¿Pasas mucho tiempo con audífonos? Esto te interesa

Desde las primeras horas de la mañana, al ingresar a sus clases en línea, Carlos, de 15 años, se coloca sus audífonos de diadema y así comienza el día. Terminada su jornada académica, toma un descanso para comer y regresa a su computadora a seguir con sus tareas, mientras escucha música en volumen alto, pues así se concentra mejor. Por la tarde dedica unas horas a jugar con sus amigos en línea, aquí también sus auriculares son indispensables, pues su familia no es fanática de los “disparos” y “detonaciones” estruendosas. 

Aunque ya en su cama busca conciliar el sueño, un leve sonido agudo lo interrumpe constantemente. Sin duda, su sistema auditivo ha recibido descargas constantes de sonido y eso no sólo afecta su descanso y desempeño, sino que también puede acarrear otras lesiones a largo plazo. 

Problema de muchos

Con las necesidades urgentes de comunicación a distancia que ha impuesto la pandemia, el uso de audífonos y auriculares se ha convertido en una necesidad, tanto para estudiantes como para profesionistas que cohabitan un espacio y no quieren interrumpirse entre ellos. 

Esa exposición directa y constante a sonidos y ruidos, aunada a los hábitos de recreación que ya implican usar auriculares como tener videollamadas con seres queridos, escuchar música o jugar en dispositivos electrónicos, han expuesto el sistema auditivo de muchos a mayor producción de cerumen, infecciones e incluso lesiones que pueden disminuir la capacidad auditiva, lo cual es especialmente preocupante en niños y adolescentes, explica el médico Ricardo De Hoyos Parra, especialista en otorrinolaringología pediátrica del Hospital Zambrano Hellion de TecSalud. 

“Con nuestros ojos, los cerramos y ya no vemos; pero con los oídos aún dormidos percibimos estímulo. Si los oídos los vamos a usar todo el día, tenemos que cuidarlos incluso de forma controlada”, destaca el especialista. 

El tiempo de uso de las pantallas, como nos puede causar fatiga visual, puede causar fatiga auditiva. Aun con sistemas de filtro en los audífonos vamos a desarrollarla porque no dejamos descansar al oído a un nivel ambiental.

Además de producir situaciones no deseables como trastornos nocturnos o pesadillas, distorsiones auditivas, falta de atención o concentración, el abuso o uso prolongado de audífonos y consecuente exposición al ruido puede generar otros problemas de salud. 

Cuidados necesarios

El especialista en otorrinolaringología pediátrica refiere los dos tipos más comunes de audífonos que son utilizados por la mayoría de la población: los intrauriculares, que son pequeños y se colocan en el conducto auditivo; y los extrauriculares o de tipo concha, que son generalmente más grandes y se ponen sobre el oído.

“Los intrauriculares la mayor parte de las veces son de uso personal, y se requiere mantener la higiene con productos alcoholados una vez al día, para evitar infecciones y transmisiones entre personas”, explica.

“Normalmente el oído produce cerumen o cerilla, como lubricante natural y para mantener un ph adecuado o acción de barrera para prevenir infecciones, pero con este tipo de auriculares, aumenta la producción de cerumen”, agrega.

Molestias comunes

El exceso de cerumen puede manifestarse con incomodidad, comezón, irritabilidad, y en los niños pequeños puede llevarlos a introducir objetos extraños en los oídos para aliviar las molestias, lo cual es peligroso. 

“El médico debe determinar si se necesita medicamento o remoción de cerumen, porque puede evolucionar a una infección, con síntomas como dolor, disminución de la audición y prurito”.

“El dolor se puede irradiar o reflejar en otro lugar, como la garganta, en la mejilla o cachete y o hacia la mandíbula, causando disminución de la apertura bucal. Seguramente se requerirá antibiótico y medidas preventivas”. 

Recomendaciones

Si hay uso prolongado de audífonos, es recomendable utilizar los extrauriculares, aunque también tienen sus desventajas cuando se usan excesivamente.

“El pabellón auricular está libre normalmente, pero con estos audífonos no hay paso de aire, aumenta el calor, la producción de cerumen y la humedad, lo cual favorece una infección”. 

“Tanto los audífonos de concha o intrauriculares son de precio accesible. Hay otro tipo, de diadema o ergonómicos que dejan libre el conducto para que pase el aire, aunque el costo es más elevado”, indica el especialista.

Independientemente del tipo o forma de audífonos, lo recomendable es establecer límites de uso en la medida de lo posible, mantener la higiene en oídos y dispositivos y negociar con empleadores y educadores que la exposición prolongada a estímulos auditivos sea escalonada o fraccionada. 

Regular el volumen

“Los oídos tienen mecanismos protectores para evitar que los ruidos intensos nos dañen, también algunos audífonos, pero si escuchamos con un volumen superior a 60 decibeles por tiempo prolongado, o más de una hora, nos puede generar un trauma acústico, una lesión o daño”, indica el otorrinolaringólogo.

“En la actividad escolar, como padres de familia, tenemos que hablar con los maestros para que la clase o tarea sea más eficiente o sea fraccionada, para que podamos darle cierto reposo o intervalo al sistema auditivo”.

De la misma forma, si es inevitable utilizarlos para actividades profesionales o escolares, lo ideal es no usarlos para actividades de gusto o recreativas no se utilicen, o bien, reducir el uso al mínimo.

