7 licuados naturales para después de entrenar

Al finalizar de hacer ejercicio, sin importar si se trató de una sesión de cardio o fuerza, es importante brindarle al cuerpo las vitaminas y minerales necesarios para recuperar energía, y de esta manera evitar calambres o molestias. Una gran alternativa nutritiva y refrescante son los licuados naturales.

Los licuados naturales post entrenamiento tienen que ser equilibrados a fin de brindar la cantidad justa de fibra, proteínas, vitaminas, antioxidantes y carbohidratos. Descubre a continuación cómo prepararlos. 

Una licuadora con mucha potencia

Preparar un rico licuado o smoothie te va a llevar tan solo un par de minutos si cuentas con las herramientas adecuadas. Lo ideal es que cheques con detenimiento todos los modelos de licuadoras y elijas una opción que permita triturar hielo sin ningún problema. 

Otra buena alternativa, si te gustan más los jugos que los licuados, son los electrodomésticos para extraer zumo de frutas. Con estos se pueden preparar alternativas 100% a base de frutas y verduras, sin agregados antinaturales. 

7 licuados post entrenamiento

Para preparar cualquier tipo de batido, lo único que se tiene que hacer es lavar bien las frutas y verduras y, en el caso de que el electrodoméstico no cuente con la potencia necesaria, cortarlas. Después, solamente se tienen que colocar todos los ingredientes juntos en el vaso de la licuadora y procesarlos hasta obtener la consistencia deseada.

A todas las opciones que aparecen en la lista de abajo, se les puede agregar hielo para hacerlas más refrescantes y lograr una textura más espesa. Queda muy rico y es una muy buena alternativa, sobre todo para los días de mucho calor. 

Aquí, algunas recetas imperdibles: 

1. Licuado de plátano y almendras

Ingredientes

  • 1 vaso de leche de almendras.
  • 1 plátano maduro.
  • ½ cucharada de canela.
  • ½ cucharada de nuez moscada.
  • 3 cucharadas de azúcar moreno.

2. Licuado de cacao y nueces

Ingredientes

  • 2 cucharadas soperas de cacao en polvo sin azúcar.
  • 5 nueces peladas y limpias.
  • 250 ml de leche desnatada.
  • Media cucharada de café soluble.
  • Edulcorante al gusto.

3.  Smoothie de manzana, durazno y yogurt griego

Ingredientes

  • ½ duraznos.
  • ½ manzanas.
  • 2 cucharadas soperas de yogur griego.
  • ¼ de taza de hojuelas de avena.
  • 1 taza de agua de coco natural.

4. Licuado refrescante de piña, melón y arándanos

Ingredientes

  • 200g de melón.
  • 350 g de piña natural.
  • 30 g de arándanos.
  • Jugo de dos limones.
  • 1 rodaja de jengibre fresco.
  • Agua.

5. Licuado de cacahuate y fresas

Ingredientes

  • 1 plátano.
  • 1 taza de fresas.
  • 1 taza de leche de avena (se puede reemplazar por leche de cacahuate).
  • 1 cucharada de mantequilla de cacahuete.

6. Licuado cremoso de aguacate

Ingredientes

  • 100 gramos de yogurt griego.
  • 1 aguacate (si es muy grande se puede usar medio).
  • 1 vaso de leche vegetal (la de almendras queda muy bien).
  • 2 cucharadas de avena, preferentemente activada.

7. Licuado de espinacas y toronja

Ingredientes

  • 1 taza de agua.
  • 1 manojo de espinacas lavadas.
  • 1 plátano congelado y cortado en trozos.
  • Jugo de una toronja.
  • Edulcorante.

¿Cómo hacer leche de almendras casera? 

Un producto que está muy de moda y se usa para reemplazar la leche de vaca es la bebida de almendras. Lo ideal es que te animes a hacerla en tu casa ya que de esta manera evitas comprar las opciones industrializadas que contienen agregados y conservantes.  ¿Qué ingredientes necesitas? 150 gr de almendras y 800 ml de agua fría.

Checa el paso a paso: para comenzar, lo que se recomienda es dejar en remojo las almendras durante al menos ocho horas. En el caso de que no te de tiempo, la puedes preparar omitiendo este paso.

Después, hay que llevar las almendras junto con los 800 ml de agua a la licuadora. Hay que procesarlas por al menos dos minutos a una potencia alta. Si lo deseas, antes de que termine de licuar, le puedes agregar algún endulzante o saborizador, como canela o vainilla.

Para finalizar, solamente queda colar la mezcla y ¡listo! Se coloca en una botella de vidrio y dura de dos a tres días en el refrigerador.

Las preguntas de los niños

Cuando tus hijos te preguntan: ¿de dónde vienen los bebés?, ¿por qué el cielo es azul?, ¿cómo funciona la licuadora?, estas dudas surgen porque están intentando descifrar el mundo en el que viven y, esto es ¡todo el tiempo! A medida que crecen, adquieren y procesan un nuevo conocimiento tras otro, dichos momentos son conocidos como desequilibrios y pueden suceder mientras juegan, estudian, conversan, en cualquier momento. Para que tu hijo pueda comprender mejor el funcionamiento de las cosas, puedes iniciar explicándole la evolución del universo, porque a fin de cuentas todo parte de un origen. Ten por seguro que a tu hijo le encantará conocer al planeta tierra que estaba habitado por dinosaurios y otros animales de dimensiones enormes que ahora están extintos. Pero, ¿cómo explicar algo tan complejo de forma sencilla?, aquí te mostramos algunas estrategias:

Dale ejemplos de la vida cotidiana

Para que tu hijo tenga un aprendizaje significativo es necesario que relacione lo que ya sabe, con lo que se le va a enseñar, y una forma de hacerlo es mostrar ejemplificaciones del espacio donde él se desenvuelve. Cuestiónale sobre la naturaleza, los cambios que en ella existen, la hora en la que sale y se esconde el sol, la luna, las estrellas; guíalo para que describa todo lo que sabe y observa. Sal al jardín y coloca un hielo frente al sol, explícale que las cosas pueden cambiar. De esta forma podrás introducir el tema del origen del universo, haciéndole ver que todo tiene una historia, y que antes no existía lo que hoy conoce. Ayúdalo a interesarse más haciéndole preguntas que hagan volar su mente: ¿Te imaginas un planeta sin estrellas?, ¿cómo sería?… 

Los métodos didácticos ¡no pueden faltar!

Como cada niño aprende de manera distinta, debes identificar la forma en la que al tuyo se le facilita más adquirir un conocimiento. Partiendo de ahí, si tu hijo es muy visual, puedes mostrarle videos animados que explique el origen del universo, así como la caricatura En busca del valle encantado, para que se fascine con las especies y el ecosistema que antes existía. Si tu pequeño es fan de escucharte leer o de hacerlo por sí mismo, te recomendamos: La guía de los dinosaurios de Ñac-Ñac, de Emma Yarletf; El origen del universo de Inés y Guillén; y La sensacional historia del mundo de Neal Layton, ¡se divertirá a lo grande!

Manos en acción: ¡a aplicar lo aprendido!

Dale a tu hijo una hoja para que ordene los sucesos del origen del universo en orden cronológico, trabajen en una representación con marionetas, jueguen a preguntas y respuestas, apoyense de juegos de pares, rompecabezas, hagan muchos dibujos empleando todos los materiales que tengan disponibles: hojas de árboles, trozos de listones, sopas de letras, colores, papeles varios, ¡echen a volar su imaginación! pues la mejor forma de aprender es jugando.

Es importante que acompañes a tu hijo a encontrar las respuestas que necesita, así alimentas su curiosidad y aprendizaje, todos los días es una aventura nueva, una pregunta, una inquietud. Si eres partícipe de los momentos más importantes de tu hijo como lo es el aprendizaje, él podrá fortalecer su vínculo contigo. 

Verlo crecer a su ritmo es de las experiencias más gratificantes del día. ¡Involúcrate en su desarrollo!, siempre puedes encontrar nuevas estrategias para que aprenda de la mejor manera.

7 sencillos pasos para crear un mapa mental

Recuerdas los días del colegio en los que estudiabas sin parar para un examen, o qué decir de las pruebas de conocimientos para poder ingresar a la carrera que elegiste. 

Sabías que son igual de importantes las herramientas de organización para tu estudio como para tu vida personal. Sí, así es, esto quizá no te lo explicaron en la escuela, pero tener una herramienta bien empleada como son los mapas mentales podría ahorrarte muchos dolores de cabeza, ayudándote a la planificación de cualquier proyecto personal o tarea escolar. 

Pero, ¿sabes o recuerdas qué es un mapa mental?

Te lo digo de la forma más sencilla, un mapa mental es un método que sirve para organizar información mediante un diagrama en el que representamos ideas o conceptos de forma más fácil y creativa. Todas estas ideas, conceptos o notas están enlazadas entre sí y ayudan a desarrollar el contenido de un tema en particular. 

Características de los mapas mentales: 

1. Idea principal – imagen central del mapa

2. Temas principales y secundarios

3. Ramificaciones (en imágenes, palabras claves, diferentes colores y líneas). 

En cuanto más alejada esté un tema de la idea principal, menos importancia tendrá en el diagrama.

Beneficios de utilizar mapas mentales: 

  • Estimulan la creatividad
  • Ayudan a la memorización
  • Ahorran mucho tiempo 
  • Facilitan estudiar más rápido 
  • Organizamos mejor los pensamientos o ideas
  • Ayudan a planificar 
  • Ayudan a comunicar mejor el mensaje

Usos de los mapas mentales:

  • Para lluvia de ideas 
  • Herramienta de estudio 
  • Organizar ideas 
  • Almacenar información 

¡Es hora de crear el tuyo!

Sigue estos 7 pasos y diviértete creando un esquema único con tus ideas millonarias que a veces se te olvidan en un rincón, o bien, haz de tu tarea un parque de diversiones donde podrán bajar y subir por las ramas del conocimiento y sácate ese 10 tan anhelado

1. Empieza en el centro de una página en blanco en forma horizontal 

2. Dibuja una imagen central fácil de memorizar  

3. Usa diversos colores en todo el diagrama para diferenciar los temas

4. Conecta las ramas principales a la imagen central. El cerebro funciona por asociación por lo que le gusta unir las cosas, pon las ideas principales en ramas gruesas y las ideas secundarias en ramas finas. 

5. Curva tus líneas, las líneas rectas son aburridas 

6. Utiliza una palabra clave por cada línea 

7. Utiliza tantas imágenes como puedas. Dicen que una imagen vale más que mil palabras, así que puedes, ponlo en práctica. 

Algunos programas para hacer mapas mentales son:

Cómo mejorar tu entrenamiento con un smartwatch

La tecnología se ha convertido en una herramienta que se usa en casi todos los ámbitos de la vida; incluso, a la hora de hacer ejercicio. Es por esta razón que, hoy en día, las personas que disfrutan de la actividad física tienen que tener un smartwatch.

Contar con el smartwatch adecuado ayuda a registrar el rendimiento, medir las pulsaciones y llevar un mayor control sobre el cuerpo, para mejorar la técnica. Sin embargo, es importante saber cómo sacarle el mayor provecho para disfrutar de todas las ventajas que provee un monitoreo constante. 

5 beneficios de usar un reloj inteligente

Hoy en día es muy común que las personas cuenten con un smartwatch para facilitar su rutina diaria. Por lo general, es una manera de tener todo organizado en un gadget pequeño y práctico. Pero, exceptuando los deportistas profesionales, las personas no suelen aprovechar al máximo sus funciones.

Descubre, a continuación, cuáles son los principales beneficios de usar un reloj inteligente cuando estés ejercitando:

  • No tienes que llevar tu celular

Llevar el celular en el bolsillo para usar aplicaciones que ayudan a mejorar el entrenamiento, por lo general, termina teniendo un efecto negativo. La razón es que no se tiene toda la atención en la actividad que se realiza, por estar cuidando el equipo. En cambio, al usar un wearable vas a tener la posibilidad de activar todas las apps que quieras, sin tener que preocuparte por que el reloj se caiga o se golpee.

  • Olvídate de las bandas de frecuencia cardiaca

Hace algunos años, se pusieron muy de moda las bandas de frecuencia cardíaca, las cuales permiten medir el rendimiento del corazón, al momento de hacer ejercicio. La realidad es que son muy útiles, pero incómodas. 

Por el contrario, los relojes inteligentes ofrecen la tecnología necesaria para llevar el monitoreo del ritmo cardíaco, de forma automática y práctica. De hecho, esta función es útil para tener un registro del ritmo del corazón, frente a los distintos esfuerzos físicos. 

  • Tener objetivos a largo plazo

Para las personas que no son amantes de los deportes, suele ser muy difícil mantenerse motivado; sobre todo, cuando no se ven los resultados inmediatamente. Esto es muy fácil de combatir, gracias a las aplicaciones de los smartwatches, las cuales están pensadas para establecer metas a corto, mediano y largo plazo.

Casi todos los programas de este tipo van entregando insignias, trofeos o medallas a medida que se van logrando los objetivos. Como vemos, es una buena manera de ir tomando conciencia del avance logrado. 

  • Monitorear las horas de descanso

Un punto muy importante a cumplir, luego de hacer ejercicio, es proporcionar al cuerpo un descanso correcto. Para lograrlo, hay que llevar un control sobre el sueño profundo, el REM (Rapid Eye Movement), el sueño ligero y los tiempos de insomnio. 

Todos estos elementos, son medibles con un reloj inteligente, a fin de recabar información sobre la rutina de sueño actual y las posibles necesidades de cambio que ésta requiera.

  • Lleva un personal trainer en tu muñeca

Aunque siempre se va a necesitar el asesoramiento de un entrenador físico, hay muchos relojes que ofrecen la posibilidad de descargar planes de entrenamiento, a través de determinados programas. Esto es de gran ayuda para recordar qué ejercicios hacer, cuántas repeticiones y a qué velocidad. 

Un reloj puede salvar vidas

Es de gran utilidad llevar un registro en tiempo real del comportamiento del cuerpo, para identificar anomalías o descompensaciones al momento de estar exigiendo al cuerpo. 

De hecho, hay algunos modelos, que cuentan con una especie de ‘alarma’ que da aviso a la policía y a los contactos de emergencia en caso de registrar un golpe fuerte o algún movimiento brusco que pueda llegar a significar un peligro. 

