Haz tu cubrebocas en casa

Sharing is caring!

Se sabe que la boca, nariz y ojos son las vías de entrada al coronavirus. Y aunque en un principio no se aconsejaban los cubrebocas para la población en general, hoy la situación ha cambiado y la instrucción es usarlos al salir, pero “hechos en casa”, de manera que los de nivel médico queden para el personal de salud.

Sin embargo, es importante destacar algunos puntos:

  • Los cubrebocas no son fuente de protección total, ya que los ojos quedan descubiertos.
  • Sí sirven para que evitar que una persona enferma (incluso alguien que aún no presenta síntomas) propague gotas de saliva que infecten a alguien sano.
  • También son una forma de protegerte aunque estés sano, pero tienes que salir a trabajar o por algo esencial y también si usas transporte público.
  • No es necesario comprar desechables, puedes hacerlos en casa con un pedazo de tela y ligas para sujetarlo. 
  • Al llegar a tu destino debes quitártelo y lavarlo antes de volverlo a usar.
  • Y muy importante, usarlo no sustituye a las medidas básicas de protección, continúa lavándote muy bien las manos y mantén una sana distancia con los demás. 

Es muy sencillo hacer un cubrebocas casero. En este video, el Cirujano General del Ejército de los Estados Unidos, Jerome Adams, te dice cómo. Puedes utilizar tela de camiseta o un pañuelo de algodón.

Advertencia

No debe colocarse cubrebocas a niños menores de 2 años o a cualquier persona que tenga problemas para respirar, tampoco a quienes no puedan quitárselo sin ayuda.

Fuentes:

Secretaría de Salud del Gobierno de México, Organización Mundial de la Salud y Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Editorial Coppel

Nuestro propósito es crear artículos interesantes y amenos que pueden ayudarte a que conozcas más sobre la familia, la educación, la salud, y el medio ambiente; cuestiones de historia, hogar, trabajo, ciudadanía y otros temas importantes para tu vida y la de tus familiares y amigos.
Leer mejora tu vida.
Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.