5 actividades que hace un papá de la nueva era

La nueva generación de Padres ha traído consigo cambios significativos en la forma en que crían a sus hijos, ya que al trabajar ambos miembros de la pareja, la tendencia que se ha desarrollado para lograr una vida familiar sana y equilibrada, es que Papá y Mamá realicen una división de tareas domésticas y de crianza de los peques de forma equitativa.  

Esto ha hecho que los nuevos Padres participen más en el desarrollo de sus niños, pues todo infante necesita de su Papá en muchos aspectos de su vida, para crecer sano, seguro y con buena autoestima. Por eso en esta ocasión te sugerimos 5 actividades qué puedes hacer para enriquecer la relación con tus hijos.

  1. All they need is love

Al mantener una relación cercana y amorosa con tu peque, harás que se sienta seguro y así tendrá un desarrollo más pleno, porque sabe que cuenta con tu apoyo incondicional. Para fomentar esto puedes arrullarlo en una silla mecedora hasta que se duerma y luego arroparlo con su cobija favorita. Mirarlo siempre a los ojos para que se sienta atendido, escucharlo cada vez que quiera expresar algo que le interesa, así como demostrarle todo tu cariño mediante abrazos cuando él o ella lo quiera, ya que de esta manera le demuestras respeto a su espacio y decisiones.

  1. Padre responsable = Padre presente

Esto es que atiendas las necesidades básicas de tu hijo o hija amor: alimentación, higiene, salud, sueño y afecto, también es parte de ese compromiso y vínculo que quieres desarrollar con tu peque. Al darle un baño, usa un jabón y un shampoo que cuide su delicada piel, y mientras lo haces puedes jugar con burbujas para crear una experiencia divertida. Al cambiarlo puedes jugar a que elija su ropa y zapatos, tal vez te sorprenda y tenga un gran estilo. En la alimentación lo mejor será que sigas las recomendaciones alimenticias que indique el Pediatra, pues dependiendo de su edad es lo que puede ir comiendo. Y sabes que después de un buen baño, comida y juego, lo más seguro es que quiera dormir, cántale una canción de cuna para que duerma o simplemente arrúllalo hasta que concilie el sueño.

  1. Ten mayor comunicación con tus peques

Mantente atento a la manera que tiene tu niño o niña de expresarse, tal vez se comunica mucho con su cuerpo mediante señas o gestos, si ya habla puede que sea un gran orador, o si le gusta el arte puede expresarse mediante el dibujo o escribiendo en un pizarrón. Poco a poco irás comprendiendo su lenguaje corporal, llanto, sonrisas y gestos, así será como podrás identificar lo que le gusta y lo que no. Una buena idea para tener mayor comunicación con tu hijo o hija es hacerle una videollamada mediante tu celular, así verá tu cara y escuchará tu voz y no tendrá que esperar al final del día para verte, ¡eso le dará mucha alegría!

  1. Sé su mayor Coach 

Si observas que tiene la inquietud de realizar alguna actividad extracurricular, acompáñalo en todo su proceso para que adquiera nuevas habilidades y destrezas. Pues tu compañía le dará seguridad y mayor confianza para comenzar grandes retos, como tocar un instrumento musical, aprender un nuevo idioma o practicar algún deporte que le guste. Recuerda siempre ser su mayor Coach y fan, pues esto lo impulsará a querer esforzarse y mejorar, también trata de asistir a todos sus partidos o presentaciones.

  1. Pasa tiempo de calidad 

La lista de actividades que puedes realizar con tu peque es extensa: desde ir al parque y jugar con él o ella, pasear en bicicleta y estar en contacto con la naturaleza, si tiene alguna mascota enséñale a que la alimente, bañe y cuide. Coman o cenen juntos pero eviten mirar televisión o tú estar ocupado con tu celular, en su lugar puedes leerle cuentos infantiles, formar castillos o casas con legos, o armar algún rompecabezas.

Cómo nuevo Papá sabemos que eres consciente de que tu rol es una parte fundamental en el desarrollo físico, psicológico y social de tus pequeños, pues sabes que ellos serán la nueva generación que continuará con el ejemplo que le estás dando cada día.

Ser papás de niñas ya no es como antes

En las bodas, fiestas de XV años o graduaciones, un momento especial y que se guarda para siempre es el baile padre-hija. Con seguridad todo papá sueña con esa escena conmovedora que deja a todos con los ojos llorosos.

Sin embargo, para lograr la conexión plena que se alcanza en esos momentos, debe existir primero una relación sana y cercana, y esa se construye a lo largo de toda la vida, pero principalmente durante la infancia.

La relación padre e hija ha ido evolucionando conforme la sociedad ha ido abriéndose y derrumbando los tradicionales roles de género. Si bien, en muchas familias el machismo persiste, las nuevas generaciones de padres buscan educarse y cambiar patrones para construir vínculos más sanos con sus hijas.

“La masculinidad es algo que aprendimos a través de imágenes, de comportamientos que fuimos observando a lo largo de la vida. Es un aprendizaje social y, por lo tanto, se puede desaprender”

René López Pérez, responsable de investigación en Gendes A.C., una organización que busca promover y fortalecer relaciones igualitarias que contribuyan al desarrollo social.

El vínculo padre-hija solía estar fundamentado en los roles tradicionales: mamá era ama de casa y papá el proveedor, entonces, las niñas visualizaban a sus padres como figuras de autoridad y respeto.

Pero cada vez es más común ver a padres compartir con sus hijas no sólo actividades antes catalogadas “para hombres”, como los deportes, sino también acciones consideradas “femeninas”, como jugar a las comiditas o incluso a las princesas. 

