Antes de comprar un colchón nuevo, toma en cuenta estos 3 puntos

Sharing is caring!

Además de tener múltiples beneficios como mejorar la memoria, disminuir los riesgos de enfermedades, reducir la depresión y aumentar la creatividad, dormir bien es uno de los mayores placeres que puedes disfrutar en la vida. Y no solo influye la cantidad, sino también la calidad, por lo que si tu cama parece no estar ayudando, es momento de que consideres comprar un colchón nuevo con el que logres el mejor descanso.

Inmersos en un acelerado estilo de vida, en el que no hay tiempo para todas las actividades, hoy en día sacrificar las horas de sueño resulta una práctica muy común. Si bien se estima que un adulto de 18 a 64 años de edad debe dormir en un rango de 7 a 9 horas, en la actualidad solo llegamos a cumplir entre 5 y 6 horas. 

Pero si a esa falta de tiempo le sumamos un colchón incómodo y con repercusiones en el cuerpo, las consecuencias serán más graves para tu salud.

Si hacemos un cálculo general tomando como base las 8 horas de descanso, al año estarías pasando 2,688 horas condicionadas a la calidad de tu colchón. ¿Por qué no procurar que ese tiempo sea placentero y el cuerpo en realidad descanse?

Te recomendamos leer: Olla eléctrica de cocción lenta: ¿qué es y cuáles son sus beneficios?

¿Cuándo comprar un colchón nuevo?

Dependiendo del uso y sus materiales, un colchón tiene en promedio una vida óptima de entre 6 y 8 años, el mismo tiempo que los fabricantes y muchos quiroprácticos recomiendan. Aunque esto es solo una media, es importante que analices algunas características de tu cama para obtener una respuesta más clara a la pregunta: ¿cuándo tengo que comprar un colchón nuevo?

Más allá de ser un gasto, comprar un colchón nuevo es una inversión a tu bienestar, por lo que antes de realizarla, es necesario que te fijes en 3 puntos importantes que a continuación te describimos.

Lo que debes saber antes de comprar un colchón nuevo

Tamaño

Este elemento tiene que ver con tus necesidades como consumidor, en específico hablamos de tu altura y complexión. Como recomendación, el colchón debe medir entre 10 y 15 cm más que tú, de esta forma asegurarás que tu cuerpo descansará completamente. En el caso de que vayan a dormir dos, deberán contemplar las medidas del individuo más alto.

En cuanto al grosor, la proporción ideal es de 15 cm para garantizar un buen descanso. Y en el caso del ancho del colchón, depende de 2 aspectos fundamentales: cuántas personas dormirán en él y el espacio que tengas en la habitación. Pese a que no es un regla, es muy probable que entre mayor anchura, más comodidad a la hora de dormir.

De forma general, estas son las medidas de los colchones adecuados:

  • Individual: Entre 90 y 110 cm de ancho asegurarán un movimiento libre sin salirte de la cama.
  • Matrimonial y Queen Size: Entre 135 y 160 cm, pero dependerá del espacio en la habitación.
  • King Size: 200 cm x 200 cm. Esta opción es ideal para parejas que se mueven mucho durante la noche o si a media noche, reciben a sus hijos por no poder dormir.

Materiales

Comprar un colchón nuevo requiere que conozcas también el tipo de material que mejores resultados ofrece. En el mercado, existen diversos modelos con componentes tanto naturales como sintéticos y todos cuentan con características propias que se adaptan a tus necesidades. 

Entre los materiales más utilizados actualmente destacan:

  • La viscoelástica o memory foam. Es un tipo de espuma de alta calidad que reacciona al calor corporal, por lo que se amolda para reducir la presión y absorbe muy bien el movimiento. Esta propiedad resulta la mejor opción en individuos que sufren de dolores musculares y quienes cambian de postura varias veces a lo largo de la noche.
  • Resortes. Los más populares son los forrados, ya que están protegidos por una funda que los individualiza y los aísla, aportando confort y diferentes grados de firmeza según el material (látex, algodón e incluso viscoelástica o memory foam). De esta forma, se adaptan muy bien a la presión que ejerce cada zona de tu cuerpo, garantizando el cuidado de tu espalda y con el plus que evitan los típicos ruidos al moverse.

  • Látex. Se trata de un material natural que se extrae del árbol del caucho, pero también se fabrica artificialmente (látex sintético). Gracias a su flexibilidad, es una gran opción en personas que se mueven mucho durante la noche y para camas articuladas.

Te recomendamos leer: ¿Necesitas un nuevo calentador de agua? Coppel tiene el que buscas

Firmeza

Este elemento se refiere a la resistencia que ofrece contra la carga producida por el cuerpo humano. Un buen colchón debe ser firme y recto, es decir, no se debe deformar como una hamaca, pero tampoco tiene que ser tan duro que no se adapte a las curvas de tu columna. En cuanto a firmeza, los colchones de resortes son los que se sitúan a la cabeza. Le siguen los de viscoelástica y al final encontramos los de látex.

Según el fabricante, existen algunas recomendaciones que van en función del peso del usuario. De esta forma, se estima que en personas de menos de 70 kg, lo ideal es comprar un colchón blando. Para pesos de hasta los 100 kg, lo mejor es uno de firmeza media; y si éste se supera, el modelo perfecto es uno firme.

Si sufres molestias de espalda, la sugerencia es un colchón de firmeza intermedia para reducir el dolor. Lo mismo para quienes no pueden estar quietos ni cuando duermen, ya que aportará un buen soporte en las distintas posturas y no frenará tus movimientos naturales durante la noche. Un forma de compensar la dureza de este tipo de camas es a través de un recubrimiento con una capa de viscoelástica o memory foam.

Los colchones de Coppel son una buena opción

En conclusión, encontrar el producto que necesitas para lograr un buen descanso dependerá en gran medida de características como tu peso y la postura en la que suelas dormir, aunque también tus gustos y preferencias jugarán un papel importante. Los colchones de Coppel son una buena opción, ya que además de diversos modelos, podrás comprarlo a través de tu crédito.

Etiquetas: , ,

Betty Molina

Mercadóloga, apasionada por los consumidores.

Especialista en marketing digital, ejecuta tácticas de marketing en internet, analizando siempre las tendencias.

En sus ratos libres escribe sobre los temas que más le apasionan: cocina, reseñas de libros, tendencias de marketing, videojuegos, gadgets, belleza y selfcare.
Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.