Crece con BanCoppel: con tu préstamo accedes a un curso de Crehana completamente gratis

A veces, para poder salir adelante, solamente hay que tener una oportunidad única que te permita abrir nuevos horizontes. De esto es de lo que se trata Crece con BanCoppel, una gran campaña a través de la cual las personas que solicitan un préstamo en Coppel van a tener la posibilidad de acceder a un curso de Crehana completamente gratis.

Entra para descubrir todos los detalles de Crece con BanCoppel y convierte tu préstamo en una gran impulso para aprender cosas nuevas, contar con más herramientas para ampliar tu conocimiento y lograr obtener más oportunidades de trabajo.

¿Cómo acceder a Crece con BanCoppel?

Van a tener acceso a Crece con BanCoppel todos los clientes seleccionados de Préstamo Digital BanCoppel que realicen una solicitud de 10 mil pesos mexicanos desde el 1 de septiembre hasta el 31 de diciembre de este año. 

A través de WhatsApp y/o Correo Electrónico recibirás una membresía de Crehana, una plataforma de cursos online que se enfoca en especializaciones y conocimientos prácticos.

Con esta membresía vas a tener acceso a tomar uno de los cursos que se encuentran disponibles en www.crehana.com de forma totalmente gratuita. Desde que la recibes contarás con un plazo de 60 días naturales para inscribirte en alguno de los cursos. 

Una vez recibes la membresía dentro del lapso de los dos meses que se otorgan gratis podrás hacer sin ningún costo la cantidad de cursos que desees conforme a tus gustos, necesidades y requerimientos.

Algunos de los cursos que nosotros recomendamos

La lista completa de los cursos disponibles la puedes consultar en www.crehana.com/cursos-online. Ahí encontrarás más de 700 alternativas diferentes, todas muy distintas para que puedas encontrar una que se amolde a las cosas que te gustan y que disfrutas hacer.

Entre los oficios que se destacan están ‘Barismo: prepara bebidas a base de café’, ‘Repostería creativa para eventos’, ‘Técnicas de tejido con crochet’ y ‘ Jardinería casera: cultiva, decora y vive verde’.

Si te gusta la moda y el maquillaje quizás te puedan llegar a interesar ‘Maquillaje creativo para moda’, ‘Maquillaje profesional para sesiones fotográficas’, ‘Corte y confección de pantalones’, ‘Corte y confección: diseña tu primera prenda’ y ‘Barberia profesional con Fernando Elo’.

Mientras que ‘Producción de video para eventos’, ‘Curso de fotografía con smartphone’, ‘Fotografía para Instagram’, ‘Producción de videos con smartphone’ y ‘Fotografía profesional con smartphones’, son excelentes alternativas si tu pasión es la fotografía y el video.

¿Te apasiona más el diseño? ¡También hay cursos para ti! ‘Diseño de personajes express’, ‘Introducción a la ilustración digital’, ‘Introducción a Adobe Illustrator’ e ‘Introducción al branding: diseño de logotipos’, son algunos de los más buscados.

Pero, si lo tuyo son los negocios los cursos ‘Marketing digital en Facebook: haz crecer tu negocio’ y ‘Excel avanzado para expertos’ te serán muy útiles.

¿Cómo vas a saber si te ganaste la membresía?

Una vez que hayas realizado la disposición de tu Préstamo Digital BanCoppel por diez mil pesos mexicanos o más, automáticamente el sistema va a comenzar a analizar si cumples con todos los requisitos. En el caso de que seas acreedor y puedas ser parte de la campaña Crece con BanCoppel, serás notificado a través de WhatsApp. 

Posteriormente recibirás la membresía junto con tu usuario y contraseña para acceder a la plataforma de Crehana. Una vez ahí ya podrás inscribirte en el curso o cursos que hayas elegido. 

Estamos interesados en tu crecimiento personal y profesional por eso nos ponemos a tu disposición para ayudarte y acompañarte en el camino de vida que elijas a través de esta maravillosa iniciativa de Crece con BanCoppel. Si aún tienes dudas cuenta con nosotros para resolverlas.

Administra tus finanzas, aprende cómo usar una calculadora científica

Uno de los métodos más efectivos para organizar las finanzas del hogar es realizar una planilla en la que podamos volcar nuestros gastos mensuales. Una buena herramienta para ayudarnos a cumplir con esta tarea y calcular nuestro presupuesto rápidamente es una calculadora científica.

