Editorial

¿Comodidad o estética? Lo que debes tomar en cuenta al elegir tenis para hacer ejercicio

por Editorial Coppel

No siempre es cuestión de precios, elegir el mejor calzado para hacer ejercicio puede ser tan fácil como económico, si reconoces las propiedades que un buen par de tenis de entrenamiento debe tener.


¿Alguna vez te ha pasado que los tenis que más te gustaron en el aparador no fueron precisamente los más cómodos a la hora de usarlos?

Si ya te pasó, entonces ya lo tienes claro: a la hora de hacer ejercicio, lo más importante es la comodidad.

Practicar cualquier tipo de deporte, ya sea salir a caminar, correr o ir al gimnasio frecuentemente, debe ser visto como una inversión para nuestra salud física y emocional. Por eso vale la pena buscar que nuestra experiencia sea confortable.

De acuerdo con la Sociedad Estadounidense de Ortopedia en Pie y Tobillo, los zapatos deportivos se agrupan en tres categorías:

  • Correr.
  • Entrenar.
  • Caminar o de estilo de vida.

Lo primero es entender que los tenis que habitualmente usamos para “el diario”, también llamados “de estilo de vida” no deberían ser nuestra primera opción para usar cuando salimos a correr o vamos a algún centro de entrenamiento, ya que no cuentan con las características para este tipo de actividades.

La Asociación Americana de Ortopedia señala que no elegir el calzado adecuado para realizar actividad física puede tener como resultado afectaciones que den origen a:

  • Ampollas y úlceras por presión,
  • Fracturas o esguinces de tobillo,
  • Lesiones en rodillas,
  • Sobrecarga del tendón de Aquiles y otros inconvenientes.

No siempre es cuestión de precios, elegir el mejor calzado para hacer ejercicio puede ser tan fácil como económico, si reconoces las propiedades que un buen par de tenis de entrenamiento debe tener.

Di no a la presión

El sitio especializado en entrenamiento Runner’s World, precisa que al elegir el calzado adecuado para correr, el talón debe poder salir fácilmente cuando el tenis no se encuentra atado. La “regla del pulgar” determina que debe haber un espacio de al menos un centímetro de diferencia entre el largo del pie y la longitud del zapato, el pulgar debe caber entre el dedo más largo y la punta del zapato, esto para evitar presión en el empeine.

Conoce tu arco

Especialistas de la Clínica Mayo señalan que también es importante conocer el tipo de arco de nuestro pie. Una forma fácil de conocer el grado de amplitud de tu arco, es sumergir el pie en agua y luego colocarlo en un trozo de cartón, si alcanzas a ver gran parte de tu huella es probable que tu pie sea más plano, y al contrario, si la mancha se fragmenta en dos, tienes un arco alto. Lo importante es encontrar un calzado que alcance a llenar tu arco para evitar lesiones. 

La meta: comodidad

Recuerda que este calzado es para hacer ejercicio, así que no siempre será el más estético o el que vaya mejor con tu atuendo. Busca que el protector del tendón de Aquiles asegure el calzado alrededor del talón, para evitar lesiones.  Además, una puntera “amplia y redonda” también puede prevenir desde callos hasta esguinces.

Con el tiempo, la tecnología y el diseño han evolucionado para encontrar tenis idóneos para diferentes tipos de entrenamiento:

  • Para corredores

Al momento de elegir calzado para caminar, trotar o correr, busca que las suelas sean flexibles y livianas. Lo ideal es que permitan un movimiento natural y que tengan una buena amortiguación.

  • Los de crossfit

No existe un modelo ideal para este tipo de entrenamiento multifuncional, pero se recomienda que tenga una suela adherible que propicie una buena amortiguación y estabilidad para los saltos y flexiones.

  • Para practicar baile

Con el furor por el baile y las clases de zumba, el calzado más recomendable es aquel con suelas lisas y con el característico círculo que permite hacer giros sin complicaciones.

  • Si levantas peso

Para esos entrenamientos en que el levantamiento de peso es esencial se recomiendan tenis con talón elevado, que brinden impulso y soporte para evitar accidentes.

Expertos de la Asociación Americana de Ortopedia agregan que lo recomendable es comprar en función de la actividad que se pretende realizar, tomando en cuenta las superficies en las que se entrenará y, principalmente, el tipo de pie de cada persona.

Por último, pero lo más importante, recuerda que en caso de lesiones o cualquier malestar, es estrictamente necesario acudir con un experto en ortopedia, ya que existen daños por mal uso de calzado que podrían ser irreversibles. No te confíes y atiéndete a tiempo.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • 1- Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO
  • 2- Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • 3- Coppel te pone en Buró de Crédito: Mitos y realidades
    VER ARTÍCULO