A esta tendencia se le ha denominado masculinidad positiva. Isaí González Cuadro, asesor psicológico en el Centro de Desarrollo de Masculinidades Positivas explica el concepto: “es un cuestionamiento al modelo tradicional y machista de ser hombre”. El resultado, agrega, es una masculinidad menos dominante, menos violenta, más participativa y más asertiva.

Este nuevo estilo de padres rompe con el eslabón del machismo y forma niñas que al crecer construirán y buscarán relaciones basadas en equidad, aseguran los especialistas. Y, por el contrario, una relación padre e hija ajena, rígida y distante contribuye a perpetuar estereotipos y a repetir el patrón. 

De acuerdo con la Guía de Paternidad Activa para Padres de UNICEF (2013), la presencia del padre en el desarrollo de los hijos lleva a que éstos:

  • Tengan mayor autoestima,
  • Desarrollen más habilidades sociales,
  • Sean personas resilientes y más saludables, y
  • Tengan una mejor relación con sus propios hijos. 

“Como varones no debemos casarnos con un solo rol, debemos también comunicar, acercarnos, compartir tiempo libre y de esparcimiento de acuerdo con los intereses de nuestros hijos”, explica González Cuadro.

MÁS SOBRE EL TEMA:

Para más información sobre éste y otros temas relacionados, puedes escribir a info@gendes.org.mx o comunicarte a la línea “De hombre a hombre” del Centro de Desarrollo de Masculinidades Positivas: 800-900-4321.

Ácido fólico: ¿qué es, dónde está y por qué es tan importante?

¿Sabes qué es el ácido fólico y por qué es importante desde antes de nacer? Es una vitamina del grupo B que ayuda al organismo a crear células nuevas. Y aunque todas las personas la necesitamos, es más importante aún que la consuman mujeres y hombres en edad fértil, pues es básica para prevenir defectos congénitos importantes en el cerebro y la columna vertebral de los bebés. 

Es una versión sintética del folato, también conocido como vitamina B9. El folato es indispensable para que se lleven a cabo diversas funciones vitales, y a diferencia de otras vitaminas, el cuerpo no puede producirla por sí mismo. 

El folato no es suficientemente estable para almacenarse en una pastilla, por eso los suplementos contienen ácido fólico, que se preserva mejor y el cuerpo puede procesarlo como folato. El ácido fólico no tiene beneficios en sí, es hasta que se metaboliza que se puede aprovechar el folato. 

También se puede obtener folato al consumir distintos alimentos, como las legumbres, nueces, semillas, cítricos y aguacates. 

Su importancia en el embarazo

La función del ácido fólico es muy importante durante los embarazos. El Servicio Nacional de Salud de los Estados Unidos recomienda a las mujeres ingerir una tableta de 400 microgramos al día antes del embarazo y hasta que se cumplan las 12 semanas de gestación. Si no se ingirió mientras se planeaba concebir un bebé, es muy importante consumirlo tan pronto se confirme el embarazo. 

Este suplemento ayuda a prevenir malformaciones congénitas conocidas como defectos del tubo neural, que responden al desarrollo incompleto del cerebro y la médula espinal y se conocen como espina bífida, anencefalia y encefalocele

“Todos estos defectos ocurren durante los primeros 28 días del embarazo, usualmente antes de que una mujer sepa incluso que está embarazada”, menciona el médico Armando Fuentes, de la fundación Nemours Children ‘s Health. 

“La mitad de los embarazos ocurren sin planearse, por eso es recomendable que cualquier mujer en edad reproductiva lo tome. El ácido fólico impacta el desarrollo del ADN y el desarrollo celular y de los tejidos”. 

Armando Fuentes, de la fundación Nemours Children ‘s Health. 

Aunque se puede obtener naturalmente con algunos alimentos, es recomendable tomarlo en suplementos para asegurarse de consumir la cantidad necesaria. 

En algunos casos, las mujeres embarazadas deben tomar una mayor cantidad de ácido fólico, como cuando son diabéticas, si ya han tenido un embarazo afectado por defectos en el tubo neural, si toman medicamento anti-epiléptico o medicina retroviral para tratar VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana).

También los hombres 

Aunque la recomendación de ingerir ácido fólico antes y durante el embarazo se extiende generalmente a las mujeres, ya que son quienes interactúan directamente con el feto durante la gestación, no es exclusiva para ellas, pues los hombres también pueden contribuir a reducir las probabilidades de defectos en el tubo neural, en especial si ellos o sus familiares directos han padecido estos defectos, asegura el doctor Steve Silvestro, pediatra y fundador del podcast The Child Repair Guide. 

El exceso en consumo de ácido fólico puede esconder una deficiencia de vitamina B12, lo cual puede en algunos casos producir anemia y lesiones al sistema nervioso, por eso es recomendable siempre consultar al médico o especialista antes de ingerirlo regularmente. 

Otros beneficios

El folato también ayuda a prevenir males como: diarrea, úlceras bucales, úlcera péptica, hinchazón en la lengua y algunos tipos de anemia.

¿Dónde se encuentra? 

Además de consumirlo en suplementos, el ácido fólico puede encontrarse en alimentos.

Decálogo por la prosperidad

Ver por uno mismo sin dejar de ver por nuestra comunidad es posible. En 1916, William John Henry Boetcker, un líder y orador estadounidense de origen alemán, publicó un folleto con un decálogo que hasta hoy se mantiene vigente y que enumera algunas reglas básicas para buscar la prosperidad sin afectar a otros. 

