Despídete de esos ‘kilos pandémicos’ con un plan sano

Se dice que las penas con pan son menos. O lo que es lo mismo, el estrés, la ansiedad y la depresión nos llevan, a menudo, a buscar alivio en la comida. Y mientras menos nutritiva sea, mayor es el confort que producen.

La pandemia y sus distintas etapas ha generado diversos sentimientos: angustia, tristeza, soledad, incertidumbre… Y muchas personas han buscado contrarrestarlas con abundantes comilonas ricas en azúcares y grasas saturadas. Y para empeorar el cuadro, la inactividad aumentó exponencialmente: 

Esos malos hábitos que se intensificaron con el encierro llegaron para quedarse y nos han dejado, por supuesto, algunos kilos de más.

Si eres de los que subió de 3 a 5 kilos y ya no les cierra el pantalón ni el botón de la camisa, la nutrióloga Conie Arellano Salazar, presidenta del Colegio de Médicos Cirujanos y Profesionales en Nutriología y Obesidad AC tiene algunas recomendaciones para ti. 

El objetivo es recuperar tu peso con hábitos saludables que puedas incorporar a tu vida diaria partiendo de cuatro aspectos básicos: alimentación, hidratación, ejercicio y descanso.

ALIMÉNTATE BIEN

  • Evita el consumo de pan dulce, pasteles, galletas, así como alimentos fritos y empanizados.
  • Incluye en tu alimentación diaria mínimo una taza de vegetales crudos o cocidos en el desayuno, dos tazas en la comida y otra taza en la cena.
  • Aumenta el consumo diario de frutas frescas de temporada, de preferencia, mezcla frutas de diferentes colores.
  • Modifica tu consumo de carnes, reduce tu ingesta de carne roja y opta por las carnes blancas como pollo, atún y pescados, que ofrecen más proteína y menos grasa. 
  • Cocina tus alimentos al vapor, a la plancha, al horno o hervidos, evita freírlos o empanizarlos.
  • Sigue las leyes de la alimentación, debe ser: variada, completa, equilibrada e inocua (es decir, sin riesgo significativo para la salud). 
  • Compra frutas y verduras frescas y de temporada.

HIDRÁTATE

  • Evita los refrescos, aguas de sabor embotelladas y jugos de caja, ya que contienen saborizantes artificiales y conservadores. 
  • Ingiere 2 litros de agua natural o de aguas de frutas naturales, si deseas endulzarlas elige hacerlo con azúcar morena, mascabado o de caña de azúcar.

EJERCÍTATE

  • Lo ideal si se busca bajar de peso es hacer ejercicio mínimo una hora al día. 
  • Hazlo de manera gradual, no busques correr el primer día.
  • Inicia con una caminata a paso rápido, recuerda hacer calentamientos previos y estiramientos al finalizar. 
  • Dosifica tu tiempo, en una hora puedes realizar ejercicio aeróbico y anaeróbico como pesas, puedes apoyarte de un instructor para una rutina. 

DESCANSA

  • Procura dormir de 7 a 8 horas por noche. El sueño es importante para el buen funcionamiento del organismo.
  • Fomenta una buena higiene del sueño manteniendo un horario para dormir y despertar.

Recuerda que ante cualquier problema que detectes en tu salud es importante que acudir con tu médico de cabecera para una valoración.

Ser mexicano es…

Los mexicanos estamos unidos por hilos invisibles que nacen de los mismos valores, sin importar si vivimos en el desierto de Chihuahua o en las costas de Veracruz, las montañas de Puebla o la selva de Chiapas. 

Nuestras  raíces, con más de 500 años de antigüedad, se mantienen claras y son visibles. El escritor Juan Villoro define la identidad como “esas notas duraderas que permitan (al pueblo) reconocerlo frente a los demás, tales como: territorio ocupado, composición demográfica, lengua, instituciones sociales, rasgos culturales”. 

Gracias a esas notas podemos disfrutar de platillos tan ricos como el mole negro, chiles en nogada, cochinita pibil, chilpachole de jaiba, pescado zarandeado, enchiladas mineras, pozole verde, torta ahogada, aguachile y los deliciosos tacos al pastor; y es por ello que nuestra gastronomía es reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (UNESCO).

