¡Deleita a tu familia con riquísimos helados caseros!

Parte de consentir a todos los miembros de tu familia cocinándose platillos deliciosos y dándoles de postre los mejores helados caseros que hayan probado en su vida.

Los helados caseros son una gran opción porque suelen llevar muy pocos ingredientes, son fáciles de hacer y, lo más importante, son riquísimos. 

6 recetas de helados caseros que te van a encantar

Es fin de semana, momento de ver una película en familia y de disfrutar unos ricos helados caseros

1. Helado de chocolate

Ingredientes 

500 ml de crema para batir

350 gr de chocolate amargo

120 ml de leche

50 gr de azúcar

Un cuarto del chocolate amargo hay que cortarlo en trozos y separarlo. Mientras tanto el resto hay que rallarlo y ponerlo en un recipiente que se pueda llevar al fuego. Junto con el chocolate añade la leche y se lleva todo a baño maría hasta que se forme una mezcla homogénea. Hay que dejar reposar durante unos diez minutos hasta que se enfríe. Después hay que agregar el azúcar y la crema hasta integrar todos los ingredientes. Por último hay que integrar los trozos de chocolate y llevar al congelador durante al menos ocho horas. Y listo, ¡Momento de disfrutar!

2. Helado de yogur con M&M’s

Ingredientes

4 yogures griegos

100 ml de crema para batir

125 gr de azúcar

200 gr de M&M’s

Este helado es mucho más fácil de preparar que el anterior. Solamente hay que poner todos los yogures y la crema en un recipiente y batir hasta que se incorporen. Y, por último, agregar el azúcar hasta crear una mezcla homogénea y llevar al refrigerador por dos horas. Pasado el tiempo es momento de verterlo en una charola, preferentemente metálica, y llevarla al congelador. Hay que ir mezclando la preparación cada media hora por al menos dos horas. Antes de finalizar agregar los M&M’s y ¡A disfrutar!

3. Helado Cookies and Cream

Ingredientes

500 ml de crema para batir

100 ml de miel

12 galletas de oreo

En una batidora eléctrica con varillas batir la crema a baja velocidad. También se puede batir a mano pero requiere un poco más de trabajo. Cuando la crema vaya tomando consistencia es momento de ir agregando lentamente la miel hasta crear una mezcla homogénea. Por otro lado, ir cortando las galletitas Oreo en pedacitos y agregarlas a la mezcla. Llevar al congelador durante al menos ocho horas.

4. Helado de Sandía

Ingredientes

1 sandía pequeña

6 cucharadas de azúcar

4 huevos

1 bote de crema

Hay que cortar la sandía y sacarle todas las semillas y la cáscara. Cuando se tenga la pulpa lista es momento de triturar con la licuadora. Por otro lado, hay que batir las yemas junto con el azúcar y la nata y mezclarlas con la sandía. Para finalizar, hay que batir las claras a punto de nieve y agregarlas a la mezcla con movimientos envolventes. Se lleva al congelador por al menos tres horas y listo. Se tiene un helado súper refrescante.

5. Helado de vainilla

Ingredientes

1 bote de leche condensada

1 cucharada de esencia de vainilla natural

500 ml de crema para batir

En un recipiente mediano hay que mezclar la leche condensada y la esencia de vainilla. Por otro lado se tiene que batir la crema hasta lograr una consistencia firme. Después, hay que unir la crema con la mezcla de leche condensada con movimientos envolventes hasta lograr una preparación homogénea. Para finalizar hay que llevar la preparación tapada al congelador al menos por cinco horas.

6. Helado de fresas y crema

Ingredientes

500 g de fresas

200 ml de crema para batir

150 ml de leche condensada

Lavar bien las fresas y secarlas. Quitar hojas y partes que estén feas. Después hay que cortarlas en finas láminas y llevarlas al congelador por al menos seis horas. Mientras tanto es momento de batir la crema hasta lograr una consistencia firme.

Cuando las fresas estén listas hay que procesarlas o licuarlas junto con la leche condensada hasta conseguir una textura homogénea.  Añadir la crema batida a la mezcla de fresas, en varias tandas y con movimientos envolventes para que no pierda volumen. Para finalizar, llevar al congelador por al menos seis horas. 

El secreto para que todos los helados queden bien

Todas las preparaciones que se llevan al congelador para hacer helados deben de estar cubiertas para que no se le forme escarcha encima. Otro tip más, es ir revolviendo la mezcla cada cierto tiempo para lograr una consistencia más cremosa y que no llegue al punto de congelamiento.

Aprende a hacer leche de almendras en casa. ¡Fácil, natural y nutritivo!

Entre todas las opciones de bebidas vegetales la leche de almendras es la más elegida. No solo por sus nutrientes y todo lo que tiene para aportar, sino por el delicioso sabor que tiene. 

Comprar leche de almendras muchas veces es bastante costoso lo que frena a muchas personas de consumirla. Pero qué pasa si te decimos que se necesitan tan solo dos ingredientes para prepararla: leche y agua. Prepararla en la casa es súper simple, fácil y rápido.

¿Cómo preparar leche de almendras casera?

Como ya dijimos anteriormente, tan solo se necesitan dos ingredientes para poder preparar leche de almendras casero: agua y almendras. A continuación vamos a explicar el paso a paso de cómo lograr una deliciosa leche de almendras en casa.

Ingredientes

1 litro de agua 

1 taza o 170 gramos de almendras

Ingredientes opcionales: miel, dátiles, canela, esencia de vainilla, sal y cacao en polvo.

Preparación

Hay que dejar las almendras en remojo toda la noche, o al menos 4 horas, en un recipiente de plástico y con abundante agua. A la mañana siguiente se deben de escurrir bien, tirar el agua en la que estaban en remojo, lavarlas y ponerlas en la licuadora junto con el litro de agua. Es importante licuar bien, durante varios minutos, hasta que las almendras estén bien trituradas (hay que tener en cuenta que las almendras no se van a desintegrar por completo). Cuando esté lista la preparación es momento de separar el líquido de la pulpa. Para esto se necesita un colador y una jarra, preferentemente de vidrio, o el recipiente en donde se vaya a almacenar. Se pasa la mezcla por el colador y se lleva la bebida de almendras a refrigerar. Dura hasta cuatro o cinco días en el refrigerador sin ningún problema.

