Editorial

El duelo: Cómo sobrellevar la muerte de un ser querido

por Editorial Coppel

Claves para vivir y superar la pérdida de un ser querido


Vivimos en una sociedad que se preocupa por tener dinero, éxito, amor, amistades, pero olvidamos que a diario perdemos una de las cosas más importantes que poseemos: el tiempo. 

Y en los últimos meses, el tiempo de convivencia personal con nuestros seres queridos, compañeros de trabajo, amigos de años, se ha acortado, y en algunos casos, se ha anulado.

Quienes han sufrido pérdidas recientemente han experimentado el dolor de ver partir a alguien sin haber tenido el tiempo ni la oportunidad de despedirse como hubieran querido.

El duelo es la respuesta emocional ante una pérdida, usualmente relacionada con la muerte de un ser querido; sin embargo, también representa tiempo perdido: ese “adiós” que no pudimos decir, ese “te amo” que se quedó pendiente, esas risas que no se disfrutaron. 

Si bien muchos expertos hablan de etapas del duelo, el Dr. Felipe Martínez Arronte, presidente de la Asociación Mexicana de Tanatología, sugiere abordar “tareas”, ya que no se trata de un ciclo ordenado, sino de un proceso que sucede de diferente manera para cada persona.

Una de estas tareas es afrontar la negación, para ello resulta importante llevar a cabo rituales que le permitan a la persona despedirse; sin embargo, la situación por el COVID-19 ha dificultado este proceso.

“Hoy nos encontramos con que el aislamiento del individuo sucede desde antes de su partida y en ocasiones las personas no logran ver su cuerpo o no pueden llevar a cabo los procesos velatorios y eso puede intensificar la negación”, comenta el también médico cirujano con especialidad en geriatría.

Ante esta situación, el tanatólogo recomienda realizar rituales personales, como escribir una carta de despedida, dar un mensaje en voz alta a la persona fallecida o colocar flores al lado de su fotografía. Las sesiones grupales con la familia o amigos, aunque sean virtuales, también son un gran apoyo.

Otra tarea es la expresión de la ira, rabia o enojo, que puede ir de la mano de una tristeza profunda, de manera que a veces pasa desapercibida porque se reprime.  

“La rabia es algo difícil de superar porque usualmente se buscan culpables, ya sea en el personal médico, en la religión o en uno mismo, pero expresar ese dolor es necesario porque nos ayuda a racionalizar y dejar atrás esa culpa”, señala Martínez Arronte. 

Una de las tareas más difíciles en el duelo es aceptar la ausencia física del ser querido, pues se centra en el impacto de no ver o tener cerca a esa persona.

“Es muy común que se busque a esa persona en recuerdos o en elementos naturales, y es algo positivo, si esto les permite sentirse conectados a su esencia, a pesar de que físicamente no está”,

indica el presidente de la Asociación Mexicana de Tanatología, el Dr. Felipe Martínez Arronte

Finalmente, sin importar el orden en el que se lleven a cabo las tareas, al final siempre vendrá un aprendizaje

“Nadie sale del duelo siendo la misma persona, porque al encontrarle sentido a la existencia de ese ser querido y a su vínculo con él, uno toma sus enseñanzas, toma todo ese amor y camina hacia delante, listo para continuar siendo otro”. 

Si bien el duelo es un proceso individual, es importante contar con el acompañamiento de familiares o amigos. Sin embargo, cuando un duelo se prolonga más de dos años, es recomendable acudir a un especialista para evitar que se convierta en algo patológico que afecte la salud de la persona.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • 1- Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • 2- Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO
  • 3- Coppel te pone en Buró de Crédito: Mitos y realidades
    VER ARTÍCULO