Afore para el retiro: todo lo que necesitas saber

Dicen que a los jóvenes todo se les hace fácil, pero hay un tema en especial que no les resulta tan sencillo comprender y reflexionar: su retiro. Cuando hablamos de afore para el retiro a lo que realmente nos estamos refiriendo es a su ahorro para el retiro. Sí, ese dinero que les permitirá vivir con una mejor calidad de vida cuando lleguen a los 60 o 65 años, pero como aún ven lejano ese momento no se detienen hoy a pensar en su importancia.

Por esta razón nos acercamos a un especialista en finanzas para recalcar la trascendencia que tiene este tema, pues mientras más pronto tomes cartas en el asunto, mejores serán tus resultados a mediano y largo plazo.

¿Cuándo empezar? ¡Hoy!

En el hábito del ahorro aplica perfectamente eso de no dejar para mañana lo que puedes ahorrar hoy, pues mientras más rápido comiences a hacer un “cochinito”, llegarás a tu meta en menos tiempo y más holgado.

“Cuanto más tarde empiezas, te va a costar más dinero llegar a la misma meta. Por ejemplo, si empiezas chavo, a los 20, puedes ahorrar unos mil pesos al mes para llegar a una determinada meta de retiro, pero si empiezas a ahorrar a los 40 años ya no tendrías que ahorrar mil pesos, sino unos dos mil pesos al mes, o más, para llegar a la misma meta”, señala Juan Manuel Valle Pereña, director general de Afore Coppel.

El ahorro es un tema que requiere disciplina, afirma, como el ejercicio o la dieta. Mientras más tarde lo hagas, será más difícil cambiar tus hábitos y obtener el resultado que esperas. 

De acuerdo con el especialista, ahorrar se ha convertido en una disciplina primordial porque hoy en día cada vez más jóvenes no desean trabajar para nadie más y aspiran a ser sus propios jefes. Por lo que en el momento de su retiro serán ellos mismos quienes se tengan que mantener con lo que ahorraron.

“Desde joven tienes que entender que nadie te va a resolver la vida y tienes que ahorrar, y cuanto antes mejor”, expresa Valle Pereña.

Haz matemáticas

El director general de Afore Coppel recomienda sacar la calculadora para hacer números con los que puedas medir cuál será tu calidad de vida -de acuerdo con lo que ahorres- cuando llegues a una edad en la que ya no trabajes y, por lo mismo, no generes ingresos.

Por ejemplo, si ganas hoy 20 mil pesos y te comprometes a ahorrar el 10 por ciento serían 2 mil pesos al mes, que al año suman 24 mil pesos. En caso de que tuvieras hoy 20 años y ahorraras esta cantidad durante 40 años para jubilarte a los 60 al final tendrías 960 mil pesos.

Muy bien, ya tienes ahorrados 960 mil pesos. Ahora divide esos 960 mil pesos entre los 20 mil pesos que quisieras seguir recibiendo al mes cuando ya no trabajes. Resulta que solo son 48 meses, es decir, solo son 4 años que pudieras disfrutar de esos ahorros hasta que se terminen. Pregúntate: ¿con eso te alcanza? ¿Podrías solventar todos tus gastos con esa cantidad?

Y no se trata de meter el dinero en una caja fuerte, sino de ahorrarlo en una institución seria que te genere intereses, pues al final son éstos los que harán la diferencia, ya que representan cerca del 65 por ciento más de lo que tú logres ahorrar. 

“Tú no das cuenta de lo que valen los intereses en 40 años si no haces el cálculo. Lo que ahorras es una fracción de lo que vas a tener, la mayor diferencia viene de los intereses, la única manera de entenderla es hacer el cálculo”, señala el experto.

Valora el gasto que harás mañana

Uno de los principales obstáculos para lograr ahorrar es que las personas por lo general valoran mucho el gasto de hoy, pero no ven el gasto que necesitarán hacer mañana. 

Es decir, se piensa solo en tener hoy y disfrutar hoy, y no se pone en la balanza que en unos años también querremos consumir y disfrutar de las mismas cosas, pero nuestra capacidad de generar ingresos no será la misma.

“No dimensionamos el que sí nos vamos a retirar y pensamos que podemos empezar cualquier día y el esfuerzo por no empezar hoy y empezar en 10 años o en 20 es totalmente distinto”, advierte Valle Pereña.

“Luego puedes llegar a una edad en que es muy probable que digas ‘ya no se puede’, por no reconocer el momento idóneo; después se vuelve algo imposible”.

Gastar menos es ahorrar

El dejar de tener algo o elegir comprar algo más barato también puede ayudarte a hacer la diferencia mañana. Por eso es recomendable que antes de hacer cualquier gasto por placer te preguntes: “¿lo quiero o lo necesito?”

Esto implica echar un ojo a nuestros hábitos de consumo e identificar en dónde nos podemos ahorrar unos pesos para mejor meterlos a un ahorro.

Por ejemplo, si eres una persona que necesita tomarse un café todos los días, pero diario te compras uno de 45 pesos, pues al año ese “pequeño” gasto se traduce en 16 mil 425 pesos.

Entonces, ¿qué tal si mejor inviertes en una cafetera casera, café y crema en polvo y en vez de comprar tu café diario de 45 pesos, ese dinero lo ahorras?

“No nos damos cuenta, pero podemos ahorrar bajándole a nuestros gastos y con sencillas estrategias. El debate central es qué es lo que quiero y qué es lo que necesito. Todos queremos el último teléfono celular, el más caro, pero la realidad es que necesitamos un teléfono con ciertas características, pero no más. Igual con los coches o los tenis, o con cualquier producto”.

Invertir, invertir, invertir…

Antes señalamos la importancia de ahorrar en alguna institución financiera, pues los intereses que genera tu ahorro serán la gran diferencia a tenerlo solamente guardado debajo del colchón o en una caja fuerte.

Por eso es muy importante que siendo empleado o dueño de un negocio destines parte de tu sueldo a un fondo de inversión, que puede ser un pagaré bancario, un seguro de vida con ahorro o aportaciones voluntarias a tu fondo para el retiro del Afore.

“Lo primordial es que sea en una institución formal; hay distintas ofertas de rendimiento y aún en esas no hay magia. Es decir, nadie te puede ofrecer algo fuera de mercado sin que te pida asumir un riesgo, y hay que ser consciente de que en general se paga un 8 por ciento de intereses, y en una Afore hasta 11 por ciento. Cualquier cosa arriba de eso puede llevarte a sorpresas desagradables en el camino”, indica Valle Pereña.

Infórmate

Una vez que elijas el instrumento de ahorro que tendrás para tu retiro es importante entender cómo funciona.

“Hay que leer bien el estado de cuenta y otras herramientas de información que te brindan las instituciones, porque te encuentras cosas útiles en tus hábitos, en la lógica del ahorro que te van a servir para entender cosas”, detalla el especialista.

Esto fortalecerá en ti una cultura del ahorro, que al final te ayudará a conocer tus mejores opciones y a tomar mejores decisiones.

“No se necesita más que dedicarle 5 o 10 minutos para leer, y sacarle algo positivo”, concluye Juan Manuel.

¿Te queda duda de la importancia de asegurar tu futuro? Si no has empezado, el momento ideal es ya.

Historia de México. 8 formas divertidas para que lo sepas todo.

¿Qué tal te iba en la materia de Historia de México?

Los libros de texto nos narran la historia o quizá una interpretación muy formal de ella. Pero también abundan lecturas fascinantes sobre la historia de nuestro País, que la cuentan de una manera dinámica, llena de episodios sorprendentes y personajes emblemáticos. 

Seleccionamos una probadita de estas obras literarias basadas en hechos reales para que conozcas o recuerdes los eventos que nos han constituido como una Patria muy diversa llena de historia.

¡A leer!

NOTICIAS DEL IMPERIO

Considerada una de las mejores novelas históricas de México, este trabajo de Fernando del Paso aborda el período de la Segunda Intervención Francesa en México (entre 1862 y 1867) y el Segundo Imperio Mexicano, cuyos personajes principales son el Emperador Maximiliano I y su esposa la Emperatriz Carlota. De hecho, es Carlota la que se lleva la primera parte de la novela a través de un extenso e impecable monólogo en donde explica su relación con Maximiliano y las condiciones sociales que tenía aquel México. Una obra fascinante.

IDEOTAS PRESIDENCIALES

Este es un libro de historia diferente, pues se trata de los descalabros que han tenido la mayoría de los presidentes de nuestro País, desde la Independencia hasta la Revolución, a través de los cartones filosos de Antonio Garci. Ésta es una muy buena oportunidad de conocer la historia de México por medio de anécdotas de grandes personajes como Antonio López de Santa Anna, Porfirio Díaz y Francisco I. Madero, que son tan absurdas como ciertas.

HISTORIA DE LA CONQUISTA DE MÉXICO

Sobresale de esta obra su detallada crónica de la odisea que le tomó a Hernán Cortés y sus hombres llegar a nuestras tierras, así como la puntual descripción que hace el autor William H. Prescott de la forma de vivir en el Imperio Azteca hacia 1519. Un verdadero encuentro (y a veces choque) de culturas que derivó en el mestizaje de la Colonia y hasta lo que es hoy México. 

UNA PATRIA CON MADRE

Recién salido del horno, este libro escrito por Elisa Queijeiro se centra en la figura de Malintzin (mejor conocida como La Malinche) para explicar la importancia de este personaje en nuestra historia, despojándolo de todos los mitos que lo rodean e incluso haciendo una reflexión de la manera en la que hoy nos desempeñamos las mexicanas y los mexicanos, a veces guiados por una historia oficial que no fue precisamente la verdadera.

ARREBATOS CARNALES I, II, Y III

Francisco Martín Moreno nos narra la historia desde el ángulo de los amores y pasiones que vivieron sus protagonistas. Porque sí, esos héroes de la Patria e incluso los traidores, tenían su corazoncito y también se enredaron en romances y enredos de alcoba que resultan muy interesantes para el lector. Cuando nos damos cuenta de que la historia está protagonizada por seres humanos y no por “personajes” podemos entender mejor las decisiones de éstos.

AZTECA

A quienes disfrutan leer entrevistas, este libro les puede gustar mucho, pues su narrativa se desprende de la conversación que mantienen Fray Juan de Zumárraga y Tiléctic-Mixtli, alias Nube Oscura, un anciano Azteca, que le va compartiendo aspectos de su cultura y costumbres antes de la Conquista. Un libro muy valioso que el estadounidense Gary Jennings escribió tras 12 años de vivir en México realizando investigaciones.

LA ÚLTIMA PRINCESA MEXICA

Este libro obedece al formato de biografía y cuenta la vida de Isabel Moctezuma, única hija legítima de Moctezuma II, el último emperador Azteca. Está narrado en primera persona y en él describe hechos reales de su vida, así como lo que vivió ella en el proceso de transición entre la cultura mesoamericana y la novohispana. La autora María de los Ángeles Olivera Belmar da así voz a un personaje “olvidado” de la historia oficial y que sin embargo tuvo tanto que contar.

HISTORIA DE MÉXICO 

Para entender mejor a nuestro País y su conformación, Fernando Orozco Linares revela hechos que sucedieron en territorio mexicano, desde el dominio indígena hasta la llegada de los europeos y el proceso colonizador, su desarrollo y la posterior “europeización” de México. La segunda parte del libro se enfoca en la reconfiguración social del México independiente y los movimientos políticos que derivaron en la Revolución. Ideal si ya sabes lo básico, pero quieres aprender más.

Entrevista de trabajo, desde hacer un buen CV hasta conseguir tu primer empleo.

Ya sea que tengas un currículum hecho o que apenas estés viendo la manera de redactarlo, pon mucha atención a los tips que nos comparte Guillermo Ceballos, managing director de la agencia de headhunting Taléntika.

Rápido y furioso

Te sorprenderá saber que existe una regla que dicta que los reclutadores de las empresas invierten solamente entre cinco y siete segundos en leer los currículums de los aspirantes a un puesto, es decir, que en menos de 10 segundos ya saben si un candidato o candidata es ideal para la plaza vacante.

“Eso es cierto, quienes están reclutando van a ir directo a la siguiente información: qué estudiaste y en cuáles empresas has estado, y los roles que allí has desempeñado. Los reclutadores tienen que hacer un juicio muy rápido para decidir si vale la pena seguir o no con esa persona que es candidata al puesto”, señala el experto.

Con ese dato, te habrás dado cuenta que es muy importante que tu currículum tenga información valiosa, pero concisa, pues uno de los errores más frecuentes es que las personas “echen mucho rollo” para quedar bien o impresionar (lo que resulta contraproducente).

“Extenderse de más y meterle información extra es un error, por ejemplo, hacer un currículum de tres hojas cuando tienes dos años de experiencia es un error bastante común y también utilizar demasiados verbos o adjetivos; ‘enchular’ de más la información no funciona porque eso se nota”.

Y entonces, ¿Qué es lo que sí debe ir?

No deben faltar tus datos de contacto completos, correo, teléfono celular e incluir el link de LinkedIn. En seguida debes mencionar las actividades primarias que realizas o has realizado en tus puestos anteriores y agregar un espacio en el que enumeres tus habilidades blandas: flexibilidad, trabajo en equipo, negociación, comunicación y escucha activa, entre otras; y tus habilidades técnicas: dominio de un idioma extranjero y programas computacionales que manejas, por ejemplo.

Es muy importante incluir los logros que obtuviste en tus anteriores trabajos, y en caso de no contar con experiencia laboral previa, resaltar las metas académicas alcanzadas.

¿Qué foto pongo?…

De acuerdo con Ceballos la foto que incluyas no debe de ser un tema importante porque los reclutadores van a ver tu perfil y tu experiencia.

“Que no te quite el sueño poner tal o cual foto, eso es lo de menos. Métele ‘coco’ y tiempo a lo que es tu perfil: tus habilidades y tus resultados, eso es lo que sí debe tener el enfoque”, indica.

En cuanto al diseño, si estás aplicando para un área de creativos o diseño, sí puedes meter un poquito más de tu cuchara para que sea un poco diferente, pero si es para un rol administrativo, más tradicional, la imagen debe ser escueta, sobria y lo más práctica posible. 

La extensión ideal, señala Ceballos, es de una a dos hojas, y nunca pasarse de ese límite.

“Si tienes de uno a ocho años de experiencia, una sola hoja, no necesitas nada más; de ocho a 15 años de experiencia probablemente ya ameritas extenderte un poco a hoja y media. Pero por más años de experiencia que tengas no te debes de pasar de las dos hojas”. 

Así que a la hora de redactar tu currículum se cumple aquella norma que dice que “menos es más”. Por eso te recomendamos identificar lo que realmente importa y centrarte en eso: tu experiencia, tu preparación y tus logros.

¡Suerte en la búsqueda!

¿Cine en México? O ¿México en el cine?, conoce como se ve México en las películas más cool de todos los tiempos

Es momento de hablar de las películas nacionales e internacionales que le dan a México el lugar que se merece: el de un país rico en historia, tradiciones y cultura. Hemos seleccionado cinco filmes que puedes ver o volver a ver en este mes en el que con mucho orgullo nos pintamos de verde, blanco y rojo y que han mostrado a todo el mundo que como México no hay dos.

Coco (2017)

El enorme mérito de esta película, además del impresionante despliegue de animación, es haber podido explicar al mundo entero una tradición tan única como el Día de Muertos, que quizá sea la más singular de los mexicanos. El filme de Lee Unkrich, en el cual Gael García Bernal participa como actor de doblaje y como productor, colocó a la muerte y las calaveritas como tendencia global, y se hizo acreedora a dos Premios Óscar: Mejor Película Animada y Mejor Canción Original. Está disponible en la plataforma de Disney+.

007: Espectro (2015)

La película comienza con un impresionante plano secuencia en el Centro Histórico de la Ciudad de México durante el desfile de Día de Muertos. Enormes esqueletos, carros alegóricos, una multitud disfrazada de calaveras, pero sobre todo ver al actor Daniel Craig vestido de catrina durante una de sus misiones secretas resulta una verdadera joya. Disponible en Prime Video Amazon.

Eco de la montaña (2014)

Este documental es un recordatorio de las riquezas culturales y artísticas que tiene nuestro País. Es dirigido por Nicolás Echevarría y trata acerca del artista huichol Santos de la Torre, autor de un hermoso mural en una de las principales estaciones del metro de París, pero virtualmente desconocido en México. La trama retrata el peregrinaje a la zona sagrada de Wirikuta con el que Santos pedirá permiso a los dioses para pintar un nuevo mural y reivindicar el arte y la cultura de su pueblo. Disponible en Cinépolis Klic.

Sueño en otro idioma (2017)

Dirigida por Ernesto Contreras, el enorme mérito de esta película, además de ganar un premio en el prestigiado Festival de Sundance, es el de rescatar las lenguas nativas que se hablan a lo largo y ancho de nuestro territorio nacional. Pues sí, México es un país rico en lenguas y este filme se centra en un joven lingüista  que se adentra en un pueblo para estudiar el zikril, lengua indígena que está por desaparecer, pues muy pocas personas lo hablan. El mensaje y la fotografía son bellísimos. Disponible en Amazon Prime Video y en Vídeo de Amazon Prime, Apple TV, Google Play y YouTube. 

La marca del Jaguar (2009)

La historia se centra en las aventuras del guerrero Xilacatzin, cuyas proezas quedaron documentadas en los textos de Visión de los Vencidos del historiador Miguel León Portilla, traducción que hace del cronista Fray Bernardino de Sahagún sobre las aventuras del personaje en el siglo 18. La historia honra el pasado prehispánico mexicano. Disponible en Amazon Prime Video.

Para ver estas grandes películas basadas en la cultura mexicana sabemos que necesitas el mejor televisor y en Coppel.com te ayudamos a conseguirlo, con una gran variedad y precios en televisores de alta calidad.

Conoce los Beneficios de tu Afore Coppel

Conoce los Beneficios de tu Afore Coppel. Es un ganar- ganar, ya que mientras obtienes mejores rendimientos, también recibes el beneficio de contar con una administradora de tu ahorro para el retiro cercana, accesible y con facilidad de horarios para tu atención.

Este año se cumplen 15 años desde el nacimiento de Afore Coppel, por lo que es un buen momento para hacer un balance y resaltar todo lo que ofrece a sus cerca de 13 millones de clientes.

“Yo resaltaría dos ventajas: una, es que somos buenos y consistentes en invertir bien los recursos y por eso en 8 de los 10 fondos (Siefores) estamos entre los cuatro primeros lugares de 10 Afores, y la segunda es que estamos muy cerca de la gente en 3 mil 300 módulos en más de mil 600 tiendas en el país”, señala Juan Manuel Valle Pereña, Director General de Afore Coppel.

Atención

Otra ventaja inigualable para el cliente porque se puede acercar a realizar trámites o aclarar dudas cualquier día del año en horarios muy accesibles.

“Muchas veces la gente necesita hacer una consulta o ir a hacer un trámite y aquí no se tienen que trasladarse largas distancias ni hacer filas largas. En la mayoría de las tiendas tenemos dos módulos de Afore”.

Confianza

La prioridad de Afore Coppel es fortalecer la confianza de sus clientes resolviendo cualquier tema y haciéndolo cerca de ellos.

“Nuestros clientes saben que pueden ir al módulo de la Afore porque está dentro de la tienda. Nosotros estamos presentes y estamos cerca”.

Eficiencia

Un beneficio más de Afore Coppel es que se ha trabajado mucho en hacer más eficientes los trámites y procesos. 

“No hay ninguna Afore que sea capaz de terminar un trámite importante en 13 minutos, cuidando que los procesos se apeguen a la normatividad. Nosotros atendemos más de dos millones y medio de servicios al año, y lo hacemos de manera eficiente porque la idea es no tomar mucho tiempo de los clientes y darnos más tiempo a nosotros para atender a más clientes que lo requieren”. 

Los horarios de atención son los mismos en los que está abierta la tienda.

Empieza hoy

La principal recomendación para lograr una pensión de retiro mucho más cómoda: ahorrar un extra durante la vida laboral.

Otro dato a destacar es que de las 10 Afores que existen actualmente, Afore Coppel es la que más ha crecido desde el año en que nació (2006), y su crecimiento ha sido orgánico, es decir, sin necesidad de comprar o fusionarse con otras Afores. El crecimiento de la Afore ha sido sólo por la preferencia de los clientes.

Además, es la Afore que más ha bajado las comisiones a sus clientes. Del 2009 al 2021 ha tenido una disminución del 74 por ciento, convirtiéndose en una de las Afores con más rendimiento.

Si estás con Afore Coppel puedes vivir tranquilo porque tu dinero está seguro y cerca de ti.

Plan de retiro: Prevención para el futuro

Dicen que a los jóvenes todo se les hace fácil, pero hay un tema en especial que no les resulta tan sencillo comprender y reflexionar: su pensión para el retiro.

Y cuando hablamos de retiro a lo que realmente nos estamos refiriendo es a su ahorro para el retiro. Sí, ese dinero que les permitirá vivir con una mejor calidad de vida cuando lleguen a los 60 o 65 años, pero como aún ven lejano ese momento no se detienen hoy a pensar en su importancia.

Por esta razón nos acercamos a un especialista en finanzas para recalcar la trascendencia que tiene este tema, pues mientras más pronto tomes cartas en el asunto, mejores serán tus resultados a mediano y largo plazo.

Empieza hoy

En el hábito del ahorro aplica perfectamente eso de no dejar para mañana lo que puedes ahorrar hoy, pues mientras más rápido comiences a hacer un “cochinito”, llegarás a la meta de una pensión, en menos tiempo y más holgado.

“Cuanto más tarde empiezas, te va a costar más dinero llegar a la misma meta. Por ejemplo, si empiezas chavo, a los 20, puedes ahorrar unos mil pesos al mes para llegar a una determinada meta de retiro, pero si empiezas a ahorrar a los 40 años ya no tendrías que ahorrar mil pesos, sino unos dos mil pesos al mes, o más, para llegar a la misma meta”, señala Juan Manuel Valle Pereña, director general de Afore Coppel.

Ahorrar requiere disciplina, afirma, como el ejercicio o la dieta. Mientras más tarde lo hagas, será más difícil cambiar tus hábitos y obtener el resultado que esperas. 

https://blog.coppel.com/wp-content/uploads/2022/08/Coppel-El-ahorro-es-hoy-1.mp4

¿Cómo hacer cuentas?

El director general de Afore Coppel recomienda sacar la calculadora para hacer números con los que puedas medir cuál será tu calidad de vida -de acuerdo con lo que ahorres- cuando llegues a una edad en la que ya no trabajes y, por lo mismo, no generes ingresos.

Por ejemplo, si ganas hoy 20 mil pesos y te comprometes a ahorrar el 10 por ciento serían 2 mil pesos al mes, que al año suman 24 mil pesos. En caso de que tuvieras hoy 20 años y ahorraras esta cantidad durante 40 años para jubilarte a los 60 al final tendrías 960 mil pesos.

Muy bien, ya tienes ahorrados 960 mil pesos. Ahora divide esos 960 mil pesos entre los 20 mil pesos que quisieras seguir recibiendo al mes cuando ya no trabajes. Resulta que solo son 48 meses, es decir, solo son 4 años que pudieras disfrutar de esos ahorros hasta que se terminen. Pregúntate: ¿con eso te alcanza? ¿Podrías solventar todos tus gastos con esa cantidad?

Y no se trata de meter el dinero en una caja fuerte, sino de ahorrarlo en una institución seria que te genere intereses, pues al final son éstos los que harán la diferencia, ya que representan cerca del 65 por ciento más de lo que tú logres ahorrar. 

Dimensiona tus gastos

Uno de los principales obstáculos para lograr ahorrar es que las personas por lo general valoran mucho el gasto de hoy, pero no ven el gasto que necesitarán hacer mañana. 

Es decir, se piensa solo en tener hoy y disfrutar hoy, y no se pone en la balanza que en unos años también querremos consumir y disfrutar de las mismas cosas, pero nuestra capacidad de generar ingresos no será la misma.

“No dimensionamos el que sí nos vamos a retirar y pensamos que podemos empezar cualquier día y el esfuerzo por no empezar hoy y empezar en 10 años o en 20 es totalmente distinto”, advierte Valle Pereña.

Gasta menos

El dejar de tener algo o elegir comprar algo más barato también puede ayudarte a hacer la diferencia mañana. Por eso es recomendable que antes de hacer cualquier gasto por placer te preguntes: “¿lo quiero o lo necesito?”

Esto implica echar un ojo a nuestros hábitos de consumo e identificar en dónde nos podemos ahorrar unos pesos para mejor meterlos a un ahorro.

Por ejemplo, si eres una persona que necesita tomarse un café todos los días, pero diario te compras uno de 45 pesos, pues al año ese “pequeño” gasto se traduce en 16 mil 425 pesos.

Entonces, ¿qué tal si mejor inviertes en una cafetera casera, café y crema en polvo y en vez de comprar tu café diario de 45 pesos, ese dinero lo ahorras?

No dudes en invertir

Antes señalamos la importancia de ahorrar en alguna institución financiera, pues los intereses que genera tu ahorro serán la gran diferencia a tenerlo solamente guardado debajo del colchón o en una caja fuerte.

Por eso es muy importante que siendo empleado o dueño de un negocio destines parte de tu sueldo a un fondo de inversión, que puede ser un pagaré bancario, un seguro de vida con ahorro o aportaciones voluntarias a tu fondo para el retiro del Afore.

“Lo primordial es que sea en una institución formal; hay distintas ofertas de rendimiento y aún en esas no hay magia. Es decir, nadie te puede ofrecer algo fuera de mercado sin que te pida asumir un riesgo, y hay que ser consciente de que en general se paga un 8 por ciento de intereses, y en una Afore hasta 11 por ciento. Cualquier cosa arriba de eso puede llevarte a sorpresas desagradables en el camino”, indica Valle Pereña.

Busca información

Una vez que elijas el instrumento de ahorro que tendrás para tu retiro es importante entender cómo funciona.

“Hay que leer bien el estado de cuenta y otras herramientas de información que te brindan las instituciones, porque te encuentras cosas útiles en tus hábitos, en la lógica del ahorro que te van a servir para entender cosas”, detalla el especialista.

Esto fortalecerá en ti una cultura del ahorro, que al final te ayudará a conocer tus mejores opciones y a tomar mejores decisiones.

¿Te queda duda de la importancia de asegurar tu futuro? Si no has empezado, el momento ideal es ya.

¡Empieza hoy! Comparte tus datos y te contactaremos:

¡Te ha suscrito correctamente a nuestro boletín!

¿Cuánto sabes de tu Afore?

Revisar nuestra Afore es una de esas tareas que deberíamos poner en nuestra lista de pendientes que deben ser analizados detenidamente, pero por alguna razón, la dejamos para después.

Pareciera que para muchos mexicanos no es un tema primordial saber cómo será nuestra vida una vez jubilados y los fondos que deben generar para su retiro.

De acuerdo con Juan Manuel Valle Pereña, director general de Afore Coppel, este escaso interés está relacionado con que por lo general valoramos mucho más el corto plazo, que el largo plazo. 