El texto titulado “The 10 Cannots” (Los 10 no puedes) resalta la importancia de ejercer la libertad siempre acompañada de responsabilidad.

1. No puedes crear prosperidad desalentando el ahorro. 

2. No puedes fortalecer al débil debilitando al fuerte. 

3. No puedes ayudar a los pequeños aplastando a los grandes. 

4. No puedes ayudar al pobre destruyendo al rico. 

5. No puedes elevar al asalariado presionando a quien paga el salario. 

6. No puedes resolver tus problemas mientras gastes más de lo que ganas.

7. No puedes promover la fraternidad de la humanidad admitiendo e incitando el odio de clases. 

8. No puedes garantizar una adecuada seguridad con dinero prestado. 

9. No puedes formar el carácter y el valor de un hombre quitándole su independencia, libertad e iniciativa. 

10. No puedes ayudar a los hombres permanentemente realizando por ellos lo que éstos pueden y deben hacer por sí mismos. 

Boetcker también enumeró los “Siete crímenes nacionales”, que nos recuerdan la importancia de tomar acción y no esperar a que otros resuelvan las cosas por nosotros:

1. No pienso.

2. No sé.

3. No me importa.

4. Estoy demasiado ocupado.

5. Dejemos las cosas como están.

6. No tengo tiempo para leer ni descubrir.

7. No me interesa.

Leer noticias tiene su chiste.

Estamos expuestos a una gran cantidad de noticias, sin embargo, muchas son falsas, de propaganda o sólo presentan un lado de la historia. Es una realidad que es importante estar informados, entonces, ¿cómo elegir lo que leemos o vemos?

Es necesario aprender a evaluar la información para quedarnos solo con las noticias que sean creíbles, que tengan calidad, y evitar la desinformación y los sesgos informativos, es decir, esas noticias que buscan ponernos de un lado o de otro.

Esta guía puede servirte para evaluar los artículos que te lleguen a través de páginas de internet, redes sociales o chats, y saber si puedes considerarlos confiables. Acompañamos con algunas preguntas que puedes hacerte para verificar cada punto.

  1. Considera la fuente

Visita la página de internet donde se supone fue publicada la historia, corrobora si es el sitio oficial de un medio informativo profesional, revisa que tenga una forma de contacto. 

¿Aparece su logo oficial en la pestaña del buscador? 
¿Es la dirección URL correcta? 
¿El correo de contacto termina con el nombre del medio o es solo un correo electrónico de servicios como gmail, hotmail, yahoo?
¿Es un texto que fue hecho para compartirse de una forma tan fácil como un meme? 

  1. Lee más allá del título

Los titulares a veces se ponen con la intención de llamar la atención y ganar clics. Ojo con las noticias sensacionalistas que buscan evocar emociones y aprobar o reprobar un solo lado de la historia. 

¿Cómo te hace sentir ese título?
¿Está hecho para provocar una emoción fuerte? 
¿Tiene puntuación excesiva?
¿Hace afirmaciones de que te darán información secreta o que ningún medio informativo quiere que sepas? 

Si estas respuestas son afirmativas, pueden ser signos de que hay sesgo en la información, esto quiere decir que se presenta información en contra o a favor de una cosa de forma desproporcionada, con bajos estándares de calidad y/o especulación. 

  1. Checa el autor

La noticia debe ir firmada por una persona, revisa en el buscador si es esa persona en realidad existe y si tiene credibilidad. 

¿Quién es el autor? 
¿Puedes encontrar una biografía de quien escribe la nota, ver sus credenciales, saber si está capacitado para escribir u opinar del tema? 

  1. Lee a detalle el contenido

Revisa a conciencia cada línea y pregúntate: ¿esto es un hecho o es una opinión? Corrobora si el artículo es una noticia, en donde se presentan hechos verificables con fuentes informativas confiables y diversidad de perspectivas. Descarta que sea un artículo de opinión, en el que un autor puede escribir lo que considere sin, necesariamente, tener sustento o evidencia que respalde su postura sobre el tema. 

Identifica cuáles son hechos pasados y cuáles hechos dentro de la noticia son actuales.

¿De quién habla la nota? Si no identificas a quienes se menciona, busca sus nombres en enciclopedias o fuentes de confianza. 

  1. Corrobora fuentes informativas 

Una noticia debe tener fuentes informativas, ya sean entidades u organismos confiables de donde se toman los datos o bien, expertos que explican sobre el tema. 

¿El artículo tiene fuentes anónimas?
¿Las fuentes que cita son creíbles?
¿Aparecen las fuentes con su nombre completo, especialidad y/o cargo?
¿Las personas están calificadas para hablar sobre el tema? 
¿Usa fuentes con diversas perspectivas? 
¿El autor pone los hechos sin dar opiniones personales? 

  1. Revisa la fecha y lugar de publicación

Compartir noticias viejas no significa que tengan relevancia en la actualidad, pero también hay que saber que si son noticias muy nuevas pueden haber sido escritas con información incompleta e incluso errores. Es importante esperar a revisar y complementar los hechos informativos. Incluso puedes regresar a la información días, semanas o meses después para corroborar. 

¿Cuál es la fecha del artículo? 
¿Es una noticia del momento que fue escrita hace unas horas? 

  1. Verifica la historia

Compara la nota con otras publicaciones de la misma noticia en otros medios. Corrobora la información. 

¿En dónde se escribió originalmente y cuándo? 
¿Hay otros artículos sobre este mismo evento o tema en otros medios?
¿Esos artículos tienen un título similar y dicen lo mismo sobre el tema? Si no es así, busca cuál es la precisión del artículo. 
¿Puedes corroborar la información que cita? Ve a las fuentes originales y verifícalo.

  1. Asegúrate de que no sean bromas

Hay sitios de internet dedicados a hacer burla o sátira sobre temas de actualidad, checa que no sea un medio de este tipo de donde viene la información, es un error en el que se puede caer fácilmente, sobre todo cuando son noticias de corte amarillista o sensacionalista.

Después de analizar lo que te encuentres, tendrás los elementos para decidir por ti mismo la veracidad de cada nota y sabrás si es digna de que la compartas o de que contribuyas a detener la cadena de desinformación. 

Fuentes: 
“Fake News”, Disinformation, and Propaganda, Harvard Library 
Media Literacy: How to Read the News, Reagan Library
How to read the news like a fact checker, Facing History & Ourselves
Ten questions for fake news detection, The News Literacy Project

Ciberbullying: el acoso llevado a la red

Cualquier niño que use internet, aunque sea sólo para tomar clases, está expuesto al ciberbullying. Y la labor de todo padre y madre es, primero, saber que existe este fenómeno en línea y luego, aprender formas de proteger a sus hijos de él.

Con la llegada de las clases en línea, los niños y jóvenes sin duda han pasado mucho más tiempo frente a pantallas electrónicas. Pero además de facilitar su educación y desarrollo, esto también los ha expuesto a problemas y a veces quienes ejercen la amenaza son otros niños.

¿Qué sucede cuando el agresor es un compañero o una amiguita de la escuela? ¿Cómo lidiar con las burlas anónimas que circulan velozmente en la red?

Esto es el ciberbullying o ciberacoso y es tan grave como cualquier otro tipo de violencia.

En México, de acuerdo con el Módulo sobre Ciberacoso (MOCIBA, 2020) el 21% de la población de 12 años y más, usuaria de internet, fue víctima de ciberacoso entre octubre de 2019 y noviembre de 2020. 

Pablo Corona, vicepresidente adjunto de seguridad de la Asociación de Internet MX, explica que el ciberbullying es un término que describe cuando un niño o adolescente es molestado, amenazado, acosado, humillado, avergonzado o abusado por otro niño o adolescente, a través de Internet o cualquier medio de comunicación como teléfonos móviles o tablets.

Es decir que parte de condiciones de igualdad, en donde no hay una gran disparidad de edades ni madurez que permitan aprovecharse de la persona más vulnerable, sino que sucede entre pares.

En la adolescencia es común escudarse tras el hecho de que se trata de “bromas” y por ello a los padres les cuesta trabajo reconocer cuando sus hijos están siendo víctimas o incluso cuando están siendo parte del problema. 

“Nada que haga sentir mal al otro puede ser considerado una broma”

Pablo Corona

“Si el otro se sintió mal, no importa si para ti era una broma o no, la frontera sería entender desde el punto de vista de la otra persona cómo se sintió ante la situación, no lo que nosotros buscábamos o cuál era nuestra intención, sino lo que realmente sucedió”, agrega.

Y es que lo que antes podría ser un pequeño incidente frente a un salón de clases, en el terreno de Internet incrementa su alcance a cientos de miles de personas, logrando que la victimización sea mucho mayor. Una foto o un video tomado en un mal momento puede ser fuente de cientos de memes y miles de comentarios ofensivos en cuestión de minutos

“El internet es una lupa que magnifica las cosas, tanto buenas como malas, hoy en día es una tecnología democratizante. Esa misma lupa que nos permite que tengamos mayor acceso a la información es la misma que amplifica la violencia del ciberbulliying”, comentó Corona.

Algunas señales de alerta que pueden ayudar a los padres a determinar si su hijo está siendo acosado en redes son:

  • Cambios de humor,
  • Verlo más retraído y decaído,
  • Falta de ganas o interés para acudir a eventos sociales y, sobre todo,
  • No querer separarse de sus dispositivos electrónicos.

“A los menores le cuesta trabajo compartirlo y si cuando lo cuentan como padres lo minimizamos diciendo que es ‘normal’ o una ‘broma’, estamos poniendo el ejemplo de que para la próxima, si surge algo más grave, no nos quieran comunicar”, indica el vicepresidente adjunto de seguridad de Asociación de Internet MX. 

El ciberbullying puede llegar a consecuencias extremas como el suicidio o atentados contra otros compañeros; sin embargo, antes de presentar violencia física existe una gran violencia emocional que se va acumulando. 

“La violencia emocional puede tener consecuencias en la autoestima de manera permanente en la persona y, dependiendo de las herramientas que tiene su familia para lidiar con esto, podrán aminorarse, pero sólo cuando hay un verdadero apoyo de los padres”, comenta Corona. 

Por otro lado, es común que muchos padres no encuentren fácil reconocer cuando es su hijo quien está agrediendo a alguien más. Esto suele ser un tema complicado para algunos padres y lo califican como “cosas de niños”.  

“Es muy común que no queramos aceptar estas situaciones y que pensemos que son cosas menores, pero todo inicia con la cultura en la familia donde se debe promover un ambiente de respeto en la convivencia con otros. Los niños imitan nuestros comportamientos. Hay que analizar qué estamos comunicando con nuestros mensajes en línea y nuestra forma de actuar con otros”. 

Según el MOCIBA (2020):

  • Las mujeres experimentan más ciberbullying ligado a insinuaciones o propuestas sexuales (35.9%),
  • mientras que los hombres suelen ser afectados por el contacto a través de identidades falsas (37.1%)
  • En ambos casos, lo más común es que los agresores sean hombres y muchas veces conocidos (24.5%).

Cuando se trata de Internet ningún problema es aislado, por lo que el cibebullying puede convertirse en una puerta para problemáticas mayores como extorsión, pornografía infantil y violencia física y sexual.

“La recomendación es que no hay que dejarlos solos, ni dejarlos que interactúen de manera completamente abierta en internet”, expresa Corona, “no se trata de cerrarles las puertas al Internet, sino de guiarlos y conocer su comportamiento en línea, así podemos identificar otras señales de alerta respecto al tipo de mensajes que se intercambian”.

Si al intentar este tipo de acercamientos notas resistencia excesiva, cambios de humor o detectas plataformas o mensajes inapropiados, entonces es importante abordar el tema como familia y, si es necesario, acudir a algún experto. Este consejo aplica igual para casos de niños víctimas como victimizadores.

7 formas de consentir a tu espalda

Día a día tienes una rutina en la que la cantidad de actividades que realizas para tu cuerpo puede variar mucho, esto debido a tu tipo de trabajo o estilo de vida. Lo que es un hecho, es que en nuestra sociedad se da por sentado que el cuerpo debe rendir a tope todo el tiempo, y debido por esto es recomendable que programes periodos para que recargues tus energías y así logres relajarte y disfrutar de un momento agradable.

La postura correcta

Si eres un trabajador que cuenta con modalidad de home office o un estudiante que toma sus clases desde el hogar, tu comodidad es fundamental a la hora de trabajar y estudiar, para esta tarea te ayudará una silla de oficina ergonómica, la cual es muy adecuada para complementar tu estudio. Dicha silla cuenta con un respaldo alto y soporte lumbar, esto evitará que sufras lesiones o realices malas poses al momento de utilizarla, asimismo al contar con apoyabrazos y ser reclinable en pies y espalda te dará el confort necesario para que descanses en esos breaks que tanto mereces.

Siéntate cómodo 

¿Pasas muchas horas sentado en tu escritorio? Ya sea porque tomas clases presenciales o porque trabajas en una oficina, es cómodo trabajar sentado pero la realidad es que mantener la misma postura por demasiado tiempo puede ser perjudicial para tu espalda. Y para este problema, la solución es un cojín ortopédico, el cual es ideal para usarse como asiento o respaldo. Créenos al decirte que ¡tu espalda te lo agradecerá! pues le darás el cuidado y confort que necesita, y esto dará como resultado final que tu jornada sea más cómoda y agradable, luego sin problema puedes continuar con tu actividad física preferida.

Recupera la salud de tu espalda

Continuando con el cuidado de tu columna, si te has realizado alguna cirugía lumbar, tienes problemas de postura, osteoporosis o lordosis, una faja lumbar es la ideal para tu recuperación, pues te ayuda a mantener una buena postura de la columna evitando que te encorves, y a su vez te da el soporte en la columna lumbar y torácica que necesitas.

Además es ajustable en el área del abdomen por lo cual se adapta más fácilmente a tu talla, esta cuidará que la zona de tu espalda baja se mantenga en una posición adecuada durante tus jornadas. Verás que una vez que te acostumbres, ni siquiera notarás que la traes puesta y hará una diferencia positiva en tu salud.

Postura correcta en todo momento

¿Por qué insistimos tanto en la postura? porque es la base de la salud de tu columna. Ya que una buena postura no solo mejora tu imagen, sino que también mejora tu salud y te da tanto la comodidad y como la libertad de movimiento que necesitas. Por ello, te recomendamos este corrector de postura, el cual está hecho para que mantengas la distancia y rectitud adecuada en tu espalda alta, la puedes colocar bajo tu atuendo regular y ¡listo!, tendrás un gran soporte y conservarás una postura adecuada en tu cuello y hombros.

Relaja tus músculos

Consentirte de vez en cuando nunca está de más, no necesitas ir al spa para conseguirlo, esto siempre y cuando tengas las herramientas correctas en casa lo podrás lograr, tal es el caso de un masajeador, el cual funciona en todo tu cuerpo y si lo necesitas puedes usarlo para consentir todas las zonas de tu espalda, sirve para lumbares, omóplatos, hombros, cuello o la zona que tú elijas, si dedicas unos cuantos minutos, con estos sentirás la zona tratada libre tensiones y bastante relajada.

¿Qué te parecieron estos artículos para el cuidado de tu espalda?, ¡geniales verdad! Ahora encuentra el que más vaya con tus necesidades y disfruta de días llenos de confort.

Vocación de madre

La vocación de ser madre no ha desaparecido en México. En 2020, el 72.4 por ciento de las mujeres de más de 15 años habían tenido cuando menos un hijo nacido vivo. Son o han sido madres. Es verdad que las mujeres han reducido el número de hijos que tiene cada una, de 2.86 en 1999 a 1.88 en 2019, pero eso no significa que hayan abdicado de su papel como madres. 

Las condiciones de la sociedad mexicana han cambiado de manera dramática en las últimas décadas. Los papeles de mujeres y hombres en la sociedad se han modificado. Los divorcios, por ejemplo, se han multiplicado, al igual que los hogares encabezados por mujeres. Pero esto no ha terminado con el deseo de las mujeres de ser madres. No ha reducido tampoco el amor ni la dedicación de las madres hacia sus hijos. 

Lo que han hecho las mujeres en estos nuevos tiempos es que han multiplicado sus esfuerzos. A sus funciones tradicionales han añadido nuevas responsabilidades. La idea de que las mujeres no podían trabajar, para alcanzar independencia económica, al tiempo que mantenían un buen desempeño como madres, ha caído por tierra. Las mujeres mexicanas han demostrado que pueden hacer muchas tareas a la vez, sin nunca dejar de ser madres entrañables y capaces. 

La diversidad merece celebrarse, y por eso tiene su día

Con el fin de integrar una sociedad diversa, en la que el respeto y la igualdad tengan el mismo significado para todas y todos, en 2001, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 21 de mayo como el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo.

Desde entonces, la conmemoración de este día se ha vuelto un recordatorio importante sobre la unidad y la preservación del legado de cada región geográfica, a través de tradiciones, fiestas, arte popular, pero sobre todo del acercamiento entre culturas para compartir experiencias y la difusión de sus necesidades.

La aprobación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, por parte de la Organización de las Naciones Unidas, tiene un objetivo esencial: reconocer el papel fundamental que desempeña la cultura como motor del cambio y del desarrollo.

“La diversidad cultural es una fuerza motriz del desarrollo, no sólo en lo que respecta al crecimiento económico, sino como medio de tener una vida intelectual, afectiva, moral y espiritual más enriquecedora. Todo esto está presente en las siete convenciones de la cultura, que proporcionan una base sólida para la promoción de la diversidad cultural” señala la UNESCO.

Un país diverso

Datos de la Comisión Nacional de los Pueblos Indígenas revelan que México es el segundo país con mayor diversidad cultural en el mundo, ya que alrededor de toda la República existen 62 pueblos indígenas con sus propias lenguas.

Aunque la diversidad cultural de nuestro país no se limita a la población indígena, existe una gran preocupación a nivel nacional e internacional por el riesgo de que las expresiones y tradiciones de estos pueblos desaparezcan debido al crecimiento de las zonas urbanas. Los procesos de adaptación tecnológica y de integración educativa, laboral y de movilidad también han afectado a la preservación de la diversidad cultural de México.

“La defensa de la diversidad cultural es clave, las comunidades indígenas siguen padeciendo las injusticias históricas de despojo de sus tierras y sus recursos, a través de políticas públicas integracionistas y de asimilación, que han provocado discriminación sistemática y empobrecimiento de la mayoría de los grupos indígenas en todo el planeta”, señala la investigadora del ITESO, Mariana Zaragoza.

¿Qué hacer?

Desde 2011, la UNESCO propone 3 lineamientos a las instituciones encargadas de preservar la cultura de pueblos originarios alrededor del mundo:

  • Hacer conciencia acerca de la importancia del diálogo intercultural, la diversidad y la inclusión.
  • Lograr que todas las personas se comprometan y apoyen la diversidad mediante gestos reales en el día a día.
  • Combatir la polarización y los estereotipos para mejorar el entendimiento y la cooperación entre las personas de diferentes culturas.

5 formas de celebrar la riqueza cultural en México:

  • Visita una exposición de arte o un museo dedicado a otras culturas.
  • Invita a una familia o a vecinos de otras culturas o religiones a compartir la comida contigo e intercambiar puntos de vista sobre la vida.
  • Busca literatura que hable de la diversidad cultural en México, o bien, que esté escrita en alguna lengua indígena.
  • Investiga cómo se celebrará en tu ciudad el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo.
  • Intégrate a grupos o descubre páginas de Facebook sobre tu estado, seguro aprenderás sobre tradiciones y lugares que no conocías

“Cada día somos más las personas que reconocemos la importancia del respeto y apoyo a todas las comunidades que defienden su identidad de diferentes maneras”, agrega Zaragoza.

En cualquier región del mundo, la diversidad cultural garantiza un diálogo constante que brinde mejores herramientas para alcanzar un estado de paz, respeto e igualdad para todos. 

Adicción a videojuegos, ¿cómo reconocerla?

A finales de agosto del 2021 se dio a conocer que China prohibió a los jugadores en línea menores de 18 años jugar entre semana y limitó el juego a solo una hora diaria los viernes, fines de semana y días festivos. ¿La razón detrás de esta drástica decisión? Prevenir la adicción a los juegos en línea y proteger el crecimiento saludable de los menores. 


Este mismo año se publicó el primer caso clínico en el mundo de un menor hospitalizado por una grave adicción al videojuego. La revista Psiquiatría Infanto-Juvenil, editada por la Asociación Española de Psiquiatría del Niño y el Adolescente, describió el caso de un joven de 15 años con grave adicción al videojuego Fortnite que requirió de hospitalización para su desintoxicación.

“No hemos encontrado ningún caso similar en la literatura científica y consideramos de interés dada la gravedad y el abordaje requerido”, destacaron los investigadores. 

¿Existe la adicción a los videojuegos?

La realidad es que la descripción de esta condición es relativamente reciente. En 2013 la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) señaló el trastorno del juego por internet en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) como un posible trastorno psiquiátrico que debía ser estudiado; y en 2018 la Organización Mundial de la Salud (OMS) propuso el trastorno por uso de videojuegos como una enfermedad mental y lo incluyó en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11). Esto causó cuestionamientos por parte de la comunidad científica que planteó la necesidad de que haya mayor investigación para asegurar que estos problemas debían atribuirse a un trastorno. 

El caso recién publicado sobre el joven jugador de origen español, describe que se aisló en su domicilio, rechazaba las interacciones sociales, descuidó su higiene personal, cambió su ritmo habitual de sueño, mostraba escaso interés por su entorno y se ausentaba en su escuela, entre otros comportamientos que preocuparon a su familia. 