Otro escritor, Carlos Monsiváis, definió la identidad como “la manera en que el instinto colectivo mezcla mitos y hechos de la historia y del día de hoy, computadoras y cultura oral, televisión y corridos”. Así, la música es otro gran punto de unión. Marimba, banda, ranchera, corridos, tríos y, por supuesto, el mariachi son géneros que no sólo nos hacen disfrutar, sino que nos acercan y nos hacen sentir orgullosos.

“La manera en que el instinto colectivo mezcla mitos y hechos de la historia y del día de hoy, computadoras y cultura oral, televisión y corridos.”

Carlos Monsiváis

Personajes tan emblemáticos como Francisco Villa, Josefa Ortiz de Domínguez, Emiliano Zapata o Benito Juárez fueron seguidos por figuras deportivas como Julio César Chávez, Lorena Ochoa o Fernando Valenzuela; de la esfera artística, como Frida Kahlo o Graciela Iturbide, y los nuevos ídolos, como Checo Pérez, Canelo Álvarez, Paola Longoria y tantos más, así como los siempre talentosos Alejandro González Iñárritu y Guillermo del Toro, quienes muestran al mundo la entrega, lucha y genialidad que va en nuestro ADN.

Tal vez es esta suma de elementos lo que coloca a México en el lugar 23 en el Índice Mundial de la Felicidad 2019, creado por la ONU, que evalúa a 156 países de la voz de su propia población. Según esta lista, los mexicanos somos más felices que los encuestados de países como Francia, España e Italia.

Estos conceptos se unen a otros valores arraigados en la piel y el sentir del mexicano, como el trabajo, la entrega, el compromiso, la genialidad, la fraternidad, el amor y la solidaridad. Todos estos elementos hacen que ser mexicano sea algo único y especial.

¿Cómo explicar a los niños la violencia intrafamiliar?

A veces los adultos creen que los niños y niñas no se dan cuenta o no les afectan las situaciones de violencia que ocurren dentro de su casa o en la de un familiar, amigo o vecino. Sin embargo, es importante abrir el canal de comunicación y de confianza con ellos para hablar de este tema. 

Dalia Chávez, psicóloga de la asociación Alternativas Pacíficas (Alpaz), señala que si están pasando por una situación de violencia en casa y llegan a preguntar algo, hay que responderles con palabras que puedan comprender. 

“No dar información de más, sino la necesaria de acuerdo a la edad de los niños y las niñas”, aconseja la especialista, quien trabaja con mujeres víctimas de violencia y sus hijos e hijas. 

“Hay que explicar que la violencia es un recurso no válido para la resolución de conflictos en la cual se usa la fuerza con la intención de dañar a otra persona”. 

Cinthya Salazar, trabajadora social de Alpaz, explica que lo primero que hay que hacer es reconocer los tipos de violencia que están viviendo (física, psicológica, económica, sexual, patrimonial), después buscar redes de apoyo, ya sea alguna institución o familiares o amigos. 

Se debe hablar con los niños en un momento en que la persona agresora no esté presente, indica, y explicarles que lo que está pasando no es normal, que es una situación difícil, pero que se puede hacer algo para cambiarlo.

“Que los hijos sepan que hay alguien apoyando, que se está haciendo algo por esta situación”.

Es bueno buscar apoyo psicológico porque muchas veces los niños no quieren hablar o no saben cómo expresar lo que han vivido.

“Con la contención de un profesional vas tocando temas que a lo mejor no los puedes hablar con mamá tan abiertamente”, agrega Salazar. 

Chavez señala que hay que explicarles que la violencia tiene un ciclo, que son fases: explosión, cuando ocurre el hecho violento; la luna de miel, en donde hay un supuesto arrepentimiento y reconciliación; el acumulamiento de tensión hasta que llega de nuevo una explosión.

“Lo que tratamos de trabajar con niños, niñas y adolescentes es que este ciclo es repetitivo y que la violencia siempre va en aumento, para eso también utilizamos el violentómetro, en el cual se describen los tipos de violencia”.

Las especialistas recomiendan tener un plan de seguridad, en el que también se incluyan indicaciones para los hijos, como pedirles que no se involucren y procuren mantenerse al margen, para no ponerse en riesgo; que la madre tenga una palabra clave para alertar cuando va a ocurrir un hecho violento; que sepan el número de un familiar al que le puedan marcar para pedir ayuda; que un vecino de confianza esté enterado en caso de que salgan a gritar por ayuda; y que conozcan del 911 para hablar a la policía. 

“No es fácil, pero es importante hablar de esto, saber que no es saludable, que la violencia nos hace daño y que como es un delito tenemos todo el derecho de pedir ayuda”, subraya Chávez. 

“La idea es no responsabilizar a niños, niñas y adolescentes sobre el bienestar de la familia pero sabemos que muchas veces pueden ser una parte importante para que las mujeres tomen la decisión de salir de estos ambientes de violencia”. 

CUANDO LA VIOLENCIA LA VIVE UN FAMILIAR, AMIGO O VECINO

Hay ocasiones en que los niños y niñas son testigos de cómo un familiar, amigo o vecino está sufriendo violencia. Es importante educarlos y hacerles saber que la violencia no es válida.

La psicóloga Dalia Chávez dice que hay que generar confianza con los hijos e hijas para poder explicarles este tipo de situaciones, que se acerquen a contarnos lo que están pasando y ver de qué manera podemos apoyar. 

“Algo que trabajamos mucho es que hay secretos que son buenos, como cuando guardamos el secreto de la fiesta sorpresa de alguien; pero que hay secretos que son malos, que nos hacen daño y son aquellos que tienen que ver con la violencia, si alguien hace daño o algo que nos hace sentir incómodos”, explica. 

Salazar, trabajadora social, ejemplifica que si tu hija te cuenta que una amiga le platicó que está viviendo violencia, es conveniente hablar con su mamá o con algún familiar cercano y darle apoyo.

SI SUFRES VIOLENCIA 

Busca en tu ciudad organizaciones que brinden apoyo a la mujer, ya sea a través del Instituto Estatal de la Mujer, Locatel o la Red Nacional de Refugios, AC. 

Todo lo que puedes reusar en casa y no lo sabías

Si revisas tu bote de basura seguro hay muchas cosas que todavía sirven y no lo sabes. ¿Te imaginas darles una segunda oportunidad y usarlas para cosas que no imaginabas?

Posos de café, cáscaras de plátanos, tubos de papel higiénico, todo puede tener un nuevo uso que quizá nunca habías pensado.

Reutilizar es una forma importante de ayudar al planeta y en muchas ocasiones también te permite ahorrar, ¿fabuloso, no?

“En México solo se recicla el 9.63 por ciento de todos los residuos generados”, señala Valeria Villarreal, consultora en sostenibilidad.

Lo ideal es tratar de consumir menos para con ello lograr un estilo de vida con menor huella ecológica, afirma la experta, quien en su página sinrastromx.com ofrece consejos y alternativas para disminuir el daño al medio ambiente.

“Puedes intentar primero rechazar lo que realmente no necesites, y buscar alternativas que te permitan reutilizar o generar menos residuos”, agrega. 

¿Quieres empezar? Villarreal comparte algunos consejos:

  • Utiliza los residuos orgánicos (restos de fruta, verduras y nueces) para realizar composta y utilizarla como fertilizante en tu jardín o huerto, de esta manera regresas a la tierra, todo lo que se obtiene de ella.
  • Hay algunos residuos que puedes usar antes de depositarlos en la composta, como las cáscaras del plátano que sirven para limpiar las hojas de tus plantas, les brindan nutrientes, les dan brillo y las fortalecen.
  • Los restos de café y las cáscaras de huevo trituradas aportan muchos nutrientes a tus plantas. Sepáralas para que puedas enriquecer tu jardín.
  • Junta el agua de la lavadora después de su uso para llenar el tanque del baño, para lavar el carro o trapear el piso. 
  • Consume marcas locales. Al hacerlo apoyas la economía de tu país y ayudas en la reducción de emisiones de CO2 en el ambiente, causadas por su transportación.

Para reutilizar


Hay muchas otras cosas de uso diario a las que puedes sacarles mayor provecho en casa:

  • Los posos de café (filtros con café que ya fue usado) sirven para neutralizar olores en tu refrigerador.
  • Puedes dar un segundo uso a las bolsitas de té que ya consumiste colocándolas en el refrigerador durante la noche y por la mañana ponerte una en cada ojo para aliviar la hinchazón y refrescar tus párpados.
  • Las cáscaras de plátano te ayudan a lustrar los zapatos. Frota el interior de la cáscara en ellos y después pule con un paño suave.
  • Los cítricos ya exprimidos se pueden espolvorear con sal y usarlos para limpiar el acero inoxidable y otros accesorios metálicos.
  • Si te gusta tejer, busca suéteres viejos o rotos, desenreda el hilo y teje una colcha, incluso puedes combinar hilos o estambres de varias prendas. 
  • Los tubos de papel higiénico te pueden servir para germinar semillas en el jardín.
  • Junta los restos de los jabones de barra en un recipiente con poca agua y aprovéchalo como jabón líquido para las manos.

