Hogar

Homeoffice: el desafío de armar una oficina en tu casa

por Niza María Muñoz

Con tan solo un par de consejos lograrás armar un espacio de trabajo, dentro de tu casa, que te haga sentir cómodo.


El gran desafío que presenta el home office es lograr crear un espacio de trabajo que sea idóneo para realizar todas las actividades del día. 

Y es que si bien el home office tiene como beneficio el no tener que salir temprano de la casa, es importante no permanecer todo el día en la cama ya que esto a la larga termina teniendo efectos negativos en el rendimiento y en el estado de ánimo. 

Es cuestión de dejar volar la imaginación 

La mayoría de las personas no cuentan con espacio extra como para armarse una oficina totalmente separada y aislada del resto de la casa. Esto hace que sea difícil crear un espacio que resulte útil y práctico. 

Sin embargo, no es tan complejo: solamente se trata de saber aprovechar los recursos y elementos con los que se cuenta y sacar el máximo provecho de ellos. Lo que si se considera necesario comprar, en caso de que no se cuente con ellos, son escritorios y sillas de oficina para trabajar en casa porque es indispensable disponer de ambos elementos para concretar las tareas correctamente. 

Dónde armar una oficina 

El lugar ideal va a variar dependiendo de la casa. Lo que los expertos recomiendan es colocar el escritorio cerca de una ventana para tener iluminación natural: puede ser en la cocina, en un cuarto que no se esté usando, en el balcón, en la sala o en el patio; lo importante es que haya el espacio suficiente para instalar todo lo que necesites. 

Un punto importante a tener en cuenta es evitar los espacios en los que suelen transitar muchas personas; de esta manera se van a reducir las distracciones. 

Arma tu oficina con mucho amor 

No importa el tamaño que la oficina tenga, lo que hay que priorizar es que se trate de un espacio confortable, que te haga sentir cómodo. 

Lo primero y más importante es tener una mesa y una silla que se adapten a tu trabajo. Ambos deben tener la altura correspondiente, a fin de brindarle a tu cuerpo la posición idónea para evitar dolores musculares y de espalda. 

En cuanto al espacio, si no cuentas con mucho lugar, pero necesitas lugar para acomodar cosas, la mejor opción es optar por estantes y cajones; y es que además de cómodos son súper modernos. 

Otra alternativa es que agregues algún mueble a la decoración del lugar que te permita guardar las herramientas o artículos que necesitas para trabajar. Sea cual sea la opción es crucial mantener todo siempre ordenado para mantener la tranquilidad mental. 

Recuerda: ¡no hagas todo en el mismo lugar!

El home office es una gran oportunidad para pasar más tiempo en casa con la familia. Pero la realidad es que hay que saber aprovecharlo a fin de que no se convierta en una pesadilla. Para ello, es importante respetar la rutina. Al igual que si se fuera a la oficina, hay que sacarse el pijama, arreglarse y salir de la cama. 

Un error muy común es realizar todas las actividades en la misma zona de la casa, que por lo general suele ser la cama. Esto hace que los días se hagan larguísimos y todos parezcan iguales. 

Lo que se recomienda es respetar la función que tiene cada espacio y sobre todo, los horarios. Desayunar en la cocina antes de empezar a trabajar, ir al sillón o al comedor a descansar durante la hora del lunch y tomarse cinco minutos para despejar la mente. 

Por más simple que parezca, desplazarse por los diferentes ambientes hace que la actitud y predisposición frente a las actividades cambie.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • Por ti, por los tuyos, ¡no bajes la guardia!
    VER ARTÍCULO
  • Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO