Cómo hacer un nudo de corbata paso a paso

Por lo general uno aprende a hacer un nudo de corbata y suele usar ese mismo en todo momento, pero sabías que existen infinidad de formas de poder hacerlo. Descubre y aprende como hacer un nudo de corbata diferente. 

¿Cómo hacer un nudo de corbata?

Compra Corbatas al mejor precio y aprende como amarrar una corbata con diferentes nudos para robarte la mirada de todos. Algunos más osados y otros más clásicos, hay una infinidad de estilos para poder elegir y divertirse practicando.

Hay tres formas clásicas para aprender cómo poner una corbata:

1. El cuatro en mano 

Este tipo de nudo de corbata debe su nombre a un Club de Caballeros del siglo XIX que se llamaba Cuatro en Mano. Este es el nudo más clásico y el que más se suele ver debido a su  simplicidad y versatilidad.

  • Paso 1: colocar la corbata alrededor del cuello de tal manera que el extremo más a Chi quede del lado izquierdo y el extremo angosto del lado derecho. La parte más angosta tiene que llegar hasta, más o menos, la altura del ombligo. 
  • Paso 2: a partir de ahora solo habrá que mover el extremo ancho. Lo primero que hay que hacer es cruzarlo de tal manera que quede sobre el lado derecho.
  • Paso 3: ahora es momento de cruzarlo por debajo de la parte angosta y volverlo a llevar a la izquierda.
  • Paso 4: pasar nuevamente el extremo ancho por sobre el finito. Ya está hecho el nudo, solamente falta amarrarlo. 
  • Paso 5: llevar la parte ancha hacia arriba y pasarla por el centro del lazo que se formó alrededor del del cuello.
  • Paso 6: tras el paso cinco  se formó un bucle por el que hay que pasar la parte ancha que deberá de quedar encima de la parte angosta y ¡Listo! 

2. Medio Windsor

El nudo Medio Windsor es de tamaño mediano, casi simétrico y, cuando está atado correctamente, tiene profundo hoyuelo que lo caracteriza. Se luce mejor con corbatas que tengan un grosor medio o estrecho.

  • Paso 1: acomodar la corbata alrededor del cuello, dejando que la parte más ancha quede más larga que el lado más delgado, que debe de estar del lado izquierdo.
  • Paso 2: hay que hacer una cruz llevando el extremo ancho por delante del extremo estrecho y en dirección hacia la izquierda. Plegar, doblando el extremo ancho por detrás del extremo estrecho. Una vez realizado el pliegue, el extremo ancho quedará a la derecha de angosto y el angosto estará a la izquierda. En este punto es momento de introducir el extremo ancho.
  • Paso 3: jalar el extremo ancho hacia arriba llevándolo hacia el lado izquierdo y cruzar el extremo ancho hacia la derecha, tirando del extremo delgado. Llevar el extremo ancho debajo del nudo, hacia el centro y que pase por debajo del nudo.
  • Paso 4: a través del nudo, tirar del extremo ancho, por delante y fijarse que quede bien hecho y ubicado. Por último, hay que con una mano empujar el nudo hacia arriba y con el otro tirar la parte delgada de la corbata hacia abajo.

3. Nudo Doble Windsor

  • Paso 1: para este nudo hay que elegir una camisa que quede bien ajustada en el cuello y hay que cerrarla hasta arriba. Después se debe levantar el cuello de la camisa y acomodar la corbata alrededor del cuello. Con la mano derecha hay que agarrar la parte más gruesa de la corbata. 
  • Paso 2: la corbata debe llegar hasta la altura del ombligo. En el extremo más estrecho de la corbata hay una costura, por ahí se debe de cruzar el extremo ancho de la corbata. 
  • Paso 3: este es uno de los pasos más difíciles. Hay que pasar el extremo ancho de la corbata por el centro del lazo que está alrededor del cuello, luego llevarlo hacia la derecha y, para finalizar, nuevamente a la izquierda. 
  • Paso 4: hay que repetir el paso anterior pero esta vez hacia abajo. El extremo ancho de la corbata a través del nudo hacia la derecha y luego insertarlo hacia arriba a través del nudo y alrededor del cuello.
  • Paso 5: el nudo doble ya está listo, solamente queda ajustarlo. Para esto hay que agarrar el extremo estrecho de la corbata y empujar el nudo hacia arriba. 

Es importante tener en cuenta que el nudo se deberá de elegir dependiendo de la corbata y la camisa que se elija, ya que no todos lucen bien con todos los tipos de corbatas.

Conoce todos los tipos de Jeans para Hombres

Cuatro tipos de jeans para hombre según su corte

Hoy en día existen una infinidad de modelos de jeans de hombre. Es importante que cada uno encuentre el corte con el que más cómodo se sienta para poder salir a conquistar las calles. Cuatro de los modelos de jeans para hombres que más se usan en la actualidad son:

Skinny jeans

Los skinny jeans son los que son más ajustados al cuerpo. Se usan súper pegados al cuerpo, por lo que suelen lucir muy bien con prendas oversize, como sudaderas o camisas. También, para los que se animan, quedan muy bien con zapatos de vestir, un cinturón y camisa al cuerpo.

Slim Fit

Los jeans slim fit son ajustados en las caderas y en los muslos y más olgados en las piernas. Son perfectos para todos aquellos que no se animan a los modelos skinny. Tienen un corte básico que combina muy bien con todos los estilos.

Bootcut o Regular

Los pantalones de mezclilla bootcut son lo que tienen el diseño clásico de jeans que fue inventado por Jacob Davis y Levi Strauss & Co. en 1871. Este tipo de pantalones son ajustados hasta la rodilla y después se van haciendo cada vez más anchos.

Straight

Este modelo es uno de los más clásicos, nunca pasa de moda. Son rectos, no se estrecha ni se ensancha desde la cadera hasta las pantorrillas. Suelen ser los más fáciles de combinar con todos los estilos de ropa.

¿Cómo combinar los jeans negros?

Por lo general los jeans azul claro y oscuro suelen ser los más usados, aunque cada vez más los jeans negros suelen pisar más fuerte como tendencia gracias a que son una prenda súper cómoda y combinable. 

