10 puntos a considerar si vas a compartir vivienda

Es posible que en este momento de tu vida estés considerando compartir casa o departamento con alguien que no sea tu familiar con toda la emoción de iniciar una vida independiente de tus papás o de tu lugar de origen. 

Este tipo de decisiones son muy buenas cuando tu objetivo es compartir gastos y responsabilidades con alguien más, pero te recomendamos echarle un ojo a estos 10 puntos a considerar para que tu experiencia sea gratificante y no algo que te quite el sueño y la tranquilidad.

  1. GASTOS

El principal conflicto de las personas que deciden vivir juntas es la repartición de los gastos de renta y mantenimiento del espacio que habitan. Es muy, pero muy importante llegar a un acuerdo para saber si el pago va a ser por partes iguales o si alguien va a pagar más, ya que en ocasiones quien ocupa la habitación más grande con baño incluido puede pagar más. Aquí aplica al cien por ciento ese dicho de: cuentas claras, relaciones largas (y sanas).

  1. MASCOTAS

Hay personas que consideran a las mascotas como parte esencial de su familia y hay otras que no toleran vivir con animalitos bajo su mismo techo. Es indispensable que elijas a una persona que tenga la misma forma de pensar en este tema, pues las mascotas son una responsabilidad que suele ser del amo, pero modifica o afecta la rutina de los demás habitantes. Y si todos están de acuerdo con convivir con tu mascota, ¡enhorabuena!

  1. HÁBITOS

A cada quien nos definen nuestros hábitos que van desde la hora en la que nos levantamos, si hacemos o no ejercicio, si fumamos o no, si escuchamos música mientras nos bañamos o si nos quedamos con la tele encendida al dormirnos por la noche. Lo ideal es que estos hábitos no molesten a nuestros compañeros de vivienda, y que puedan ser negociados o eliminados en caso de que a alguien le afecten. Siempre es mejor pensar en el bienestar común.

  1. LO TUYO, LO MÍO Y LO NUESTRO

No estamos hablando de los hijos sino de los muebles, blancos y electrodomésticos que hay en la casa y que son compartidos por sus habitantes. De una persona puede ser el refri, y de otra la lavadora y la secadora de ropa, y lo ideal que es todos puedan hacer uso de estos aparatos, pero también con la responsabilidad de que si llegan a descomponerse sean todos los que cooperen para cubrir ese gasto. También funciona ponerse de acuerdo con los alimentos, pues la queja principal es que alguien se coma la comida de otra persona por lo que conviene quedar claros qué se puede y qué no se puede y se desea compartir.

  1. INVITADOS ESPECIALES

Quienes habitan un mismo techo deben definir si está permitido tener visitas (amigos, novios, familia) y reuniones sociales. Esto para tener un control de quién entra a la casa o al departamento en común. Hay personas que no se sienten cómodas con la presencia de extraños en su hogar, y otras que tienen la puerta abierta para todos. Una vez más: hay que sentarse a negociar.

  1. ORDEN Y LIMPIEZA

El orden y la limpieza son aspectos que deben quedar muy bien establecidos para la óptima convivencia de todos. Hay roomies que prefieren no batallar y pagan entre todos la ayuda de una persona para que haga la limpieza, pero si no hay presupuesto para esto, es responsabilidad de quienes viven en casa mantener limpias y en orden las áreas comunes de la vivienda. 

  1. ESTACIONAMIENTO

No todas las casas o depas cuentan con más de un cajón de estacionamiento, por lo que este punto también puede significar una oportunidad de negociación. Generalmente lleva preferencia quien tiene más tiempo rentando el lugar, y los nuevos deben buscar espacios alternativos para estacionar sus autos.

  1. DESPEDIDA A TIEMPO Y SIN DEUDAS

Una importante muestra de lealtad ante la gente con la que rentas un espacio para vivir es que si estás pensando mudarte a otro sitio, le avises por lo menos tres meses antes para que pueda tener tiempo de conseguir otro roomie. También que juntos definan los pagos pendientes en recibos de servicios como luz, agua, gas e internet para que te puedas mudar sin dejar deudas.

  1. PIZARRÓN DE AVISOS Y ACUERDOS

Una recomendación es tener todos estos acuerdos a la vista en un espacio común del inmueble. Puede ser en un pizarrón, un corcho o sobre el refrigerador, para que nadie se olvide de ellos y les permita fortalecer la buena convivencia. En ese mismo pizarrón se pueden anotar avisos que los mantengan actualizados, puede ser que coincidan poco por tener horarios diferentes.