“Vemos el retiro como algo muy lejano. Mucha gente ve más cercano morirse que retirarse. Si piensan en el largo plazo, es más fácil que te digan que quieren dejarle algo a su familia cuando se mueran que tener una cómoda suma de dinero con qué vivir cuando se retiren” dice Valle Pereña.

¿Por qué ahorrar un poco más es importante para tu Afore?

El problema es que la mayoría no ahorra un extra de manera voluntaria y se conforma con el ahorro que dicta su salario base de cotización, que suma apenas un 6.5 por ciento del sueldo del trabajador. Bajo este esquema las personas no podrán tener una pensión que pueda sostener el nivel de vida al que están acostumbradas, advierte Valle.

La buena noticia es que se han aprobado modificaciones a varios artículos en las leyes de seguridad social que mejorarán las condiciones de las pensiones.

Actualmente la contribución tripartita (trabajadores, patrones y gobierno) es de 6.5 por ciento, y la reforma lo incrementará a partir de 2023 de forma gradual año con año hasta que en el 2031 alcance una contribución del 15 por ciento.

Pero este incremento de la aportación será únicamente en el monto que otorga el patrón, ya que las contribuciones de los trabajadores se mantendrán sin cambios.

“Los patrones son los que pusieron el tema en la mesa porque reconocieron que iba a haber un problema con los trabajadores en el futuro con una aportación tan baja, entonces dijeron: ‘hay que aportar más’”.

La aportación ideal

Valle calcula que con una aportación voluntaria del 6.5 por ciento la pensión le alcanzaría a los mexicanos, en promedio, apenas para 30 meses, es decir, poco más de dos años. Por otro lado, en un escenario de aportación al 15 por ciento, la pensión se asegura entre 10 y 12 años.

“La esperanza de vida en México son 77 años, entonces, si te retiras a los 65, ya las matemáticas sí dan porque 65 más 12 son 77”.

En definitiva, este cambio se traducirá en una mejor pensión, ya que las personas habrán acumulado una mayor cantidad al momento del retiro.

Hablemos de pensiones

Otra importante modificación a la ley es el aumento a la pensión mínima garantizada. Esto quiere decir que aquellas personas con un ahorro para el retiro insuficiente van a tener una pensión garantizada por el gobierno que ronda entre los 2 mil 600 y 8 mil 200 pesos mensuales (el monto se determina de acuerdo al promedio del salario base de cotización percibido durante la carrera laboral del trabajador, el total de semanas que haya cotizado y la edad en que se retire).

“Es como un salvavidas mejor del que había, porque aún la persona que tenía un peor escenario va a estar mejor de lo que estaba”. 

La tercera modificación a favor de los trabajadores es la disminución de las semanas mínimas que se deben cotizar para recibir pensión.

Antes eran 1250 semanas como mínimo, eso quiere decir 25 años completos cotizando, pero eso también cambió a 1000 semanas, o sea, 20 años.

“Tenemos un mercado laboral en donde mucha gente se mueve entre lo informal y lo formal. ¿Cuál es el problema? que cuando no estás en el mercado formal no contribuyes y no acumulas semanas, entonces, lo que haces con bajar el requisito  a mil semanas es bajar de 25 a 20 años de trabajo formal garantizando la pensión mínima a más mexicanos”, destaca Valle.

Investiga sobre tu Afore

Si bien las reformas traen muchos beneficios, si queremos estar aún más tranquilos podemos contribuir con aportaciones voluntarias a la cuenta de Afore para incrementar el monto de las pensiones. De este importante tema te platicaremos próximamente.

El primer paso para llegar a la vejez sin preocupaciones financieras es asomarnos a nuestra afore. ¿Sabes cómo va la tuya?

En nuestros siguientes artículos te contaremos más acerca de la Afore y te daremos las claves para hacer crecer tu ahorro para el retiro. No te los pierdas.

¿Ya conoces todos los beneficios que te da Afore Coppel?

Ser cliente de Afore Coppel te coloca en una privilegiada situación de ganar-ganar. Sí, pues mientras obtienes mejores rendimientos, también recibes el beneficio de contar con una administradora de tu ahorro para el retiro cercana, accesible y con facilidad de horarios para tu atención.

Han pasado ya más de 16 años desde el nacimiento de Afore Coppel, por lo que es un buen momento para hacer un balance y resaltar todo lo que ofrece a sus cerca de 13 millones de clientes.

“Yo resaltaría dos ventajas: una, es que somos buenos y consistentes en invertir bien los recursos y por eso en 8 de los 10 fondos (Siefores) estamos entre los cuatro primeros lugares de 10 Afores, y la segunda es que estamos muy cerca de la gente en 3 mil 300 módulos en más de mil 600 tiendas en el país.”

Juan Manuel Valle Pereña, Director General de Afore Coppel

De acuerdo con el directivo, estar tan a la mano es una ventaja inigualable para el cliente porque se puede acercar a realizar trámites o aclarar dudas cualquier día del año en horarios muy accesibles.

“Muchas veces la gente necesita hacer una consulta o ir a hacer un trámite y aquí no se tienen que trasladar largas distancias ni hacer filas largas. En la mayoría de las tiendas tenemos dos módulos de Afore”.

La prioridad de Afore Coppel, subraya Valle Pereña, es fortalecer aún más la confianza de sus clientes resolviéndoles cualquier tema y haciéndolo cerca de ellos.