Si se quiere agregar un poco más de sabor a la preparación, al momento de licuar,  se le puede agregar esencia de vainilla, rama de canela, miel o dátiles. También una buena opción es mezclar con cacao amargo para hacer leche de almendras con chocolate. Es solamente cuestión de ir probando diferentes opciones para descubrir la versión que se prefiera.

¿Qué se hace con la pulpa que sobra al hacer leche de almendras?

Todo se usa, nada se desperdicia. Toda la pulpa que se hace a la hora de preparar leche de almendras se puede dejar secar sobre un trapito o llevar al horno muy bajito. Si quedó muy gruesa se puede triturar para obtener harina de almendras o sino se puede guardar como está y usar en la granola, licuados o ensaladas .

Con la harina de almendras se pueden preparar galletas, pasteles, hotcakes y ¡Todo tipo de preparaciones que se te ocurran! No es necesario consumirla rápidamente, ya que se puede almacenar en algún recipiente hermético, como cualquier otra harina, por mucho tiempo. 

¿Cómo se consume la leche de almendras?

Las bebidas vegetales se consumen de la misma manera que la leche de vaca. De hecho las personas intolerantes a la lactosa o las veganas la utilizan como un reemplazo. Se puede usar en cafés, sopas, jugos, licuados y también para preparaciones que llevan cocción, como: hotcakes, waffles y pasteles. Se debe de usar sin temor, ya que brinda un sabor muy rico a todas las preparaciones. 

¿Por qué es tan buena la leche de almendras?

La leche de almendras casera sirve para reemplazar la leche de vaca para todos aquellos que son intolerantes a la lactosa, pero también para llevar una dieta mucho más saludable. Aporta vitamina B, no tiene colesterol, no tiene conservantes ni aditivos, favorece al metabolismo, protege las paredes del intestino y ayuda a regular la absorción de los azúcares y el colesterol.  Además, tiene un riesgo más bajo de producir reacciones alérgicas; aporta muy pocas grasas en comparación de otras leches,  tiene un alto contenido en potasio, refuerza el sistema inmunológico, son una gran fuente de energía y antioxidantes y da una gran sensación de saciedad, por lo que ayuda a las personas que buscan bajar de peso. Algo que hay que remarcar es que si se busca bajar de peso no hay que consumirla en exceso porque aporta muchas calorías. 

¡Guía para tu huerto en casa! Cocina con tu propio cultivo

El boom de lo orgánico y lo natural está cada vez más presente en la vida de todos. El mundo está cambiando y las personas suelen elegir productos con pocos químicos y más naturales, cosa que a veces puede ser difícil sobre todo si se vive en una gran ciudad aunque no imposible. Si se cuenta con un pequeño espacio se puede crear un pequeño huerto para cultivar vegetales que vayan directo de la tierra a la cocina.

¿Cómo hago un huerto?¿Qué se necesita?¿Lo puedo armar en un espacio pequeño? Estas son algunas de las dudas que suelen surgir. Aquí vas a poder encontrar todas las respuestas para lograr crear un pequeño espacio en donde plantar y hacer crecer tus vegetales favoritos. 

¿Qué debo de tener en cuenta para armar un huerto en casa? 

Armar una huerta en tu hogar es un proceso muy fácil y gratificante si se organiza todo antes. Lo primero que hay que ver es el espacio con el que se cuenta para instalarlos. Si se tiene un patio o jardín se puede optar por plantar directamente en el suelo, mientras que si se cuenta con poco espacio lo ideal es hacerlo en macetas o crear una huerta vertical sobre una pared.

Una vez que se haya elegido el tipo de huerto en casa que se quiere crear es momento de elegir el tipo de cultivos. Se puede optar por plantas que sean fáciles de plantar y cuidar como acelga, brócoli, coles de bruselas, espinacas, habas, nabos, puerros, lechuga o zanahorias. Además también se pueden sumar hierbas aromáticas, hongos y flores comestibles. El segundo paso a la hora de elegir lo que se va a plantar es separar las diferentes plantas o semillas en función del agua que necesitan, agrupando las que necesitan más riego y las que necesitan menos, para facilitar el riego. 

Hay que planear cómo se van a distribuir los cultivos

Un punto importante que se debe de tener en cuenta es que las  plantas deben de tener la distancia correcta una de la otra para que puedan crecer bien. Además, hay que checar la existencia de compatibilidades e incompatibilidades entre las distintas especies. Si se ponen cerca plantas que ‘se llevan bien’ va a ser mucho más fácil lograr que crezcan sanas y fuertes. 

¿Cómo armar un huerto vertical en casa?

Los huertos verticales son los más elegidos por las personas que viven en lugares con poco espacio. Son prácticos, fáciles de armar y le brindan un poco de verde al espacio. Se tiene que elegir una pared que reciba luz del sol por gran momento del día, también hay que checar que la estructura pueda soportar el peso de la huerta para evitar accidentes. Una vez elegido el lugar indicado es momento de pensar si la pared en donde se quiere apoyar resiste el peso de la estructura, la tierra y las plantas. Hay diferentes opciones, unas más económicas que otras, pero por lo general no requieren de una gran inversión:

  • Una opción súper barata es juntar diferentes botellas de plástico y hacerles un agujero en el medio para que cumplan la función de maceta. Se pueden usar tanto vertical como horizontalmente.
  • Los palets de madera son una gran opción, sobretodo si se busca algo estético que sirva al mismo tiempo de decoración. Solamente hay que encargarse de prepararlo adecuadamente para que filtre el agua y la madera no se pudra.
  • Las macetas son un clásico que no falla. Son fáciles de maniobrar, hay de distintos tamaños y se pueden poner en todos lados. Una manera de organizarlas es poniendo un estante sobre la pared.
  • Los tubos de plástico también son una gran opción. Además, suelen ser ideales para crear un sistema de riego que funcione solo.

Lo más fácil de cultivar 

Rábanos, cebollas, lechuga, zanahoria, jitomate, berenjena, pimiento, pepino, espinaca, habas, fresas, ajos y aromáticas son algunas de las variedades más fáciles de cultivar en los huertos urbanos. Hay que tener en cuenta que algunas plantas como la sandía, el brócoli, las papas y el camote necesitan mucho espacio para poder crecer por lo que puede llegar a ser difícil hacerlas crecer en espacios reducidos, aunque no imposible.

