Si buscas dónde comprar un MP3 barato, en Coppel tenemos varias opciones

Sharing is caring!

Si eres de los que no puede vivir sin la compañía de la música y cualquier actividad del día es pretexto para escuchar tus canciones favoritas, entonces sabes que tener un reproductor de audio portátil es casi una obligación. Y aunque comprar un MP3 baratohace algunos años era complicado, hoy en día gracias a la evolución digital, estos dispositivos son más accesibles.

La historia del reproductor de música MP3

Hasta la aparición del primer reproductor de música MP3, llevar la música a cualquier lugar no era algo nuevo, pero sí un poco complicado. El desarrollo de los dispositivos móviles de audio comprendió diversos formatos: casete, disco compacto, DAT y minidisco. Algunos de ellos estaban más enfocados al uso en la industria musical, pero también contaban con modelos comerciales que los hacían accesibles al público general.

Pero la llegada del Internet vino a cambiar todos los hábitos de las personas y el caso del consumo  de música no fue la excepción. La Organización Internacional para la Estandarización (ISO), la misma del certificado de calidad ISO 9000, a través del Moving Picture Experts Group, sentó las bases del proceso de intercambio de archivos de audio a través de la Red. 

Con el fin de entender el desarrollo del MP3, es necesario irnos un poco más atrás, al año de 1987 en Alemania, específicamente al Fraunhofer Institut Integrierte Schaltungen (Fraunhofer IIS), donde se creó un método que permitía transmitir audio en un formato digital comprimido y sin una pérdida de calidad apreciable. El resultado que obtuvieron fue avalado en 1992 por el Motion Picture Experts Group (MPEG) y llevó por nombre MP3.

A partir de ese momento, el formato se popularizó muy rápido y aunque en un inicio comprar un MP3 barato no era tan accesible, solo era cuestión de tiempo para que sus precios bajaran.

Te recomendamos leer: 5 cosas que no sabías de los audífonos inalámbricos

Marcas con ventas de reproductores de audio

La principal marca involucrada en el mercado de reproductores de audio portátil fue sin duda Sony, con productos tan famosos como el Walkman, que se convirtió en el término genérico para llamar a cualquier reproductor de casete personal sin importar la empresa que lo creará. Más tarde, dio vida a otros dispositivos como el Discman o el Minidisc. Hoy en día, si quieres comprar un MP3 barato y con gran capacidad, Sony tiene una línea de aparatos bajo el nombre de Walkman.

Aunque su aparición en el mercado de audio se dio más tarde, el caso de Apple también es un referente importante en el desarrollo del reproductor de música de MP3. El 23 de octubre de 2001 en la presentación de su primer dispositivo móvil, Steve Jobs afirmaba que “escuchar música nunca volvería a ser lo mismo” y en cierta forma, así fue. Acompañado de la plataforma iTunes, el iPod había llegado a cambiar el panorama de la industria musical.

Si bien contaba algunos defectos iniciales, como una rueda de desplazamiento poco firme, incompatibilidad con Windows y poca duración de su batería, el precio de introducción del iPod se estableció en 400 dólares. Y aunque quienes buscaban comprar un MP3 barato tenían que voltear a ver a otras marcas, el dispositivo de Apple acabó convirtiéndose en el reproductor más vendido del mundo. 

El iPod no fue el primer reproductor de música MP3, pero su interfaz simple y su disco duro interno, que evolucionó a memoria flash en modelos posteriores, estableció un nuevo estándar.

La evolución del MP3

La ley de la vida digital marca que toda novedad tiene su vigencia hasta que es superada por otro producto con mejores atributos. En el caso del reproductor de música MP3, pareciera estar sucediendo esta situación, aunque hasta la fecha no se puede cantar la derrota. 

En su evolución, hemos visto desfilar dispositivos más pequeños en tamaño, pero más grandes en capacidad de almacenamiento y características como la integración de video o la opción de grabar audio con un micrófono integrado. 

En la actualidad, somos testigos de la proliferación de distintos dispositivos que cuentan con la función de reproducir archivos en formato MP3. Desde smartphones, relojes, audífonos, autoestéreos y bocinas inalámbricas hasta complejos sistemas de audio. 

Por otra parte, la aparición de plataformas de música en streaming también ha jugado un papel importante en la pérdida de popularidad del reproductor portátil. Hoy, los melómanos disfrutan de la posibilidad en escuchar en línea sus temas favoritos.

Te recomendamos leer: 6 razones por las que debes tener un smartwatch

Razones para comprar un MP3 barato 

Pero a pesar de este panorama, el reproductor de música MP3 sigue ofreciendo un conjunto de beneficios que los ha convertido en una excelente alternativa, teniendo en cuenta los hábitos de las personas. Parte de su permanencia en el mercado es gracias a su versatilidad a la hora de poder escuchar música cuando se quiere y en cualquier tipo de situación. 

Si buscas dónde comprar un MP3 barato para revivir este formato o probarlo por primera vez, en Coppel tenemos varias opciones. Solo es cuestión de que te asegures de que cumplan con ciertas características como: 

  • Calidad del sonido. Desde el oído más refinado hasta quien solo le preocupa que se escuche sin importar la calidad.
  • Duración de la batería. Es esencial que tenga la autonomía suficiente para que aguante horas encendido; al menos cinco o seis sin tener que cargarlo.
  • Tamaño. Si bien en la actualidad todos son compactos y fáciles de transportar, existen alternativas que se acomodan a diferentes situaciones. 
  • Capacidad de almacenamiento de los archivos de audio. Lo ideal es que sea de 8 ó 16GB, aunque hay modelos que cuentan con lector de tarjetas para ampliar la memoria disponible.
  • Formato de reproducción. Dependiendo de la calidad que busques, hay una gran variedad de formatos como WAV, AIFF, FLAC, TTA, ATRAC, WMA.

Verificar estos puntos hará que comprar un MP3 barato y de buena calidad sea mucho más sencillo. Elige el que mejor se adapte a tus necesidades particulares. Solo será cuestión de echar un vistazo a todas sus características. ¡Así de fácil!

Etiquetas: , ,

Édgar Hernández

Édgar Hernández es un aficionado a las letras. Estudió lengua y literatura hispánicas y se ha dedicado a la corrección de estilo, redacción y edición de contenido para prensa escrita, plataformas digitales y campañas de marketing.

Le gustan los libros, el teatro, el cine y la música. Su trabajo abarca temas de negocios, arte, cultura, tecnología, salud, deportes, educación y sociedad.

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.