  1.  ELIGE BIEN

Por último, pero no menos importante, te invitamos a pensar muy bien con quién deseas compartir vivienda. Hay un dicho que señala que para conocer realmente a una persona debes vivir con ella y es totalmente cierto. Por eso, aunque creas que vivirás muy feliz a lado de tu mejor amigo, es muy diferente pasar algunas semanas con él o ella a la semana, a vivir 24 horas juntos. Una cosa es la amistad y otra muy distinta dividir gastos y responsabilidades. 

La ‘dieta mental’, cómo lo que pensamos afecta nuestra salud

En el mundo de la cocina hay una frase muy famosa: “somos lo que comemos”, que bien puede aplicarse a nuestros pensamientos. Así es, tú decides si quieres “consumir” ideas chatarra o en contraparte prefieres las que alimenten aspectos positivos a tu vida.

Estamos hablando de una idea de “dieta mental”, que ya desde los años 60 era manejada por escritores sobre espiritualidad como Emmet Fox -personaje clave para la creación de Alcohólicos Anónimos-, quien publicaría libros enfocados a este importante “detox”.

El autor irlandés proponía hacer el ejercicio durante siete días, buscando identificar los pensamientos para hacer conscientes aquellos que sólo obstruyen y no construyen

“¿Qué quiero decir por pensamientos negativos? Un pensamiento negativo es cualquier pensamiento de crítica, de rencor o despecho, de celos, de condenación de otros, de culparse a uno mismo; cualquier pensamiento que no sea positivo y de naturaleza constructiva, relacionado con uno mismo o con otro, es un pensamiento negativo”, escribió en uno de sus libros. 

“No se preocupe mucho en cuanto a la clasificación; en la práctica nunca tendrá dudas de si es positivo o negativo; aunque su cerebro trate de engañarlo, el corazón le dirá la verdad”, agrega en su escrito, destacando el valor de la intuición.

Otro concepto que ha circulado por las redes es la “Obesidad mental”, que pone sobre la mesa lo peligroso que resulta la “información chatarra” que sin reparo aceptamos consumir diariamente. Los “síntomas”que produce son opinar sin saber de lo que se habla, gustar de los escándalos, lo morboso, lo chocante y polémico e imitar a otros y sus conductas negativas, que lo único que hacen es alejarnos de lo propuesto por Emmet Fox.

Se calcula que al día, en promedio, tenemos 60 mil pensamientos, de los cuales el 90 por ciento tienden a ser negativos. La clave, entonces, para llevar a cabo al pie de la letra la “dieta mental” es no engancharte, es decir, no dedicarle tiempo a esa idea.

Es importante recordar que ese enganche generará reacciones en tu cuerpo, como angustia o ansiedad, así que en cuanto las detectes, aléjate de él. Al principio costará trabajo, pero ponerlo en práctica lo hará un hábito.

No olvides que: “somos lo que pensamos” y “cómo lo pensamos”. Reflexionarlo cada tanto tiempo seguro tendrá un efecto positivo en tu salud mental.

De Regreso a las Aulas

Después de más de un año de clases a distancia, las aulas se preparan para reabrir sus puertas a la comunidad educativa. ¿Cómo hacer que este regreso a la escuela sea seguro? 

Mexicanos Primero, organización que promueve y defiende el derecho a aprender de todas las niñas, niños y jóvenes en México, publicó una serie de medidas necesarias para reducir los riesgos sanitarios y educativos en la vuelta a clases presenciales.  

David Calderón, presidente ejecutivo de Mexicanos Primero, advierte que será complicado que en el corto plazo haya un regreso presencial que signifique tener las mismas prácticas que teníamos hace un año y medio. 

No obstante, la organización refiere que se puede iniciar una ruta de acción que permita paulatinamente reconstruir las comunidades de aprendizaje que necesita el alumnado y que genere confianza en las familias y escuelas. 

Calderón señala que con responsabilidad y cuidado de los adultos, los niños y niñas deben regresar a ocupar los patios, las aulas, los campos de juego para continuar con sus infancias que, en cierto sentido, se interrumpieron en marzo del 2020. 

Para un regreso a clases exitoso, indica Mexicanos Primero en su documento, es importante que los planteles cumplan con las condiciones necesarias para garantizar seguridad: con los maestros vacunados, aquellos que sean parte de grupos de riesgo deberán seguir en casa y el aprendizaje presencial tendrá que combinarse con el modelo a distancia.