Lo primero que hay que pensar al usarlos es que el negro es un color que combina con todo, lo que da la posibilidad de jugar con colores, estampas y texturas. Y si bien suelen ser considerados como una prenda informal, hay que saber que combinándolos de la forma correcta pueden llegar a usarse en conjuntos más formales. Con unos zapatos de vestir, un cinturón de cuero a tono y una camisa se pueden convertir en una buena opción para una reunión, ir a la oficina o asistir a una fiesta. Encima se le puede sumar un saco o una chamarra de cuero, dependiendo del estilo que se quiera lograr.

Algunos tips a la hora de elegir los tipos de jeans para hombre

Si bien lo importante a la hora de usar unos pantalones de mezclilla es sentirse cómodo, hay ciertos puntos que se pueden tener en cuenta si se quiere lograr un look mucho más moderno y sofisticado:

El largo del pantalón

Hoy en día lo que se usa es que los pantalones tengan el largo adecuado. Es muy común que los pantalones de mezclilla resulten un poco más largos y la parte de abajo quede arrugada, lo que hace que el look no se vea moderno. Todos los que quieran evitar la visita al sastre pueden intentar doblandolo para adentro. 

Hay que tener en cuenta el color

Por lo general al hablar de este tipo de pantalones automáticamente pensamos en el color azul marino, pero la realidad es que existen infinidad de colores y tonos disponibles. Si se quiere lograr una buena combinación es importante tener en cuenta el tono. Hablando en líneas generales, los jeans de color azul clarito o de colores suelen funcionar mejor con looks más casuales e informales, mientras que los de color azul marino, negros y cafés son ideales para armar conjuntos más formales. 

Se tienen que considerar el resto de las pendas

Dependiendo del corte del pantalón y del estilo que se quiera lograr se van a tener que tener en cuenta el resto de las prendas. Un skinny jean es ideal usar con botines de hombre, cinturón y saco, mientras que unos rectos pueden combinar a la perfección con una playera y unos tenis para lograr un look más casual.

El tiro no debe de caer tanto

A diferencia de hace algunos años atrás cuando estaba a la moda usar los pantalones de mezclilla un poco caídos, ahora la tendencia es que ajusten correctamente, tanto en la cintura como en la entrepierna. Esto no necesariamente quiere decir que tienen que apretar o ser ajustados, simplemente que calcen correctamente. 

Conserva y limpia correctamente tus joyas y accesorios

Las joyas son una parte fundamental a la hora de armar los outfits diarios. Terminan de cerrar el look y brindan el toque final necesario a todo el conjunto, por eso es importante siempre mantenerlas en el mejor estado.

Sin importar los años que tengan, hay que intentar que las joyas nunca pierdan su brillo, que siempre parezcan nuevas y que se mantengan igual que el primer día. Esto es fácil si se tienen en cuenta ciertos cuidados.

¿Cómo limpiar joyas de oro y plata? 

Limpiar joyas y accesorios de oro y plata es más fácil de lo que parece. No se necesitan comprar productos especiales, solamente hay que utilizar agua, limón y sal. 

Si las alhajas perdieron el brillo lo que hay que hacer es sumergirlas unos minutos en agua con limón y un poco de sal. Después, con un cepillo de dientes viejo hay que tallar las piezas para remover la suciedad y, cuando estén listas, enjuagarlas bien y secarlas.

Si están muy manchadas lo mejor es limpiarlas con pasta de dientes o con jabón para la ropa. Hay que cepillar las joyas con el cepillo de dientes usados una pequeña cantidad de pasta, hasta que queden limpias. Cuando estén listas hay que enjuagar y secar. 

Hay que guardarlas en un lugar adecuado

Por lo general las joyas se estropean porque no se guardan como corresponde. Muchas veces se dejan en lugares expuestos, en donde les cae mucho polvo y se ensucian fácilmente y en espacios en donde se enredan o lastiman. Lo ideal es acomodarlas en un lugar en donde estén protegidas y cuidadas, puede ser un joyero o un cajón. 

¿Cómo mantener cómo nuevas las joyas de fantasía?

Las joyas de fantasía suelen dañarse rápidamente. Pero es una mala costumbre el creer que tienen que ser casi desechables por tratarse de opciones más económicas. Con los cuidados necesarios es posible alargar la vida de todos los accesorios de moda.

Cada vez que se adquiera un accesorio de fantasía lo recomendable es aplicar una capa fina de esmalte transparente en todas las partes de la pieza que van a estar en contacto con la piel. Esto hay que repetirlo cada cierto tiempo para evitar que el material con el que esté elaborado no cambie de color. 

También es importante proteger este tipo de joyas de raspones, golpes o rayones. Para esto hay que rociarlas con spray para pelo, por delante y por detrás, a unos 20 centímetros de distancia. Si la joya tiene brillos o cristales es importante cubrirlos a la hora de rociar el spray para que no se opaquen. 

Los dos consejos anteriores son para piezas nuevas o que están en buen estado. Si las joyas necesitan volver a la vida, hay que  diluir en un vaso de agua dos aspirinas efervescentes y sumergir ahí los accesorios durante unos 10 minutos. Pasado ese tiempo hay que sacarlos y secarlos con una toalla.

Devuélvele el brillo a tus perlas 

Las perlas son muy porosas razón por la cual pierden muy fácilmente el brillo. Sin importar si son reales o falsas, se deben de limpiar con mucho cuidado. Primero hay que pasarles un trapo suave. Después, en un pequeño recipiente hay que mezclar agua tibia y shampoo. Ahí hay que sumergir un pequeño pincel de cerdas suaves para pasar por cada perla. Para finalizar hay que enjuagarlas con un trapo suave limpio y dejarlas secar.

Debes de tratar a todas tus joyas como piezas únicas 

Sin importar si se trata de piezas costosas o de fantasía, todas por igual se deben de cuidar de todos los agentes externos que las puedan dañar. El polvo, la luz del sol directa, y el agua no son buenos compañeros. Lo ideal es dedicar un espacio del cuarto para tener cada uno de los accesorios acomodados y cuidados. Que no se golpeen, que no se enreden y que no estén arrumbados va a hacer la gran diferencia a la hora de mantenerlos como nuevos.

