercado muchas opciones con excelente relación precio-calidad.

Ahora que ya leíste esta guía y sabes que en el mercado existen calculadoras de tipos, marcas y precios para todos los gustos, elige la tuya y comienza a administrar en forma fácil y rápida tus finanzas hogareñas.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • 1- Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • 2- Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO
  • 3- Coppel te pone en Buró de Crédito: Mitos y realidades
    VER ARTÍCULO