Probablemente, a lo largo de tu paso por el bachillerato, la universidad o en tu vida profesional has utilizado una calculadora científica, pero con la pérdida de práctica puede que hayas olvidado alguna de sus funciones. 

En este artículo te enseñaremos las nociones básicas para utilizarla, con el objetivo de que puedas implementarla como una herramienta indispensable para controlar tu estabilidad financiera.

Descubre a continuación todo lo que necesitas saber para adquirir la calculadora científica que te ayudará en la administración de tus gastos. Conoce qué es, cómo se usa, para qué puedes utilizarla y las ventajas de incluir este simple dispositivo de oficina en tu vida diaria.

¿Qué son las calculadoras científicas?

Las calculadoras están hechas para hacer cálculos simples y complejos. Pueden ser científicas, financieras, gráficas y programables, entre otros tipos, y se utilizan tanto a nivel académico como profesional. 

En el caso de la calculadora científica, está pensada para resolver cálculos más complejos y operaciones trigonométricas.

Características y funciones

Las funciones de las calculadoras pueden programarse de acuerdo al tipo de operación que vayamos a realizar. Por ejemplo, los modelos más complejos incluyen gráficos y sistemas de expresiones simbólicas, aunque esto no será estrictamente necesario para el día a día.

Conoce en la siguiente lista las principales características y utilidades de las calculadoras científicas:

  • Además de contar con funciones específicas, podrás realizar operaciones simples como sumar, multiplicar, restar y dividir. Y, además de unidades numéricas, podrás sumar horas, minutos y segundos.
  • La gran mayoría de los modelos tiene teclas para realizar funciones adicionales como convertir unidades, realizar funciones trigonométricas y derivadas o resolver fracciones.
  • Si tu calculadora cuenta con la función de notación científica, significa que resolverá tus cálculos de una forma abreviada. Esta función es muy conveniente para expresar resultados cuando se trabaja con cifras muy altas o muy bajas.
  • Tienen la capacidad de mostrar en la pantalla hasta 10 dígitos entre números enteros y decimales.

¿Cómo usar una calculadora científica?

En primer lugar, debes explorar las funciones básicas de acuerdo a sus signos. Esto te ayudará a ahorrar tiempo en la resolución de operaciones de álgebra, geométricas, de cálculo y trigonométricas.

Como próximo paso, deberás conocer las funciones secundarias para realizar, por ejemplo, raíces cuadradas o cálculos inversos. Es importante que a la hora de realizar operaciones extensas, tengas en cuenta los paréntesis y los signos ya que, de lo contrario, el resultado podría variar notablemente.

Por último, es esencial aprender a guardar y restaurar. De acuerdo con el modelo de calculadora que elijas, podrás recuperar y almacenar funciones, lo que te será de gran utilidad para la resolución de cálculos largos. Asimismo, es fundamental que te familiarices con las distintas funciones y, ante cualquier duda, consultes el manual.

Ventajas

Al introducirte en el mundo de las calculadoras científicas, descubrirás que tienen muchas ventajas para tu vida diaria. Sus funciones te ayudarán significativamente a ahorrar tiempo y trabajo a la hora de realizar cálculos matemáticos.

Además, la mayoría de los diseños modernos cuenta con un peso y tamaño ideal para transportar a donde sea que vayas y llevar en tu bolso la practicidad de resolver tus propios cálculos.

Como último punto, pero no menos importante, suelen ser productos accesibles y se pueden encontrar en el mercado muchas opciones con excelente relación precio-calidad.

Ahora que ya leíste esta guía y sabes que en el mercado existen calculadoras de tipos, marcas y precios para todos los gustos, elige la tuya y comienza a administrar en forma fácil y rápida tus finanzas hogareñas.

¿Qué me interesa sobre la discusión de la CFE?

Mi reflexión de hoy es sobre el tema de electricidad. Esta discusión de política pública la voy a ubicar en cómo puede afectar nuestra vida diaria.

El Gobierno dice que por razones de soberanía nos conviene tener una CFE fuerte que produzca la mayor parte de la electricidad en México. Esta visión es contraria a la que se adoptó hace años. 

En ese momento se pensó que  había otros componentes de gasto muy importantes como el gasto social. Había que apoyar a la población más vulnerable con programas sociales. 

Se decidió que privados generaran electricidad porque se requería de mucha inversión y el Gobierno no tenía los recursos suficientes para hacer todo.  

Hoy las empresas que producen energía de mejor manera y más barata son las privadas. Además, muchas son energías limpias.

