Editorial

¿De dónde viene el dicho?

por Editorial Coppel

Nuestras conversaciones diarias están llenas de dichos populares mexicanos cuyo origen se remonta a decenas de años y que nacieron por motivos que ni sospechamos.


Eso sí, son súper populares, jocosos y nos facilitan mucho la comunicación, pues todo mundo está familiarizado con ellos.

Échale un ojo a los orígenes de estos dichos que seguramente usas más de lo que te imaginas.


¡Aguas!

Regularmente decimos esta expresión para alertar a alguien de algún riesgo o peligro. Su origen viene desde la época de la Colonia en donde las casas y edificios no contaban con drenaje y la gente hacía sus necesidades en bacinicas que una vez llenas tiraban por la ventana. Entonces para que a nadie le cayera encima el desagradable contenido de esos cuencos gritaban: ¡aguas! 

Chupó faros

En tiempos de la Revolución Mexicana, a las personas que iban a fusilar se les permitía fumar un último cigarro antes de la mortal sentencia, y como en aquellos tiempos era muy popular la marca Faros, los condenados a muerte “chupaban” (inhalaba) Faros poco antes morir. Por eso ahora la expresión se usa para referirse a alguien que muere o incluso cuando alguien pierde o queda fuera de una competencia.

Chiflando y aplaudiendo

Es una expresión muy usada que las mamás dicen cuando el novio de su hija va de visita para evitar el “juego de manos”. Esta frase se la debemos a la gente que antiguamente preparaba el pulque al menear el aguamiel de manera rápida para que se fermentara. Regularmente sus patrones les decían “chiflando y aplaudiendo” para que no cayeran en la tentación de darle un trago al pulque.

Leer la cartilla

Cuidado cuando alguien te dice que te va a “leer la cartilla” porque entonces estás en problemas y seguro te van a regañar. Esta expresión surgió en el siglo 19, cuando las cartillas eran cuadernillos que contenían las normas básicas del funcionamiento de un oficio militar. Entonces cuando un superior “leía la cartilla” a un subordinado era para recordarle las reglas de disciplina que debía acatar.

Mandar a la porra

Para deshacerte de alguien que ya no quieres ver ni en pintura lo más práctico es “mandarlo a la porra”. Esta expresión también tiene su origen en el servicio militar pues la porra era una especie de bastón largo que colocaban a las afueras del campamento y a donde eran enviados los soldados castigados que habían cometido alguna falta.

Ya nos cayó el chahuistle

El chahuistle es una enfermedad o plaga que le pega a las hojas del maíz y que podría estropear toda una cosecha. Su etimología viene del náhuatl Chahuitztli y cuando azotaba una región era sinónimo de pérdidas muy fuertes. Por eso ahora cuando “nos cae el chahuistle” significa que un evento imprevisto nos arruina los planes que teníamos. También puede ser referida a una persona indeseable que sin previo aviso llega de visita.

A Chuchita la bolsearon

La famosa Chuchita sí existió allá por los años de la Colonia y se trataba de una empleada doméstica que cada vez que llegaba de hacer las compras resulta que tenía menos mercancía de la que le habían pedido. Su excusa de siempre es que la habían “bolseado”, es decir, robado; pero lo dijo tantas veces que se convirtió en un chisme entre los vecinos de sus patrones. Y así cada vez que algo faltaba se decían entre sí: “no me diga que a Chuchita la bolsearon”.

Me cayó el 20

Ahora usamos esta expresión para explicar que por fin hemos entendido algo, pero se comenzó a utilizar cuando había cabinas de teléfono que sólo aceptaban monedas de 20 centavos. Cuando una llamada entraba en línea caía la moneda y entonces las dos personas podían conversar, pero había ocasiones en que la moneda no caía y entorpecía la comunicación, o sea, “no caía el 20”.

Y tú, ¿cuáles de esos dichos usas?

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO