Guía y consejos para adquirir tu nueva lavadora

Sharing is caring!

Comprar ropa nueva es sin duda, una de las cosas que más se disfrutan y llenan de ilusión. Es la oportunidad de darle un toque diferente a los outfits del día a día y además, nos ayudan sentirnos bien. Pero para conservar esas prendas y que siempre luzcan deslumbrantes, se requiere contar con los recursos necesarios como como jabones, productos especiales y, lo más importante, ¡una buena lavadora

En la actualidad, existen diferentes modelos con tecnología avanzada que permiten ahorrar tiempo de lavado y hacer el trabajo menos cansado y complicado. Si es la primera vez que vas a comprar una lavadora, sigue leyendo y entérate sobre los diferentes tipos y sus respectivas características. Si ya cuentas  con una, quizá sea el momento de adquirir otra con funciones de última generación.

El tambor, la parte más importante de una lavadora

Antes de pasar a su clasificación, vamos a detenernos a explicar un poco sobre los componentes de una  lavadora. De esta forma, a la hora de ver las especificaciones del modelo que te guste, tendrás una mejor idea de lo que estás buscando.

El tambor es quizá el elemento más importante. Se trata del recipiente en el que introducimos la ropa, por lo que dependiendo de sus características, serán las ventajas que ofrezca la lavadora.

Tipo diamante 

Es llamado así por la forma de sus orificios. Son pequeños en comparación con los de otros modelos y su función principal es evitar que las prendas se enganchen o sobresalgan. Entre otras características, poseen un relieve que emula las antiguas tablas usadas para lavar. El beneficio que ofrece este elemento es que disminuye el contacto entre la ropa y el tambor, protegiéndola de componentes que la dañan.

Tipo panal de abeja

Se trata de un sistema patentado por la marca Miele y es elaborado con acero inoxidable. La forma en que trabaja es creando una bolsa de aire entre la ropa y la superficie. Tiene una curvatura convexa que hace que succione la carga y quede suspendida en el aire durante un momento en cada vuelta. De esta forma, la ropa está más tiempo con el aire caliente y se seca mejor. 

Material de los tambores

El material del que está hecho el tambor de las lavadoras está relacionado con el cuidado de tu  ropa. Aunque el principal componente es el acero, pueden incluir un revestimiento de plástico o porcelana, siendo este último muy común.

Existen algunos modelos de alta gama fabricados con acero inoxidable que entre sus grandes beneficios está el ya no necesitar un revestimiento. Al ser inoxidable, mantienen la ropa  aislada de posibles bacterias causadas por la humedad.

Tipos de lavadoras

Básicamente, existen dos clases de lavadoras: aquellas que son de carga frontal y las de carga superior. 

Las de carga frontal, como su nombre indica, poseen una puerta al frente por donde se deposita la ropa. El tambor de lavado gira en los diversos ciclos programados; además, este mismo contenedor cumple las funciones de secado por centrifugado. Los expertos indican que estas lavadoras cumplen mejor su función al tener programas de lavado largos y eficaces.

Entre las virtudes de las lavadoras con carga frontal tenemos:

  • Mayor capacidad de carga dentro del tambor
  • Gastan menos agua, por lo que son más eficientes energéticamente
  • Utilizan menos detergente
  • Producen menos daño y desgaste en la ropa

Dentro de estas máquinas de lavado, las hay con tecnología de punta que integran un sistema de lavado mediante burbujas de aire. Además, con este modelo ahorrarás en energía eléctrica. Suelen estar equipadas con un programa de lavado ecológico de solo 15 minutos, cuidando con ello cada una tus prendas.

También te puede interesar: 3 maneras para quitar el mal olor del refrigerador

Lavadoras de carga superior

Por su parte, las lavadoras de carga superior se caracterizan por gozar de un tambor central al que se accede por una puerta en la parte de arriba. Las  encuentras en dos modelos: con aspas o con sistema impulsor de lavado. Dentro de sus ventajas se destacan las siguientes:

  • Son económicas debido a su tamaño y su funcionamiento es muy sencillo
  • Sus componentes ofrecen mayor durabilidad. De este modo, el mantenimiento es más barato
  • Resulta fácil introducir y sacar ropa en cualquier momento en el proceso de lavado
  • Los ciclos de lavado son cortos, por lo que lavar ropa te llevará poco tiempo

También te puede interesar: Las mejores marcas de lavadoras

Consejos para conservar mejor las lavadoras

Sin importar si ya cuentas con una o apenas estás considerando comprar nueva lavadora. Es importante considerar  algunos puntos que te ayuden a mantener tu máquina de lavado en óptimas condiciones con el fin de que su durabilidad se prolongue. ¡Síguelos y te convencerás!

  1. Después de utilizarla, recuerda dejar abierta la puerta. De esta manera, el tambor se ventilará y secará correctamente. Por otro lado, con este truco evitarás la formación de hongos en su interior.
  1. Limpia periódicamente el exterior con un limpiador neutro, no abrasivo y agua. Por último, seca con un paño suave.
  1. Cierra la llave de paso de agua. Además de eliminar fugas, evitas que se formen calcificaciones dentro de la lavadora por residuos minerales.
  1. Por lo menos una vez cada 6 meses, limpia el filtro de la lavadora. Éste por lo general se ubica en la parte baja de la máquina. Enjuágalo bajo el chorro de agua y talla con un cepillo para desaparecer los restos de pelusas y jabón. 

Ahora ya estás listo para adquirir tu nueva lavadora. No olvides que al hacerlo en línea gozarás de los grandes descuentos Coppel. Checa las ofertas y llévate el modelo que más te agrade, ¡solo da clic aquí!

Etiquetas: , , ,

Betty Molina

Mercadóloga, apasionada por los consumidores.

Especialista en marketing digital, ejecuta tácticas de marketing en internet, analizando siempre las tendencias.

En sus ratos libres escribe sobre los temas que más le apasionan: cocina, reseñas de libros, tendencias de marketing, videojuegos, gadgets, belleza y selfcare.
Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.