Lo que recomiendan los expertos es elegir opciones que crezcan fácilmente y que no necesiten de grandes cuidados. Además, es importante elegir la época adecuada para plantar, hay que elegir cultivos de temporada e irlos rotando a lo largo del año.

Guía de la cerveza artesanal y sus estilos

¡No se puede decir que no a un buen vaso de cerveza! Hay cientos de estilos, colores y nombres, todas lo que tienen en común es que se suelen disfrutar en una mesa rodeados de familia o amigos, mientras se pasa un buen rato. 

El mundo de la cerveza es infinito y muy interesante. Los procesos, sabores y tipos son tan solo algunas de las características que influyen en las diferentes variedades. Entra y conoce a fondo todos los estilos y algunos tips que tener en cuenta a la hora de tomarla. 

¿Cómo disfrutar de una buena cerveza artesanal?

Si bien cada uno toma la cerveza casera como más le guste, hay algunos pequeños tips que pueden mejorar la experiencia. Para comenzar, la cerveza artesanal hay que tomarla preferentemente en vaso de vidrio. A la hora de servirla hay que inclinar un poco el vaso e ir sirviendo de a poco, intentando dejar aproximadamente dos centímetros de espuma. ¿Cuál es la función de la espuma? Sirve para mantener los aromas, sabores y carbonatación de la bebida en el vaso. 

La temperatura ideal para disfrutar y poder percibir los diferentes aromas y sabores es de entre 4 y 12 grados centígrados. Si se pasa de frío hay muchas características y acentos que se perderán y no se podrán percibir.

Por último, hay que tener en cuenta el poso de levadura que queda en el fondo de la botella. Preferentemente no hay que servirlo porque no suele tener una textura y sabor agradables. 

Estos son los diferentes tipos de cervezas

Tener que elegir una cerveza entre tantas opciones y nombres extraños puede llegar a ser un poco confuso. Por esto es necesario conocer algunos términos y variedades que van a hacer que el momento de elección sea mucho más sencillo.

Entre todas las variedades de cervezas existen dos grandes grupos según su fermentación: las estilo lager y las estilo ale. Las del primer grupo son de fermentación baja y su proceso de reposo en frío es más largo lo que hace que la mayoría de restos se depositen en el fondo del recipiente. Como resultado se obtienen cervezas limpias y ligeras. Mientras que las cervezas de estilo ale se fermentan en la parte alta del tanque, por lo que se deposita menos sobrante, lo que hace que su aspecto sea más turbio. Por lo general son bebidas con aromas afrutados y especiados.

Ahora es momento de hablar del color de la cerveza. Generalmente se las clasifica en claras y oscuras, pero la realidad es que hay muchos tonos y colores, los cuales también van a influir en el sabor. 

La malta es el ingrediente que se encarga de darle el color a la cerveza, esto va a depender del grado de tostado que se le de y de una reacción química llamada Maillard, conocida también como oscurecimiento. Durante el proceso de oscurecimiento se le otorgan las melanoidinas coloreadas que son las que le darán el color a la cerveza. Este proceso es muy complejo, pero para tener una idea los cerveceros utilizan la escala llamada SRM para determinar el color de la cerveza calculando la cantidad de luz absorbida por la bebida en un recipiente de vidrio.

Así que si bien la malta es la que le da el color a este brebaje, mucho tiene que ver el proceso que el cervecero implemente durante su producción. 

Seis tipos de cerveza muy populares

Dentro de las cervezas de estilo lager hay cuatro que suelen ser las más elegidas: 

  • Ipa (Indian Pale Ale): de color ambar con mucho cuerpo, matices afrutados, alto contenido de lúpulos y malta. 
  • Pale Ale: cerveza clara de origen inglés, cuerpo acaramelado, con notas de nuez y lúpulos especiados.
  • Stout: cerveza oscura con mucho aroma, alto contenido alcohólico, sabores robustos y malteados. 
  • Porter: cerveza oscura con sabor malteado con esencia tostada y sabores chocolatosos.
  • Stout: es una de las cervezas con mayor graduación alcohólica. Posee sabores robustos y malteados. Es similar a la Porter aunque con sabor más fuerte y gran aroma.

Mientras que en las de estilo lager hay dos que son las predilectas entre los amantes de la cerveza:

  • Pilsner: cerveza clara, con concentración alcohólica media, sabor fresco y acabado seco. 
  • Bock: de sabor fuerte, diferentes tonalidades, mucho cuerpo y alta concentración alcohólica.

Cabe destacar que algunas cervezas se definen por el lugar donde son fabricadas, incluso hay cervezas con denominación de origen controlada, como la bière de garde al Norte de Francia y la Kölsh, que se produce exclusivamente en Colonia (Alemania).

Feng Shui: qué es y cómo decorar tu hogar

Muchas veces oímos hablar del feng shui, pero ¿sabes realmente de qué se trata? Es una antigua técnica china que busca el equilibrio de la energía las personas, a través de la distribución y orientación de los muebles en los espacios en los que llevan a cabo sus actividades cotidianas. Esta técnica te va a ayudar a tener un hogar armonizado y sin flujos negativos de energía.

¿Cómo aplicar el Feng Shui en casa?

Si te interesa implementar poco a poco el feng shui casa pero no sabes por dónde empezar, aquí te dejamos seis pequeños tips que te ayudarán a ir mejorando la energía de cada uno de los espacios de tu casa:

1. Protege el chi. En una casa el ‘chi’ es por donde llegan las oportunidades. Por eso es importante tenerlo bien decorado y ambientado, que sea un espacio que invite a quedarse y a disfrutar. Es la primera impresión que tendrán las personas de tu casa y es crucial que sea buena.

2. Evita drenar tu energía. De ser posible lo mejor es que la cama no se encuentre ubicada entre una puerta y una ventana. Además, nunca tiene que haber un espejo delante, ya que estos absorben la energía personal.

4. Coloca cuarzos y velas en esquinas o pasillos largos para proteger la energía de la casa, ya que estas se suelen considerar zonas problemáticas que cortan la energía. 

