Ahora y siempre, primero la salud

Sharing is caring!

Hoy más que nunca conservar y mejorar la salud es primordial para hacerle frente a cualquier padecimiento que pueda amenazarla.
Y para garantizarla, lo primero es conocer la condición general de tu cuerpo.

“Tener un buen estado de salud funciona como una defensa contra las enfermedades”, señala el médico cirujano Alejandro Torres Quintanilla, miembro del Task Force Covid-19 en TecSalud, un grupo de especialistas creado como respuesta a la pandemia. 

“El ejemplo más claro lo tenemos ahora con el COVID-19, las personas que tienen más complicaciones son aquellas que presentan un deterioro en su salud, ya sea ocasionado por sobrepeso, obesidad, diabetes o hipertensión arterial”.

Por eso es indispensable vigilar la salud propia en todo momento.
“Cuando quieres cuidar o mejorar algo, necesitas medirlo para saber en qué condiciones está y determinar qué plan necesitas para conservarlo”, explica Torres Quintanilla.

Evalúa tu condición

Una forma sencilla de valorar tu condición de salud es conocer tu peso, tu índice de masa corporal (IMC), la talla de tu cintura, tu presión arterial y tu nivel de glucosa en sangre.

“Con estos parámetros te puedes dar cuenta de cuál es el estado general de tu salud de manera sencilla y sin estudios costosos”, indica Torres Quintanilla, quien recomienda acudir al médico una vez al año para revisión general.

Si hay una enfermedad preexistente, entonces la recomendación es visitar al médico regularmente para las valoraciones de rutina y para que, en caso de ser necesario, te indique qué estudios o análisis necesitas.

“Las principales causas de morbilidad y mortalidad son las enfermedades cardiovasculares, como infartos al corazón, causadas generalmente por sobrepeso, obesidad, diabetes e hipertensión arterial”, asegura el médico cirujano.

Para darte una idea rápida de cómo está tu salud, pregúntate: ¿Eres sedentario?, ¿Fumas?, ¿Consumes muchos alimentos procesados y bebidas azucaradas?

Si tus respuestas son afirmativas, entonces no vas por buen camino, pero puedes realizar acciones básicas para mejorar. Por ejemplo, consumir más frutas y verduras, proponerte dejar de fumar y practicar algún ejercicio o actividad física por lo menos 30 minutos al día.  

“Una de las mejores inversiones que podemos hacer es en nuestra salud, y cuidarla no es costoso, perderla sí lo es, porque no sólo pierdes dinero en análisis, estudios, medicinas y doctores, también pierdes tu calidad de vida”, afirma Torres Quintanilla.

“Al cuidar y mejorar tu salud, te sientes más productivo, más activo, más eficiente, y mejoras considerablemente la calidad de tu vida en el futuro”. 

Salud en control

Checa los siguientes marcadores básicos para darte una idea de cómo está tu salud:

  • Peso.
  • Índice de masa corporal (IMC). *Se calcula a partir de la división del peso en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros (kg/m2). Se considera sobrepeso un IMC igual o superior a 25, y obesidad si es igual o superior a 30.
  • Presión arterial. *Lo normal es que el número superior (presión arterial sistólica) esté por debajo de 120 y el número inferior (presión arterial diastólica) por debajo de 80.
  • Nivel de glucosa en sangre. *Se considera normal un nivel de glucosa sanguínea en ayunas por debajo de 100 miligramos por decilitro. 

Toma acción

  • Mejora tu estado de salud con acciones sencillas como:
  • Llevar control de tu peso.
  • Practicar un deporte o alguna actividad física diariamente.
  • Comer frutas y verduras frescas.
  • Evitar el consumo de refrescos, azúcar refinada y comida procesada.
  • No fumar.

Con información del médico cirujano Alejandro Torres Quintanilla, miembro del Task
Force Covid-19 en TecSalud.

Editorial Coppel

Nuestro propósito es crear artículos interesantes y amenos que pueden ayudarte a que conozcas más sobre la familia, la educación, la salud, y el medio ambiente; cuestiones de historia, hogar, trabajo, ciudadanía y otros temas importantes para tu vida y la de tus familiares y amigos.
Leer mejora tu vida.
Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.