Las escuelas, señala la agrupación, tendrán que estar vinculadas con los centros de salud y cumplir con las condiciones para recibir al alumnado: espacios ventilados, clases en áreas exteriores, horarios escalonados y grupos pequeños que puedan alternarse.

“Hay dos aspectos que son claves para romper la cadena de contagios. Por una parte las escuelas deben tener acceso y un flujo constante de agua para mantener la higiene de los estudiantes y maestros. También es importante contar con espacios al aire libre dentro o fuera de la escuela para poder utilizar adecuadamente el distanciamiento social”, destaca Calderón.

Es esencial también que cuenten con materiales de protección y sanitización, es decir, desinfectantes, cubrebocas, termómetros y oxímetros; y, por último, controlar entradas y salidas de los alumnos, así como las condiciones del transporte que utilicen.

Además, agrega el documento, deberá ponerse el aprendizaje socioemocional en la agenda de la reapertura. 

Las familias, por su parte, también tendrán que hacer su parte y enseñar a los niños a vivir esta nueva normalidad con responsabilidad.

“La ausencia de las aulas fue una medida emergente; el regreso escalonado -que vuelvan aunque sea solamente una o dos jornadas por semana al inicio- es también ya una medida urgente”. 

David Calderón, presidente ejecutivo de Mexicanos Primero.

Descubre las bondades de comer avena diario

Aunque no lo creas, en la Roma antigua, la avena, originaria de la zona de Israel, Turquía e Irán, era considerada alimento para animales. Por fortuna, esta idea se ha transformado totalmente, y hoy este nutritivo cereal es uno de los ingredientes más recomendados por los expertos en nutrición.

A nuestro continente llegó a través de Estados Unidos, donde se sabe que se sembró por primera vez en 1602; unos siglos después, en 1877, se comercializó a través de la Quaker Mill Company, empresa que la ofertaba como cereal de desayuno.

Hoy, galletas, muesli, pan y copos de avena nos alimentan no sólo por la mañana, sino a cualquier hora del día, aportándonos vitamina B1 y B6, tiamina, magnesio, potasio, fósforo y, sobre todo, fibra. 

Un estudio publicado por la Fundación Española de la Nutrición la sugiere para personas que padecen diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer, celiaquía (intolerancia al gluten), enfermedades intestinales y obesidad, y resalta la importancia de sacarle todo el provecho preparándola en sus diversas versiones.

“Se recomienda cocida: mezcla 1/3 de taza de avena en hojuelas con 1 taza de la leche de tu preferencia, agrega azúcar, canela y vainilla a tu gusto; cocina a fuego medio hasta que la mezcla se espese bien y listo. Al servir puedes complementarla con fruta y frutos secos para añadir algo de proteínas y grasas al plato”,  establece el estudio. 

También es conocida su efectividad para disminuir el colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL), o sea, el colesterol “malo” en el organismo.

Consumir este cereal en su versión integral es muy importante, tanto, que la Organización Mundial de la Salud estableció el 19 de noviembre como el Día Internacional del Grano Entero, señalando entre los indispensables a la avena.

Puedes preparar con ella hot cakes, usándola como sustituto de la harina tradicional:

“Combina 1 huevo, 2 claras de huevo, 3 cucharadas de avena en hojuelas o harina de avena, 1 cucharada de semillas de chía o linaza, 1/3 de taza de leche de tu preferencia, canela, azúcar o edulcorante y vainilla al gusto. Revuelve bien la mezcla, rocía un poco de aceite en una sartén y haz los hot cakes. Puedes acompañarlos con fruta o jarabe”.

Y otra forma de obtener todos sus beneficios es incluyéndola en licuados y smoothies:

“mezcla 1/2 plátano, 1 taza de leche, 3 cucharadas de avena, 10 almendras y hielo al gusto; licúa y disfruta. Puedes variar las frutas, otras buenas opciones son: fresas, moras, durazno, entre otras”.

Se recomienda consumir de 20 a 30 gramos diarios, lo que equivale a ⅓ de taza. Si la incorporas a tu dieta diaria, pronto sentirás los resultados positivos en tu cuerpo.

¿Quieres ahorrar y no sabes cómo empezar? Sigue estos consejos

Todos quisiéramos ahorrar, pero sabemos que no es tan fácil. Hay una gran duda que suele abrumarnos: ¿cómo puedo empezar a ahorrar si siento que ni siquiera me alcanza para lo básico? 

Quizá te has preguntado esto varias veces, y aún sabiendo la importancia del ahorro para cumplir metas o para tener un “guardadito” en caso de emergencia, sencillamente ves imposible lograr un ahorro en medio de tantos gastos.

Pero no creas que eres la única persona en esta situación, pues de acuerdo con cifras de especialistas cerca del 90 por ciento de los mexicanos no tenemos el hábito del ahorro.

“No ahorramos en México por un tema cultural; decimos que es porque no hay dinero, pero lo raro es que sí hay dinero para otras cosas, por ejemplo, los famosos “gastos hormiga”: cada mexicano gasta en las papitas, en el gansito en el café, en el refresco…”, comenta el asesor patrimonial Pedro Pereyra Gutiérrez.

Por eso, advierte, es esencial tener un control de gastos innecesarios que hacen que nuestro dinero se fugue poco a poco y nos quede la sensación de que no tenemos nada para ahorrar.

“Si cada quien pone su granito de arena con al menos el 10 por ciento de su salario, van a tener un ahorro para, por ejemplo, alguna emergencia médica si no cuentan con seguro de gastos médicos mayores o para alguna meta que tengan a corto, mediano o largo plazo. Al final de cuentas, sabemos que el dinero no es el resultado, sino un medio para poder alcanzar las metas materiales”.

Aquí te ofrecemos tres tips que pueden ayudarte a romper con el “yo no puedo ahorrar” y te brindarán equilibrio y solidez financieros.

  1. Ahorrar como si fuera un gasto más

El principal problema que enfrentan las personas que desean ahorrar y no pueden es que piensan que no tienen dinero “extra” y que todo se les va en los gastos cotidianos: transporte, agua, luz, gas, teléfono, hipoteca, y un largo etcétera.

Lo anterior es cierto, pero también es verdad que hay muchos gastos hormiga que se pueden evitar y que todo ese dinero que se “fuga” se puede destinar a un fondo de ahorro.

“Es indispensable hacer un análisis mensual de tus gastos y de tus ingresos porque así podrás identificar tus gastos hormiga y serás consciente de detenerte antes de gastar en eso: las papitas, el café, el refresco, es decir, antojos que realmente no necesitas y lo puedes estar invirtiendo en algo que vas a necesitar en un futuro”, señala Pereyra Gutiérrez.

El especialista recomienda incluir una cifra de ahorro, de preferencia el 10 por ciento de tu ingreso, como si fuera un gasto necesario que debes hacer sí o sí cada mes. Es decir, una suma intocable que destinarás a “engordar el cochinito”.

  1. Visualiza metas financieras: “futurea”

Las metas financieras varían de persona a persona. Para alguien es más importante poder costear una universidad a sus hijos, pero para otros lo importante es terminar de pagar una hipoteca o hacer un viaje soñado. 

Cualquier meta es válida, pero sea cual sea la tuya debes saber que si no ahorras, estás lejos de cumplirla.

“Yo siempre le digo a mis clientes jóvenes que se visualicen a los 65 o 70 años, que piensen en sus viejitos del futuro, ellos mismos, y que imaginen los gastos que tendrán que hacer en esos años cuando ya no les sea tan fácil trabajar y tener ingresos. Por eso es importante ahorrar lo más pronto que se pueda, para ir formando un futuro financiero más cómodo”, comenta Pereyra.

Aquí la recomendación es trazar metas claras y marcar el tiempo en el que la quieres realizar, así como el capital que necesitas para lograrlo. Después, dividir en meses ese plazo para darte una idea de lo que tienes que comenzar a ahorrar. 

“Si no ahorramos, no vamos a alcanzar dichos objetivos”.

  1. Acércate a un experto

Instrumentos para ahorrar hay muchos y para todos los bolsillos; y debido a esta diversidad de opciones es recomendable acercarte a un especialista que te pueda orientar de acuerdo a tu capacidad de ahorro.

“Mi recomendación es asesorarte con una persona que esté certificada ante la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas para que te puedan brindar una asesoría profesional. El objetivo financieramente hablando es diversificar tus recursos financieros que quiere decir básicamente: no tener todos los huevos en una sola canasta”, indica el asesor patrimonial.

Por ejemplo, señala, ahorrar el dinero como si lo tuviéramos bajo el colchón no va a generar ningún rendimiento, pero si lo ahorramos en un fondo indexado en lugar puede hacernos ganar más de lo que tenemos. 

Es importante, entonces, conocer cuál instrumento de ahorro nos conviene a cada quien, y recordar que lo único que no conviene es gastar sin ahorrar, como si no hubiera un mañana.

