Tecnología

Guía básica para editar tus fotos. ¡Estiliza tus momentos!

por Misael Arturo

Poder darles un pequeño toque a tus fotos para hacerlas más bellas es muy sencillo, solamente es cuestión de conocer algunos tips para poder editarlas y que queden increíbles.


Hoy en día todo el mundo tiene acceso a una cámara a través del celular. Capturar momentos, paisajes y comidas es algo que se suele hacer en la cotidianeidad, pero muchas veces no se logran sacar las fotos con el resultado que se busca. Cuando eso sucede no hay que frustrarse, ya que se puede solucionar con una buena edición.

‘No se editar mis fotos’ es una de las afirmaciones más comunes que se suelen escuchar hoy en día. La realidad es que es súper fácil, solamente se deben de tener en cuenta ciertos consejos y conceptos básicos para poder lograrlo. 

¿Cuál es principal secreto a la hora de editar fotos?

Hay un consejo muy simple a la hora de editar fotos: ¡no exagerar! A la hora de retocar y ajustar una fotografía lo que se busca es mejorar y sacar lo mejor de ella. No es posible convertir una mala imagen en una buena. Lo que sí se puede es resaltar todo aquello que capaz no se luce tanto debido a la luz que había en el momento, los contrastes y la claridad. Hay que intentar lograr mantener la imagen lo más real posible.

Las computadoras suelen ser mucho más cómodas para realizar este proceso ya que se ve la imágen en grande y se puede controlar con más detalle cada etapa de la edición, aunque si no se tiene una los celulares también son una muy buena opción.

Una muy buena opción

Obviamente que hay una infinidad de programas disponibles para poder editar fotos tanto desde la compu como desde el celular. Todos van variando y ofrecen diferentes características dependiendo de las necesidades y conocimientos de los usuarios. Una muy buena opción para todas aquellas personas que van a comenzar a animarse a editar sus fotos es Google Photos.

Google Photos cuenta con controles muy fáciles de entender y de manejar. Tiene varios filtros que permiten jugar con la composición, pero el que más se destaca es la opción ‘Auto’ que se encarga de realizar pequeñas modificaciones para resaltar los puntos necesarios. También tiene la opción de ‘Ajustes Básicos’ desde donde se pueden modificar los claros (exposición, contraste, realces, sombras) y el color (saturación, calidez, tono, tono de piel y azul intenso). Además de poder recortarla y rotarla.

5 cosas que tienes que tener en cuenta a la hora de editar

Lo más importante en el proceso de tomar una foto es el momento en el que se hace ‘clic’ para capturar la escena. Teniendo una buena base, si algunos detalles fallaron, se pueden solucionar editando algunos ajustes básicos. 

El primer paso es ajustar la iluminación y el contraste. Para que una foto quede bien tiene que tener siempre la luz necesaria y los colores bien definidos. Lo importante en este punto es ir modificando y jugando con los niveles de exposición y la iluminación hasta lograr el resultado deseado. 

Una vez que la imagen tenga la luz que se quiere es momento de regular el nivel de saturación de los colores. Este se puede aumentar o disminuir, dependiendo de los colores de la foto. Lo ideal es intentar lograr los colores reales del paisaje o de la escena que se capture. 

Otro punto crucial pero que a veces puede ser un poco más difícil dependiendo del editor que se elija es el balance de blancos. ¿Para qué sirve esto? Para que los objetos o partes blancas de la composición se vean verdaderamente blancas y no amarillentas o azuladas. Además, esa distorsión que se ve sobre las zonas blancas también la sufre el resto de la imagen, por eso es importante este punto. Para que haya un balance y no predomine ningún color en particular. 

Los tres puntos anteriores son los principales, después hay que enderezar la imagen para que coincida con la línea del horizonte (si es que por alguna razón salió torcida). Una foto que no está centrada suele ‘molestar’. Y, por último, es momento de recortar para lograr un buen encuadre. Si hay un objeto o persona principal y en un costado hay algo que molesta la composición, lo mejor es cortarlo. 

Los cinco puntos anteriores son con los que se puede comenzar a editar las fotografías, pero después hay todo un mundo por descubrir. Como los famosos filtros, que muchas veces se usan de forma exagerada, pero que si se aplican bien pueden llegar a salvar una buena escena. Es cuestión de animarse a jugar y experimentar hasta lograr el resultado deseado. 

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO