Editorial

Descubre las bondades de comer avena diario

por Editorial Coppel

Incorporar este nutritivo cereal a tu dieta diaria te traerá muchos beneficios


Aunque no lo creas, en la Roma antigua, la avena, originaria de la zona de Israel, Turquía e Irán, era considerada alimento para animales. Por fortuna, esta idea se ha transformado totalmente, y hoy este nutritivo cereal es uno de los ingredientes más recomendados por los expertos en nutrición.

A nuestro continente llegó a través de Estados Unidos, donde se sabe que se sembró por primera vez en 1602; unos siglos después, en 1877, se comercializó a través de la Quaker Mill Company, empresa que la ofertaba como cereal de desayuno.

Hoy, galletas, muesli, pan y copos de avena nos alimentan no sólo por la mañana, sino a cualquier hora del día, aportándonos vitamina B1 y B6, tiamina, magnesio, potasio, fósforo y, sobre todo, fibra. 

Un estudio publicado por la Fundación Española de la Nutrición la sugiere para personas que padecen diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer, celiaquía (intolerancia al gluten), enfermedades intestinales y obesidad, y resalta la importancia de sacarle todo el provecho preparándola en sus diversas versiones.

“Se recomienda cocida: mezcla 1/3 de taza de avena en hojuelas con 1 taza de la leche de tu preferencia, agrega azúcar, canela y vainilla a tu gusto; cocina a fuego medio hasta que la mezcla se espese bien y listo. Al servir puedes complementarla con fruta y frutos secos para añadir algo de proteínas y grasas al plato”,  establece el estudio. 

También es conocida su efectividad para disminuir el colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL), o sea, el colesterol “malo” en el organismo.

Consumir este cereal en su versión integral es muy importante, tanto, que la Organización Mundial de la Salud estableció el 19 de noviembre como el Día Internacional del Grano Entero, señalando entre los indispensables a la avena.

Puedes preparar con ella hot cakes, usándola como sustituto de la harina tradicional:

“Combina 1 huevo, 2 claras de huevo, 3 cucharadas de avena en hojuelas o harina de avena, 1 cucharada de semillas de chía o linaza, 1/3 de taza de leche de tu preferencia, canela, azúcar o edulcorante y vainilla al gusto. Revuelve bien la mezcla, rocía un poco de aceite en una sartén y haz los hot cakes. Puedes acompañarlos con fruta o jarabe”.

Y otra forma de obtener todos sus beneficios es incluyéndola en licuados y smoothies:

“mezcla 1/2 plátano, 1 taza de leche, 3 cucharadas de avena, 10 almendras y hielo al gusto; licúa y disfruta. Puedes variar las frutas, otras buenas opciones son: fresas, moras, durazno, entre otras”.

Se recomienda consumir de 20 a 30 gramos diarios, lo que equivale a ⅓ de taza. Si la incorporas a tu dieta diaria, pronto sentirás los resultados positivos en tu cuerpo.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO
  • Por ti, por los tuyos, ¡no bajes la guardia!
    VER ARTÍCULO