5. Reemplaza todos los objetos que estén rotos o en mal estado. Vidrios rotos, aparatos sin pilas, puertas que no abren…. todo esto hace que la energía se estanque. 

6. Mantener el orden y la limpieza en el hogar permite que la energía circule. Además, el estado de una casa suele reflejar cómo se encuentra la energía de una persona. 

Paso a paso cada espacio de la casa

Intentar comenzar a re acomodar los muebles y elementos teniendo en cuenta el feng shui puede llegar a ser un poco confuso. Si bien es súper fácil a veces nos podemos llegar a marear. Por eso es importante tener en cuenta ciertas características que tiene que respetar cada uno de los espacios o habitaciones.

  • En la sala es muy importante lograr la armonía. La energía en el lugar tiene que fluir para que invite a las reuniones. Para esto es muy importante que haya espacio y que esté ordenado. De ser posible, lo mejor es que en el centro de la sala haya una mesa con sillas y sillones alrededor.
  • La energía de la cocina es una de las más importantes ya que simboliza la parte productiva del hogar y la relación del matrimonio que habita la casa. Es importante tener lo necesario, sin exégesis. Ya que tener todo lleno genera un mensaje de escasez. Además hay que evitar los alimentos vencidos. Si se puede, lo mejor es tener separados el lugar de la estufa y el fregadero, ya que el fuego y el agua producen choque de energías.  
  • El cuarto es uno de los lugares de la casa en el que más tiempo estamos, lo que hace que sea una de las zonas más importantes. La cama debe estar ubicada en un lugar desde donde se pueda controlar la entrada y salida. No debe estar abajo de una ventana ni enfrente de una puerta (como para poder sacarla). Por la noche, todos los aparatos electrónicos deben de estar apagados.
  • Es importante aplicar el feng shui en el baño ya que es ahí en dónde se drena la energía, por lo que hay que evitar que se vayan la energía y el dinero. No debe de haber caños rotos, goteras, humedad u olores fuertes. Y, por el contrario, debe tener buena ventilación y una linda decoración.

Las plantas son súper importantes 

Para el feng shui existen infinidad de razones positivas para tener plantas en los diferentes lugares de la casa. Hay tres motivos principales que se deben de tener en cuenta: equilibran los cinco elementos (madera, fuego, tierra, metal, agua), atraen al amor (a las personas en pareja las ayuda a crecer la energía del amor y la sexualidad, mientras que a las personas solteras las ayuda a atraer el amor) y aumentan la capacidad de aprendizaje (ayudan a mejorar la concentración y capacidad de aprendizaje).

Una de las plantas que más recomienda el feng shui es el bambú. Ya que es considerado una fuente de prosperidad y energía.

¡Algo súper importante es no tener plantas marchitas ni muertas! Suele ser difícil soltar y dejar ir a las plantas que tanto cuidado les dimos, pero si ya están marchitas o muertas es hora de dejarlas ir y darle paso a las nuevas. 

Compost casero para tu jardín: aprende paso a paso con nosotros

Hay pequeñas cosas que se pueden hacer para ayudar al medioambiente. Uno es crear tu propio compost casero para cuidar las plantas de la casa.

Pero, ¿Qué es el compost? Se trata de un abono cargado de nutrientes que se crea a partir de la transformación de la materia orgánica. Es una alternativa mucho más respetuosa y amigable con el medio ambiente que el uso de fertilizantes químicos. 

¿Cómo hacer compost?

Para poder obtener el compost es necesario realizar la transformación de la materia orgánica a través del compostaje. Para eso hay que contar con un elemento clave: una compostera. También, si se quiere, es de mucha utilidad tener un un núcleo de lombrices, aunque esto es opcional.

Ahora viene el punto clave de cómo hacer compost. Es necesario separar todos los desechos del hogar en desechos secos (hojas secas, ramas, fósforos, cáscaras de cacahuate, papel, cartón) y desechos húmedos (cáscaras de frutas y verduras, té, café). Una vez que se tienen estos dos, hay que lograr un equilibrio de humedad para que el proceso de descomposición pueda desarrollarse correctamente, no tiene que estar ni muy húmedo ni muy seco. Esto se logra poniendo partes similares de desechos húmedos y secos pero va a ir variando dependiendo de los desechos. 

Paso a paso

1. Formar la primera capa con ramas, hojas y cosas secas. No tiene que superar los 30 centímetros. 

2. La segunda capa lleva los desechos húmedos. 

3. Regar un poco para humedecer. 

4. Y repetir hasta lograr la altura deseada.

5. Listo, solamente queda esperar e ir revolviendo esporádicamente. También es importante revisar que no se pudra, controlando la fermentación.

Tip: de vez en cuando toma un puñado de compost con la mano y apriétalo. Si escurre líquido es que está muy húmedo y puede pudrirse. En este caso sería momento de agregar desechos secos y revolver. Por el contrario, si al apretar se desmorona es que le falta humedad. 

Otro punto que se debe de tener en cuenta es que el compost tiene olor a tierra mojada. No tiene olor feo ni atrae bichos, en este caso es una señal de que algo está fallando en el proceso.

¿Qué desechos podemos utilizar para realizarlo?

Se pueden utilizar los restos de fruta y verdura, flores, plantas, cáscaras de huevo, hojas, pasto, tapones de corcho, papel de cocina, servilletas, aserrín, aceite, vinagre, café, restos de infusiones, estiércol y paja. Los que no hay que usar son

  • Carne, huesos y pescado, porque producen mal olor. 
  • Plantas y frutos enfermos o gran cantidad de vegetales podridos, ya que producen mal olor.
  • Heces de animales domésticos y de personas, por los patógenos.
  • Ceniza y serrín de madera tratada.
  • Pinturas, pegamentos y barnices, ya que son tóxicos.
  • El polvo que se junta con la escoba. 
  • Cualquier material que no sea orgánico y biodegradable.

¿Cómo saber cuando ya está listo?

Para que el proceso de descomposición sea más rápido lo mejor es que todos los desechos sean colocados en trozos pequeños. Al pasar los días es necesario revolver la mezcla desde abajo para arriba para que todo se vaya integrando hasta que se convierta en una ‘masa’ oscura y homogénea. Cuando está listo es imposible identificar los diferentes desechos, todo tiene un mismo olor y color.

Las lombrices cumplen un rol fundamental 

Si te estás preguntando si las lombrices son necesarias si o si la respuesta es no. Se puede hacer compost sin lombrices pero la gran diferencia es que el proceso natural dura aproximadamente entre 6 y 9 meses, mientras que con las lombricomposteras se acelerará el proceso de compost de 1 a 3 meses. Pero, ¿cuál es la razón? Las lombrices permiten en muy poco espacio poder procesar una gran cantidad de residuos orgánicos.

Lo que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir una compostera

Un punto fundamental a la hora de elegir una compostera es la cantidad de deshechos y de personas que vivan en el hogar. Con estos dos datos podremos calcular aproximadamente la cantidad de desechos que se producen por día y con esto el tamaño de compostera que necesitamos.

Con la compostera elegida y ya en casa ahora es momento de otro punto clave: ¿en qué lugar va a ir? Lo recomendable es que esté cerca de la cocina, que es en donde más desechos se producen, y que sea de fácil acceso. Su ubicación tiene que facilitar el proceso para que sea dinámico y no se convierta en una actividad tediosa. 

Decoración minimalista: ideas para innovar tu hogar

Cambiar el estilo de tu casa y lograr un aire minimalista es muy fácil. Solamente tienes que tener en cuenta unos pequeños tips para poder  sumarte a esta nueva tendencia que busca resaltar lo simple y práctico.

El estilo minimalista genera mucho más espacio en cada una de las habitaciones y espacios de la casa y, al mismo tiempo, brinda presencia y elegancia de la manera más práctica con elementos que destacan. Es hora de que lo pongas en práctica. 

¿Qué es la decoración minimalista?

 

El minimalismo es una tendencia que se basa en decorar con el menor número de elementos posible. La idea es tener en cada espacio solamente lo necesario con el objetivo de ganar en funcionalidad, sobriedad y en cada área.

La decoración minimalista se centra en los elementos arquitectónicos y deja en segundo plano a los muebles y la decoración. 

Un poco de historia…

La decoración minimalista tiene su origen en la década de los sesenta en los Estados Unidos. Pero fue recién en los años setenta que tomó visibilidad y relevancia en el mundo, cuando comienza a fusionarse con el pop art y llega a Europa de la mano de los principales artistas del momento.

Tips para lograr un decoración minimalista

Si ya estás decidido a darle un estilo minimalista a tu casa o a tu oficina debes de tener en cuenta que tendrás que despedirte de muchos muebles y decoración. Quizás sea un proceso difícil pero una vez que lo logres te encantarán los resultados. 

Antes de empezar con la decoración minimalista lo primero es pensar en cada uno de los espacios. Para eso es importante tener en cuenta con qué objetivo y fin se utiliza el espacio, que actividades se van a realizar en ese lugar y normalmente cuántas personas van a estar ahí. 

Con esos tres puntos en mente lo mejor es agarrar una hoja y un lápiz para empezar a hacer un pequeño dibujo de cómo lo imaginamos. Debes de tener en cuenta los colores que piensas usar en las paredes y en los muebles. Es importante que las paredes sean de un color claro que le de mucha luz a cada uno de los espacios.  Por lo general el beige, el gris y el blanco son tres de los colores más elegidos. Después podrás sumar un poco de color con alguno de los muebles.

En cuanto al techo y a los pisos, se pueden elegir opciones de madera o de colores contrastantes para que se destaquen, darles protagonismo y así generar la sensación de mayor espacio.  

¡Es hora de elegir los muebles! Hay que tener en cuenta que todos los elementos deben ser sobrios y funcionales por lo que los muebles deben ser de líneas simples y no deben de molestar el paso de las personas. Además, cada una de las piezas debe de cumplir una función. 

Por su parte, las cortinas tienen que hacer juego en el color y diseño con el resto del lugar. La idea es que no se roben el protagonismo, ni que sean la pieza principal del lugar.

Para finalizar, es importante que el lugar tenga una pieza principal, que resalte del resto. Para darse una idea, en una sala de paredes blancas, piso de madera y toda la decoración en gris, un sillón azul (o de algún color llamativo) puede ser una gran opción. Otra opción, es que en una oficina toda blanca con muebles grises, una mesa negra de líneas simples puede ser la gran protagonista. 

No solo se trata de decoración

El minimalismo no sólo se trata solamente de decoración pura, es además, una filosofía de entender la vida en el hogar. Vivir con menos objetos, igual puede tener algunos beneficios y entre ellos, aumentar la felicidad.

A grandes rasgos sería ‘identifica lo esencial, y elimina todo lo demás’. Esta lógica sostiene que todo lo que tenemos demás, que no usamos, solamente trae estrés a nuestras vidas. Partiendo del lugar de que las cosas acumuladas van perdiendo valor y solamente ocupan espacio, ¿cuál es la necesidad de consumir sin control?

‘La idea del minimalismo es simplificar, hacer tu vida más llevadera. Cuando somos muy rígidos puede ser contraproducente, porque se cae en otro extremo y la vida se complica en el otro sentido. No tiene lógica tener únicamente un determinado número de cosas si esto te limita en las actividades que te gustaría hacer. Lo que se busca es liberar tu tiempo, dinero y energías para enfocarlas en aquello que verdaderamente tengan un sentido, no al revés’, dijo Graham Hill en su plática TED sobre ‘Menos cosas, más felicidad’. 

El minimalismo plantea solamente tener lo que verdaderamente se necesita para no entrar en el círculo vicioso del consumismo que solamente suma estrés en la vida de las personas. 

Pan casero: la mejor receta para deleitar a tus invitados.

¿Cómo hacer pan casero? Suele ser una de las preguntas más comunes a la hora de hablar de cocina y recetas. Algo tan simple que no muchos saben preparar. 

Aquí te contamos cómo hacer pan casero en tu hogar para que durante la próxima comida puedas deleitar a todos tus comensales. 

¿Cómo hacer pan casero? 

Estos son los ingredientes que necesitas:

500 gramos de harina de fuerza 

10 gramos de levadura seca

240 mililitros de agua tibia 

15 gramos de sal

Una vez que tengas todos los ingredientes…

En un recipiente hay que colocar todos los ingredientes secos: harina, levadura y sal. Mezclar un poco con las manos. Una vez listo hay que ir agregando poco a poco el agua hasta formar una masa. Cuando esté todo es necesario amasar durante 20 minutos aproximadamente o hasta tener una masa lisa. Una vez lograda el punto deseado se pone en el recipiente y se tapa con un trapo. Hay que dejarlo reposar unos 30 minutos en un lugar caliente. 

Pasado el tiempo de reposo hay que volver a amasar por unos 15 minutos más. Al terminar hay que darle una forma circular y colocarla sobre la charola que va a ir al horno. Hay que volverla a cubrir con un trapo y volver a dejar que repose una hora más. Una vez que ya pasó el tiempo, hay que pasar un pincel con agua por arriba, hacer unos pequeños cortes con cuchillo y llevar al horno a 230ºC por 10 minutos. Bajamos la intensidad del horno a 200ºC y dejamos otros 25 a 30 minutos aproximadamente.

Cuando ya esté cocido hay que sacarlo del horno y dejarlo enfriar. ¡Listo! A disfrutar de un delicioso pan casero. 

La misma base, una infinidad de opciones para la cocina del hogar

Teniendo en cuenta esta misma base se pueden crear otras versiones de panes. A los ingredientes secos se le puede sumar orégano, queso, cebolla o ajo, solo por nombrar algunas opciones. Otra opción es agregarle en la parte de arriba, al momento de pincelar con agua, algunas semillas como ajonjolí o chía. También se pueden hacer rellenos y ponerles en el centro queso, jamón, aceitunas o cebolla, entre otras cosas. Hay que animarse a crear y dejarse llevar por la cocina. 

Otra opción con tan solo 2 ingredientes

Si no quieres salir a comprar nada, no hay que preocuparse. Hay una receta para pan con tan solo dos ingredientes que todos tenemos en casa: leche y harina.

Estas son las cantidades que necesitas para ocho panes:

350 gramos de harina preparada 

200 ml de leche tibia

Cuando tengas los ingredientes listos…

En un recipiente hay que mezclar los dos ingredientes hasta que se unan. Una vez que la masa esté hecha hay que amasar durante unos 10 minutos y después estirar en forma de cilindro para dividir en ocho partes iguales. Con cada pedazo hay que formar una bolita. Ya que estén todas listas hay que ponerlas en una charola que pueda ir al horno. Cada bolita hay que apachurrarla con la mano y, usando un cuchillo, hacerles un corte por arriba. Dejar reposar por 10 minutos, mientras se precalienta el horno a 200 grados. Para finalizar, llevarlos al horno durante 10 minutos (el tiempo va a depender de cada horno). Otra opción, es ponerlos en una sartén en la estufa durante 10 minutos a fuego bajo, quedan igual de ricos.

Con esta base de pan también se pueden hacer varias variantes. Agregándole una cucharadita de azúcar se puede prestar una versión dulce y, por el contrario, agregándole una cucharadita de sal una versión salada. También otra opción es agregarle anís, orégano o la especie que tengas en tu casa. O, por qué no, hacerlo neutro para poder comerlo en todo momento del día y adaptarlo a cada comida.

Tres trucos para lograr un pan perfecto 

Amasar sirve para integrar ingredientes. Un buen amasado asegura un buen resultado. El primer gran secreto es mezclar primero los ingredientes secos -por ejemplo: harina, levadura y sal- y después los húmedos -puede ser leche, yogurt, aceite-. Cuando estén listos es el momento de mezclar las dos preparaciones. Acá llega el segundo gran tip: dejar la masa reposar en un lugar calientito y tapada. Y, por último, hornear la maza con un poco de agua. Si, ¡con agua! Introducir un recipiente apto para el horno con agua desde el precalentado y mantenerlo durante la cocción.

Con estos tres consejos lograrás hacer panes riquísimos y no querrás volver a comprar. Hay que recordar que cada tipo de harina, cada receta y cada horno varían, por lo que en muchas ocasiones hay que realizar varias pruebas hasta lograr el punto deseado. 

Maceteros caseros e ideas originales para tu jardín.

El jardín es una parte muy importante del hogar. Es el lugar donde uno suele ir a desconectarse de la vorágine del día a día en busca de un poco de tranquilidad y naturaleza. Por eso siempre lo queremos ver bonito y sobre todo arreglado con maceteros caseros o decoraciones pensadas especialmente para cada rinconcito.

Si estás buscando ideas de maceteros caseros e ideas para poder decorar tu jardín llegaste al lugar indicado. Aquí te vamos a dejar algunas opciones para que te inspires.

Algunas ideas para las plantas de tu hogar

Dependiendo del estilo de decoración que tenga tu hogar y tu jardín será el tipo de maceta que quieras lograr. Puede ser de madera, de piedra, de cemento o de materiales reciclados.

Una de las opciones más fáciles son las macetas hechas con materiales u objetos reciclados. Se pueden usar tazas, latas, vasijas o vasos. Los elementos antiguos o retro suelen dar un plus a la decoración del hogar y solemos tenerlos al alcance de la mano. Puede ser una taza que tenga un pequeño golpe o una tetera que no se use más. No es necesario salir a comprarlos, sino es necesario fijarse que tenemos disponible en nuestras casas que le podamos dar un nuevo uso. 

También te puede interesar leer: Renovar tu jardín

Manos a la obra: una maceta de piedras

Si los elementos reciclados no son los adecuados para tu hogar puedes hacer macetas tú mismo con madera, piedras o cemento.

Para crear una maceta de piedra se necesita salir a recolectar o comprar piedras de diferentes tamaños y pegamento de secado rápido. Una vez con todo listo, solamente se tiene que proceder a colocar las piedras más grandes en la base y después ir armando las ‘paredes’. Es importante tomarse el tiempo necesario para pegar adecuadamente las piedras y así lograr que tengan la suficiente fuerza para soportar la tierra y la planta.

En el caso de que queden algunos agujeros o espacios descubiertos se pueden tapar con piedras más chiquitas o con alguna preparación que no afecte el resultado final. Hay que tener en cuenta que se pueden hacer cientos de formas y tamaños, solamente hay que dejar volar la imaginación. 

