Entretenimiento

¡Dale vida a las muñecas de las niñas con objetos caseros!

por Niza María Muñoz

Crea junto a las más pequeñas de la casa sencillos objetos para darle vida a sus muñecas.


Las muñecas son uno de los juguetes que acompañan a las niñas durante  toda su infancia. Muchas veces se convierten en sus compañeras fieles y hacen con ellas todas sus actividades diarias, desde jugar hasta dormir.

Si bien las opciones para jugar con las muñecas son infinitas, muchas veces puede llegar a ser aburrido siempre contar con el mismo juguete sin tener ningún cambio. Por eso aquí te dejamos algunas opciones de accesorios y objetos para que puedas hacer junto con la más pequeña de la casa para que no se deje de divertir. 

¿Cómo hacer una casa de muñecas?

Hacer una casa de muñecas es mucho más fácil de lo puede llegar a parecer. La manera más sencilla de armar una es consiguiendo una caja de cartón, cartón, tijeras y resistol o masking tape.

Para empezar, es importante tener en cuenta el tamaño de la muñeca para elegir la caja. Una caja chica con una muñeca grande dificultará el juego. 

Una vez que se tengan todos los materiales lo primero que hay que hacer es agarrar la caja, apoyarla en uno de sus lados y cortar la tapa (esos cartones también sirven para más adelante). Ya con la base lista se puede pintar o forrar si se quiere. Después, con los cartones, hay que hacer las divisiones para crear los diferentes espacios del hogar: sala, baño, recamara y cocina. Se pueden armar tantos cuartos / espacios como se quiera. Lo más fácil es ir pegando los  pedazos de cartón con el masking tape. Una vez que se tenga la casa lista es momento de pintarla y comenzar a decorarla.

Decora la sala como a ti más te guste

Tener una casa de muñecas es mucho más divertido si tienen los muebles y accesorios adecuados en cada uno de los ambientes. Tenerla linda no tiene que ser sinónimo de hacer grandes gastos, es solo cuestión de tener un poco de imaginación y ponerse a crear. 

Para comenzar a amueblar la sala es necesario crear una de las piezas más importantes: el sillón. Solamente hay que juntar esponjas de la cocina usadas (deben de estar secas y limpias), un cachito de tela, pegamento y cartón. Primero hay que forrar las esponjas con la tela para poder crear los cojines, una vez que estén listos hay que pegarlos sobre el cartón para poder ponerlos en forma de ‘L’ y que las muñecas se puedan sentar muy cómodamente. Si se cuenta más esponjas y materiales se pueden armar sillones más grandes, solo es cuestión de adaptarse a lo que se tiene.

¡Es momento de armar un pequeño mueble para guardar cosas! Esto es muy fácil de hacer. Solamente hay que juntar cajitas de fósforos, pueden ser 2, 3 o 4. Primero hay que ponerlas una encima de la otra, después forrarlas con cartulina o tela, o sino también se pueden pintar. Una vez que esté listo solamente hay que pegar chaquiras o algo pequeñito en cada uno de los cajones para poder abrirlos fácilmente.

Ahora hay que decorar las paredes. Esta parte es súper divertida y muy fácil. Solamente hay que agarrar una hoja blanca y cortarla del tamaño que se quieran los cuadros, pueden ser de diferentes tamaños. Después en los pequeños pedazos hay que dibujar lo que se quiera con lápices de colores, plumones o acuarelas. También se puede agregar glitter y todo lo que se tenga para pintar.

¡Un tip! Las técnicas que se utilizaron para armar los muebles de la sala se pueden utilizar para decorar el resto de la casa. Por ejemplo, las esponjas en vez de colocarlas en forma de ‘L’ se pueden pegar horizontalmente una al lado de la otra para armar una cama. Solamente es cuestión de dejar echar a volar la imaginación.

Con las muñecas a todos lados

Dejamos un ratito la casa de muñecas para ir a jugar a la tina o a una cubeta llena de agua. ¿Qué se necesita para poder navegar? Un bote y lo mejor es que es muy fácil de hacer. Solamente hay que juntar dos botellitas de plástico de refresco o agua y lavarlas bien. Después hay que pegarlas o unirlas, puede ser con un listón, estambre o masking tape. Cuando estén listas, con un cutter hay que hacerles un pequeño agujero a cada una en lo que sería aproximadamente la mitad de la botella. Si se quiere se pueden hacer pequeñas decoraciones con foami, aunque no es necesario. ¡Listo! Es momento de sentar las muñecas arriba de la lancha y salir a disfrutar del agua.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • Por ti, por los tuyos, ¡no bajes la guardia!
    VER ARTÍCULO
  • Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • ¿Cómo consultar el Buró de Crédito gratis online?
    VER ARTÍCULO