En nuestros negocios o en nuestras casas necesitamos para vivir de manera confortable luz eléctrica. Cada vez dependemos más de ella. Hoy tenemos más aparatos electrónicos y dispositivos que antes no teníamos ni necesitábamos. 

¿Qué característica debe tener la luz? El suministro debe ser confiable, es decir, no debe haber apagones. Debe ser a buen precio. Si nos preocupa el mundo, debería ser la que menos contamine. 

En la lista anterior no aparece como relevante quién produce la luz. El concepto de soberanía es algo filosófico pero que en la práctica no me da valor.

El resultado de lo que hoy nos proponen para la CFE no es consistente con lo que necesitamos en nuestra vida diaria: luz confiable y a buen precio. El esquema actual sí cumple con lo que necesitamos y además ayuda al medio ambiente. 

5 modelos de Pyme para emprender en 2021 con poco dinero

El mundo ha avanzado y la forma de hacer negocios no es la excepción. Con el deseo de muchos de aprovechar mejor sus días y ser los dueños de su propio tiempo, las pymes son una gran oportunidad para alcanzar nuestras metas. Cada vez son más las personas que deciden renunciar a su trabajo y empezar con su propio emprendimiento.

Las pymes son una buena fuente de ingresos y emplean a un gran número de mexicanos. Si sabemos cómo poner un negocio propio, no solo estaremos enriqueciendo nuestros bolsillos personales, sino también crearemos fuentes de trabajo que impulsen la economía local. Sin duda, los emprendedores son el motor que se necesita para despegar la industria nacional y avanzar hacia el futuro.

Algunos modelos que se pueden adoptar para poner una pyme son:

Negocio móvil 

Las food trucks son el ejemplo más claro de un negocio móvil, es decir, de un vehículo que se puede instalar en cualquier parte de la ciudad sin mucho esfuerzo. Desde una moto hasta la cajuela de un auto, sin olvidar aquellos vehículos que se adaptan para preparar comida o fungir como bodegas, los negocios móviles llegaron para quedarse un buen rato.

De hecho, hay food truck parks donde este tipo de vehículos se reúnen y ofrecen una experiencia gastronómica distinta a los comensales. Solo se trata de tener buena sazón, crear un menú que se diferencie de la competencia y brindar un servicio que se quede en la memoria de los clientes. Así, los emprendedores se evitan pagar renta, e invertir y ganar sin tanto dinero.

Restaurantes con ventas solo por apps

Con el auge de apps como Uber Eats, Rappi, Didi Food y Sin Delantal, los restaurantes ya no necesitan tener mesas y sillas en un espacio físico. Gracias a esta tecnología al alcance de todos, los restaurantes por app ofrecen uno de los modelos de pyme más accesibles para los emprendedores.

Algunas ideas de restaurantes para montar a estas plataformas digitales son:

  • Creperías con frapés y café americano
  • Alitas y boneless
  • Pizzas a la leña
  • Ceviches frescos
  • Pokes recién hechos
  • Hamburguesas, tortas y papas fritas
  • Sushi y otros platillos japoneses
  • Tacos y burritos

El tipo de cocina es lo de menos, siempre y cuando el emprendedor elija la correcta, aquella que tenga demanda y de la cual se tenga el conocimiento necesario.

Tienda en línea

Shein nos ha mostrado que no necesitamos tener una boutique física para vender ropa, ni un local en los centros comerciales más importantes de la ciudad para vender nuestros productos. Gracias a Marketplace y en general a las redes sociales, hoy en día es relativamente fácil hacer ventas por internet. Lo único en lo que se tendría qué invertir sería en una bodega para almacenar nuestros productos y contar con mercancía en existencia cuando se requiera.

Al poner una tienda en línea, es primordial tomar en cuenta los tiempos de entrega y la logística en general. Esta cadena de valor se convierte en la clave del éxito del negocio y en el diferenciador entre quedarse o morir en el intento.

Asistente virtual

El home office demostró que no es necesario aglomerar a un grupo de personas en un mismo espacio para tener un negocio exitoso. Hoy en día, es posible ofrecer asistencia a los directores y ejecutivos para llevarles su agenda, organizar eventos virtuales (y físicos si estamos en la ciudad sede), responder correos y emitir facturas, por mencionar algunas tareas. Basta con demostrar que somos competentes y tener una gran disciplina para sacar este negocio a flote.

Creación de contenidos

Ya sea textos, videos o contenido de redes sociales, la creación de contenidos es una tarea que prácticamente todos necesitan. Los llamados nómadas digitales pueden tener una cartera de clientes y administrar los contenidos de más de un cliente. Eso sí, de vez en cuando (al menos una vez por mes) conviene organizar una junta virtual con el fin de afinar detalles, presentar resultados y obtener feedback.

El equilibrio entre ahorrar y ‘darte gustos’

Llega el tan esperado día de quincena y mientras estás administrando los gastos que debes hacer se te atraviesa el deseo de comprar algo que quizá no necesitas, pero que se te antoja mucho. 

Y entonces escuchas la típica voz interna que te dice: “cómpralo, te lo mereces”.

¿Debes hacerle caso a ese impulso o destinar todo tu sueldo solo a cosas completamente necesarias?

Expertos en finanzas y en salud emocional coinciden en que invertir en gastos no necesarios es completamente válido, siempre y cuando este gasto sea planeado y no desestabilice ni tu economía ni tu tranquilidad mental.

“Para nada está mal que las personas disfruten del dinero que ganan y lo hagan adquiriendo bienes o servicios que desean. En donde hay que poner ojo es en la manera de hacer esto para que no les genere deuda”, señala Andrés Pereyra, asesor financiero y patrimonial.

“El problema es que las tarjetas de crédito son un gancho para decir: ‘sí puedo pagar’ o ‘disfruto ahora y pago después’, pero venimos pagando muchas veces hasta el doble del producto debido a los intereses. Entonces, lo recomendable es que los lujitos los hagamos con tarjetas de débito o trasferencias bancarias para que sea con dinero que en realidad sí tenemos”.

El especialista reitera que el uso correcto de las tarjetas de crédito es solo para situaciones de emergencia o imprevistos, y no como una “Lámpara de Aladino” de la que podemos sacar lo que deseamos.

“Yo diría que lo ideal es primero tener cubiertos los gastos fijos, los servicios, la comida, la renta, etcétera; y a partir de ahí destinar una parte a comprar eso a lo que le tenemos ganas. El gran error es pagar primero el “capricho” y dejar los gastos esenciales para después”.

El asesor afirma que el mejor consejo es ahorrar, ya que aunque en ocasiones esto nos impida darnos un gusto el día de hoy, el día de mañana lo podremos hacer sin endeudarnos.

“Les sugiero que vean esos gastos innecesarios como metas, y que a partir de eso ahorren para lograrlas. Así es más estimulante generarnos el hábito del ahorro”.

Ante la cuestión de cuándo y bajo qué condiciones es saludable y funcional destinar recursos a cosas innecesarias, la psicóloga Mónica Tafich es directa en su respuesta: siempre.

“Nuestra funcionalidad está directamente relacionada a tener todas las dimensiones de la vida en equilibrio: incluida la dimensión del placer, de la satisfacción, de la amabilidad propia”, señala la especialista en Terapia Clínica Breve Estratégica.

Lo importante, añade, es darnos cuenta si al gastar en esos “lujos” o “gustitos” dejamos o no de ser funcionales; es decir, si nos brindan equilibrio o al contrario, nos desequilibran.

“Si el lujo lo controlo yo, entonces comprar para celebrar algún logro, para atender un regalo de un buen amigo, explorar un estilo nuevo, es parte de ser funcional y atender todas las dimensiones de mi vida. ¿Cuándo esto se convierte en una trampa? Cuando el lujo me controla a mí y no al revés. Si compro para sentirme bien y noto que al comprar, la sensación de ansiedad no disminuye, sino al contrario, incrementa, entonces, el recurso no está en función de mi estabilidad y habrá que explorar otras soluciones a mi angustia”, afirma.

“Disfrutar es parte de nuestra experiencia de vida: tan funcional como te permitas vivirla”, agrega.

En conclusión, la ida al cine, a cenar, las vacaciones, los zapatos aquéllos o el vestido de fiesta son gastos innecesarios que podemos “autoregalarnos”, cuidando que esa compra nos aporte bienestar, pero no dolores de cabeza.

Ventajas de contar con un Crédito Coppel: se adapta a tu necesidades y estilo de vida

En los últimos años, en México, solicitar crédito es cada vez más frecuente y fácil de adquirir. Sin embargo, no todas las opciones en el mercado son las mejores para alguien que está en búsqueda de un préstamo accesible. 

Es común que muchas empresas de préstamos o instituciones financieras pidan numerosos requisitos y documentos, así como varios avales, verificación en buró de crédito muy rigurosa. Y qué decir de las tasas de interés extremadamente altas. Por el contrario, solicitar crédito en Coppel es sencillo y rápido.

