Estilo de Vida

Las preguntas de los niños

por Nancy Reyes

Cuando tus hijos te preguntan: ¿de dónde vienen los bebés?, ¿por qué el cielo es azul?, ¿cómo funciona la licuadora?, estas dudas surgen porque están intentando descifrar el mundo en el que viven y, esto es ¡todo el tiempo! A medida que crecen, adquieren y procesan un nuevo conocimiento tras otro, dichos momentos son conocidos […]


Cuando tus hijos te preguntan: ¿de dónde vienen los bebés?, ¿por qué el cielo es azul?, ¿cómo funciona la licuadora?, estas dudas surgen porque están intentando descifrar el mundo en el que viven y, esto es ¡todo el tiempo! A medida que crecen, adquieren y procesan un nuevo conocimiento tras otro, dichos momentos son conocidos como desequilibrios y pueden suceder mientras juegan, estudian, conversan, en cualquier momento. Para que tu hijo pueda comprender mejor el funcionamiento de las cosas, puedes iniciar explicándole la evolución del universo, porque a fin de cuentas todo parte de un origen. Ten por seguro que a tu hijo le encantará conocer al planeta tierra que estaba habitado por dinosaurios y otros animales de dimensiones enormes que ahora están extintos. Pero, ¿cómo explicar algo tan complejo de forma sencilla?, aquí te mostramos algunas estrategias:

Dale ejemplos de la vida cotidiana

Para que tu hijo tenga un aprendizaje significativo es necesario que relacione lo que ya sabe, con lo que se le va a enseñar, y una forma de hacerlo es mostrar ejemplificaciones del espacio donde él se desenvuelve. Cuestiónale sobre la naturaleza, los cambios que en ella existen, la hora en la que sale y se esconde el sol, la luna, las estrellas; guíalo para que describa todo lo que sabe y observa. Sal al jardín y coloca un hielo frente al sol, explícale que las cosas pueden cambiar. De esta forma podrás introducir el tema del origen del universo, haciéndole ver que todo tiene una historia, y que antes no existía lo que hoy conoce. Ayúdalo a interesarse más haciéndole preguntas que hagan volar su mente: ¿Te imaginas un planeta sin estrellas?, ¿cómo sería?… 

Los métodos didácticos ¡no pueden faltar!

Como cada niño aprende de manera distinta, debes identificar la forma en la que al tuyo se le facilita más adquirir un conocimiento. Partiendo de ahí, si tu hijo es muy visual, puedes mostrarle videos animados que explique el origen del universo, así como la caricatura En busca del valle encantado, para que se fascine con las especies y el ecosistema que antes existía. Si tu pequeño es fan de escucharte leer o de hacerlo por sí mismo, te recomendamos: La guía de los dinosaurios de Ñac-Ñac, de Emma Yarletf; El origen del universo de Inés y Guillén; y La sensacional historia del mundo de Neal Layton, ¡se divertirá a lo grande!

Manos en acción: ¡a aplicar lo aprendido!

Dale a tu hijo una hoja para que ordene los sucesos del origen del universo en orden cronológico, trabajen en una representación con marionetas, jueguen a preguntas y respuestas, apoyense de juegos de pares, rompecabezas, hagan muchos dibujos empleando todos los materiales que tengan disponibles: hojas de árboles, trozos de listones, sopas de letras, colores, papeles varios, ¡echen a volar su imaginación! pues la mejor forma de aprender es jugando.

Es importante que acompañes a tu hijo a encontrar las respuestas que necesita, así alimentas su curiosidad y aprendizaje, todos los días es una aventura nueva, una pregunta, una inquietud. Si eres partícipe de los momentos más importantes de tu hijo como lo es el aprendizaje, él podrá fortalecer su vínculo contigo. 

Verlo crecer a su ritmo es de las experiencias más gratificantes del día. ¡Involúcrate en su desarrollo!, siempre puedes encontrar nuevas estrategias para que aprenda de la mejor manera.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO
  • Por ti, por los tuyos, ¡no bajes la guardia!
    VER ARTÍCULO