Fuente: treehugger.com

10 consejos que alargan la vida de tu auto

Contar con un automóvil se ha convertido en algo más que tener un medio de transporte. Es un bien que nos brinda comodidad, seguridad y libertad, una herramienta invaluable en estos tiempos. Y por ello debemos realizar acciones que ayuden a extender su vida y evitar cualquier falla que pueda generar un gasto fuerte.

Las medidas de cuidado podrían parecer muy lógicas, pero precisamente esa simpleza hace que las pasemos por alto, por lo que vale la pena recordar los básicos. 

Aquí van 10 consejos importantes para mantener tu auto en buen estado: 

1. Hacer el servicio en los tiempos indicados por el fabricante.

Cada armadora dispone de una tabla de servicios, que generalmente inician a los 10 mil kilómetros. 

2. Alineación y balanceo.

Mantener los neumáticos alineados hará que el desgaste sea uniforme y no tan rápido. Darás unos meses extra de vida a las llantas antes de cada cambio.

3. Inflado correcto de neumáticos.

Si tienes las llantas con menor presión, habrá mayor trabajo en el motor y un mayor gasto de combustible.

4. No llevar cosas pesadas sin necesidad.

No dejes peso extra en la zona de carga o cajuela, pues demandan mayor desempeño al motor, y hacen que se desgaste rápidamente.

5. Sé gentil.

Los arrancones bruscos generan desgaste en las piezas, quema de combustible y frenado más potente.

6. Un cambio por arriba.

Si tu auto es manual, siempre pasa a una marcha más de la que tienes pensado. El motor se forzará menos y tendrás un gasto menor de combustible.

7. Apaga el motor en pausas largas.

Si tienes que esperar afuera de la casa o mientras hacen alguna compra, lo mejor es apagar el motor.

8. Respeta el semáforo.

Si la luz está en rojo, aunque no haya tránsito en el cruce, no aceleres. Además de violar la ley, consumes más combustible y desgastas el auto.

9. No abusar del clutch.

A veces lo presionamos cuando el auto está detenido, pero provoca recalentamiento y gasto de combustible.

10. Salir con tiempo.

Es la más difícil de todas las recomendaciones, pero eso evita el “pare y arranque”, da un manejo más fluido y descanso al motor.

10 puntos a considerar si vas a compartir vivienda

Es posible que en este momento de tu vida estés considerando compartir casa o departamento con alguien que no sea tu familiar con toda la emoción de iniciar una vida independiente de tus papás o de tu lugar de origen. 

Este tipo de decisiones son muy buenas cuando tu objetivo es compartir gastos y responsabilidades con alguien más, pero te recomendamos echarle un ojo a estos 10 puntos a considerar para que tu experiencia sea gratificante y no algo que te quite el sueño y la tranquilidad.

  1. GASTOS

El principal conflicto de las personas que deciden vivir juntas es la repartición de los gastos de renta y mantenimiento del espacio que habitan. Es muy, pero muy importante llegar a un acuerdo para saber si el pago va a ser por partes iguales o si alguien va a pagar más, ya que en ocasiones quien ocupa la habitación más grande con baño incluido puede pagar más. Aquí aplica al cien por ciento ese dicho de: cuentas claras, relaciones largas (y sanas).

  1. MASCOTAS

Hay personas que consideran a las mascotas como parte esencial de su familia y hay otras que no toleran vivir con animalitos bajo su mismo techo. Es indispensable que elijas a una persona que tenga la misma forma de pensar en este tema, pues las mascotas son una responsabilidad que suele ser del amo, pero modifica o afecta la rutina de los demás habitantes. Y si todos están de acuerdo con convivir con tu mascota, ¡enhorabuena!

  1. HÁBITOS

A cada quien nos definen nuestros hábitos que van desde la hora en la que nos levantamos, si hacemos o no ejercicio, si fumamos o no, si escuchamos música mientras nos bañamos o si nos quedamos con la tele encendida al dormirnos por la noche. Lo ideal es que estos hábitos no molesten a nuestros compañeros de vivienda, y que puedan ser negociados o eliminados en caso de que a alguien le afecten. Siempre es mejor pensar en el bienestar común.