“El año pasado el seguro de desempleo, que es un beneficio que tienes como trabajador, lo usó mucha gente, y la Afore que más atendió solicitudes de este tipo fue Coppel. Imagínate si a esa gente que se quedó sin empleo le dijeran que se tiene que trasladar a la ciudad más cercana y gastar dinero para ir, pues obviamente era imposible”, explicó. 

“En cambio, nuestros clientes saben que pueden ir al módulo de la Afore porque está dentro de la tienda. Nosotros estamos presentes y estamos cerca”.

Otro beneficio de Afore Coppel es que se ha trabajado mucho en hacer más eficientes los trámites y procesos. 

“No hay ninguna Afore que sea capaz de terminar un trámite importante en 13 minutos, cuidando que los procesos se apeguen a la normatividad. Nosotros atendemos más de dos millones y medio de servicios al año, y lo hacemos de manera eficiente porque la idea es no tomar mucho tiempo de los clientes y darnos más tiempo a nosotros para atender a más clientes que lo requieren”. 

Los horarios de atención son los mismos en los que está abierta la tienda.

Valle Pereña recuerda la principal recomendación para lograr una pensión de retiro mucho más cómoda: ahorrar un extra durante la vida laboral.

Otro dato a destacar es que de las 10 Afores que existen actualmente, Afore Coppel es la que más ha crecido desde el año en que nació (2006), y su crecimiento ha sido orgánico, es decir, sin necesidad de comprar o fusionarse con otras Afores. El crecimiento de la Afore ha sido sólo por la preferencia de los clientes.

Además, es la Afore que más ha bajado las comisiones a sus clientes. Del 2009 al 2021 ha tenido una disminución del 74 por ciento. 

Como ves, si estás con Afore Coppel puedes vivir tranquilo porque tu dinero está seguro y cerca de ti. 

Corazón sano: usa proteínas. Aquí algunos consejos que mejoran su salud a través de la nutrición.

Una alimentación que equilibre las proteínas que consumes es una dieta que tu cuerpo te agradecerá de todo corazón. Literalmente.

A pesar de que las proteínas están asociadas a otros beneficios como el aumento de energía y de masa muscular, los alimentos ricos en ellas benefician tu salud cardiovascular.

Las proteínas son macronutrientes necesarios para todas las células de nuestro cuerpo, incluyendo las células sanguíneas y células del tejido del corazón, por lo que su ingesta es primordial para llevar una vida saludable”, señala Rocío Jiménez Aguirre, especialista en Nutriología Clínica y profesora del Tec de Monterrey.

En lo que hay que poner el ojo, dice, es en elegir proteínas de alimentos que no sumen además grandes cantidades de grasas saturadas.

“La Academia Americana del Corazón (AHA por sus siglas en inglés) recomienda limitar la cantidad de grasa saturada a menos del 7% de la energía consumida en el día. Para cumplir con esta recomendación, se sugiere limitar la ingesta de grasas saturadas, las cuales se encuentran en grasas animales, como tocino, chicharrón, crema, quesos grasosos”.

Para que las proteínas sean aliadas de la salud del corazón, añade la especialista, se deben comer alimentos con:

  • Suficiente proteína (vegetal y animal),
  • Grasas saludables como aguacate, nueces, semillas, aceite de oliva y alimentos ricos en omega 3, como algunos pescados y las sardinas. 

Estos alimentos cumplen una doble función: incrementan la energía de la persona al mismo tiempo que previenen ataques al corazón o accidentes cardiovasculares.

AGUAS CON LAS MEZCLAS

La nutrióloga sostiene que hay combinaciones de alimentos con proteínas que no son del todo saludables. 

“Lo más importante es limitar la cantidad de alimentos de origen animal que son altos en grasa, estos alimentos aumentan el riesgo cardiovascular por su alto contenido en grasas saturadas”.

Una persona sana, recomienda la experta, debe acudir cada seis meses a una visita de rutina al especialista en nutrición.

“Con ello es posible detectar factores de riesgo como sobrepeso, exceso en el consumo de grasas o azúcares o sedentarismo”.

AYUDA AL CORAZÓN

De acuerdo a un estudio publicado por el portal healthline.com entre el 10 y el 30 por ciento de las calorías diarias deben provenir de las proteínas, pero, recuerda, hay alimentos con mucha proteína, pero también muchas grasas saturadas.

Descubre cómo ahorrar dinero con los fondos de emergencia y abre tus posibilidades

Si algo nos enseñó la pandemia Covid-19 en temas financieros es que los imprevistos pueden atentar peligrosamente contra nuestra economía si no estamos preparados.

¿Y cómo te preparas para eso? Con un fondo de emergencia que hay que ir construyendo poco a poco.

Un ahorro de este tipo te permite mantener tranquilidad e independencia cuando se presenta una contingencia que no tenías en tu radar de gastos, y también para evitar que te endeudes pidiendo dinero prestado para salir del problema.

Este fondo debe contemplarse al momento de armar tu presupuesto personal y en algunos casos implica sacrificar consumos presentes para contemplar lo que puede pasar a futuro, señala la especialista.

Y entonces sale la pregunta del millón: ¿cómo puedo ir construyendo un fondo de emergencia si aún no tengo la cultura del ahorro?

La asesora financiera Selene Torres Chavollo recomienda cuatro pasos: presupuestar, ahorrar, proteger y reponer.

¿Dónde, cómo y cuánto?

Si ya hiciste conciencia de la importancia de tener un fondo de emergencia seguramente ahora te preguntarás cuál es la mejor opción para ahorrar ese dinero.

“Existen varias alternativas que yo recomiendo para poner tu fondo de emergencia, lo principal a considerar en cualquier opción es tener liquidez”, indica la asesora financiera.

