Estilo de Vida

Día de la Madre Tierra: lo que debes saber

por Niza María Muñoz

Descubre por qué se celebra el Día de la Madre Tierra y qué acciones puedes llevar a cabo para cuidarla


¿Sabes cuándo es el Día de la Tierra? En esta nota te decimos todo lo que debes saber sobre esta fecha y qué acciones puedes emprender para cuidar nuestro planeta. ¡Toma nota!

El Día de la Madre Tierra se celebra el 22 de abril. Si bien su origen se remonta al año 1970 -cuando la protección del medio ambiente no era una prioridad en la agenda política-, su resolución sucedió hasta el año 2009. 

¿Por qué se celebra el Día de la Tierra?

El 22 de abril el Día de la Tierra se celebra con el objetivo de crear conciencia sobre nuestro impacto en el planeta, así como propiciar acciones gubernamentales e individuales enfocadas en los problemas más graves que afectan al medio ambiente; el principal de ellos, el cambio climático.

Incluso, la pandemia ocasionada por el coronavirus no sólo ha representado un riesgo para la salud pública y la economía mundial, sino que también ha provocado impactos ambientales graves a corto, mediano y largo plazo. 

Dentro de los impactos ambientales ocasionados por la pandemia podemos destacar:

1. Contaminación del aire persistente: aunque al inicio de la pandemia hubo una reducción de emisión de gases debido a la cuarentena, hoy en día, con un panorama relativamente más “normalizado”, la contaminación del aire vuelve a incrementar, generando las condiciones idóneas para la propagación del virus.

2. Reducción de incentivos para proteger áreas naturales: hay que recordar que una de las principales industrias afectadas por la pandemia fue el turismo, por lo que se redujeron los recursos económicos destinados a proteger áreas naturales.

3. Incremento de residuos plásticos: no sólo hablamos de los cubrebocas, también hay que contemplar el empaquetado de otros productos que, “por seguridad”, utilizan más plásticos. A ello hay que sumarle el uso de guantes de látex en ciertas industrias, caretas de un sólo uso y el material médico que se ocupa en caso de hospitalizaciones por COVID-19. 

La importancia del Día de la Tierra

Aunque todos los días deberían estar dedicados al cuidado de nuestro planeta, es importante que exista un Día de la Tierra que nos haga recordar que el lugar en el que vivimos merece nuestro cuidado y respeto. Igualmente, es una fecha visible para presionar a los gobiernos a que tomen medidas en favor del medio ambiente, así como para exigir una regulación ambiental tanto para las industrias públicas como privadas.

De acuerdo con el reporte de la ONU de 2019, el mundo debe reducir las emisiones de carbono en un 7.6% anualmente entre la década del 2020-2030 para alcanzar un objetivo de 1.5°C. Por ello, más que nunca, es fundamental tomar conciencia y emprender acciones permanentes en beneficio de la Tierra.

Acciones que favorecen una mejor conciencia del cuidado de la Tierra

Cada año, la ONU determina una temática para los días internacionales y, en esta ocasión, el Día de la Tierra 2022 lleva por lema “Invertir en nuestro planeta”, que representa un llamado tanto a los pobladores del mundo como a sus gobiernos y empresas a que tomen conciencia y generen acciones sostenibles para revertir, en la mayor medida posible, el impacto negativo que la población y actividades económicas han ocasionado en el medio ambiente. 

En México, todos los años desde 2005, se ha puesto en marcha el premio “Campeones de la Tierra”, en el que se reconoce la labor de las personas o grupos que trabajan por el medio ambiente y generan recursos para concientizar a otros. 

¿Cómo puedo contribuir en el cuidado del medio ambiente?

A nivel individual existen muchas acciones que pueden contribuir al cuidado de la Tierra y del medio ambiente, lo más importante es ser constantes e incorporarlas a nuestro estilo de vida diario. 

Estas son 5 acciones que puedes llevar a cabo: 

1. Reduce el consumo de electricidad

Seguramente has oído incansablemente que una forma de reducir el consumo de electricidad es que apagues las luces cuando no las estés utilizando o desconectes los aparatos electrónicos si ya no están en uso. Todo muy bien con esta práctica, así que no dejes de hacerla.

Sin embargo, nuestra recomendación es que apuestes por las celdas solares e incorpores algunas en casa para que suplan ciertas necesidades. Por ejemplo, colocar celdas solares para las lámparas que alumbran patios y otras áreas externas, como las luces fuera de la casa. 

Otro buen uso que puedes darle a las celdas solares es como equivalente al gas que utilizamos para bañarnos. Son una buena opción, incluso en días nublados, pues su funcionamiento no depende en realidad de la intensidad solar, sino de los rayos que llegan al panel solar. 

2. Lava tu ropa con agua fría

Lavar ropa en lavadora emite una gran cantidad de gases de efecto invernadero, sobre todo si la máquina cuenta con un sistema de regulación de temperatura del agua. Para reducir un poco el impacto, puedes optar por programar la lavadora con agua fría. 

3. Reduce el desperdicio de alimentos

Existen diferentes maneras de reducir casi a cero el desperdicio de alimentos, desde programar el menú de la semana completa, comer un platillo por dos días seguidos o reutilizar las sobras para elaborar menús nuevos. ¡Ponte creativo! 

4. Evita el uso de plásticos de un sólo uso

Es posible que también ya hayas escuchado este tip, pero si aún no lo llevas a cabo, ahora es un gran momento para hacerlo. 

Los plásticos de un sólo uso, como los envases de bebidas y las bolsas, contaminan demasiado. ¿Cuál es la solución? Bolsas reutilizables de tela para las compras (ya hasta hay bolsas especiales para poner la fruta y la verdura sin que se maltraten) y cilindros que puedas lavar y reutilizar para tomar agua.

Otra opción muy práctica son los recipientes plegables que puedes llevar en tu bolsa, ya sea dentro o colgados. Son una alternativa genial si trabajas fuera y se te antoja un café o algún snack que servirían en una bolsa de plástico. 

5. Cancela el correo postal innecesario y mantén limpia la bandeja de entrada del electrónico

Primero, los estados de cuenta de bancos, promociones y cualquier otro papel que llegue a tu correo representa un problema de deforestación y muchas emisiones de carbono. Lo mejor es que recibas esos documentos vía e-mail. 

Ahora, hablando del correo electrónico, quizá no lo sabías, pero el envío de e-mails y una bandeja de entrada llena también emiten carbono, pues los servidores que envían, reciben y almacenan correos sobre trabajan y consumen mayor energía si las bandejas de correo están a reventar. Un correo enviado emite alrededor de 0.3 gramos de carbono; piensa en todos los e-mails que tienes en tu cuenta y haz la suma. 

¿Qué puedes hacer? No sólo reducir la cantidad de correos que envías y que podrían resolverse con un mensaje, sino también hacer una limpieza exhaustiva de cuáles no son importantes y enviarlos a la papelera, luego borrarlos de ahí. 

Cuidar nuestro planeta es muy sencillo y se puede empezar con tan sólo pequeñas acciones. Y tú, ¿cuál de estos hábitos pondrás en práctica?

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • 1- Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO
  • 2- Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • 3- Coppel te pone en Buró de Crédito: Mitos y realidades
    VER ARTÍCULO