Todos los tratamientos que nombramos anteriormente se pueden realizar con cierta periodicidad, quizás una vez al año, para no dejar que lleguen a arruinarse.

Hay que recordar que todo en la moda vuelve y quizás una joya que hoy se tiene arrumbada en una esquina, en poco tiempo se convertirá en una pieza para usar todos los días.

La tendencia primaveral de las camisas floreadas

La tendencia de las camisas floreadas llegó hace unos años y sigue más vigente que nunca. Hay infinidad de modelos, colores, estampas y diseños… miles de opciones para poder elegir la que mejor se amolde al estilo que se está buscando.

Gracias a la gran variedad de camisas floreadas que se puede encontrar es mucho más fácil poder combinarlas según el estilo de ropa que se use. Pero si todavía no te animas, aquí te dejamos algunos tips para que las puedas usar durante esta temporada primavera – verano. 

Algunas ideas para combinar camisas floreadas

Tanto para hombres como para mujeres, el secreto a la hora de combinar camisas floreadas es intentar crear un look simple. Hay que ir por lo sencillo y lo fácil: jeans, playeras blancas y accesorios que no se roben el protagonismo. Lo primero que hay que tener en mente es que la camisa va a ser la pieza estrella del look, todo el resto se tiene que elegir entorno a ella.

Siempre lo más simple es mezclarlas con pantalones de mezclilla o shorts de mezclilla y algún cinturón. Es una combinación que nunca falla. Otra buena opción, si se quiere lograr un look más informal, es sumar una playera blanca debajo y dejar la camisa desabrochada. Cualquiera de estas dos opciones van muy bien con unos sneakers blancos o unas botas de hombre de caña baja. 

Si se quiere usar un pantalón o short de algún color en particular lo más fácil es asegurarse que este se encuentre dentro del fondo de la estampa. Sino, siempre optar por opciones en tonos neutros (beige, balnco, negro) facilita el momento de lograr una buena combinación.

Sea cual sea el outfit que se elija, una camisa siempre llevará todos los looks a un siguiente nivel. Mucho más trendy y a la moda, lo que las convierte en una gran opción.

Elige el tamaño y el corte según tu estilo 

No todas las camisas son iguales. Hay modelos más holgados, otros más largos, algunos más al cuerpo y, por supuesto, los que son más cortos. Lo ideal es elegir el estilo que se quiere dependiendo del look que se quiere lograr. Una camisa de corte clásico se puede combinar con unos jeans y un cinturón para lograr un look casual. Con zapatos puede ser el conjunto ideal para ir a la oficina, mientras que si se usa con tenis puede lograrse un look más descontracturado para usar todos los días.. 

En el verano, para ir a una alberca, para ir a la playa o simplemente para caminar por la ciudad, se puede optar por modelos más entallados, que marquen el cuerpo. O, por el contrario, quizás una camisa XXL que brinde frescura. En estos casos los cinturones son grandes aliados para poder darle un aire más trendy. Esta última opción, si se usa con unos sneakers o una chanclas, es ideal para los fines de semana o las vacaciones. Un look cómodo y fresco, pero sin sacrificar el estilo y la moda.

Otra opción es animarse a usarlas abiertas, con prendas al cuerpo debajo, como si fueran sacos. En este caso lo ideal es que sean un poco más amplias para que tengan caída y luzcan un poco más sueltas. Un look total black o total white con una camisa encima puede ser una gran salida. Aunque nunca hay que descartar otras opciones, como un pantalón de mezclilla con una playera beige y encima una camisa floreada. O un short negro con una playera amarilla y una camisa con flores en tonos azules por encima. 

Flores y líneas para los más osados

En la moda no existen reglas infalibles, se trata de jugar y divertirse, pero sobre todo de sentirse cómodo. Por lo general las personas suelen pensar que estampa con estampa no se pueden combinar. Líneas con flores, puntos con rayas o brillos con animal print, son mezclas que la gente suele evitar pero que a decir verdad no siempre lucen mal. 

Desde hace unos años, las personas más osadas, a las que les gusta marcar tendencia, se han animado a hacer combinaciones únicas con resultados increíbles. De hecho, hay muchas camisas que en su misma estampa combinan flores con líneas o con otros elementos. ¡Hay que atreverse a jugar, de eso se trata la moda! 

La tendencia pionera de los celulares plegables

Los celulares evolucionan a pasos agigantados minuto por minuto. Es casi imposible ir a la par y estar informado sobre los nuevos modelos y las nuevas tecnologías que hay para ofrecer. Pero siempre hay alguna característica o función novedosa que se roba la atención de todos los amantes de los gadgets. 

Si tenemos que hablar de celulares podemos decir que no son una novedad en cuanto a diseño ya que nos hacen recordar a varios modelos de la década de los noventas, pero esta vez vienen con novedosas tecnologías que hacen que nuevamente estén en la boca de todos. 

Los celulares plegables llegan de la mano de los smartphones

Como ya contamos anteriormente, los celulares plegables no son algo que no se haya visto hasta el momento. En la década de los noventa y en los primeros años del 2000, era el diseño que casi todos los equipos tenían. Poco a poco fueron reemplazados por equipos con pantallas planas fijas y modelos pequeños. En la actualidad las grandes empresas están apostando a que este diseño vuelva a ser uno de los más elegidos pero esta vez de la mano de los smartphones. 

Si bien ya hay varios modelos en el mercado, la realidad es que las tecnologías que se están usando son muy nuevas, lo que hace que los equipos sean muy frágiles. Algunos expertos en tecnología aseguran que hay que esperar a que se continúen desarrollando modelos y prototipos para que se conviertan en una buena opción. Aunque por otro lado se encuentran los fervientes defensores que aseguran que se trata de una gran opción para todos aquellos que necesitan disfrutar de una gran pantalla sin la necesidad de ocupar mucho espacio en el bolsillo del pantalón. 

Los mejores smartphones plegables del momento

Todos los que estén interesados en adquirir uno de estos modelos deben de conocer las opciones que hay en el mercado para saber cuál elegir. Entre los diversos diseños, marcas y estilos, estos son los mejor valorados por los usuarios.

1. Galaxy Z Flip

El Samsung Galaxy Z Flip está dividido en dos módulos unidos mediante una bisagra. Este teléfono inteligente, que se dobla hacia adentro, mide 167,3 x 73,6 x 7,2 milímetros cuando está desplegado y 87,4 x 73,6 x 15,4 cuando está plegado. Cuenta con un panel AMOLED plegable de 6,7 pulgadas con resolución FullHD+ en formato 21,9:9. Snapdragon 865+, la cámara principal consta de dos sensores de 12 megapíxeles, y la cámara para selfies, oculta en un agujero en la pantalla principal, tiene 10 megapíxeles con apertura f/2.4.

2. Huawei Mate XS

El Huawei Mate Xs tiene una pantalla flexible que desplegada mide 8 pulgadas, mientras que doblada se convierte en una pantalla frontal de 6,6 pulgadas y otra trasera de 6,38 pulgadas. Cuenta con Kirin 990 5G, un soporte de carga rápida de 55 W, Android 10 y con un sistema de cuatro cámaras que integra el sensor principal de 40 MP, un telefoto de 8 MP, un ultra angular de 16 MP y una cámara ToF para aportar datos de profundidad.

3. Motorola  Razr

El Motorola Razr es un equipo que apuesta al diseño y no a las funciones. Se trata de un dispositivo de menos de 7 mm de grosor. Cuenta con ‘Flex View’,  un panel táctil OLED de 6,2 pulgadas en formato Cinemavision, y en la parte exterior con una segunda pantalla conocida como ‘Quick View’ en donde se pueden visualizar las notificaciones sin tener que abrir el celular.

4. Samsung Fold 2 

A diferencia de los modelos anteriores, este celular cuenta con un formato tipo libro con la idea de que funcione como tablet al estar abierto y smartphone al estar plegado. La pantalla principal (interna) es de 7,6 pulgadas, manteniendo la resolución QXGA+, mientras que la pantalla externa mide 6,2 pulgadas y cuenta con una cámara frontal integrada.

Todo lo que ofrece un celular pero más compacto

No es un capricho que las grandes compañías estén creando y diseñando modelos de celulares plegables. La necesidad de volver a los modelos pequeños, que ocupen poco espacio, es algo que los usuarios vienen pidiendo desde hace tiempo. Al mismo tiempo no están dispuestos a sacrificar el gran tamaño de las pantallas que facilita el uso de estos equipos y todas las funciones que tienen para ofrecer los smartphones, como la calidad de las cámaras o la velocidad del procesador. Es por esto que los celulares plegables son una gran solución para poder tener todo en uno. Un teléfono pequeño y fácil de transportar que se convierte en una gran pantalla cuando se desea para poder disfrutar de videos, aplicaciones y tomar fotos y videos de excelente calidad.

Moda vintage: ¡volviendo a lo viejo!

La moda se trata de jugar a combinar diferentes prendas y accesorios para crear looks únicos. Pero, qué pasa si a eso que encontramos en los centros comerciales les sumamos prendas que están olvidadas en los closets de las mamás, tías o abuelitas… ¡Se logran outfit únicos e irrepetibles!

Para todos los amantes de la moda lo mejor (y más barato) es animarse a salir de lo común y ordinario para ir un poco más allá. Mezclando distintas épocas, estilos y clases. Checa cómo puedes lograrlo.

¿Qué es la moda vintage? 

Para empezar tenemos que tener bien en claro de qué hablamos cuando cuando mencionamos la moda vintage. Este  término se usa para referirse a prendas que al menos tengan 20 años. ¿Puede tener un poco menos? Si, claro. No hay que ser tan extremistas, quizás si hablamos de una prenda de diseñador de 15 años o menos  se puede considerar vintage sin ningún problema. Lo que sí hay que saber es que una playera de hace cinco años no es considerada vintage.

Por otro lado, es importante diferenciar la ropa vintage de la ropa antigua o retro. Para hablar de ropa antigua hay que referirse a prendas de cien años o más, mientras que la ropa retro es ropa moderna con toques y detalles que evocan el pasado. 

Algunos consejos a la hora de usar ropa vintage

Ahora sí, ¡a sumergirnos en el mundo vintage! A la hora de elegir ropa vintage es importante ver el estado de las prendas y las condiciones en las que se encuentran. Deben de estar en buen estado, preferentemente sin agujeros ni manchas, pero sobre todo sin desgastes. En el caso de que estén un poco dañadas hay que intentar que sean cosas fáciles de solucionar y estar seguros de que vayan a quedar bien, casi como nuevas. Es importante aclarar que una prenda de 20 años no tiene que lucir vieja o desgastada, tiene que verse casi como nueva pero con un diseño, telas y líneas que evoquen a su época. 

Muy probablemente haya que hacerle algunas modificaciones a las prendas que se elijan para que se amolden a la perfección al cuerpo. Hacer algunas pinzas, cambiar botones, acortar una falda o un saco… son pequeños cambios que pueden llegar a hacer una gran diferencia. 

Una vez teniendo la ropa lista, es momento de combinarla. Esta es la parte más divertida, el momento en donde hay que dejar volar la imaginación. No es necesario armar todo un look, de pies a cabeza, con piezas vintage. Lo recomendable es combinar las piezas elegidas con ropa contemporánea. Para darse una idea, quizás mezclar un skinny jean con un saco de los años ochentas o una falda de los setentas con una playera simple de manga corta puede lucir muy bien.

No hay reglas que seguir, es solo cuestión de jugar con las formas, las líneas y los estilos para lograr crear conjuntos únicos con los que te sientas cómoda.

¿Dónde comprar ropa vintage? 

Hoy en día están tan de moda las prendas y accesorios vintage que es muy fácil poder conseguirlos. En primer lugar, lo más fácil, es ir al closet de las mamás, tías, abuelas o cualquier miembro de la familia. Siempre en el fondo o en los cajones que nunca se abren hay prendas listas para ser usadas. Esta es la opción más sencilla y económica. 

Otra opción es dirigirse a locales especializados en este tipo de ropa. En la actualidad hay muchas tiendas dedicadas exclusivamente a la moda vintage, solamente es cuestión de buscar en un navegador algún lugar que quede cerca para ir en la búsqueda de piezas únicas. Para los que prefieren no salir de sus casas, también están las versiones online de estas tiendas.

Y por último, las ferias americanas, ferias de garage y las tiendas de segunda mano también son una gran opción. Suelen tener cosas fantásticas esperando a ser descubiertas.

Algo de lo que hay que estar seguro es que sea cual sea el lugar que se elija para ir a comprar, todas las piezas suelen tener una calidad única e inigualable que no se puede comparar a la que tiene la ropa moderna que suele estar confeccionada con telas que no son resistentes, ni de calidad. La moda de hoy en día es ‘desechable’, cosa que no sucedía antes cuando se priorizaba la calidad sobre la cantidad, no solo por temas financieros sino también por temas culturales. 

Guía de la cerveza artesanal y sus estilos

¡No se puede decir que no a un buen vaso de cerveza! Hay cientos de estilos, colores y nombres, todas lo que tienen en común es que se suelen disfrutar en una mesa rodeados de familia o amigos, mientras se pasa un buen rato. 

El mundo de la cerveza es infinito y muy interesante. Los procesos, sabores y tipos son tan solo algunas de las características que influyen en las diferentes variedades. Entra y conoce a fondo todos los estilos y algunos tips que tener en cuenta a la hora de tomarla. 

¿Cómo disfrutar de una buena cerveza artesanal?

Si bien cada uno toma la cerveza casera como más le guste, hay algunos pequeños tips que pueden mejorar la experiencia. Para comenzar, la cerveza artesanal hay que tomarla preferentemente en vaso de vidrio. A la hora de servirla hay que inclinar un poco el vaso e ir sirviendo de a poco, intentando dejar aproximadamente dos centímetros de espuma. ¿Cuál es la función de la espuma? Sirve para mantener los aromas, sabores y carbonatación de la bebida en el vaso. 

La temperatura ideal para disfrutar y poder percibir los diferentes aromas y sabores es de entre 4 y 12 grados centígrados. Si se pasa de frío hay muchas características y acentos que se perderán y no se podrán percibir.

Por último, hay que tener en cuenta el poso de levadura que queda en el fondo de la botella. Preferentemente no hay que servirlo porque no suele tener una textura y sabor agradables. 

Estos son los diferentes tipos de cervezas

Tener que elegir una cerveza entre tantas opciones y nombres extraños puede llegar a ser un poco confuso. Por esto es necesario conocer algunos términos y variedades que van a hacer que el momento de elección sea mucho más sencillo.

Entre todas las variedades de cervezas existen dos grandes grupos según su fermentación: las estilo lager y las estilo ale. Las del primer grupo son de fermentación baja y su proceso de reposo en frío es más largo lo que hace que la mayoría de restos se depositen en el fondo del recipiente. Como resultado se obtienen cervezas limpias y ligeras. Mientras que las cervezas de estilo ale se fermentan en la parte alta del tanque, por lo que se deposita menos sobrante, lo que hace que su aspecto sea más turbio. Por lo general son bebidas con aromas afrutados y especiados.

Ahora es momento de hablar del color de la cerveza. Generalmente se las clasifica en claras y oscuras, pero la realidad es que hay muchos tonos y colores, los cuales también van a influir en el sabor. 

La malta es el ingrediente que se encarga de darle el color a la cerveza, esto va a depender del grado de tostado que se le de y de una reacción química llamada Maillard, conocida también como oscurecimiento. Durante el proceso de oscurecimiento se le otorgan las melanoidinas coloreadas que son las que le darán el color a la cerveza. Este proceso es muy complejo, pero para tener una idea los cerveceros utilizan la escala llamada SRM para determinar el color de la cerveza calculando la cantidad de luz absorbida por la bebida en un recipiente de vidrio.

Así que si bien la malta es la que le da el color a este brebaje, mucho tiene que ver el proceso que el cervecero implemente durante su producción. 

Seis tipos de cerveza muy populares

Dentro de las cervezas de estilo lager hay cuatro que suelen ser las más elegidas: 

  • Ipa (Indian Pale Ale): de color ambar con mucho cuerpo, matices afrutados, alto contenido de lúpulos y malta. 
  • Pale Ale: cerveza clara de origen inglés, cuerpo acaramelado, con notas de nuez y lúpulos especiados.
  • Stout: cerveza oscura con mucho aroma, alto contenido alcohólico, sabores robustos y malteados. 
  • Porter: cerveza oscura con sabor malteado con esencia tostada y sabores chocolatosos.
  • Stout: es una de las cervezas con mayor graduación alcohólica. Posee sabores robustos y malteados. Es similar a la Porter aunque con sabor más fuerte y gran aroma.

Mientras que en las de estilo lager hay dos que son las predilectas entre los amantes de la cerveza:

  • Pilsner: cerveza clara, con concentración alcohólica media, sabor fresco y acabado seco. 
  • Bock: de sabor fuerte, diferentes tonalidades, mucho cuerpo y alta concentración alcohólica.

Cabe destacar que algunas cervezas se definen por el lugar donde son fabricadas, incluso hay cervezas con denominación de origen controlada, como la bière de garde al Norte de Francia y la Kölsh, que se produce exclusivamente en Colonia (Alemania).

Ejercicios de yoga para principiantes: relájate en tu hogar

El yoga para principiantes es muy fácil de poner en práctica y trae muchos beneficios. Con simples ejercicios de postura y reputación podrás mejorar tu salud general y estilo de vida.

Aquí te contamos cómo hacer algunos ejercicios de yoga para principiantes para que puedas sumergirte e iniciarte en este mundo.