Crédito Coppel

El solicitar crédito en Coppel tiene varias ventajas sobre otras empresas que ofrecen préstamos, ya que, como se mencionó anteriormente, muchas de ellas tienden a ser muy rígidas al momento de otorgar préstamos, inclusive cuando se trata de pequeñas cantidades de dinero a otorgar.

Coppel cuenta con una herramienta en línea donde se puede realizar una precalificación del crédito y así saber con antelación si existen posibilidades de recibirlo o no. Sólo se requiere llenar un sencillo formulario en línea, proporcionando nombre, email, teléfono y unos cuantos datos más. La línea de crédito depende de cada persona, por lo que no se puede saber cuánto será el crédito a otorgar.

El crédito Coppel tiene 3 importantes características: 

  1. No tiene costo anual de por vida.
  2. Otorga préstamos desde $400 hasta $40,000.
  3. Ofrece precio de contado al pagar en 30 días.

Los requisitos para solicitar un préstamo son:

  • Ser mayor de 16 años.
  •  Identificación oficial de México (INE o pasaporte).
  • Comprobante de domicilio menor a 3 meses.

Una vez que se completa la solicitud para el crédito, se debe esperar un tiempo y, si no se tiene noticia alguna, se puede visitar cualquier tienda Coppel para verificar el estatus del crédito, o comunicarse por teléfono o WhatsApp. Solo se necesita proporcionar nombre y fecha de nacimiento.  

Una vez otorgado el crédito, es de vital importancia pagarlo a tiempo para no incurrir en penalizaciones por pagos tardíos, ya que se generan intereses sobre el saldo vencido. Otro aspecto que ayuda a fortalecer la línea de crédito, e inclusive a aumentarlo, además de pagar a tiempo, es comprar artículos regularmente. También se le proporciona a la persona que recibe el crédito una tarjeta plástica para poder realizar sus compras.

El crédito Coppel se puede utilizar en tiendas Coppel, Coppel.com, app Coppel y ventas por teléfono. De la misma manera, si se es cliente puntual, se tiene la posibilidad de realizar compras en más de 100 distintos tipos de negocios de la República Mexicana.

Existen diferentes plazos para pagar el crédito Coppel y depende del departamento donde se lleven a cabo las compras. Por ejemplo, la ropa tiene un plazo de 8 meses mientras que los muebles 13 meses.

También cuando se usa el crédito por primera vez, se solicita un pago inicial del 10% del artículo o producto que se haya comprado.

Consejos para antes de pedir un crédito de cualquier tipo

Sin importar el tipo de crédito que se desee solicitar, siempre es necesario estar informado y conocer un poco más sobre la institución que otorgará el préstamo, así como las condiciones y sanciones.

Es muy fácil perderse entre tanta información disponible relacionada a este tema, por lo que a continuación, se mencionan algunos puntos relevantes para ayudar a tomar una buena decisión antes de solicitar crédito en cualquier empresa o institución financiera.

  • Se tiene que definir claramente en qué se utilizará el dinero del préstamo.
  • Buscar un crédito que se adapte a las necesidades de quien hace el préstamo.
  • Conocer los distintos créditos disponibles.
  •  No utilizar el dinero del préstamo es cualquier cosa.
  •  No pedir más dinero del que se necesita.
  • Evaluar la mejor opción.
  • Solicitar el préstamo de una empresa con buena reputación.

 Cómo recoger mi tarjeta de crédito Coppel

Si solicitaste un crédito Coppel una vez tengas la aprobación, recoger tu tarjeta y tenerla en tus manos es muy sencillo. Puedes ir por ella a la tienda Coppel de tu preferencia, solo te presentas en el área de Clientes Nuevos con tu documento de identidad y ¡listo!

5 datos útiles sobre los impuestos en México

A menos que vivas bajo una piedra, seguramente has oído hablar acerca de la obligación que tiene cada persona de pagar impuestos al SAT. Pero, ¿qué es el SAT? ¿En qué te afecta? ¿Para qué sirve?, ¿cómo funciona? Aquí tienes algunas de las curiosidades y datos útiles sobre los impuestos en México. ¡Toma nota!

1.  Sabías que el SAT significa Servicio de Administración Tributaria (SAT) y es un organismo perteneciente a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP) el cual se encarga de asegurar que las personas físicas y morales contribuyan al gasto público a través de los impuestos. Es decir, el SAT recauda y administra los impuestos que serán destinados a financiar gastos e inversiones como obras públicas, servicios públicos, etc. Por consiguiente, los impuestos se podrían decir que son una especie de tributo que dan las personas económicamente activas al Estado, para mantener las funciones y necesidades de la sociedad. 