Tras su evaluación observaron que la adicción a los videojuegos estaba actuando como una forma de regulación del intenso malestar del menor por el duelo de haber perdido a su madre un año antes, a consencuencia de una enfermedad, aunado a un trastorno ansioso y al incremento de exigencias escolares que no era capaz de afrontar. 

El popular juego Fornite está dentro del tipo de videojuegos denominados masivos (MMORPG: massively multiplayer online role-playing games), los cuales  pueden llegar a tener miles de jugadores conectados simultáneamente interactuando entre ellos en el mundo virtual y, a diferencia de los videojuegos tradicionales, están disponibles todo el día.

“Cabe señalar que el videojuego no supone un problema en sí mismo ya que su uso adecuado puede conllevar unos beneficios a nivel educativo, a nivel social e incluso puede ser terapéutico para algunos trastornos. Sin embargo, las consecuencias negativas apreciadas por uso inadecuado de los mismos son crecientes; hay numerosos estudios que analizan el juego como factor de riesgo para la salud tanto física como mental”

indica el artículo 

Los autores explican que se deben tener en cuenta características como la pérdida de control sobre la actividad, la tolerancia, la pérdida de interés por otras antes placenteras y la interferencia en la vida cotidiana. 

“Existen factores de riesgo a considerar como indicadores de abuso en el consumo de videojuegos: retraimiento social, bajo rendimiento académico, existencia de problemas psicopatológicos (síntomas depresivos, rasgos de personalidad como perfeccionismo u obsesivos o trastornos ya identificados como Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) y sociofamiliares (sexo masculino, padres trabajadores con escasa posibilidad de supervisión, nivel socioeconómico bajo, estresores externos de su entorno)”, indican.

“También hay señales que deben alarmar al entorno del jugador al inicio del problema: falta de control sobre el tiempo dedicado al juego o seguir utilizándolo incluso cuando hay síntomas y consecuencias negativas. El impacto en los más jóvenes genera un interés crítico, ya que es la época en la que se produce la maduración de la corteza prefrontal (adquisición del control de las funciones ejecutivas de la conducta)”. 

Escala para un diagnóstico

Laura Maldonado-Murciano, quien cursa su doctorado en Cerebro, cognición y conducta, en la Universidad de Barcelona, se especializa en variación de escalas de adicción a videojuegos, herramientas que pueden ayudar a hacer un diagnóstico.

Cuenta que ella es una aficionada a los videojuegos desde pequeña ya que su madre también juega videojuegos. Considera que contar con una escala de diagnóstico puede ayudar a romper el estigma, ya que es muy común escuchar que se diga: “eres un adicto” a alguien que disfruta jugar con videojuegos. 

“En el momento que dejas de hacer tus tareas de la vida diaria es cuando es adicción a los videojuegos. Si tu única pasión es jugar, si tú quieres dejarlo todo para jugar, eso es adicción”, explica. 

Maldonado-Murciano participa en una investigación que está por ser publicada, que presentará los resultados sobre la versión en español de la escala GDT (Gaming Disorder Test), la cual permite a un profesional evaluar si la persona tiene o no adicción a los videojuegos. 

“¿He dejado de lado alguna actividad para jugar videojuegos?¿He tenido dificultad para controlar mi actividad con el juego?¿He tenido consecuencias por jugar a videojuegos?¿He continuado jugando pese a ello?”, pregunta.  

“Es una escala que evalúa, siguiendo los criterios diagnósticos de la OMS, prácticamente igual, lo único que sí que se añade es un ítem de sociabilidad, de ver si te afecta en tus círculos cercanos”. 

El artículo estará disponible este año para todo el mundo, ya que la escala es de acceso libre. 

“Soy partidaria de no diagnosticar solo a través de la escala porque puede ser que la estés contestando en un momento muy concreto de tu vida en la cual puede ser que estés peor o que estés mejor, sino que el profesional evalúe, que sea una herramienta de apoyo que permita la posibilidad de diagnosticar”. 

Si un familiar tuyo presenta comportamientos que te preocupen en relación al uso de videojuegos, lo mejor es acudir con un especialista para que valore la situación. 

Un nuevo trastorno 

El trastorno por uso de videojuegos se caracteriza por un patrón de comportamiento de juego persistente o recurrente de “juegos digitales” o “videojuegos”, que puede ser en línea, es decir por internet o fuera de línea.

Se manifiesta por: 

  1. Deterioro en el control sobre el juego (por ejemplo, inicio, frecuencia, intensidad, duración, terminación, contexto).
  2. Incremento en la prioridad dada al juego al grado que se antepone a otros intereses y actividades de la vida diaria.
  3. Continuación o incremento del juego a pesar de que tenga consecuencias negativas. 

El patrón de comportamiento del juego da como resultado una angustia marcada o un deterioro significativo en las áreas de funcionamiento personal, familiar, social, educativo, ocupacional u otras áreas importantes. 

El comportamiento del juego y otras características normalmente son evidentes durante un período de al menos 12 meses para que se asigne un diagnóstico, aunque la duración puede acortarse si se cumplen todos los requisitos de diagnóstico y los síntomas son graves.

Fuente: Trastornos debidos a comportamientos adictivos CIE-11 de la Organización Mundial de la Salud.

https://icd.who.int/browse11/l-m/es#/http%3a%2f%2fid.who.int%2ficd%2fentity%2f1448597234