Lo que tienes que tener en cuenta

Todas aquellas personas que estén empezando o quieran comenzar a practicar yoga deben de tener en cuenta algunos tips para que sea una experiencia más placentera. Es fundamental ubicarse en un espacio tranquilo, sin distracciones. Además, hay que apagar todos los equipos electrónicos como la televisión, el celular o la radio y utilizar ropa cómoda que no interfiera con tus movimientos. Estos tres puntos te ayudarán a poder sumergirte de lleno en la clase y llegar al punto de relajación necesario.

En cuanto al cuerpo, hay que aprender a escucharlo y no forzarlo. La flexibilidad y ciertas posturas se pueden lograr poco a poco, sin tener que lastimar el cuerpo. También, de ser posible, lo ideal es tener la vejiga y el estómago vacíos.

Y por último, pero no menos importante, hay que respirar con tranquilidad y conciencia. Si bien no suele ser sencillo, lo ideal es hacerlo con con el diafragma, es decir hinchando y deshinchando el abdomen con la respiración.

¡No te olvides de hacer la relajación! Muchos suelen saltarse este paso, pero es súper importante.

TIP: si vas a comenzar con clases a través de videos de YouTube lo mejor es que veas antes la clase para asegurarte de poder realizarla con tranquilidad. 

Paso a paso hasta alcanzar tus metas

Como en toda disciplina o deporte, hay que ser paciente para poder adaptarse a las clases. Se calcula que en el yoga se necesitan aproximadamente unas cuatro semanas para que el cuerpo se acostumbre a las nuevas posturas y movimientos. 

Al pasar los días, sin importar el tipo de yoga que se practique, se puede ir observando como va aumentando la flexibilidad y como los músculos se van fortaleciendo. En un periodo corto de tiempo se pueden ver los resultados tanto físicos como de desempeño. 

5 posturas básicas que tienes que conocer

Lo mejor que tiene el yoga es que es una disciplina que se puede practicar en todos lados. Simplemente se necesita un espacio para poder moverse con tranquilidad y un mat. El resto es práctica. Hay infinidad de movimientos, obviamente algunos más difíciles que otros, los cuales hay que ir incorporando poco a poco.

Aquí vamos a nombrar y explicar algunos de los movimientos que tienes que conocer y con los que puedes iniciarte en el mundo del yoga. Los primeros cuatro que vamos a mencionar son parte de los que se conoce como el saludo al sol:

1. Postura de la montaña: Te debes de parar derecho y con los pies ligeramente separados. Hay que estirar los brazos y ponerlos palma con palma, bajarlos y separarlos hasta que quede uno en cada lado del cuerpo, con las palmas hacia adelante.

2. Postura de la silla: Hay que levantar los brazos por encima de la cabeza con las palmas hacia dentro. Al mismo tiempo, hay que doblar las rodillas y agacharse como si fueras a sentarte en una silla.

3. Uttanasana: Poner las piernas rectas y el pecho levantado. Desde esa postura hay que comenzar a inclinarse hacia delante hasta tocar el suelo manteniendo el abdomen tenso y la espalda recta. ¡Ojo! Si no llegas al piso no fuerces tu cuerpo, poco a poco vas a ver como tu flexibilidad va a ir mejorando. 

4. Low Lunge: Para esta posición hay que apoyar los pies y las manos en el suelo y extender el pie derecho hacia atrás mientras se dobla la rodilla izquierda en 90°.

A continuación vamos a nombrar tres posturas que si te gusta el ejercicio en general seguramente conoces: 

  • Plancha: una de las posturas más utilizadas a la hora de hacer ejercicio y a la hora de practicar yoga. Es simple a simple vista pero requiere de mucha fuerza abdominal. Hay que colocar las manos en el suelo por debajo de los hombros, extender las piernas hacia atrás apoyando los dedos en la colchoneta y mantener el cuerpo en una posición horizontal sin bajar las caderas y apretando los abdominales.
  • Plancha lateral: desde la posición de plancha hay que girar a la derecha o a la izquierda con todo el cuerpo. En el caso de girar a la derecha hay que dejar todo el peso corporal en la mano y pie derechos, mientras que hay que alzar el brazo y el pie izquierdos hacia el techo.
  • Plancha baja: es igual que la plancha pero en este caso hay que bajar los codos hasta que queden a la altura del costado.

Compost casero para tu jardín: aprende paso a paso con nosotros

Hay pequeñas cosas que se pueden hacer para ayudar al medioambiente. Uno es crear tu propio compost casero para cuidar las plantas de la casa.

Pero, ¿Qué es el compost? Se trata de un abono cargado de nutrientes que se crea a partir de la transformación de la materia orgánica. Es una alternativa mucho más respetuosa y amigable con el medio ambiente que el uso de fertilizantes químicos. 

¿Cómo hacer compost?

Para poder obtener el compost es necesario realizar la transformación de la materia orgánica a través del compostaje. Para eso hay que contar con un elemento clave: una compostera. También, si se quiere, es de mucha utilidad tener un un núcleo de lombrices, aunque esto es opcional.

Ahora viene el punto clave de cómo hacer compost. Es necesario separar todos los desechos del hogar en desechos secos (hojas secas, ramas, fósforos, cáscaras de cacahuate, papel, cartón) y desechos húmedos (cáscaras de frutas y verduras, té, café). Una vez que se tienen estos dos, hay que lograr un equilibrio de humedad para que el proceso de descomposición pueda desarrollarse correctamente, no tiene que estar ni muy húmedo ni muy seco. Esto se logra poniendo partes similares de desechos húmedos y secos pero va a ir variando dependiendo de los desechos. 

Paso a paso

1. Formar la primera capa con ramas, hojas y cosas secas. No tiene que superar los 30 centímetros. 

2. La segunda capa lleva los desechos húmedos. 

3. Regar un poco para humedecer. 

4. Y repetir hasta lograr la altura deseada.

5. Listo, solamente queda esperar e ir revolviendo esporádicamente. También es importante revisar que no se pudra, controlando la fermentación.

Tip: de vez en cuando toma un puñado de compost con la mano y apriétalo. Si escurre líquido es que está muy húmedo y puede pudrirse. En este caso sería momento de agregar desechos secos y revolver. Por el contrario, si al apretar se desmorona es que le falta humedad. 

