Finanzas

Diferencias entre un crédito departamental y un crédito bancario

por Guillermo Santamaría

Conoce las diferencias entre el crédito departamental y el crédito bancario.


Comenzar una vida financiera puede llenarnos de grandes ilusiones, sobre todo cuando se piensa en los atractivos beneficios que ofrece el crédito departamental o el bancario para adquirir todos aquellos productos que tanto hemos deseado y que de golpe no podríamos pagar. Pero para iniciar un historial crediticio con el pie derecho y mantener un buen manejo del llamado dinero de plástico, es necesario entender en qué consiste cada uno de estos productos y cuáles son las diferencias que se marcan de acuerdo con la institución que las emite.

Ya sea que se trate de un crédito departamental o un bancario, cualquier opción puede ser de gran ayuda si se maneja adecuadamente y para ello hemos preparado esta publicación con las principales diferencias.

Índice

1. ¿Qué es un crédito?
2. ¿Crédito departamental o crédito bancario?
3. Crédito bancario
3.1. Puntos a favor
3.2. Puntos en contra
4. Crédito departamental
4.1. Puntos a favor
4.2. Puntos en contra
5. Compara y elige el mejor crédito para tus necesidades

¿Qué es un crédito?

El crédito es el préstamo que nos hace una tienda o entidad financiera para adquirir los productos y servicios que por otros gastos no podemos costear al momento y requerimos de una ayuda extra. Ese apoyo complementario lo obtenemos a través de un plástico con el que podemos pagarle al comercio para llevarnos nuestros artículos a casa y posteriormente ir abonando de una forma más cómoda.

¿Crédito departamental o crédito bancario?

Aunque en esencia el crédito departamental y el crédito bancario parecen el mismo producto sólo que emitido por una empresa o institución en particular, las diferencias van mucho más allá. Sí, se trata de dos instrumentos que nos ayudan a comprar cosas nuevas, a pagar en un determinado plazo y crear un historial crediticio, pero esas son sus mayores similitudes y en este punto es donde surgen la mayor cantidad de dudas sobre cuál nos conviene más. La respuesta a esta pregunta tiene que ver con el enfoque que le vas a dar, es decir, para qué vas a utilizarla. Ambas tarjetas tienen sus ventajas y desventajas que tienes que conocer. 

Crédito bancario

Se trata de un crédito revolvente que además de permitir el financiamiento de productos y servicios, también ofrece algunos beneficios como puntos de recompensa, meses sin intereses, la posibilidad de comprar on line y hasta servicios de seguros y asistencia. El crédito revolvente es el que se puede volver a disponer de los recursos una vez que se haya pagado parcial o totalmente el monto de la línea que se otorgó.

Este tipo de crédito lo ofrece una institución financiera como un banco, Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes), Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SOCAPS), Sociedades Financieras Populares (SOFIPOS), entre otras.

Puntos a favor

  • Existen algunos bancos que te permiten pagar tus intereses a plazos determinados sin generar tasas de pago mayores.
  • Con el crédito bancario, puedes comprar online sin ningún tipo de restricciones.
  • Acumulas puntos o bonos que posteriormente vas a poder canjear por artículos o regalos especiales. 
  • En su mayoría, los bancos e instituciones financieras ofrecen un seguro para ti y para tus compras. Al contratar una tarjeta de crédito de un banco, te estarán brindando una serie de planes de seguros para ti, para tus compras y para tu familia. 

Puntos en contra

  • Generan una comisión por anualidad que puedes pagar en una sola exhibición o en pagos diferidos. Existen algunos créditos que al momento de contratar ofrecen la promoción de devolución de la anualidad durante tu primer año o cancelarla cuando haces al menos algún movimiento mensual con ella.
  • Uno de los requisitos más frecuentes al solicitar un crédito bancario es que cuentes con un buen historial crediticio.
  • Debido al monto que aprueban los bancos, las posibilidades de endeudarse sin darse cuenta son muy amplias, lo que puede resultar negativo para tus finanzas personales.

Crédito departamental

A este tipo de crédito también se le conoce como crédito comercial, ya que operan bajo una regulación comercial y no financiera, por lo tanto, la entidad encargada de regular su funcionamiento es la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). Ahí deberás presentar tus quejas.

Sirve para adquirir servicios y artículos de primera necesidad de forma exclusiva en la tienda departamental donde es otorgada y en algunos establecimientos con los que tenga convenio. Generalmente, es solicitado por clientes asiduos a ese comercio y desean obtener una línea de crédito para comprar y pagar a plazos en ella, así como obtener descuentos especiales y promociones vigentes. Algunos de los ejemplos más claros de este tipo de productos es el crédito departamental Coppel o la tarjeta de crédito departamental Famsa, Liverpool, Walmart y muchas más.

Además de permitir pagar en plazos las compras realizadas con la tarjeta departamental, en la mayoría de las ocasiones también se obtienen atractivos beneficios como puntos de recompensa, meses sin intereses, la posibilidad de comprar on line y hasta servicios de seguros y asistencia. Si la tarjeta de esta tienda pertenece a las redes de pago MasterCard o Visa, también se puede retirar dinero de cajeros automáticos y hacer pagos en otros comercios físicos y en línea.

Puntos a favor

  • No tienen comisión por apertura, anualidad, reposición o tarjeta adicionales.
  • Pocos requisitos y trámites sencillos de contratación. Para adquirirlo, no se requiere tener experiencia crediticia, es decir, es ideal para cuando vas empezando tu vida financiera.
  • Aumento de crédito. Si pagas a tiempo, la tienda te ofrecerá un aumento en tu línea de crédito, para que puedas comprar más productos.
  • Posibilidad de contratar servicios adicionales o de asistencia como médicos, legales o viales.
  • Acceso a sorteos, concursos y regalos exclusivos para tarjetahabientes.

Puntos en contra

  • En algunos casos la tasa de interés y el CAT son mayores a los créditos bancarios.
  • Comisiones en casos de pagos tardíos. 
  • No cuenta con seguro de saldos si fallece el titular.
  • Sólo puede ser utilizada en un lugar o tienda específica y algunas veces en las tiendas o negocios afiliadas a ella.

Compara y elige el mejor crédito para tus necesidades

Todos en algún punto de la vida vamos a llegar a ese momento en que tendremos la necesidad de tramitar un crédito y para hacer la mejor elección es indispensable contar con la mayor información posible. De esta forma, podremos conocer el producto más adecuado a nuestros hábitos y necesidades.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • Por ti, por los tuyos, ¡no bajes la guardia!
    VER ARTÍCULO
  • Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • ¿Cómo consultar el Buró de Crédito gratis online?
    VER ARTÍCULO