  1. LO TUYO, LO MÍO Y LO NUESTRO

No estamos hablando de los hijos sino de los muebles, blancos y electrodomésticos que hay en la casa y que son compartidos por sus habitantes. De una persona puede ser el refri, y de otra la lavadora y la secadora de ropa, y lo ideal que es todos puedan hacer uso de estos aparatos, pero también con la responsabilidad de que si llegan a descomponerse sean todos los que cooperen para cubrir ese gasto. También funciona ponerse de acuerdo con los alimentos, pues la queja principal es que alguien se coma la comida de otra persona por lo que conviene quedar claros qué se puede y qué no se puede y se desea compartir.

  1. INVITADOS ESPECIALES

Quienes habitan un mismo techo deben definir si está permitido tener visitas (amigos, novios, familia) y reuniones sociales. Esto para tener un control de quién entra a la casa o al departamento en común. Hay personas que no se sienten cómodas con la presencia de extraños en su hogar, y otras que tienen la puerta abierta para todos. Una vez más: hay que sentarse a negociar.

  1. ORDEN Y LIMPIEZA

El orden y la limpieza son aspectos que deben quedar muy bien establecidos para la óptima convivencia de todos. Hay roomies que prefieren no batallar y pagan entre todos la ayuda de una persona para que haga la limpieza, pero si no hay presupuesto para esto, es responsabilidad de quienes viven en casa mantener limpias y en orden las áreas comunes de la vivienda. 

  1. ESTACIONAMIENTO

No todas las casas o depas cuentan con más de un cajón de estacionamiento, por lo que este punto también puede significar una oportunidad de negociación. Generalmente lleva preferencia quien tiene más tiempo rentando el lugar, y los nuevos deben buscar espacios alternativos para estacionar sus autos.

  1. DESPEDIDA A TIEMPO Y SIN DEUDAS

Una importante muestra de lealtad ante la gente con la que rentas un espacio para vivir es que si estás pensando mudarte a otro sitio, le avises por lo menos tres meses antes para que pueda tener tiempo de conseguir otro roomie. También que juntos definan los pagos pendientes en recibos de servicios como luz, agua, gas e internet para que te puedas mudar sin dejar deudas.

  1. PIZARRÓN DE AVISOS Y ACUERDOS

Una recomendación es tener todos estos acuerdos a la vista en un espacio común del inmueble. Puede ser en un pizarrón, un corcho o sobre el refrigerador, para que nadie se olvide de ellos y les permita fortalecer la buena convivencia. En ese mismo pizarrón se pueden anotar avisos que los mantengan actualizados, puede ser que coincidan poco por tener horarios diferentes.

  1.  ELIGE BIEN

Por último, pero no menos importante, te invitamos a pensar muy bien con quién deseas compartir vivienda. Hay un dicho que señala que para conocer realmente a una persona debes vivir con ella y es totalmente cierto. Por eso, aunque creas que vivirás muy feliz a lado de tu mejor amigo, es muy diferente pasar algunas semanas con él o ella a la semana, a vivir 24 horas juntos. Una cosa es la amistad y otra muy distinta dividir gastos y responsabilidades. 

La ‘dieta mental’, cómo lo que pensamos afecta nuestra salud

En el mundo de la cocina hay una frase muy famosa: “somos lo que comemos”, que bien puede aplicarse a nuestros pensamientos. Así es, tú decides si quieres “consumir” ideas chatarra o en contraparte prefieres las que alimenten aspectos positivos a tu vida.

Estamos hablando de una idea de “dieta mental”, que ya desde los años 60 era manejada por escritores sobre espiritualidad como Emmet Fox -personaje clave para la creación de Alcohólicos Anónimos-, quien publicaría libros enfocados a este importante “detox”.

El autor irlandés proponía hacer el ejercicio durante siete días, buscando identificar los pensamientos para hacer conscientes aquellos que sólo obstruyen y no construyen

“¿Qué quiero decir por pensamientos negativos? Un pensamiento negativo es cualquier pensamiento de crítica, de rencor o despecho, de celos, de condenación de otros, de culparse a uno mismo; cualquier pensamiento que no sea positivo y de naturaleza constructiva, relacionado con uno mismo o con otro, es un pensamiento negativo”, escribió en uno de sus libros. 

“No se preocupe mucho en cuanto a la clasificación; en la práctica nunca tendrá dudas de si es positivo o negativo; aunque su cerebro trate de engañarlo, el corazón le dirá la verdad”, agrega en su escrito, destacando el valor de la intuición.

Otro concepto que ha circulado por las redes es la “Obesidad mental”, que pone sobre la mesa lo peligroso que resulta la “información chatarra” que sin reparo aceptamos consumir diariamente. Los “síntomas”que produce son opinar sin saber de lo que se habla, gustar de los escándalos, lo morboso, lo chocante y polémico e imitar a otros y sus conductas negativas, que lo único que hacen es alejarnos de lo propuesto por Emmet Fox.

Se calcula que al día, en promedio, tenemos 60 mil pensamientos, de los cuales el 90 por ciento tienden a ser negativos. La clave, entonces, para llevar a cabo al pie de la letra la “dieta mental” es no engancharte, es decir, no dedicarle tiempo a esa idea.

Es importante recordar que ese enganche generará reacciones en tu cuerpo, como angustia o ansiedad, así que en cuanto las detectes, aléjate de él. Al principio costará trabajo, pero ponerlo en práctica lo hará un hábito.

No olvides que: “somos lo que pensamos” y “cómo lo pensamos”. Reflexionarlo cada tanto tiempo seguro tendrá un efecto positivo en tu salud mental.

De Regreso a las Aulas

Después de más de un año de clases a distancia, las aulas se preparan para reabrir sus puertas a la comunidad educativa. ¿Cómo hacer que este regreso a la escuela sea seguro? 

Mexicanos Primero, organización que promueve y defiende el derecho a aprender de todas las niñas, niños y jóvenes en México, publicó una serie de medidas necesarias para reducir los riesgos sanitarios y educativos en la vuelta a clases presenciales.  

David Calderón, presidente ejecutivo de Mexicanos Primero, advierte que será complicado que en el corto plazo haya un regreso presencial que signifique tener las mismas prácticas que teníamos hace un año y medio. 

No obstante, la organización refiere que se puede iniciar una ruta de acción que permita paulatinamente reconstruir las comunidades de aprendizaje que necesita el alumnado y que genere confianza en las familias y escuelas. 

Calderón señala que con responsabilidad y cuidado de los adultos, los niños y niñas deben regresar a ocupar los patios, las aulas, los campos de juego para continuar con sus infancias que, en cierto sentido, se interrumpieron en marzo del 2020. 

Para un regreso a clases exitoso, indica Mexicanos Primero en su documento, es importante que los planteles cumplan con las condiciones necesarias para garantizar seguridad: con los maestros vacunados, aquellos que sean parte de grupos de riesgo deberán seguir en casa y el aprendizaje presencial tendrá que combinarse con el modelo a distancia.

Las escuelas, señala la agrupación, tendrán que estar vinculadas con los centros de salud y cumplir con las condiciones para recibir al alumnado: espacios ventilados, clases en áreas exteriores, horarios escalonados y grupos pequeños que puedan alternarse.

“Hay dos aspectos que son claves para romper la cadena de contagios. Por una parte las escuelas deben tener acceso y un flujo constante de agua para mantener la higiene de los estudiantes y maestros. También es importante contar con espacios al aire libre dentro o fuera de la escuela para poder utilizar adecuadamente el distanciamiento social”, destaca Calderón.

Es esencial también que cuenten con materiales de protección y sanitización, es decir, desinfectantes, cubrebocas, termómetros y oxímetros; y, por último, controlar entradas y salidas de los alumnos, así como las condiciones del transporte que utilicen.

Además, agrega el documento, deberá ponerse el aprendizaje socioemocional en la agenda de la reapertura. 

Las familias, por su parte, también tendrán que hacer su parte y enseñar a los niños a vivir esta nueva normalidad con responsabilidad.

“La ausencia de las aulas fue una medida emergente; el regreso escalonado -que vuelvan aunque sea solamente una o dos jornadas por semana al inicio- es también ya una medida urgente”. 

David Calderón, presidente ejecutivo de Mexicanos Primero.

Regreso a clases

Todo regreso a clases es una experiencia especial. Lo es para el infante que por primera vez acude a la escuela, pero también para el niño o joven que añora reunirse con sus amigos después de unas vacaciones. 