Adicciones legales, entérate cuáles son y cómo prevenirlas

El concepto de adicción se encuentra estrechamente ligado a sustancias prohibidas por la ley como las drogas duras y otros compuestos regulados para cierto público, sin embargo, existen muchos otros productos que pueden generar adicciones y que están al alcance de toda la población.

Cuando hablamos de adicciones legales nos referimos a todas aquellas sustancias o conductas vigiladas por el Estado cuyo abuso puede generar consecuencias negativas en la salud física o emocional de quien las consume y de las personas en su entorno.

Las sustancias que generan adicciones suelen ser introducidas en el organismo ya sea de forma oral o inhalándose, posteriormente actúan sobre el sistema nervioso central y provocan cambios que afectan a la percepción, al estado de ánimo o a la  conducta. 

Aunque se cree que solo las drogas prohibidas por la ley son capaces de generar dependencia, existen componentes químicos de uso común que también son adictivos y su abuso puede crear necesidades que den origen a otras alteraciones.

Kalid Karen Rogel Torres, Supervisora Clínica de Comunidad Sinaí, señala que a pesar del prejuicio que existe sobre el consumo de drogas prohibidas por la ley, el alcoholismo y el tabaquismo son problemáticas que deben ser reguladas con mayor vigor puesto que son sustancias de fácil acceso, principalmente para menores de edad y pueden convertirse en una puerta de iniciación para otro tipo de drogas como la marihuana o los productos sintéticos.

Estos son algunos productos legales que pueden generar adicción:

Alcohol

En México la venta y consumo de bebidas alcohólicas está prohibida para menores de edad, sin embargo, el fácil acceso a ellos, propician que la dependencia del alcohol sea uno de los grandes problemas de salud en el país. El alcoholismo se caracteriza por la necesidad imperiosa de beber alcohol y la incapacidad de poner un límite en el ritmo y cantidad de bebida.
“La sustancia adictiva más común es el alcohol, porque también existe una tradición en la que se asocia la diversión con su consumo, incluso se hereda de una generación a otra y muy pocas personas son capaces de aceptar que son dependientes de ella” señala la Supervisora Clínica de Comunidad Sinaí.

Nicotina

Rogel Torres señala que el tabaquismo es uno de los problemas que se deben atender de forma más efectiva en materia de salud. Este producto regulado, comparte, abre la puerta al consumo de drogas duras que pueden afectar severamente el sistema nervioso de los consumidores.
Según la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud, en 2019 murieron 60 mil personas en México debido a problemáticas relacionadas con el tabaquismo.
“Ahora están muy de moda los cigarrillos electrónicos que tienen sabores, con ese tipo de productos hay que tener cuidado porque son el gancho para otras sustancias más peligrosas”, añade la psicóloga.

Azúcar

La Secretaria de Salud en México señala que los mexicanos consumen 4 veces más azúcar que las porciones que recomienda la OMS.  Expertos afirman que el azúcar tiene un alto potencial adictivo ya que causa la liberación de opioides y dopaminas en el cerebro, químicos que brindan una sensación de felicidad, pero cuyo efecto dura muy poco. El azúcar refinado es el principal culpable de la obesidad, enfermedades como la diabetes y alteraciones neurocelulares, así como de la reducción de la esperanza de vida de la población.
“Los niños son las víctimas principales de este tipo de adicción, que en muchos casos es fomentada por los padres, quienes ignoran las propiedades negativas del azúcar”, comenta la especialista.

Cafeína

Está presente en un sinfín de bebidas como café, malteadas y refrescos, así como en algunos fármacos. Se tiene la idea de que es inofensiva, pero la cafeína es un estimulante natural que pertenece a la familia de los alcaloides. El abuso en el consumo de cafeína debilita las glándulas suprarrenales, agota varios nutrientes vitales e interfiere con el equilibrio hormonal, dando origen a cuadros de insomnio, nerviosismo, ansiedad y problemas gastrointestinales. También puede causar palpitaciones.
“Se debe poner mucho ojo en este tipo de productos ya que no se encuentran regulados de manera efectiva y tienen un impacto muy significativo en el ritmo de vida y los procesos cotidianos de las personas”,  dice al respecto Rogel Torres.

Ludopatía

“Los casos de adicción al juego pueden ser más complejos que el abuso de sustancias, ya que se habla de procesos neurológicos internos que se tratan de manera diferente”, expresa la psicóloga.
La ludopatía es considerada un trastorno grave, ya que las apuestas pueden estimular los sistemas cerebrales de recompensa al igual que las drogas.
“Es recomendable la terapia y, en la mayoría de los casos, una medicación que regule el impulso de apostar”, puntualiza la especialista.

Atención y prevención

La supervisora de Comunidad Sinaí señala que la atención en casos de adicción se da a través de un sistema de evaluación que da lugar a un proceso de desintoxicación que dura de 14 a 21 días, seguido por terapia conductual y un control de medicación para reducir el estrés y la ansiedad.

Mantener la mente ocupada en actividades y pasatiempos como el deporte es la mejor forma de prevenir estas adicciones silenciosas.
“Yo siempre recomiendo el deporte porque es la mejor forma de quitar el estrés, que es el detonante principal de cualquier adicción”; comparte Rogel Torres.
Las actividades artísticas como la danza, el canto y la pintura también son recomendadas por expertos, debido al estímulo emocional que generan en pacientes con adicciones.
La terapia, explica Rogel Torres, es un proceso constante de introspección que ayuda a vigilar lo que va bien y los puntos de mejora en la vida de las personas. Por eso es recomendable, en cualquiera de estos casos, acudir con expertos en psicología que indiquen el mejor tratamiento.

Aún vacunado, ¡usa cubrebocas!

Seguro conoces a alguien que ya se siente inmune al Covid-19 porque ya está vacunado. Después de esperar tanto tiempo la vacuna, quienes ya la recibieron sienten un gran alivio. Sin embargo, aún no es momento de guardar el cubrebocas.

La última semana julio, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) lanzaron una nueva recomendación: las personas con esquema de vacunación completo contra el Covid-19 deben seguir usando cubrebocas en espacios cerrados en lugares donde los contagios van al alza.

Y aunque su sede está en Estados Unidos, las disposiciones de este organismo son referencia mundial y marcan la pauta a seguir en temas de salud, cuidados y prevención.

La nueva disposición da marcha atrás a lo que la misma institución había planteado hace apenas dos meses, en mayo, cuando anunciaron que los completamente vacunados podían dejar de utilizar cubrebocas y de guardar distancia en espacios abiertos y cerrados.

¿Por qué cambiaron de opinión?

La decisión se tomó debido a la nueva variante Delta, que se considera más contagiosa que las anteriores, y al aumento de contagios entre personas ya vacunadas.

“Las infecciones por el virus, incluida la variante Delta, ocurren solo en una pequeña proporción de personas que recibió la vacuna completa. Sin embargo, la evidencia preliminar sugiere que las personas totalmente vacunadas que se infectan por la variante Delta pueden propagar el virus a otras personas”, señalan los CDC en su sitio web.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades aconsejan también usar cubrebocas independientemente del nivel de transmisión en su comunidad a toda persona que por condición médica sea inmunodeprimida o tenga un mayor riesgo de enfermarse gravemente. También si alguien en casa no está vacunado o está en grupo de riesgo. 

¿Quiénes están en mayor riesgo de enfermarse gravemente?

Los adultos mayores y las personas con ciertas afecciones, como diabetes, sobrepeso u obesidad y afecciones cardiacas, detalla el sitio del organismo.

“La variante Delta está mostrando todos los días su capacidad de ser más lista que nosotros”, admitió Rochelle Walensky, directora de los CDC.

Las nuevas reglas: 

  • Usar cubrebocas en espacios públicos cerrados, en zonas de alta transmisión.
  • Si eres una persona de riesgo o vives con alguna persona en esta condición, la recomendación es usar cubrebocas en espacios cerrados independientemente del nivel de transmisión en tu zona.
  • Hacerse prueba de detección de Covid-19 si se tienen síntomas.
  • En caso de haber tenido contacto con alguien contagiado, esperar de 3 a 5 días para hacerse una prueba de detección y usar cubrebocas en espacios públicos por 14 días después de la exposición o hasta tener un resultado negativo.
  • Aislarse en caso de tener un resultado positivo o si se tienen síntomas.
  • Cumplir las leyes, reglas y regulaciones del lugar de residencia.

Fuente: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (https://espanol.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/fully-vaccinated-guidance.html)

Lo que debes saber sobre la menopausia

Médicamente la menopausia se refiere a la época en la vida de una mujer en que deja de tener su periodo menstrual y ya no es fértil, a consecuencia de la disminución de dos hormonas: estrógenos y testosterona.

Para aclarar varias dudas le preguntamos a un experto en la materia sobre los mitos y realidades alrededor de la menopausia.

“Para que se llame menopausia debe haber un período de 12 meses sin menstruación, y generalmente se presenta cinco años antes o después de los 50 años de edad, aunque hay casos de menopausia precoz que pueden suceder desde los 28 años”, explica Alberto Hernández Campos, médico especialista en Ginecología y Obstetricia con una subespecialidad en Biología de la Reproducción Humana.

El también miembro del Consejo Mexicano de Ginecología y Obstetricia comenta que es justo el periodo anterior a la menopausia, llamado climaterio, cuando se debe estar alerta para detectar ciertos síntomas.

“Los más comunes son los bochornos o los ‘calores’, es decir, sudoración excesiva cuando el resto no está sudando; insomnio y cambios en el carácter que pueden llevar hasta la depresión”.

Estos síntomas se dan por la disminución de estrógenos, la hormona femenina que se produce, principalmente, en los ovarios desde la primera menstruación, reguladora de aspectos tan importantes como la regeneración de tejidos, en conjunto con la baja de la testosterona, otra hormona que se produce también en los ovarios.

“Esta es una etapa a la que llegará toda mujer, por eso es importante comenzar a tener un seguimiento desde los 40 años para que estén preparadas, y siempre bajo la guía de un ginecólogo certificado”, añade el integrante de la Asociación Mexicana para el Estudio del Climaterio.

Entrando a la menopausia habrá generalmente resequedad en la piel y vaginal, así como caída del cabello y disminución de la libido, algo que el médico especialista puede ayudar a controlar a través de un tratamiento hormonal.

“Actualmente hay hormonas bioidénticas nuevas (derivadas de plantas) que ayudan a llevar la menopausia sin los efectos secundarios que pueden generar las hormonas químicas.

“Además, su ginecólogo se apoyará en nutriólogos, cardiólogos, según sea el caso, para atender ciertas enfermedades que a largo plazo pueden aparecer, como la osteoporosis por la descalcificación de huesos por falta de estrógenos o afecciones del corazón, que pueden darse ante el aumento del colesterol malo”.  

Existen mitos alrededor de la menopausia, resalta Hernández Campos. Como el hecho de que ligarse las trompas adelantará este periodo, lo cual es totalmente falso.

“Quitarse la matriz tampoco la adelanta, siempre y cuando no se toquen los ovarios”, puntualiza el médico.

¿Cómo andas de estrés?

Vivir en un estrés constante puede tener repercusiones sumamente agresivas en el organismo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define al estrés como el conjunto de reacciones fisiológicas que prepara el organismo para la acción. Es un sistema de alerta biológico sin duda necesario para la supervivencia.

El trabajo, la escuela, enfrentar situaciones poco usuales como hablar en público, presentarse a una entrevista de trabajo o cambiarse de casa, pueden generar estrés, aunque su impacto dependerá del estado físico y psíquico de cada persona.

La psicoterapeuta Valeria Villa señala que aunque el estrés es una herramienta que impulsa a afrontar problemas, también es el origen de un estado de no bienestar, cuyo diagnóstico clínico es denominado trastorno de angustia generalizada, o sea, “vivir angustiados por todo”.

¿Cómo saber si tienes estrés? Estos son los principales síntomas:

  • Problemas estomacales como diarrea o estreñimiento.
  • Dolores corporales frecuentes.
  • Mala memoria para cosas simples.
  • Migrañas, cefaleas o dolores de cabeza.
  • Falta de energía.
  • Pérdida de concentración.
  • Poco deseo sexual.
  • Mandíbula y cuello rígidos (genera dolor).
  • Cansancio constante, incluso sin haber realizado actividad física.
  • Trastornos del sueño (dormir poco o demasiado).
  • Abuso en el consumo de alcohol u otras sustancias.
  • Pérdida o aumento considerable del peso.

Aunque los síntomas son los mismos, existen diferentes tipos de estrés que podrían estar afectando tu vida de manera repentina, episódica o continua.

Responde el siguiente cuestionario para evaluar tu nivel de estrés.

Cuando se presenta una situación compleja ¿Cuánto tiempo dura tu cambio de ánimo?

A) De 1 a 3 días

B) De 1 a 3 semanas

C) Más de un mes

Al superar un momento de incomodidad:

A) El estrés desaparece de inmediato

B) El estrés se va yendo poco a poco

C) El estrés no se va

Cuando se atraviesa una situación complicada:

A) Puedo atender otras responsabilidades al mismo tiempo

B) Es complicado atender otras situaciones al mismo tiempo

C) Es imposible resolver cualquier otra cosa al mismo tiempo

Durante mis episodios de estrés el síntoma más común es:

A) Dolor de cabeza o de estómago

B) Diarrea o irritabilidad

C) Insomnio y migraña

Resultados

Mayoría A: Estrés agudo

Se trata de la forma común de estrés y su causa principal es la exposición a una alta exigencia o presión, ya sea por el trabajo, o en la vida diaria. Está asociado a momentos de adrenalina o de agobio momentáneo. Aunque pueden usarse tranquilizantes, este tipo de estrés suele desaparecer una vez superada la situación.