2. Nadie está exento de pagar impuestos, ya que todos somos contribuyentes, solo que hay distintos tipos de contribuyente: físicas y morales. Las personas físicas somos la mayoría de los ciudadanos, los que estamos registrados en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ante el régimen de sueldos y salarios, es decir; los Godínez, pero también se incluyen como personas físicas a quienes tienen actividad empresarial, arrendamiento o socios accionistas. Por otro lado, están las personas morales, las cuales son quienes tienen asociaciones o sociedades, es decir una unión de varias personas físicas que buscan obtener un beneficio, en este rubro entran las empresas. 

3. Para comenzar a pagar impuestos, necesitas tu RFC o Registro Federal de Contribuyentes (RFC) una clave alfanumérica que identifica como contribuyentes a las personas físicas y morales. El RFC se puede tramitar incluso antes de que empieces a trabajar, pero no te preocupes por hacer declaraciones de impuestos si aún eres muy joven y no trabajas, porque hasta que no generes un ingreso no tendrás obligaciones fiscales.

4.  Puede que nadie te obligue a declarar y pagar tus impuestos, pero hacerlo a tiempo es importante, ya que el incumplimiento de las obligaciones fiscales puede traerte múltiples consecuencias, algunas de ellas son multas, recargos, cobro de gastos de ejecución, auditorías y, en casos extremos, hasta años de cárcel. Además de que queda registro negativo en tu historial crediticio, ya que desde el 2008 la autoridad tributaria entrega información a las sociedades de información crediticia (Buró y Círculo de Crédito). 

5. Pero no te asustes, con el SAT también puedes obtener beneficios. Si al hacer tu declaración de impuestos de manera oportunidad te sale saldo a favor podrás solicitar las devoluciones que te correspondan, es decir: ¡Recibir dinero! Esto ocurre cuando al efectuar el cálculo de tus impuestos, resulta que pagaste más de lo que debías, por lo que puedes solicitar ante el SAT que te sea devuelta la cantidad. Genial, ¿no?

6. Y para los que piensan que pagan muchos impuestos, pues permítanos decirles que no es así, ya que México es uno de los países que menos impuestos pagan. Los trabajadores en México destinan 10.8% de su salario bruto al pago de impuestos, lo que lo coloca como uno de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en donde los trabajadores tienen una menor carga tributaria.

Recuerda: el conocimiento es poder

Esperamos que estos datos te hayan sido útiles, pero si quieres saber más sobre los impuestos, puedes acercarte a un experto en la materia, es decir, a un contador fiscal, él te orientará mucho mejor al respecto o también puedes acudir a un taller orientado a impuestos. ¡Ten un bien día y buenas finanzas!

El reto de la botella, una forma efectiva de lograr que los niños ahorren

Cuando un niño recibe dinero, lo normal es que sienta el impulso de gastarlo en lo que sea. Pero si lo enseñamos a gastar sólo una parte y guardar un poquito cada vez, aprenderá un gran hábito: el ahorro.

Fomentar esta práctica no es tan complicado, y sí puede resultar una actividad muy divertida que a la larga les traerá muchos beneficios.

“Pueden empezar a ahorrar entre los 3 y 4 años, una vez que logren seguir instrucciones, para que puedan entender el valor del dinero, para qué sirve, y que con él se pueden comprar cosas que necesitamos o que queremos”, explica la catedrática de la EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey, Alicia Fernanda Galindo Manrique.

La especialista recalca la importancia de aprender desde pequeños que el dinero es resultado del esfuerzo y del trabajo.

“Yo recomiendo a los papás que aparte de la tradición de la mesada o el domingo, se le fijen objetivos al niño, por ejemplo, que al guardar sus juguetes o realizar cualquier tarea doméstica de acuerdo a su edad, se les puede recompensar con algo de dinero que puede ahorrar”.

La manera más tradicional de ahorrar para los niños es el famoso cochinito, es decir, una alcancía. La experta aconseja aún más usar recipientes que permitan ver el interior.

“Yo recomiendo usar un frasco de plástico o botella pet de 2.5 litros, transparente, para que de esta manera ellos vayan viendo a través de ese ahorro de 10 o 5 pesos, cómo se va llenando su alcancía, lo que para ellos representará un logro”, explica.