Otro punto que se debe de tener en cuenta es que el compost tiene olor a tierra mojada. No tiene olor feo ni atrae bichos, en este caso es una señal de que algo está fallando en el proceso.

¿Qué desechos podemos utilizar para realizarlo?

Se pueden utilizar los restos de fruta y verdura, flores, plantas, cáscaras de huevo, hojas, pasto, tapones de corcho, papel de cocina, servilletas, aserrín, aceite, vinagre, café, restos de infusiones, estiércol y paja. Los que no hay que usar son

  • Carne, huesos y pescado, porque producen mal olor. 
  • Plantas y frutos enfermos o gran cantidad de vegetales podridos, ya que producen mal olor.
  • Heces de animales domésticos y de personas, por los patógenos.
  • Ceniza y serrín de madera tratada.
  • Pinturas, pegamentos y barnices, ya que son tóxicos.
  • El polvo que se junta con la escoba. 
  • Cualquier material que no sea orgánico y biodegradable.

¿Cómo saber cuando ya está listo?

Para que el proceso de descomposición sea más rápido lo mejor es que todos los desechos sean colocados en trozos pequeños. Al pasar los días es necesario revolver la mezcla desde abajo para arriba para que todo se vaya integrando hasta que se convierta en una ‘masa’ oscura y homogénea. Cuando está listo es imposible identificar los diferentes desechos, todo tiene un mismo olor y color.

Las lombrices cumplen un rol fundamental 

Si te estás preguntando si las lombrices son necesarias si o si la respuesta es no. Se puede hacer compost sin lombrices pero la gran diferencia es que el proceso natural dura aproximadamente entre 6 y 9 meses, mientras que con las lombricomposteras se acelerará el proceso de compost de 1 a 3 meses. Pero, ¿cuál es la razón? Las lombrices permiten en muy poco espacio poder procesar una gran cantidad de residuos orgánicos.

Lo que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir una compostera

Un punto fundamental a la hora de elegir una compostera es la cantidad de deshechos y de personas que vivan en el hogar. Con estos dos datos podremos calcular aproximadamente la cantidad de desechos que se producen por día y con esto el tamaño de compostera que necesitamos.

Con la compostera elegida y ya en casa ahora es momento de otro punto clave: ¿en qué lugar va a ir? Lo recomendable es que esté cerca de la cocina, que es en donde más desechos se producen, y que sea de fácil acceso. Su ubicación tiene que facilitar el proceso para que sea dinámico y no se convierta en una actividad tediosa. 

Extractor de jugo: ideas para tus bebidas 100% naturales

Muchos solemos hacer compras impulsivas que después no sabemos cómo usarlas. Esto suele suceder comúnmente con el extractor de jugo, al cual solemos terminar dejando abandonado y lleno de polvo en una esquina. Para que no pase eso te dejamos algunas ideas.

A diferencia de la licuadora, la tecnología del extractor de jugo funciona prensado de las frutas y verduras, separando la pulpa del jugo. Teniendo en cuenta esto podemos hacer un sin fin de mezclas sin tener que preocuparnos por las texturas. 

Algunas ideas para aprovechar al máximo tu extractor de jugo sin usarlo como exprimidora

Si, en el extractor de jugos se puede hacer jugo de naranja. Pero la realidad es que no tiene mucho sentido ya que requiere mucho tiempo y trabajo que con una exprimidora podríamos solucionar más fácilmente. La idea de tener uno de estos electrodomésticos es poder aprovecharlo al máximo y para eso te dejamos algunas ideas de jugos que puedes preparar. 

1. Jugo energizante: ideal para comenzar el día

Para preparar este jugo necesitas: 

  • 1 pera
  • 1 manzana
  • Medio kiwi
  • Zumo de 1 lima
  • 100 gramos de espinacas
  • 100 mililitros de té verde
  • 1 cucharada de miel

Primero hay que lavar bien las frutas y después cortarlas en pedazos pequeños, sin sacar las cáscaras. Cuando esté todo listo hay que llevar todo al extractor de jugo, menos el té y la miel. Una vez ya preparado ahora si se le incorporan estos dos últimos ingredientes y listo, ¡a disfrutar! 

2. Jugo refrescante: ideal para combatir el calor

Para preparar este jugo refrescante necesitas:

  • 100 gramos de sandía
  • 100 gramos de piña
  • 2 naranjas
  • 1 limón
  • 1 Cucharada de miel

Cortar la piña y la sandía en cubitos, sin cáscara. Pelar las dos naranjas y el limón. Una vez con todo esto listo, es hora de conectar el extractor y poner las frutas en él. Cuando ya tengamos el jugo hay que agregarle la miel y si se quiere un poco de hielo. 

3. Jugo verde detox: uno de los preferidos

Los jugos verdes son uno de los más buscados. Esta versión es muy rica y super recomendada. Necesitas:

  • 2 puños de kale
  • 1 pepino 
  • 3 tallos de apio 
  • 1/2 limón 
  • 1 pedazo de jengibre 
  • 1 manzana verde

Lavar bien todas las frutas y verduras. Pelar el jengibre y el limón. Y cortar el kale, el pepino, la manzana verde y los tallos de apio en pedazos. Llevar todo al extractor y listo. Queda todavía más rico si le agregas un poco de hielo.

4. Jugo detox con toronja: es súper refrescante

Los ingredientes que necesitas para esta preparación son:

  • 1 toronja
  • 3 rodajas de piña
  • 100 gramos de fresa
  • 50 gramos de apio
  • 2 granadas
  • 3 hojas de albahaca o de menta

Lavar bien las fresas, el apio y la albahaca. Por otro lado pelar la piña, la toronja y las granadas. Llevar todo al extractor. En caso de que quede muy ácido se le puede agregar una cucharadita de miel o algún otro endulzante. 

5. Jugo para la piel: ayuda a eliminar las toxinas

Lo que vas a necesitar para este jugo son solamente tres ingredientes:

  1. 1 Zanahoria 
  2. 1 rama de Apio
  3. 1 Cucharada de endulzante natural

Lavar bien la zanahoria y la rama de apio y cortar en trozos. Llevar a la extractora de jugo y una vez que esté listo agregar el endulzante natural que más te guste. Para variar este jugo puedes reemplazar la zanahoria por una manzana, de preferencia verde. 

Beneficios de tomar todos los días un jugo detox

Tomar este tipo de jugos permite incluir en nuestras dietas muchas frutas y verduras que quizás de otra manera no comeríamos. Además de todos los nutrientes, vitaminas y minerales que nos aportan tienen otros beneficios:

  • Ayudan a disminuir la retención de líquidos gracias a su efecto diurético
  • Ayudan a eliminar toxinas de la piel 
  • Fortalecen el sistema inmunológico
  • Favorecen a la pérdida de peso si se acompañan junto con una dieta sana
  • Sirven para desintoxicar el cuerpo de la comida chatarra
  • Gracias al alto contenido de fibra y el efecto laxante te ayudarán a combatir el estreñimiento
  • Te ayudará a reducir el colesterol malo
  • Mejorarán tu circulación
  • Ayudan a desintoxicar el hígado

Hay que tener en cuenta que lo recomendable es ir siempre variando los ingredientes de los jugos para ir consumiendo distintos nutrientes. También hay que saber que estos jugos no son mágicos y que es necesario acompañarlos de una buena alimentación para ver reflejados mejor sus resultados. No es aconsejable tomar más de un vaso por día. 

Discos de vinilo: ¿Cómo mantener tu colección?

Los discos de vinilo ofrecen mucho más que buena música. Son todo un estilo de vida que invita a poder disfrutar de ese artista que tanto te gusta desde una experiencia que comienza en el momento que se compra el vinilo y continúa eternamente cada vez que se decide tomarlo para ponerlo en el tocadiscos. 

Si quieres mantener la calidad de tus discos de vinilo es necesario mantenerlos en buen estado para poder disfrutar de su música. Para esto hay que tener ciertos cuidados básicos que te vamos a nombrar a continuación.

Cuidados básicos a la hora de usarlos

Los discos de vinilo hay que manejarlos con mucho cuidado y manipularlos desde los bordes y la etiqueta del medio para no marcarlos ni dejarles huellas.

Lo más recomendable es limpiarlos antes y después de escucharlos para asegurarse de sacarles todo el polvo. ¿Cómo? En las disquerías suelen vender trapitos y un spray especial para los vinilos. Es lo ideal.

Ahora viene la hora del guardado.  Una vez que se utilizó y se limpió lo mejor es guardarlo en una funda interior especial con una capa antiestática antes de meterlo en su funda de papel. Si se usan con frecuencia es suficiente, sino lo recomendable es que la funda de papel se envuelva en plástico. Para los más fanáticos, existen otros dos tipos de fundas que protegen mejor los discos de vinilo, solamente que requieren de una mayor inversión. Estas son las tres opciones:

  • Papel: esta es la opción más común ya que es normalmente con la que vienen los diferentes vinilos. Sin embargo no son la mejor opción, ya que pueden rayar el disco al sacarlo y meterlo. 
  • Poly (o polipropileno): estas fundas son más caras pero conservan los vinilos en perfecto estado, ya que este material elimina los problemas de polvo y arañazos a la hora de maniobrar el vinilo.
  • Papel con revestimiento de polipropileno: es una mezcla de los materiales de las dos fundas anteriores. La capa exterior es de papel, para hacer la funda mucho más rígida, mientras la capa de polipropileno, en el interior, la protege de riesgo de arañazos y de acumular polvo.

Dentro de los cuidados que hay que darles a los discos de vinilo está la parte de la limpieza. Hay dos limpiezas que son claves y que hay que tener en cuenta para mantener en óptimas condiciones los discos: 

  • Limpieza en seco: usa un cepillo de fibra de carbono para limpiar el vinilo antes y después de cada reproducción. 
  • Limpieza en mojado: es para cuando se le quiere hacer una limpieza profunda. Para este proceso se debe usar una mezcla de jabón y agua mineral. Hay que mojar trapito de microfibra con este líquido y pasarlo suavemente y, posteriormente, secar el vinilo con otro trapo del mismo material. 

Otra opción son las máquinas de limpieza. Estas son solamente útiles para aquellas personas que tienen una gran colección de vinilos, ya que suelen ser costosas. Hay aspiradoras que automáticamente los limpian y limpiadores de centrifugado que limpian el disco a medida que giran los cepillos. 

No se ponen uno encima del otro

Es muy común ver vinilos uno encima de otro pero ¡es un error! La forma correcta de almacenarlos es verticalmente, uno al lado del otro. Hay que tener en cuenta que comparado con otros formatos el vinilo es bastante pesado, por lo que el peso y la presión podrán deformarlos con el tiempo. Además, se pueden marcar, desgastar e incluso quebrar.

Lo mejor es tener un mueble especialmente para que los vinilos quepan correctamente y que aguante su peso. Teniendo en cuenta que cada vinilo persa alrededor de 200 gramos, es importante contar con un mueble robusto que los pueda contener. Además, tener un espacio en donde colocarlos verticalmente, ayuda a poder clasificarlos de tal manera que sea más fácil de localizarlos. Una buena forma de ordenarlos es por género y alfabéticamente. 

Teniendo en cuenta estos simples tips alargarán la vida de tus vinilos. Ya sea que los quieras pasar de generación en generación o, por qué no, vender en alguna subasta en unos años. 

Los vinilos tienen ese no sé qué que enamoran 

Las tecnologías avanzaron y quizás muchos en su momento pensaron que los vinilos desaparecerían, pero la realidad es que cada vez son más las personas que los eligen. Si bien tienen poca capacidad de almacenamiento, registran absolutamente toda la información sonora del acontecimiento musical. Sumado a eso, el rozamiento de la aguja aporta un componente que hace que la experiencia sea única. Y, por último, las portadas de sus fundas son todas unas obras de arte que los amantes de los discos sueñan con poder tener en sus repisas.