“Lo ideal para tener tu dinero del fondo de emergencia es ponerlo en algo que esté generando rendimientos, pero que tenga liquidez de preferencia diaria, semanal o quincenal”. 

La primera opción, indica Torres Chavollo, es un fondo de inversión de deuda a corto plazo. Otra idea, agrega, es invertir en pagarés bancarios con plazos de 14 o 15 días. Y una más es hacerlo en cetes. 

Respecto a la cantidad ideal que se debe destinar a un ahorro para imprevistos lo que debes saber es que no importa tanto el cuánto sino el cuándo. Es decir, mientras más pronto inicies, mejor.

“Si verdaderamente quieres comenzar, revisa tus gastos fijos y variables, divídelos entre esenciales y no esenciales y elimina los que no necesitas como comidas fuera de casa o apps que no utilizas”, recomienda la asesora. 

¿Cómo saber si es una emergencia?

Como su nombre lo dice, el fondo del que estamos hablando es para respaldarte en caso de que tengas una emergencia. No para que te lo gastes en un antojo caro o unas vacaciones.

“Algunas situaciones en las cuales puedes usar tus ahorros son, por ejemplo, que te quedes inesperadamente sin empleo, reparaciones mayores de tu carro, emergencias médicas, reparaciones en tu casa como que se descomponga el refrigerador y necesites remplazarlo”, explica Torres Chavollo.

Usar tu fondo de emergencia para compras innecesarias puede ser realmente tentador, pero la máxima recomendación es saber diferenciar lo que es una verdadera emergencia y lo que no. De lo contrario, podrías quedarte sin nada para cuando llegue un momento real de crisis.

Tener un fondo de emergencias es un objetivo financiero que permite empoderar tu economía y, aunque toma tiempo comenzar a planificar, ¡te ayudará a lograrlo!

5 tips para lograr finanzas sanas

1.- Ten metas financieras a corto, mediano y largo plazo, y haz un plan para lograrlas.

2.- Lleva un presupuesto de tus ingresos y gastos y apégate a él. 

3.- Divide tus ingresos en tres: 50-30-20. Quiere decir: 50% para gastos fijos, 30% gastos variables (aquí va tu ahorro para emergencias) y 20% inviértelo a largo plazo. 

4.- No dependas de un solo ingreso. 

5.- Asesórate.

Buró de crédito, todo lo que debes saber antes de consultarlo

Parece que nada asusta más a las personas que buscan tramitar un crédito que estas tres palabras: Buró de Crédito. Esto se debe a que el Buró está asociado a la figura de una especie de juez o villano que decide si eres o no una persona confiable para adquirir una nueva deuda o crédito.

Pero la verdad es que no es ni es juez ni villano, es un simple administrador de información.

Sí, el buró de crédito es una institución privada que tiene como objetivo registrar el comportamiento que han tenido las personas físicas y morales con respecto a sus créditos, con la autorización de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

¿Y para qué registra y concentra esta información?

Para darla a conocer a empresas afiliadas que la soliciten para revisar qué tan cumplida es una persona (física o moral) a la hora de comprometerse a pagar una deuda.

Por ejemplo, si quieres obtener una tarjeta de crédito, un préstamo o un crédito hipotecario, el banco pedirá tu reporte al Buró de Crédito para evaluar si cumples con los requisitos necesarios.

Es importante mantener un buen historial crediticio, es decir, estar al corriente con los pagos en tarjetas ya sean de tiendas departamentales o de bancos, así como créditos hipotecarios y financiamientos de automóvil, principalmente. Pero también cuentan tus pagos puntuales a facturas de teléfonos fijos o móviles, y servicios como luz y gas.

Todos entran

¿Todas las personas figuramos en los registros del buró de crédito? La respuesta es sí, pues toda persona que haya tenido o tenga actualmente algún crédito, forma parte de la base de datos.

Es importante aclarar que la información es absolutamente confidencial, pues nadie que no sea una empresa afiliada al buró tiene acceso a esa información, previa autorización de la persona a investigar.

Una vez que la persona autoriza que la evalúen, la empresa interesada coteja sus datos como nombre, registro federal de contribuyentes, direcciones, teléfonos y fecha de nacimiento.

Después el Buró elabora un reporte actualizado que contiene la información respecto a cómo esa persona ha pagado sus créditos, cuándo los liquidó, cuánto tiempo se han retrasado los pagos, desde cuándo volvió a pagar puntualmente, monto del último pago, cantidad del crédito otorgado y saldo deudor, si lo hubiera.    

Toma en cuenta que si en algún momento te atrasas en los pagos de una deuda, tu puntuación e historial se verán afectados. Por eso es importante que pasas por una crisis de liquidez que te impida cumplir con tus obligaciones financieras te acerques con las instituciones a las que les debes para buscar un refinanciamiento.

No decide, sólo informa

Se tiene la idea de que el Buró de Crédito es quien determina si se le otorga o no un crédito a algún usuario, ubicándolo como una especie de juez crediticio, pero no es así, ya que únicamente se encarga de procesar, almacenar y actualizar información. Son las propias instituciones quienes deciden si consideran o no como sujeto de crédito al solicitante.

Una gran ventaja para los usuarios es que pueden revisar también el comportamiento de sus créditos vigentes, así como confirmar sus saldos pendientes al registrarse en www.burodecredito.com.mx

¿Solucionaste tus dudas? Como ves, el Buró de Crédito no es para tenerle miedo, si mantienes tus créditos en orden, será un aliado para tus finanzas.