Editorial

¿Cómo explicar a los niños la violencia intrafamiliar?

por Editorial Coppel

Consejos para explicar la violencia intrafamiliar a los niños


A veces los adultos creen que los niños y niñas no se dan cuenta o no les afectan las situaciones de violencia que ocurren dentro de su casa o en la de un familiar, amigo o vecino. Sin embargo, es importante abrir el canal de comunicación y de confianza con ellos para hablar de este tema. 

Dalia Chávez, psicóloga de la asociación Alternativas Pacíficas (Alpaz), señala que si están pasando por una situación de violencia en casa y llegan a preguntar algo, hay que responderles con palabras que puedan comprender. 

“No dar información de más, sino la necesaria de acuerdo a la edad de los niños y las niñas”, aconseja la especialista, quien trabaja con mujeres víctimas de violencia y sus hijos e hijas. 

“Hay que explicar que la violencia es un recurso no válido para la resolución de conflictos en la cual se usa la fuerza con la intención de dañar a otra persona”. 

Cinthya Salazar, trabajadora social de Alpaz, explica que lo primero que hay que hacer es reconocer los tipos de violencia que están viviendo (física, psicológica, económica, sexual, patrimonial), después buscar redes de apoyo, ya sea alguna institución o familiares o amigos. 

Se debe hablar con los niños en un momento en que la persona agresora no esté presente, indica, y explicarles que lo que está pasando no es normal, que es una situación difícil, pero que se puede hacer algo para cambiarlo.

“Que los hijos sepan que hay alguien apoyando, que se está haciendo algo por esta situación”.

Es bueno buscar apoyo psicológico porque muchas veces los niños no quieren hablar o no saben cómo expresar lo que han vivido.

“Con la contención de un profesional vas tocando temas que a lo mejor no los puedes hablar con mamá tan abiertamente”, agrega Salazar. 

Chavez señala que hay que explicarles que la violencia tiene un ciclo, que son fases: explosión, cuando ocurre el hecho violento; la luna de miel, en donde hay un supuesto arrepentimiento y reconciliación; el acumulamiento de tensión hasta que llega de nuevo una explosión.

“Lo que tratamos de trabajar con niños, niñas y adolescentes es que este ciclo es repetitivo y que la violencia siempre va en aumento, para eso también utilizamos el violentómetro, en el cual se describen los tipos de violencia”.

Las especialistas recomiendan tener un plan de seguridad, en el que también se incluyan indicaciones para los hijos, como pedirles que no se involucren y procuren mantenerse al margen, para no ponerse en riesgo; que la madre tenga una palabra clave para alertar cuando va a ocurrir un hecho violento; que sepan el número de un familiar al que le puedan marcar para pedir ayuda; que un vecino de confianza esté enterado en caso de que salgan a gritar por ayuda; y que conozcan del 911 para hablar a la policía. 

“No es fácil, pero es importante hablar de esto, saber que no es saludable, que la violencia nos hace daño y que como es un delito tenemos todo el derecho de pedir ayuda”, subraya Chávez. 

“La idea es no responsabilizar a niños, niñas y adolescentes sobre el bienestar de la familia pero sabemos que muchas veces pueden ser una parte importante para que las mujeres tomen la decisión de salir de estos ambientes de violencia”. 

CUANDO LA VIOLENCIA LA VIVE UN FAMILIAR, AMIGO O VECINO

Hay ocasiones en que los niños y niñas son testigos de cómo un familiar, amigo o vecino está sufriendo violencia. Es importante educarlos y hacerles saber que la violencia no es válida.

La psicóloga Dalia Chávez dice que hay que generar confianza con los hijos e hijas para poder explicarles este tipo de situaciones, que se acerquen a contarnos lo que están pasando y ver de qué manera podemos apoyar. 

“Algo que trabajamos mucho es que hay secretos que son buenos, como cuando guardamos el secreto de la fiesta sorpresa de alguien; pero que hay secretos que son malos, que nos hacen daño y son aquellos que tienen que ver con la violencia, si alguien hace daño o algo que nos hace sentir incómodos”, explica. 

Salazar, trabajadora social, ejemplifica que si tu hija te cuenta que una amiga le platicó que está viviendo violencia, es conveniente hablar con su mamá o con algún familiar cercano y darle apoyo.

SI SUFRES VIOLENCIA 

Busca en tu ciudad organizaciones que brinden apoyo a la mujer, ya sea a través del Instituto Estatal de la Mujer, Locatel o la Red Nacional de Refugios, AC. 

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • Por ti, por los tuyos, ¡no bajes la guardia!
    VER ARTÍCULO
  • Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO