Estilo de Vida

Exfoliantes faciales caseros para cada tipo de piel

por Betty Molina

Descubre todo lo que debes saber sobre el exfoliante casero para la cara y algunas recetas para cada tipo de piel


La exfoliación es un proceso que ayuda a eliminar las células muertas que se quedan en la piel. Por ello, el uso de un exfoliante casero para la cara es esencial si quieres mantener un rostro radiante y saludable. 

Otro beneficio de la exfoliación regular es que contribuye a que los poros de la piel no se obstruyan. A continuación te decimos cómo elaborar un exfoliante casero para la cara que se adapte a tu tipo de piel. 

¿Por qué usar un exfoliante natural?

Primero, porque elaborar un exfoliante natural es muy sencillo y económico, ya que se prepara con ingredientes caseros que tengas en tu hogar o que sean fáciles de conseguir. De esta manera, podrás cuidar de tu piel sin recurrir a tratamientos o productos que muchas veces se salen del presupuesto. 

Otro de los beneficios de un exfoliante natural es que existen componentes de la naturaleza que son muy nobles con la piel, como el aloe vera o la miel, y a los que puedes sacarles mucho provecho. 

¡Ojo! Natural no es sinónimo de inofensivo, por lo que si tienes problemas específicos en la piel como acné, dermatitis, rosácea, entre otros, consulta antes con un dermatólogo sobre los productos naturales que sí puedes utilizar. 

¿Qué tipos de pieles existen?

Cuando hablamos de piel, podemos identificar 4 tipos. Enseguida te describimos las características predominantes de cada una. 

1. Normal

Es una piel “equilibrada”, es decir, no es demasiado seca ni grasa. Sus poros son finos y su textura es uniforme, aterciopelada, suave y lisa. Es prácticamente inmune a las impurezas y no tiene problemas de sensibilidad.

2. Seca

Este tipo de piel puede verse tirante, áspera y con un aspecto apagado debido a que pierde agua de las glándulas de manera muy rápida. 

Existen distintos grados de sequedad, por lo que es fundamental utilizar productos hidratantes específicos para mantenerla saludable. 

3. Grasa

La piel grasa se caracteriza por producir exceso de sebo, lo que la lleva a ser más propensa a tener imperfecciones como comedones y acné. 

Es fácilmente identificable por tener los poros agrandados y visibles, y por generar un efecto de brillantez en todo el rostro. 

4. Mixta

Es el tipo de piel más común y se caracteriza por una zona T (frente, mentón y nariz) grasa, mientras que las mejillas pueden ser normales o secas. 

Ideas de exfoliantes faciales caseros

Si te interesa elaborar un exfoliante natural para la cara, que se adapte a tu tipo de piel, toma nota de estas recetas súper sencillas. 

EXFOLIANTE CON YOGUR Y FRESAS PARA PIEL NORMAL

Necesitas: algunas fresas y un vasito de yogur natural.

Basta con que tritures las fresas en un recipiente y las mezcles con el yogur. Aplica la mascarilla exfoliante casera sobre el rostro limpio después de tu limpieza con tu jabón de rostro habitual, déjala reposar unos minutos y luego enjuaga. 

EXFOLIANTE CON ACEITE DE ALMENDRAS DULCES Y AZÚCAR PARA PIELES SECAS

Necesitas: aceite de almendras dulces y 2 cucharadas de azúcar morena 

Calienta un poco el aceite de almendras dulces hasta que esté tibio y luego mézclalo con el azúcar. Pon la mezcla en tu piel con suavidad, deja que actúe por algunos minutos y retira. Tu piel quedará muy suave e hidratada. 

EXFOLIANTE DE LIMÓN Y AZÚCAR PARA PIEL GRASA

Necesitas: 2 cucharadas de azúcar y 1 cucharada de juego de limón

Es la cosa más sencilla del mundo. Mezcla los ingredientes, aplica la mezcla en tu cara y déjala actuar por 4 minutos. ¡Importante! Este exfoliante facial casero sólo puede aplicarse en las noches para evitar que el limón ocasione manchas cuando te asolees. 

EXFOLIANTE DE CAFÉ CON CREMA O YOGUR NATURAL PARA PIELES MIXTAS

Necesitas: 1 ½ cucharadas de café molido y 3 cucharadas de tu crema hidratante o de yogur natural

Mezcla los ingredientes y aplícalos sobre tu rostro con la yema de los dedos. Después de masajear de forma circular durante algunos minutos, enjuaga. Además de sus beneficios para la piel, el café dejará un aroma delicioso en tu piel. 

NOTA: cuando prepares un exfoliante casero, asegúrate de hacer la mezcla exacta que vas a utilizar. En caso de que te sobre producto, es mejor desecharlo. 

Tipos de exfoliantes

1. Mecánicos

La mayoría combinan la sal marina con otros aceites esenciales, casi no contienen gránulos y su presentación es similar a la de un limpiador de rostro. 

2. Gommage

Seguro los ubicas porque su textura es completamente granulosa, por lo que no son tan aptos para la piel del rostro, pero sí para otras zonas del cuerpo como las piernas o brazos. 

Están elaborados con minerales que producen fricción para eliminar las células muertas por medio del arrastre. Lo ideal es utilizarlos cuando la piel está húmeda.

3. Químicos

Los exfoliantes químicos deben ser supervisados por un dermatólogo, ya que sus componentes pueden ser más agresivos que los de cualquier otro tipo de exfoliante. 

Muchos de ellos son utilizados para tratamientos antiarrugas o para problemas muy específicos de la piel como el acné o la rosácea. 

4. Enzimáticos

Son similares a las mascarillas o cremas para el rostro, así que son perfectos para las pieles sensibles y secas. Su función principal es proporcionar hidratación. 

Hidratación luego del exfoliante natural

Hidratar la piel con lociones faciales o cremas específicas para cada tipo de piel debe ser el paso final de cualquier rutina de exfoliación. 

De esta manera, aseguramos que la piel recupere su barrera lipídica natural para así no tener problemas de deshidratación. Si sumas este tip al uso de un exfoliante casero para la cara seguro pronto lucirás tan radiante como deseas. 

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • 1- Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO
  • 2- Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • 3- Coppel te pone en Buró de Crédito: Mitos y realidades
    VER ARTÍCULO