Jabón antibacterial: todo lo que tienes que saber de este producto

Sharing is caring!

Hoy más que nunca, el lavado de manos se presenta como la mejor estrategia para proteger la salud y el bienestar. No sólo se trata de prevenir la propagación del Covid-19, sino de cualquier otra bacteria o virus que pretenda atacar a tu organismo o el de tu familia. El uso de productos especiales para la limpieza e higiene personal como un jabón antibacterial debe convertirse en una nueva prioridad de la que no debes deshacerte.

El jabón antibacterial para manos tiene el objetivo de liberar a las personas de todos los organismos celulares como gérmenes, microbios o bacterias que se adhieren al salir de casa e incluso dentro de ella. Al jugar, hacer ejercicio o viajar en el transporte público estás expuesto a toda clase de microorganismos causantes de enfermedades y malestares, puede ser una diarrea o lo que hoy mantiene una alerta mundial: el Covid-19.

Te recomendamos leer: Cómo hacer gel antibacterial desde casa

¿Qué hace especial a un jabón antibacterial? 

Tratando de dar una respuesta a esta pregunta, es necesario entender primero algunos conceptos como antisépticos, germicidas y antibacterianos, que son los elementos que hacen la diferencia entre un jabón normal y uno con propiedades antibacteriales.  

Antisépticos

Se trata de sustancias químicas que son aplicadas de forma tópica, es decir, que se esparcen en un área localizada del cuerpo como la piel intacta, las mucosas o las heridas. La finalidad es reducir, y en algunos casos, desaparecer la población de microorganismos vivos en dichos tejidos. 

Germicidas

Los agentes desinfectantes, también llamados germicidas, son en su mayoría químicos que cuentan con la capacidad de eliminar completamente a los microorganismos patógenos como son: las bacterias y los virus, los principales responsables de provocar enfermedades.

Antibacteriano

Se refiere a una sustancia cuyas propiedades combaten a los agentes bacterianos o, en su defecto, la inhibición de su crecimiento o proliferación sin incurrir en el daño del objeto, ambiente u organismo que las porta.

Tipos de productos antibacteriales

Dependiendo de su uso y consumidores, los productos antibacteriales son separados en dos categorías:

  • Cuidado de la salud

Se trata de antibacteriales que son utilizados principalmente por profesionales de la salud en hospitales, clínicas, consultorios médicos y entornos ambulatorios. Su uso no sólo es para proteger al usuario, sino también al paciente.

  • De consumo

Los antibacteriales de consumo se usan principalmente en el hogar, las escuelas, las guarderías u otros entornos públicos. Se refiere a los productos de venta libre o de consumo sin receta que se pueden adquirir en establecimientos minoristas como farmacias y supermercados. 

Dentro de esta clasificación se encuentra otra división de dos grupos: los de lavado y los de frote.

Lavado: Aquí se incluye al jabón antibacterial de manos y de cuerpo, que a veces también es llamado antimicrobiano o antiséptico. Está diseñado para usarse con agua y enjuagarse después del uso.

Frote: Son productos sin enjuague como el caso del gel o las toallitas antisépticas, cuyo uso está destinado a los momentos en que no se cuenta con agua y jabón para realizar un lavado completo.

Uso del jabón antibacterial 

Como se puede leer, el jabón antibacterial cobra una mayor importancia por el contenido de ingredientes especiales que te ayudará a liberarte de bacterias y virus que pretendan hacer daño. El uso de este tipo de productos para lavarse las manos e incluso el rostro sigue siendo muy recomendado.

Debido a que alrededor del jabón antibacterial han existido grandes controversias originadas por la eficacia de algunos de sus componentes, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) dio a conocer en 2017 una regla definitiva que limita la comercialización de algunos jabones antisépticos de venta libre.

La regulación va enfocada a los productos que contienen ciertos ingredientes activos entre los que se destacan: el triclosán, en el caso de los jabones líquidos; y el triclocarbán, en los productos en barra. A raíz de esta medida, los fabricantes comenzaron a eliminar estos componentes de sus producciones o cambiarlos por otros.

Como cualquier producto o medicamento de venta libre, resulta indispensable que al momento de comprar un jabón antibacterial se revise la etiqueta o especificaciones. 

¿Jabón líquido o en barra?

La efectividad del jabón antibacterial no depende de su presentación, sino de sus componentes y aquí es pertinente recordar que se deben evitar ingredientes como el triclosán o el triclocarbán. Este elemento tiene que ver más con las preferencias y gustos del consumidor. 

Por su practicidad de uso, al sólo tener que presionar su dosificador, el jabón líquido es el más popular entre los consumidores. Aunque también la presentación en barra sigue estando muy presente, sobre todo en el campo dermatológico, con productos especiales para el cuidado o tratamiento de la piel. 

Te recomendamos leer: Artículos de higiene y cuidado personal hasta tu casa

Variedad de productos

Con el paso de los años y con la ayuda de la tecnología, el jabón antibacterial ha ido evolucionando para mejorar y seguir el principio para el que fue creado. Hoy en día además de brindar protección, ofrece satisfacción y bienestar al consumidor por sus texturas, colores, aromas y en algunos, casos funciones adicionales como humectación. 

Son muchos los beneficios que puedes obtener con tan sólo dedicar unos segundos de tu vida a lavarte las manos y con el uso de productos especiales como un jabón antibacterial. Recuerda que hoy puedes aprovechar los beneficios de la tienda en línea de Coppel, para adquirir artículos de higiene personal sin tener que salir y seguir mejorando tu vida desde casa.

Etiquetas: ,

Misael Arturo

Apasionado de las letras y la fotografía.
Además de capturar la esencia de los objetos a través de la cámara, gusta de plasmar sus ideas y pensamientos desde las palabras.
Licenciado en Diseño Gráfico y con experiencia laboral en diversas agencias de medios; disfruta de escribir en sus tiempos libres sobre diversos temas de interés colectivo: tecnología, ocio, cine, deportes y finanzas.
Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.