El reto de la botella, asegura, es una buena táctica para adentrarlos en las finanzas y que ellos se sientan motivados, sobre todo si se toma en cuenta que al llenar un recipiente de 2.5 litros con monedas de 10 pesos se pueden juntar más de 10 mil pesos.

“Esto es algo que los motiva, que los incentiva y, sobre todo, les marca objetivos, porque mientras ahorran empezarán a plantearse lo que harán con ese dinero, y de esta manera no será aburrido”, comenta Galindo Manrique, quien ofrece asesorías y talleres de finanzas para niños.

Además, el que ellos empiecen a plantearse este tipo de metas los hará descubrir que a través de la disciplina las pueden alcanzar. Así, moneda a moneda, pueden juntar en determinado tiempo la cantidad que se fijen como objetivo, si saben ser pacientes y constantes.

Al plantearse objetivos y metas, y descubrir que las pueden cumplir a través del esfuerzo y la disciplina, aumenta su confianza, indica la experta, quien en su perfil de instagram @abacofinanzas ofrece tips de ahorro y finanzas para niños.

“Para mí las finanzas personales desde niños ayuda a crear adultos funcionales y responsables de su vida financiera”, afirma.

“Y he comprobado que en los niños dispara su creatividad, su empoderamiento y su autoestima, tiene muchas ventajas”.

No hay una cantidad mínima para que los pequeños empiecen su ahorro, pueden iniciar con monedas de 1, 5 o 10 pesos, y así podrán ir aprendiendo que el dinero tiene valor diferente.

¡Ayúdalos a poner en marcha este reto y sé parte de su educación financiera!

Un trato justo

La pandemia empieza a quedar atrás, aun cuando sus estragos siguen estando presentes. En este 2021 hemos presenciado un repunte importante en la actividad económica del país, en buena medida por un rebote tras la profunda caída de la actividad económica el año anterior. Y no debe sorprender. En el momento en que se permite a los negocios abrir sus puertas, la gente se apresura a recuperar el terreno perdido durante los cierres forzados. 

La gran pregunta es qué tanto podrá continuar esta recuperación. Nos ayuda, por supuesto, el impulso que los consumidores estadounidenses han dado a nuestras exportaciones. Las remesas de los mexicanos en la Unión Americana han sido también muy importantes; hoy son más del doble que las exportaciones petroleras. 

La única manera de tener un crecimiento económico duradero, sin embargo, es si las empresas y personas que trabajan en México siguen creyendo e invirtiendo en nuestro país. En los últimos años el nivel de inversiones ha sido escaso. Ésta es la razón por la cual la economía no ha crecido y no ha generado los empleos que necesitamos. Ya con la pandemia atrás, el gobierno debería estar buscando no cómo subir los impuestos a las empresas sino cómo convencerlas de que aquí se dará un trato justo a sus inversiones. 

¿Quieres ahorrar y no sabes cómo empezar? Sigue estos consejos

Todos quisiéramos ahorrar, pero sabemos que no es tan fácil. Hay una gran duda que suele abrumarnos: ¿cómo puedo empezar a ahorrar si siento que ni siquiera me alcanza para lo básico? 

Quizá te has preguntado esto varias veces, y aún sabiendo la importancia del ahorro para cumplir metas o para tener un “guardadito” en caso de emergencia, sencillamente ves imposible lograr un ahorro en medio de tantos gastos.

Pero no creas que eres la única persona en esta situación, pues de acuerdo con cifras de especialistas cerca del 90 por ciento de los mexicanos no tenemos el hábito del ahorro.

“No ahorramos en México por un tema cultural; decimos que es porque no hay dinero, pero lo raro es que sí hay dinero para otras cosas, por ejemplo, los famosos “gastos hormiga”: cada mexicano gasta en las papitas, en el gansito en el café, en el refresco…”, comenta el asesor patrimonial Pedro Pereyra Gutiérrez.

Por eso, advierte, es esencial tener un control de gastos innecesarios que hacen que nuestro dinero se fugue poco a poco y nos quede la sensación de que no tenemos nada para ahorrar.

“Si cada quien pone su granito de arena con al menos el 10 por ciento de su salario, van a tener un ahorro para, por ejemplo, alguna emergencia médica si no cuentan con seguro de gastos médicos mayores o para alguna meta que tengan a corto, mediano o largo plazo. Al final de cuentas, sabemos que el dinero no es el resultado, sino un medio para poder alcanzar las metas materiales”.

Aquí te ofrecemos tres tips que pueden ayudarte a romper con el “yo no puedo ahorrar” y te brindarán equilibrio y solidez financieros.

  1. Ahorrar como si fuera un gasto más

El principal problema que enfrentan las personas que desean ahorrar y no pueden es que piensan que no tienen dinero “extra” y que todo se les va en los gastos cotidianos: transporte, agua, luz, gas, teléfono, hipoteca, y un largo etcétera.

Lo anterior es cierto, pero también es verdad que hay muchos gastos hormiga que se pueden evitar y que todo ese dinero que se “fuga” se puede destinar a un fondo de ahorro.

“Es indispensable hacer un análisis mensual de tus gastos y de tus ingresos porque así podrás identificar tus gastos hormiga y serás consciente de detenerte antes de gastar en eso: las papitas, el café, el refresco, es decir, antojos que realmente no necesitas y lo puedes estar invirtiendo en algo que vas a necesitar en un futuro”, señala Pereyra Gutiérrez.

El especialista recomienda incluir una cifra de ahorro, de preferencia el 10 por ciento de tu ingreso, como si fuera un gasto necesario que debes hacer sí o sí cada mes. Es decir, una suma intocable que destinarás a “engordar el cochinito”.

  1. Visualiza metas financieras: “futurea”

Las metas financieras varían de persona a persona. Para alguien es más importante poder costear una universidad a sus hijos, pero para otros lo importante es terminar de pagar una hipoteca o hacer un viaje soñado. 

Cualquier meta es válida, pero sea cual sea la tuya debes saber que si no ahorras, estás lejos de cumplirla.

“Yo siempre le digo a mis clientes jóvenes que se visualicen a los 65 o 70 años, que piensen en sus viejitos del futuro, ellos mismos, y que imaginen los gastos que tendrán que hacer en esos años cuando ya no les sea tan fácil trabajar y tener ingresos. Por eso es importante ahorrar lo más pronto que se pueda, para ir formando un futuro financiero más cómodo”, comenta Pereyra.

Aquí la recomendación es trazar metas claras y marcar el tiempo en el que la quieres realizar, así como el capital que necesitas para lograrlo. Después, dividir en meses ese plazo para darte una idea de lo que tienes que comenzar a ahorrar. 

“Si no ahorramos, no vamos a alcanzar dichos objetivos”.

  1. Acércate a un experto

Instrumentos para ahorrar hay muchos y para todos los bolsillos; y debido a esta diversidad de opciones es recomendable acercarte a un especialista que te pueda orientar de acuerdo a tu capacidad de ahorro.

“Mi recomendación es asesorarte con una persona que esté certificada ante la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas para que te puedan brindar una asesoría profesional. El objetivo financieramente hablando es diversificar tus recursos financieros que quiere decir básicamente: no tener todos los huevos en una sola canasta”, indica el asesor patrimonial.

Por ejemplo, señala, ahorrar el dinero como si lo tuviéramos bajo el colchón no va a generar ningún rendimiento, pero si lo ahorramos en un fondo indexado en lugar puede hacernos ganar más de lo que tenemos. 

Es importante, entonces, conocer cuál instrumento de ahorro nos conviene a cada quien, y recordar que lo único que no conviene es gastar sin ahorrar, como si no hubiera un mañana.

Cuidado con los ‘gastos hormiga’

Típico que llegas a final de quincena con la cartera exprimida y buscando auxilio en algún cajón por si acaso encuentras por ahí un billete perdido.

La pregunta frecuente en esos momentos es: ¿en qué se me fue todo el dinero?

Aunque pensemos que somos bien administrados, generalmente ponemos más atención a los gastos grandes y perdemos de vista las fugas de dinero asociadas a caprichos o “gustitos”, pero que ya sumados significan un importante porcentaje de nuestro ingreso.

A este tipo de compras se les llama “gastos hormiga” y los especialistas recomiendan evitarlos y así convertirlos en “pequeños ahorros”.

“Si la gente realmente se sentara a ver en qué se le va su sueldo se daría cuenta de que es mejor privarse de algunos gastos para que estos se conviertan en ahorros con los que en un futuro se puedan hacer de gustos más importantes como unas buenas vacaciones, una casa o un automóvil”, comenta Javier Cepeda, asesor financiero y agente de seguros.

“La gente dice: ‘es que no tengo nada para ahorrar’, y es porque no se da cuenta de que esos ‘piquitos’ que se gasta día a día son lo que podría estar ahorrando”.

Estos son cinco consejos prácticos para eliminar esos constantes gastos y lograr llegar a cada fin de quincena con estabilidad financiera.