Si te gusta la madera esta opción te va a encantar

La madera es un material que brinda calidez por esta razón suele estar presente en todas las casas. Quizás hacer una maceta de madera desde cero puede llegar a ser un poco complicado porque se necesitan herramientas que no todos tenemos en nuestros hogares. Pero hay una opción súper fácil y moderna que luce muy bien: palets reciclados.

¡Es súper fácil! En caso de que sea necesario hay que lijarlo y pasarle barniz para protegerlo. El palet va apoyado contra la pared que más te guste, teniendo en cuenta esto puede variar el tamaño y la altura. Hay que dejar al menos tres tablas de madera cruzando de forma horizontal y las tablas que sobren se deben colocar en forma de “piso” para cada tabla horizontal. Es muy importante a estas hacerles algunos agujeros para que filtre el agua. Para terminar, antes de poner las macetas, es recomendable forrar con alguna bolsa plástica para que no se pudra la madera. ¡Listo! Puedes poner pequeñas macetas ahí dentro o plantar directamente sobre el palet. Las plantas colgantes quedan muy bien en este tipo de diseños. 

También te puede interesar leer: Decorar tu jardín

Anímate a hacer tu propia maceta de cemento 

Cuando escuchamos la palabra cemento solemos querer huir. Pero si te animas puedes crear tus propias macetas con este material. Es súper fácil y muy divertido.

Lo que necesitas para cuatro macetas chiquitas…

1 kilo de cemento.

Agua.

Vasos de unicel grandes.

Vasos de plástico chicos.

Plantas pequeñas.

Un poco de aceite

Aclaración: puedes usar ‘moldes’ que no sean vasos. El secreto es que el molde más pequeño tenga la misma forma que el grande y que deje el espacio suficiente como para que la pared sea gruesa.

Ahora sí, ¡Empezamos! Preparar el cemento con el agua, siempre lo mejor es ir agregando de a poco el líquido hasta conseguir la consistencia adecuada. Una vez que esté lista la mezcla hay que engrasar con aceite los vasos grandes por dentro y los chiquitos por fuera para que sean más fácil de desmoldar. Dividir la mezcla en partes iguales  en los cuatro vasos grandes y posteriormente poner arriba los vasos pequeños. Acá es muy importante presionar pero sin llegar al fondo. Colocar algunas piedritas o tierra para que quede quieto. Y dejar secar por al menos 8 horas. Una vez pasado este tiempo, es momento de remover los vasos y tenemos las macetas listas. Lo ideal, si se puede, es hacerles un pequeño agujerito en el fondo para que drene el agua.

Discos de vinilo: ¿cómo mantener tu colección?

Los discos de vinilo ofrecen mucho más que buena música. Son todo un estilo de vida que invita a poder disfrutar de ese artista que tanto te gusta desde una experiencia que comienza en el momento que se compra el vinilo y continúa eternamente cada vez que se decide tomarlo para ponerlo en el tocadiscos. 

Si quieres mantener la calidad de tus discos de vinilo es necesario mantenerlos en buen estado para poder disfrutar de su música. Para esto hay que tener ciertos cuidados básicos que te vamos a nombrar a continuación.

Cuidados básicos a la hora de usarlos

Los discos de vinilo hay que manejarlos con mucho cuidado y manipularlos desde los bordes y la etiqueta del medio para no marcarlos ni dejarles huellas.

Lo más recomendable es limpiarlos antes y después de escucharlos para asegurarse de sacarles todo el polvo. ¿Cómo? En las disquerías suelen vender trapitos y un spray especial para los vinilos. Es lo ideal.

Ahora viene la hora del guardado.  Una vez que se utilizó y se limpió lo mejor es guardarlo en una funda interior especial con una capa antiestática antes de meterlo en su funda de papel. Si se usan con frecuencia es suficiente, sino lo recomendable es que la funda de papel se envuelva en plástico. Para los más fanáticos, existen otros dos tipos de fundas que protegen mejor los discos de vinilo, solamente que requieren de una mayor inversión. Estas son las tres opciones:

  • Papel: esta es la opción más común ya que es normalmente con la que vienen los diferentes vinilos. Sin embargo no son la mejor opción, ya que pueden rayar el disco al sacarlo y meterlo. 
  • Poly (o polipropileno): estas fundas son más caras pero conservan los vinilos en perfecto estado, ya que este material elimina los problemas de polvo y arañazos a la hora de maniobrar el vinilo.
  • Papel con revestimiento de polipropileno: es una mezcla de los materiales de las dos fundas anteriores. La capa exterior es de papel, para hacer la funda mucho más rígida, mientras la capa de polipropileno, en el interior, la protege de riesgo de arañazos y de acumular polvo.

Dentro de los cuidados que hay que darles a los discos de vinilo está la parte de la limpieza. Hay dos limpiezas que son claves y que hay que tener en cuenta para mantener en óptimas condiciones los discos: 

  • Limpieza en seco: usa un cepillo de fibra de carbono para limpiar el vinilo antes y después de cada reproducción. 
  • Limpieza en mojado: es para cuando se le quiere hacer una limpieza profunda. Para este proceso se debe usar una mezcla de jabón y agua mineral. Hay que mojar trapito de microfibra con este líquido y pasarlo suavemente y, posteriormente, secar el vinilo con otro trapo del mismo material. 

Otra opción son las máquinas de limpieza. Estas son solamente útiles para aquellas personas que tienen una gran colección de vinilos, ya que suelen ser costosas. Hay aspiradoras que automáticamente los limpian y limpiadores de centrifugado que limpian el disco a medida que giran los cepillos. 

No se ponen uno encima del otro

Es muy común ver vinilos uno encima de otro pero ¡es un error! La forma correcta de almacenarlos es verticalmente, uno al lado del otro. Hay que tener en cuenta que comparado con otros formatos el vinilo es bastante pesado, por lo que el peso y la presión podrán deformarlos con el tiempo. Además, se pueden marcar, desgastar e incluso quebrar.