La importancia de una buena salud visual

Siempre se le presta atención a la alimentación, el ejercicio y a mantener la mente tranquila pero no se suele dar la importancia necesaria a la salud visual. 

Los ojos son uno de los órganos más complejos y delicados de nuestro cuerpo, por lo que requieren del cuidado necesario para que funcionen correctamente. Por esta razón es que se recomienda al menos una revisión oftalmológica al año para mantener una buena salud visual.

En qué consiste la salud visual 

Para tener una buena salud visual es necesario incorporar buenos hábitos a la rutina diaria que van desde consumir los nutrientes necesarios, hasta la correcta hidratación de los ojos. 

Lo primero que hay que hacer es tener la precaución de incluir en la dieta diaria alimentos que aporten vitaminas A, C y E, minerales como el zinc y el selenio o los ácidos Omega 3. Todos estos nutrientes ayudan a prevenir el envejecimiento de los ojos y a fortalecer las retinas. 

Por otro lado, al igual que se mantiene la piel con cremas o emulsiones, se deben de incorporar gotas que hidraten los ojos. Sobre todo, cuando se pasan muchas horas frente a pantallas. Además, es fundamental ingerir la cantidad de agua que el cuerpo necesita. 

Más allá de todo esto es necesario hacerse un examen oftalmológico al año, por más que sintamos que los ojos no están fallando. La razón es que, con el transcurso del tiempo, se pueden identificar otras problemáticas que se pueden estar desarrollando en otras partes del cuerpo. 

También sirve para verificar el estado de los vasos sanguíneos, los nervios, defectos de la vista y afecciones comunes como el glaucoma, la degeneración macular que se relaciona con la edad o las cataratas.

Hábitos para cuidar tus ojos 

Hay varios hábitos saludables que pueden ayudarte a tener una mejor salud visual. Y, a decir verdad, no son muy difíciles de implementar; solamente hay que incorporarlos a la rutina diaria. 

1. Usa lentes de sol todos los días cuando estés por largos periodos al aire libre sin importar si está soleado o nublado. Los rayos UV dañan los ojos poco a poco.

2. ¡Nunca te talles los ojos! Mucho menos si sientes que tienes una ‘basurita’. Esto puede lastimar tu retina, causando daños en la córnea y el nervio óptico.

3. Presta especial atención a la iluminación del lugar en donde trabajes. No tienes que forzar la vista. Lo ideal es incorporar lentes de descanso. 

4. Evita estar todo el día frente a las pantallas. Hoy en día la mayoría de las actividades se desarrollan frente a dispositivos electrónicos que fatigan la vista. Lo que se recomienda es salir a caminar o a tomar un poco de aire para dejar que los ojos descansen. 

5. Intenta usar lentes de contacto solo cuando sea necesario. Si estás en tu casa lo ideal es que uses anteojos con marco, así no expones a tus ojos a posibles infecciones y daños.

6. Descansa la vista durmiendo al menos ocho horas diarias. Si, al igual que el resto del cuerpo, los ojos necesitan descansar para reponerse.

Utiliza lentes de buena calidad 

Los lentes con aumento y los de sol son bastante costosos. Pero, la realidad, es que es importante gastar dinero en ellos porque esta inversión puede evitar daños en los ojos. 

Al momento de comprarlo, hay que prestar especial atención a la calidad de los vidrios: tienen que estar diseñados para reflectar los rayos y evitar que lastimen los ojos. Ya que, unos cristales de mala calidad, lo único que hacen es potenciar los efectos negativos que tiene la luz del sol y las ondas de las pantallas en la retina. 

Para comprar los lentes adecuados, se recomienda dirigirse a una óptica y consultar con un especialista cuáles son los indicados. Esta ayuda servirá para seleccionar el modelo correcto, teniendo en cuenta tus necesidades y las indicaciones brindadas por el oftalmólogo.

Aprende a cuidar tu carro para que luzca siempre como nuevo

Lograr que un carro luzca siempre como nuevo no es tan difícil como parece. Solamente hay que tomar ciertas precauciones y tener algunos cuidados para conseguir que el vehículo, con el correr del tiempo, siga reluciente y brillante tanto dentro como por fuera

Sin importar si se trata de un carro último modelo o si ya tiene algunos años, es crucial mantenerlo en óptimas condiciones. Esto permite que los cuidados sean mucho más sencillos y que se puedan disfrutar mucho más.

Logra que la pintura esté siempre brillante

Lo primero que se ve de un carro es la pintura. Se debe de intentar que siempre mantenga su brillo, no se ralle y sobre todo que no se marque. Esto se puede alcanzar poniendo en práctica algunos simples consejos. 

Evita que esté expuesto al sol

Quizás suene algo extremo, pero no lo es. Que el auto esté expuesto al sol durante largos periodos daña la pintura. Por eso, se aconseja procurar estacionarlo siempre bajo el techo en un garaje para que tenga sombra. Además, ante una tormenta, se evita que el granizo, las ramas y cualquier tipo de elemento la dañe.

Lava el coche cada tres semana

Al manejar todos los días, el vehículo está expuesto a sustancias como excrementos de ave, restos de insectos, alquitrán del asfalto, gasolina y aceites que pueden llegar a corroer la pintura; por esta razón es que no se aconseja dejar pasar mucho tiempo sin lavarlo.

Por otra parte, lo ideal es limpiarlo en casa con los productos adecuados o llevarlo a un lugar en donde cuenten con los elementos recomendados. Y es que hay que evitar las máquinas de lavado automático, ya que éstas por lo general dañan la pintura. 

No estacionarlo en lugares concurridos

La mejor opción al buscar un espacio para dejar el coche, ya sea en la calle o en un estacionamiento, es evitando los lugares muy concurridos. Es preferible caminar un poco más para disminuir las posibilidades de golpes y ralladuras. 

Momento de cuidar el interior

Los tapices y las alfombras también requieren de cuidados especiales. En el caso de que los asientos sean de tela, hay que procurar aspirarlos al menos tres veces por semana, al igual que las alfombras. Mientras que, si son de cuero, hay que hidratarlos una vez por mes con cera, para evitar que se resequen y se quiebren con el tiempo.

En cambio, para lavar todas las partes de plástico, lo que se aconseja es primero pasarles un trapito para sacar el polvo y después protegerlos con una cera, para darles un poco de brillo. 

Llévalo a servicio

Con el correr del tiempo se suelen dejar de lado los servicios de mantenimiento, pero la realidad es que son indispensables para conservar el vehículo en buenas condiciones.

Lo ideal es que cada 10.000 kilómetros lo revisen para ver si todo está funcionando como corresponde y que le cambien los filtros de aire, aceite y combustible. Además, se debe de revisar el nivel de aceite, los frenos y el motor. 

En el caso de que se necesite cambiar alguna pieza, lo que se recomienda es utilizar los repuestos originales. Ya que, si bien pueden llegar a haber opciones alternativas, hay que pensar que se trata de una inversión a largo plazo y siempre lo mejor es optar por los elementos adecuados.

No dejarlo sin uso por largos períodos

Actualmente, debido a la pandemia, el uso de los coches ha disminuido notablemente. Sin embargo, hay que intentar que el motor y todos los sistemas no queden parados por largos periodos, ya que esto daña su funcionamiento. 

Si no se puede hacer todos los días, al menos una vez a la semana hay que encenderlo durante algunos minutos, para que la batería se mantenga activa y circulen la gasolina y el aceite. De esta manera, se evita que se formen sedimentos que puedan llegar a dañar los sistemas.

6 juegos infantiles para refrescarse en verano

¡El verano ya está aquí! Con él llegan las temperaturas cálidas que invitan a visitar la playa, pero salgas o no de vacaciones, puedes pasarla fenomenal con un poco de agua e imaginación. Aquí tienes unas ideas para entretener a tus peques en esta temporada y de paso darse un refrescante chapuzón.

¡Guerra de globos de agua!

La guerra de globos de agua es un juego infantil superdivertido para el verano. Seguro lo conoces y si no, ¡te encantará! Para poder jugar solamente necesitas un cuantos globos de colores, agua, uno o dos cubos para colocar los globos y listo, ¡a mojarse! Importante: recuerda tirar a la basura los restos de los globos rotos. ¡Y cuidado con que los peques no se lleven los pedazos de globos a la boca! 

Pista deslizante 

Este juego es diversión 100% garantizada. Solo necesitas un plástico algo grueso (como de alberca inflable) y bastante largo. Lo colocas en el suelo, de preferencia un jardín de pasto, con un poco de agua y jabón y se convertirá en una tabla muy resbaladiza en la pueden divertirse por horas. Prepara ropa cómoda y ¡a deslizarse!

Lanzadores de agua

Prepárate para la batalla acuática más épica con un increíble lanzador de agua. Hay un sinfín de modelos que seguro les encantarán a tus hijos. La dinámica del juego es la misma que la de la guerra de globos, organicen equipos y con las pistolas bien cargadas de agua deben mojar las camisetas de los otros. ¡Horas de diversión al máximo! 

Juego de Esponjas

Otra refrescante opción es el conocido juego de esponjas. Las reglas son muy sencillas: cada participante debe tener un cubo con agua y una esponja grande y absorbente. Se forman dos equipos y los jugadores deberán mojar la esponja en el agua y lanzarla a los adversarios. Seguro que al tratar de recogerlas todos acaban empapados y fresquitos. 

Basquetbol acuático 

Como el nombre lo dice, la idea es encestar una pelota en un aro, pero en este juego se hacen unos refrescantes cambios. Necesitas un recipiente, puede ser una cubeta en el suelo, o si quieres añadir más dificultad, puedes usar una canasta de baloncesto, la idea es llenar globos de agua que luego deben encestar. El que anote más puntos es el ganador, aunque aquí seguro todos ganan un fresco chapuzón.

Dibujar con agua

Este juego puede hacerse con las esponjas o las pistolas de agua, la idea es dibujar sobre una pared lisa o el suelo lo que quieran tus niños, pero deben darse prisa porque tienen que completar el dibujo antes de que una parte se haya secado. ¡Todos a practicar los números y letras con agua!

¡Hora de jugar!

Recuerda que para pasarla genial con todos estos juegos, jamás debes olvidar la hidratación y la protección solar. Sin duda, la primera medida que debes adoptar con los niños es vigilar que siempre estén hidratados y con la piel protegida del sol. Dicho esto solo queda desearles: ¡feliz verano!

Perfumes para hombre: aprende con nosotros a elegir el ideal para tí

Los perfumes para hombre son uno de los productos más importantes dentro de la rutina diaria de cualquier persona. Rociar la esencia por todo el cuerpo, es la forma perfecta de terminar de armar un look antes de salir a conquistar las calles. 

Las opciones son innumerables ya que, constantemente las grandes marcas, lanzan nuevas opciones que se van adaptando a las tendencias que están de moda. Esto hace que haya un gran abanico y que el momento de decidir cuál es la mejor opción sea más difícil. 

Sin embargo, antes de comenzar es necesario saber que los perfumes para hombre se tienen que elegir teniendo en cuenta varios puntos, más allá del olor en sí. 

La fragancia según el tipo de piel

Algo que no se suele considerar es que, las fragancias para hombre, cambian su aroma al entrar en contacto con la piel. Y es que el PH de la piel de las personas, afecta directamente a los químicos con los que están elaborados este tipo de productos. Es por esta razón que, una misma colonia, puede tener un olor diferente dependiendo de la persona.

En la práctica, no es realista pensar en hacer un análisis del PH al momento de elegir una esencia, pero se pueden tener en cuenta ciertas líneas generales que ayudarán a realizar una elección acertada:

Pieles grasas

Este tipo de pieles tienen una química mucho más activa, esto quiere decir que las sustancias aromáticas reaccionan más al entrar en contacto con el cuerpo. Lo ideal en este caso son los aromas frescos y ligeros, que estén basados en olores cítricos, frutales y florales. 

Pieles secas

Los perfumes al entrar en contacto con pieles secas por lo general no varían mucho su química es por esto que suelen durar poco tiempo. Lo que se aconseja es optar por olores más intensos y amaderados.

Piel mixta

Este tipo de piel es el ideal ya que los aromas no se ven alterados y permanecen presentes durante un tiempo prolongado. Colonias intensas o frescas, ambas opciones son válidas.

3 pasos para elegir la opción adecuada

  1. Es importante no saturar la nariz con aromas. Es por esta razón que lo mejor al ir a comprar un perfume es no usar productos aromatizados. Evitar cremas y elementos de belleza que puedan intervenir.
  1. Una vez que estés en la tienda, lo ideal es que optes por tres o cuatro opciones para apreciar las notas. No es un buen plan olfatear todos las botellas que haya en el lugar, ya que con eso solo conseguirás saturar tu nariz.
  1. Entre fragancia y fragancia se recomienda oler café a fin de neutralizar el olfato. 
  1. Al decidirte por una marca en particular, lo ideal es que la pruebes sobre tu piel por sobre la muestra de papel. Rocía un poco sobre tu muñeca y espera al menos diez minutos para ver cómo reacciona.

Aprende a cuidar tu fragancia 

Hay algunos cuidados que se recomiendan tener a la hora de usar perfume. Si bien, no es necesario cumplirlos a rajatabla, la realidad es que hacen una gran diferencia.

  • Utiliza productos que tengan la misma fragancia. Muchas veces la marca ofrece cremas, geles y espumas para el cuerpo. Esto sirve para ‘sellar’ el olor y que dure más tiempo sobre la piel.
  • Evita frotar el líquido con las muñecas ya que esto hace que se rompan las moléculas que lo componen.
  • Hay que evitar dejar el frasco en lugares en donde se produzcan cambios bruscos de temperatura. Además, hay que mantenerlos alejados de las ventanas para que la luz del sol no los dañe.
  • Evitar rociar productos muy fuertes sobre la piel si se va a estar mucho tiempo expuesto al sol. En algunos casos los químicos reaccionan a altas temperaturas produciendo sarpullidos y hasta quemaduras leves.
  • En el caso de usar pistola para el pelo, siempre tiene que aplicarse  antes de rociar la fragancia.

Aprende a hacer meditación en casa con estos simples ejercicios

Al llegar a la casa, después de haber trabajado durante todo el día, se recomienda poner en práctica algunos ejercicios de meditación. ¿Por qué? Porque es una actividad que permite dejar todo el estrés atrás y el cansancio de lado, para disfrutar las horas que quedan del día. 