Ningún regreso a clases, sin embargo, es como el de este 2021. La mayoría de los niños y jóvenes han estado aislados desde cuando menos marzo del 2020. El acercamiento de hoy puede ser, por lo tanto, más intenso y emocional. 

La educación a distancia a la que obligó la pandemia tiene indudables virtudes, pero también defectos. La idea de que es una manera fácil de estudiar es falsa o al menos exagerada. Estudiar a distancia puede ser mejor para estudiantes muy motivados, que aprovechen cada momento de instrucción y se beneficien de la flexibilidad en los tiempos, pero en muchos casos es peor porque los alumnos no se sienten motivados y tienen una menor retroalimentación de los maestros. Quizá el peor problema de la educación a distancia, sin embargo, es la falta de socialización con los compañeros, la cual ha demostrado ser una de las grandes fortalezas de la escuela tradicional. 

Esa socialización se puede dar nuevamente a partir de este regreso a clases. Sus consecuencias para el bienestar educativo y afectivo de millones de niños pueden ser muy positivas. Quizá por eso se espera con tanta ansia el regreso a clases.

Descubre las bondades de comer avena diario

Aunque no lo creas, en la Roma antigua, la avena, originaria de la zona de Israel, Turquía e Irán, era considerada alimento para animales. Por fortuna, esta idea se ha transformado totalmente, y hoy este nutritivo cereal es uno de los ingredientes más recomendados por los expertos en nutrición.

A nuestro continente llegó a través de Estados Unidos, donde se sabe que se sembró por primera vez en 1602; unos siglos después, en 1877, se comercializó a través de la Quaker Mill Company, empresa que la ofertaba como cereal de desayuno.

Hoy, galletas, muesli, pan y copos de avena nos alimentan no sólo por la mañana, sino a cualquier hora del día, aportándonos vitamina B1 y B6, tiamina, magnesio, potasio, fósforo y, sobre todo, fibra. 

Un estudio publicado por la Fundación Española de la Nutrición la sugiere para personas que padecen diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer, celiaquía (intolerancia al gluten), enfermedades intestinales y obesidad, y resalta la importancia de sacarle todo el provecho preparándola en sus diversas versiones.

“Se recomienda cocida: mezcla 1/3 de taza de avena en hojuelas con 1 taza de la leche de tu preferencia, agrega azúcar, canela y vainilla a tu gusto; cocina a fuego medio hasta que la mezcla se espese bien y listo. Al servir puedes complementarla con fruta y frutos secos para añadir algo de proteínas y grasas al plato”,  establece el estudio. 

También es conocida su efectividad para disminuir el colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL), o sea, el colesterol “malo” en el organismo.

Consumir este cereal en su versión integral es muy importante, tanto, que la Organización Mundial de la Salud estableció el 19 de noviembre como el Día Internacional del Grano Entero, señalando entre los indispensables a la avena.

Puedes preparar con ella hot cakes, usándola como sustituto de la harina tradicional:

“Combina 1 huevo, 2 claras de huevo, 3 cucharadas de avena en hojuelas o harina de avena, 1 cucharada de semillas de chía o linaza, 1/3 de taza de leche de tu preferencia, canela, azúcar o edulcorante y vainilla al gusto. Revuelve bien la mezcla, rocía un poco de aceite en una sartén y haz los hot cakes. Puedes acompañarlos con fruta o jarabe”.

Y otra forma de obtener todos sus beneficios es incluyéndola en licuados y smoothies:

“mezcla 1/2 plátano, 1 taza de leche, 3 cucharadas de avena, 10 almendras y hielo al gusto; licúa y disfruta. Puedes variar las frutas, otras buenas opciones son: fresas, moras, durazno, entre otras”.

Se recomienda consumir de 20 a 30 gramos diarios, lo que equivale a ⅓ de taza. Si la incorporas a tu dieta diaria, pronto sentirás los resultados positivos en tu cuerpo.

¿Quieres ahorrar y no sabes cómo empezar? Sigue estos consejos

Todos quisiéramos ahorrar, pero sabemos que no es tan fácil. Hay una gran duda que suele abrumarnos: ¿cómo puedo empezar a ahorrar si siento que ni siquiera me alcanza para lo básico? 

Quizá te has preguntado esto varias veces, y aún sabiendo la importancia del ahorro para cumplir metas o para tener un “guardadito” en caso de emergencia, sencillamente ves imposible lograr un ahorro en medio de tantos gastos.

Pero no creas que eres la única persona en esta situación, pues de acuerdo con cifras de especialistas cerca del 90 por ciento de los mexicanos no tenemos el hábito del ahorro.

“No ahorramos en México por un tema cultural; decimos que es porque no hay dinero, pero lo raro es que sí hay dinero para otras cosas, por ejemplo, los famosos “gastos hormiga”: cada mexicano gasta en las papitas, en el gansito en el café, en el refresco…”, comenta el asesor patrimonial Pedro Pereyra Gutiérrez.

Por eso, advierte, es esencial tener un control de gastos innecesarios que hacen que nuestro dinero se fugue poco a poco y nos quede la sensación de que no tenemos nada para ahorrar.

“Si cada quien pone su granito de arena con al menos el 10 por ciento de su salario, van a tener un ahorro para, por ejemplo, alguna emergencia médica si no cuentan con seguro de gastos médicos mayores o para alguna meta que tengan a corto, mediano o largo plazo. Al final de cuentas, sabemos que el dinero no es el resultado, sino un medio para poder alcanzar las metas materiales”.

Aquí te ofrecemos tres tips que pueden ayudarte a romper con el “yo no puedo ahorrar” y te brindarán equilibrio y solidez financieros.

  1. Ahorrar como si fuera un gasto más

El principal problema que enfrentan las personas que desean ahorrar y no pueden es que piensan que no tienen dinero “extra” y que todo se les va en los gastos cotidianos: transporte, agua, luz, gas, teléfono, hipoteca, y un largo etcétera.

Lo anterior es cierto, pero también es verdad que hay muchos gastos hormiga que se pueden evitar y que todo ese dinero que se “fuga” se puede destinar a un fondo de ahorro.

“Es indispensable hacer un análisis mensual de tus gastos y de tus ingresos porque así podrás identificar tus gastos hormiga y serás consciente de detenerte antes de gastar en eso: las papitas, el café, el refresco, es decir, antojos que realmente no necesitas y lo puedes estar invirtiendo en algo que vas a necesitar en un futuro”, señala Pereyra Gutiérrez.

El especialista recomienda incluir una cifra de ahorro, de preferencia el 10 por ciento de tu ingreso, como si fuera un gasto necesario que debes hacer sí o sí cada mes. Es decir, una suma intocable que destinarás a “engordar el cochinito”.

  1. Visualiza metas financieras: “futurea”

Las metas financieras varían de persona a persona. Para alguien es más importante poder costear una universidad a sus hijos, pero para otros lo importante es terminar de pagar una hipoteca o hacer un viaje soñado. 

Cualquier meta es válida, pero sea cual sea la tuya debes saber que si no ahorras, estás lejos de cumplirla.

“Yo siempre le digo a mis clientes jóvenes que se visualicen a los 65 o 70 años, que piensen en sus viejitos del futuro, ellos mismos, y que imaginen los gastos que tendrán que hacer en esos años cuando ya no les sea tan fácil trabajar y tener ingresos. Por eso es importante ahorrar lo más pronto que se pueda, para ir formando un futuro financiero más cómodo”, comenta Pereyra.

Aquí la recomendación es trazar metas claras y marcar el tiempo en el que la quieres realizar, así como el capital que necesitas para lograrlo. Después, dividir en meses ese plazo para darte una idea de lo que tienes que comenzar a ahorrar. 

“Si no ahorramos, no vamos a alcanzar dichos objetivos”.

  1. Acércate a un experto

Instrumentos para ahorrar hay muchos y para todos los bolsillos; y debido a esta diversidad de opciones es recomendable acercarte a un especialista que te pueda orientar de acuerdo a tu capacidad de ahorro.

“Mi recomendación es asesorarte con una persona que esté certificada ante la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas para que te puedan brindar una asesoría profesional. El objetivo financieramente hablando es diversificar tus recursos financieros que quiere decir básicamente: no tener todos los huevos en una sola canasta”, indica el asesor patrimonial.

Por ejemplo, señala, ahorrar el dinero como si lo tuviéramos bajo el colchón no va a generar ningún rendimiento, pero si lo ahorramos en un fondo indexado en lugar puede hacernos ganar más de lo que tenemos. 

Es importante, entonces, conocer cuál instrumento de ahorro nos conviene a cada quien, y recordar que lo único que no conviene es gastar sin ahorrar, como si no hubiera un mañana.