Lo mejor es tener un mueble especialmente para que los vinilos quepan correctamente y que aguante su peso. Teniendo en cuenta que cada vinilo persa alrededor de 200 gramos, es importante contar con un mueble robusto que los pueda contener. Además, tener un espacio en donde colocarlos verticalmente, ayuda a poder clasificarlos de tal manera que sea más fácil de localizarlos. Una buena forma de ordenarlos es por género y alfabéticamente. 

Teniendo en cuenta estos simples tips alargarán la vida de tus vinilos. Ya sea que los quieras pasar de generación en generación o, por qué no, vender en alguna subasta en unos años. 

Los vinilos tienen ese no sé qué que enamoran 

Las tecnologías avanzaron y quizás muchos en su momento pensaron que los vinilos desaparecerían, pero la realidad es que cada vez son más las personas que los eligen. Si bien tienen poca capacidad de almacenamiento, registran absolutamente toda la información sonora del acontecimiento musical. Sumado a eso, el rozamiento de la aguja aporta un componente que hace que la experiencia sea única. Y, por último, las portadas de sus fundas son todas unas obras de arte que los amantes de los discos sueñan con poder tener en sus repisas. 

Figuras de Santa Claus: Encuentra las mejores para tu hogar

Entre Santa y el árbol de Navidad se vive un competitivo reto por quedarse con el protagonismo en la decoración durante esta temporada. En todas las formas, tamaños y estilos, estos dos personajes son los encargados de dar vida a toda la magia que invadirá cada uno de los hogares de todo el mundo y con la que se despiertan los mejores sentimientos. Sin tener preferencia por uno en especial, lo ideal es que aproveches los encantos de estos dos elementos y puedas crear un decorado único, con un maravilloso pino navideño y las más atractivas figuras de Santa Claus que están disponibles en la tienda en línea de Coppel.

Quédate a leer esta publicación en la que te daremos algunas ideas para que puedas colocar las figuras de Santa Claus en cualquier rincón de tu casa y logres mantener la ilusión de chicos y grandes durante la parte final del año. 

Índice

1. La presencia de Santa Claus
2. Un Santa inflable
3. Esferas de Santa Claus
4. Santa en la mesa
5. Compra tus figuras de Santa Claus en Coppel

Te recomendamos leer: Luces de navidad: el detalle que marca la diferencia

La presencia de Santa Claus

Aunque su origen real está lleno de controversias y muchos mitos, lo que no se puede negar es que las navidades no serían lo mismo sin la presencia de las figuras de Santa Claus por todos lados. Esa imagen de un hombre robusto, o “gordito” como le decimos de forma cariñosa, vestido con su traje de color rojo y rodeado por una blanca cabellera y una larga barba, es uno de los símbolos más representativos de toda la magia y el espíritu que despierta la Navidad en todo el mundo.

Como parte de las decoraciones navideñas, las figuras de Santa Claus son una de las opciones más prácticas y esenciales para inundar cada rincón del hogar con el ánimo que despierta la temporada más esperada por todos pero en especial por los más pequeños, que están ansiosos por ver circular los regalos entre la familia y por supuesto, los juguetes que este mítico personaje dejará en su calcetín, bota, zapato o al pie del árbol de Navidad a cambio de dejarle un vaso de leche y una galletas para aguantar la larga jornada nocturna del 24 de diciembre. 

Puedes decorar tu casa con estilo, dándole pequeños toques de creatividad, y para eso, necesitas algunas opciones como las que te mencionamos a continuación.

Un Santa inflable

Las figuras de Santa Claus inflables se han convertido con el paso del tiempo en un elemento clásico de las decoraciones de temporada. La ilusión que crea en los niños las siluetas de enorme tamaño, con algún tipo de movimiento, es tan grande que hará que valga la pena la labor de logística para encontrar el mejor lugar para lucirlo, sobre todo porque al requerir la activación de una bomba de aire para mantenerlo inflado o una luz decorativa, tendrán que estar cerca de una conexión eléctrica. 

Ya sea en el jardín o el patio, en la azotea, la ventana o el balcón, un Santa Claus inflable siempre será una buena opción y más en este año que nos mantendremos en casa para seguir cuidándonos y manteniéndonos lejos de riesgos.

Esferas de Santa Claus

Después de las luces, las esferas son el elemento que todo árbol de Navidad debe incluir. En su significado tradicional, representan los dones que Dios entregó a los hombres, por lo que su color cobra una razón especial. Las esferas de Santa Claus son la mejor forma de reunir a los dos grandes protagonistas de la época navideña. Complementar el árbol de Navidad, sin importar el tamaño, con figuras de Santa Claus colgadas entre sus ramas es una buena temática que puedes intentar este año. 

Las opciones son muy amplias, desde las clásicas esferas redondas con el rostro de Papá Noel, hasta las más elaboradas siluetas con su enorme saco de juguetes al hombro o acompañado de sus renos mágicos en pleno vuelo.

Santa en la mesa

Sin duda uno de los lugares más importantes durante la Navidad es la mesa. Es el lugar donde la familia se reunirá para compartir los ricos platillos creados para una cena especial y brindará por todo lo bueno y también lo menos favorable que este año ha dejado. Y para asegurar que el espíritu esté presente e invada a todos los presentes, qué mejor que tener figuras de Santa Claus por todos lados. 

El elemento más popular en muchos de los hogares es el famoso mantel navideño. Las mamás y abuelitas seguro tienen muy presente la tradición de vestir su mesa de acuerdo a las temporadas y la Navidad no se queda fuera. Los diseños son muy diversos y las figuras de Santa Claus son parte de este enorme repertorio. Como complemento también existen algunos accesorios que reforzarán la presencia del hombre de traje rojo.

Servilleteros, azucareras, galleteros y tazas son algunos de los artículos en los que la magia navideña se hace presente y con los que podrás compartirla con la familia. 

Te recomendamos leer: Árbol de Navidad: una ilusión que nunca morirá

Compra tus figuras de Santa Claus en Coppel

Agrega una buena dosis de alegría a cada uno de los rincones de tu hogar con las figuras de Santa Claus disponibles en la sección de Navidad en Coppel. Hay productos adecuados para diferentes usos y necesidades. Desde artículos para cocina hasta los famosos inflables que crearán una decoración majestuosa al exterior de tu hogar y que seguro llamarán la atención de Santa el próximo 24 de diciembre.