Mayoría B: Estrés agudo episódico

Este tipo de estrés se manifiesta en personas susceptibles a momentos incómodos, replicando continuamente cuadros de estrés agudo. Persigue constantemente a quienes llevan vidas desordenadas o apuradas o a los que asumen muchas responsabilidades. Son recomendables medicamentos para el alivio del dolor o malestar estomacal, aunados a cambios paulatinos que regulen la rutina y les resten responsabilidades.

Mayoría C: Estrés crónico

Se trata de un estrés agotador que imposibilita a la persona para realizar actividades del día a día, teniendo repercusiones directas en órganos vitales del cuerpo y que puede dar origen a enfermedades cardiovasculares o diabetes, así como problemas psicológicos que pueden derivar en suicidio. El problema de quienes viven con estrés crónico es que regularmente ignoran la gravedad y el peligro que corren, por lo que se recomienda atención médica y acompañamiento psicológico.

Aunque sí es recomendable atender las crisis, la psicoterapeuta recalca que lo importante es acudir con un especialista para identificar el tipo de estrés con el que se vive y la manera más adecuada de atenderlo.

¿Familia unida tras un divorcio? ¡Sí se puede!

Cuando una pareja decide divorciarse, sin duda es el fin de su matrimonio, pero no tiene que ser el fin de la familia que formaron. Aunque el proceso es difícil, hay formas de hacer que sea menos doloroso e incluso es posible lograr la armonía.

Maricela Escamilla, psicóloga clínica con más de 30 años de experiencia, da una serie de recomendaciones para las parejas con hijos -de cualquier edad- que están atravesando por un divorcio. 

Grasas buenas y malas: ¿cuáles son y dónde están?

Mejorar la forma en que comemos va más allá de la eliminación de grasas, ya que existen muchos alimentos que contienen grasas saludables y son esenciales, ya que intervienen en la absorción de ciertas vitaminas liposolubles (se disuelven en grasas y aceites), como la vitamina A, D, E y K.

La Fundación Española del Corazón señala que las grasas resguardan una gran cantidad de la energía que necesita nuestro cuerpo, volviéndose necesarias para una dieta equilibrada. Por eso se recomienda que representen entre un 30 y un 35% del consumo energético diario de una persona adulta.

Por su parte, la American Cancer Society indica que, si bien, necesitamos grasa en nuestra alimentación, debemos comerlas con moderación y escogerlas sabiamente puesto que algunas son benéficas y otras sumamente dañinas para nuestro organismo.

El primer paso para saber incorporar las grasas de manera positiva en nuestra alimentación es conocerlas e identificarlas. 

Julio Augusto Mendivil, nutriólogo y académico de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Sinaloa, explica que un balance adecuado de alimentos que contengan grasas saludables permite llevar un mejor estilo de vida y ayuda a prevenir enfermedades.

Una alimentación equilibrada proveerá al cuerpo de ácidos grasos esenciales. Se les llama así porque el organismo humano no los puede producir por sí mismo, pero resultan necesarios para el desarrollo del cerebro, el control de la inflamación y la coagulación de la sangre.

“Las grasas son las que nos van a proveer de mayor energía, ya que un gramo de grasa aporta 9 kilocalorías a diferencia de los carbohidratos o las proteínas que solo nos aportan 4 kilocalorías”, señala Mendivil.

El nutriólogo sugiere sustituir de manera gradual el consumo de carnes rojas por carnes blancas, además de utilizar aceite de canola para cocinar cotidianamente. También se recomienda el consumo de coco, aceitunas y semillas.

“Siempre hay pacientes que llegan diciendo que han intentado bajar de peso dejando las grasas, pero sin visitar a un nutriólogo que atienda sus requerimientos, ya que cada persona tiene requerimientos particulares que deben ser valorados por un experto para poder modificar y así adecuar su plan alimenticio, que debe ir acompañado de ejercicio”, destaca Mendivil.

Así que, no les tengas miedo a las grasas, sólo elige consumir las que le hacen bien a tu organismo y evita aquellas que no le dejarán nada bueno a la larga.