Sin lugar a dudas, la meditación es un hábito saludable que debería intentar incorporarse en la rutina diaria ya que, con sólo dedicar 15 o 20 minutos, el estado de ánimo cambia drásticamente. 

Tienes que saber que no necesitas ir a lugares costosos, ni contar con accesorios puntuales para poder relajarte. Aprovecha tu hogar para meditar, nada mejor que convertir tu propia casa en tu espacio de relajación. 

Preparar el ambiente

No existe la fórmula exacta para meditar. Sin embargo, hay que tener en cuenta ciertos aspectos para lograr una máxima concentración.

Lo más importante es encontrar el lugar adecuado, tiene que ser un espacio tranquilo, en donde no hayan interrupciones. 

Ya cuando estés en el lugar que consideres adecuado, antes de comenzar, recuerda que debes apagar todos los equipos electrónicos y poner en silencio el celular. Esto sirve para no distraerse, ni sufrir ningún tipo de intervención propia de la conectividad continua. 

Por último, para meditar correctamente, se recomienda buscar una posición en la que te sientas cómodo. Puede ser sentado o acostado, lo importante es que logres relajarte. 

5 ejercicios de meditación

Tal y como mencionamos anteriormente, incorporar ejercicios de meditación a tu vida cotidiana, te ayudará a mantener el eje equilibrado, sin importar la circunstancia. Esto es muy útil para superar momentos de crisis de forma pacífica y con fortaleza espiritual. 

1. La respiración es lo más importante 

En la meditación, la respiración es la puerta de entrada. Por esta razón, es crucial aprender a concentrarte mientras respiras.

Quizás parece algo sencillo pero, la mayoría de las personas cuando inician en el mundo de la meditación, no pueden concentrarse en la respiración, sin que se les crucen otros pensamientos por la mente. 

¿Cómo lograrás hacerlo? Con práctica. 

2. Analizar objetivamente tus pensamientos 

Una vez controlada la respiración, es momento de dar el siguiente paso. Es hora de permitir que ‘aparezcan’ en tu mente diversos pensamientos. No importa cuantos sean ni el significado, lo que hay que hacer con ellos es analizarlos objetivamente, convirtiéndote en un observador.

Esto te permitirá aislar una idea que circula en tu subconsciente, a fin de analizarla y resolverla. 

3. Visualiza cosas positivas

Una manera de hacer crecer la actitud positiva durante la meditación es visualizando imágenes. Éstas no tienen que ser de algo en particular o tener un significado concreto, simplemente te tienen que transmitir sensaciones buenas. Puede ser, por ejemplo, un recuerdo.  

4. Técnica del barrido corporal

Esta técnica es un ejercicio que se puede llevar a cabo tanto sentado, como parado. Lo importante es cerrar los ojos e ir concentrándose en cada parte del cuerpo, desde los pies hasta la cabeza.

Los barridos, al principio, duran tan solo unos pocos minutos porque suelen ser muy generales. Pero, la idea es que, con el correr del tiempo, puedas tomarte el tiempo de recorrer con tu mente cada centímetro de tu cuerpo. Esto te ayudará a detectar zonas con dolores o quizás que están contracturadas por el estrés. 

5. Meditación en movimiento 

Este ejercicio lo que propone es caminar enfocando tu atención en las sensaciones que se van produciendo en tu cuerpo. Hay que dejar que todo influya en el recorrido: la luz, los sonidos y las texturas.

La importancia de reciclar y separar tus residuos

El reciclaje es una actividad que todos deberían adoptar en su vida diaria. De hecho, es muy fácil convertirlo en un hábito en el que pueden participar todos los miembros de la familia, desde los adultos hasta los niños más pequeños. 

Es importante hacer todo lo que esté al alcance de nuestras manos para ayudar al medioambiente, ¿Te animas a sumergirte en el mundo del reciclaje? Si la respuesta es sí, descubre cuál es la razón por la que la importancia de reciclar y separar tus residuos comienza en tu hogar.

4 beneficios del reciclaje de residuos

Es crucial comenzar a incorporar el reciclaje de residuos en la vida cotidiana, debido a que más allá de los beneficios que se pueden observar a simple vista, hay muchos otros, más profundos, que son los que hacen el verdadero cambio a largo plazo.

Conoce cuatro impactos positivos que tiene reciclar sobre el medioambiente:

1. Reducir la cantidad de basura 

Al tomarse el tiempo de separar todos los desechos, se pueden aprovechar todos aquellos que brindan una segunda oportunidad de uso: el vidrio, el cartón, el papel y el plástico, son tan solo algunos ejemplos de los materiales que pueden dejar de ser basura para convertirse, nuevamente, en materia prima.

2. Menos consumo de recursos naturales

Al usar materia prima reciclada se disminuye el uso de recursos naturales vírgenes. Esto ayuda a disminuir la extracción y a proteger la naturaleza. 

3. Ahorro de energía 

Al no necesitar nuevas materias primas se ahorra energía en el proceso de extracción, transporte y elaboración. Este viene de la mano con otro beneficio, que es el de menor producción de dióxido de carbono. Esto como consecuencia otorga la disminución del efecto invernadero. 

4. Disminución de la deforestación 

Uno de los grandes problemas en la actualidad es la deforestación desmedida. Al utilizar papel y cartón reciclado, se necesitan talar menos árboles para realizar productos industriales.

Pero, ¿qué productos se obtienen de los bosques? Las bayas, setas, plantas comestibles, animales de caza, el forraje y las plantas medicinales. Esto no quiere decir que tengamos que eliminar por completo su consumo, pero sí hacerlo de una manera más consciente.

Hábitos para implementar en el hogar 

Existen infinidad de acciones que permiten ayudar al medioambiente. Una de ellas, es haciendo pequeños cambios en la vida diaria que tengan como resultado un gran impacto a largo plazo. 

Lo primero es empezar a separar los desechos en tres grandes grupos:  los orgánicos, (todos aquellos que pueden usarse para hacer compost); por otro lado, los materiales que se pueden reciclar (como por ejemplo papel, vidrio y metal); y, por último, la basura. 

A la hora de ir llenando el bote de basura con desechos reciclables, hay que tener en cuenta dos puntos: los envases tienen que estar perfectamente limpios y secos; y, en segundo lugar, hay que hacer todo lo posible porque ocupen el menor espacio. ¿Cómo? Pisar las latas, desarmar las cajas, aplastar las botellas de plástico y apilar los papeles. Esta última es una actividad en la que se puede involucrar muy fácilmente a los más pequeños del hogar, con el fin de que vayan tomando conciencia sobre las tareas de reciclaje. 

Por último, intenta no consumir empaques ni productos que vayas a desechar en cuestión de minutos. Es decir, luego de un solo uso. Lo ideal, es contar con un kit que te acompañe a todos lados para evitar el uso de cubiertos desechables, vasos de plástico y bolsas. Hoy en día, hay muchas opciones de cubiertos y vasos de bambú, o de metal súper modernos y prácticos. 

¿Cómo convertir decimales a fracciones?

Cuando hablamos de matemáticas, la mayoría suele poner una cara de disgusto, o expresar algún comentario expresando que no es de su total agrado la materia, si tú eres de ese team, hoy es el día en el que cambiarás de parecer. 

Aquí van unos conceptos básicos y fáciles de entender, por si no los sabías o por si ya se te olvidaron y debes ayudar a los niños con las tareas. Si vamos a convertir decimales a fracciones, entonces, qué es un decimal y qué es una fracción, chécalo:

¿Qué son los números decimales? 

Se llaman así porque representan números más pequeños que la unidad, es decir, números menores a 1.  

¿Fácil verdad?, otra forma de describirlo es que son los números que van después del punto a la derecha, y también tienen diferentes nombres según su posición. 

.0 se llama décimos

.00 se llama centésimos 

.000 se llama milésimos

.0000 se llama diezmilésimos 

.00000 se llama cienmilésimos 

¿Qué son las fracciones? 

La fracción es un número que se obtiene de dividir un entero en partes iguales y se representa matemáticamente por números escritos uno sobre el otro, separados por una línea horizontal llamada raya fraccionaria (ejemplo: 1/2). 

Ya estamos claros con lo que son estas dos formas de representar los números, ahora vámonos a hacer nuestra conversión de decimales a fracciones, la verdad es que es más sencillo de lo que se ve, vamos paso a paso y pronto serás un experto.  

Tomemos como ejemplo 0.25 centésimos porque está a dos posiciones después del punto. 

Para convertir 0.25 a fracciones, haremos lo siguiente: 

• En el numerador pondremos 25 sin punto 

• En el denominador pondremos el 100 por que son centésimos

Así se representa en fracciones:  25/100 

Pero si lo queremos hacer más simple todavía, lo dividiremos entre cualquiera de los números primos (2, 3 o 5), en el que puedan dividirse ambos números y den resultados exactos.    

 25/100   dividiremos los dos números entre 5, porque 25 y 100, son divisibles entre 5. 

25 ÷ 5 = 5     

100 ÷5= 20 

Resultado:   5/20 

y si volvemos a simplificarlo:

 5/20 ÷ 5 = ¼

25/100 – 5/20 – ¼ 

Entonces, 0.25 centésimos es igual a 1/4 en fracciones, practica estos sencillos pasos con otros decimales hasta tenerlo totalmente dominado, te reto a hacerlo primero con décimos hasta llegar a convertir milésimos o más y demuestra a tu familia que las matemáticas son fáciles y divertidas. 

¡Felices tareas!