Editorial

Ciberbullying: el acoso llevado a la red

por Editorial Coppel

El acoso en las redes puede dañar de manera significativa la personalidad de niños y adolescentes.


Cualquier niño que use internet, aunque sea sólo para tomar clases, está expuesto al ciberbullying. Y la labor de todo padre y madre es, primero, saber que existe este fenómeno en línea y luego, aprender formas de proteger a sus hijos de él.

Con la llegada de las clases en línea, los niños y jóvenes sin duda han pasado mucho más tiempo frente a pantallas electrónicas. Pero además de facilitar su educación y desarrollo, esto también los ha expuesto a problemas y a veces quienes ejercen la amenaza son otros niños.

¿Qué sucede cuando el agresor es un compañero o una amiguita de la escuela? ¿Cómo lidiar con las burlas anónimas que circulan velozmente en la red?

Esto es el ciberbullying o ciberacoso y es tan grave como cualquier otro tipo de violencia.

En México, de acuerdo con el Módulo sobre Ciberacoso (MOCIBA, 2020) el 21% de la población de 12 años y más, usuaria de internet, fue víctima de ciberacoso entre octubre de 2019 y noviembre de 2020. 

Pablo Corona, vicepresidente adjunto de seguridad de la Asociación de Internet MX, explica que el ciberbullying es un término que describe cuando un niño o adolescente es molestado, amenazado, acosado, humillado, avergonzado o abusado por otro niño o adolescente, a través de Internet o cualquier medio de comunicación como teléfonos móviles o tablets.

Es decir que parte de condiciones de igualdad, en donde no hay una gran disparidad de edades ni madurez que permitan aprovecharse de la persona más vulnerable, sino que sucede entre pares.

En la adolescencia es común escudarse tras el hecho de que se trata de “bromas” y por ello a los padres les cuesta trabajo reconocer cuando sus hijos están siendo víctimas o incluso cuando están siendo parte del problema. 

“Nada que haga sentir mal al otro puede ser considerado una broma”

Pablo Corona

“Si el otro se sintió mal, no importa si para ti era una broma o no, la frontera sería entender desde el punto de vista de la otra persona cómo se sintió ante la situación, no lo que nosotros buscábamos o cuál era nuestra intención, sino lo que realmente sucedió”, agrega.

Y es que lo que antes podría ser un pequeño incidente frente a un salón de clases, en el terreno de Internet incrementa su alcance a cientos de miles de personas, logrando que la victimización sea mucho mayor. Una foto o un video tomado en un mal momento puede ser fuente de cientos de memes y miles de comentarios ofensivos en cuestión de minutos

“El internet es una lupa que magnifica las cosas, tanto buenas como malas, hoy en día es una tecnología democratizante. Esa misma lupa que nos permite que tengamos mayor acceso a la información es la misma que amplifica la violencia del ciberbulliying”, comentó Corona.

Algunas señales de alerta que pueden ayudar a los padres a determinar si su hijo está siendo acosado en redes son:

  • Cambios de humor,
  • Verlo más retraído y decaído,
  • Falta de ganas o interés para acudir a eventos sociales y, sobre todo,
  • No querer separarse de sus dispositivos electrónicos.

“A los menores le cuesta trabajo compartirlo y si cuando lo cuentan como padres lo minimizamos diciendo que es ‘normal’ o una ‘broma’, estamos poniendo el ejemplo de que para la próxima, si surge algo más grave, no nos quieran comunicar”, indica el vicepresidente adjunto de seguridad de Asociación de Internet MX. 

El ciberbullying puede llegar a consecuencias extremas como el suicidio o atentados contra otros compañeros; sin embargo, antes de presentar violencia física existe una gran violencia emocional que se va acumulando. 

“La violencia emocional puede tener consecuencias en la autoestima de manera permanente en la persona y, dependiendo de las herramientas que tiene su familia para lidiar con esto, podrán aminorarse, pero sólo cuando hay un verdadero apoyo de los padres”, comenta Corona. 

Por otro lado, es común que muchos padres no encuentren fácil reconocer cuando es su hijo quien está agrediendo a alguien más. Esto suele ser un tema complicado para algunos padres y lo califican como “cosas de niños”.  

“Es muy común que no queramos aceptar estas situaciones y que pensemos que son cosas menores, pero todo inicia con la cultura en la familia donde se debe promover un ambiente de respeto en la convivencia con otros. Los niños imitan nuestros comportamientos. Hay que analizar qué estamos comunicando con nuestros mensajes en línea y nuestra forma de actuar con otros”. 

Según el MOCIBA (2020):

  • Las mujeres experimentan más ciberbullying ligado a insinuaciones o propuestas sexuales (35.9%),
  • mientras que los hombres suelen ser afectados por el contacto a través de identidades falsas (37.1%)
  • En ambos casos, lo más común es que los agresores sean hombres y muchas veces conocidos (24.5%).

Cuando se trata de Internet ningún problema es aislado, por lo que el cibebullying puede convertirse en una puerta para problemáticas mayores como extorsión, pornografía infantil y violencia física y sexual.

“La recomendación es que no hay que dejarlos solos, ni dejarlos que interactúen de manera completamente abierta en internet”, expresa Corona, “no se trata de cerrarles las puertas al Internet, sino de guiarlos y conocer su comportamiento en línea, así podemos identificar otras señales de alerta respecto al tipo de mensajes que se intercambian”.

Si al intentar este tipo de acercamientos notas resistencia excesiva, cambios de humor o detectas plataformas o mensajes inapropiados, entonces es importante abordar el tema como familia y, si es necesario, acudir a algún experto. Este consejo aplica igual para casos de niños víctimas como victimizadores.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • 1- Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO
  • 2- Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • 3- Coppel te pone en Buró de Crédito: Mitos y realidades
    VER ARTÍCULO