Lo que necesita tu bebé

Sharing is caring!

La llegada de un recién nacido al hogar siempre representa un cambio monumental en la vida de todos a quienes rodea: además de las adecuaciones que se deben hacer al hogar para recibirlo y de los gastos económicos que implica todo lo relacionado a la pequeña o el pequeño, asumir la responsabilidad de tener un bebé siempre implica un momento de reflexión e introspección especialmente para los papás, quienes ahora tienen una responsabilidad en muchos sentidos (moral, económica, ética, social, cultural…), responsabilidad que será la más importante en sus vidas.

Asumiendo esa responsabilidad con todo su peso siempre lleva a uno a preguntarse sobre las necesidades del bebé y sobre lo que es (y será) realmente importante para tu pequeña o pequeño: ¿El bebé realmente necesita esta cuna en específico? ¿Es poco para él? ¿Es mucho para ella? ¿Puedo comprarla aunque sea un precio más elevado del que pensaba? ¿O estoy siendo tacaño?

Pensar en qué o quéno necesita en términos materiales puede ser algo muy agotador y demandante para los padres que siempre quieren darle lo mejor a su hijo pero que, a su vez, saben que lo mejor no siempre es lo más costoso. ¿Qué se puede hacer ante esta situación? En términos materiales, ¿hay un modo correcto de ser padre?

Busca lo más vital

Afortunadamente, en sus primeros meses los bebés suelen requerir menos atención especializada. Si bien es importante dedicarles mucho tiempo y atender todas sus necesidades, pañales, comida, un lugar para dormir y el amor y dedicación de sus padres suele ser suficiente para que el bebé esté contento y feliz.

Por ello, ¡nada mejor que un cuarto bien equipado para tu bebé!

Esencialmente, lo más importante para tener a tu retoño bien cuidado y con toda su ropa en orden es tener una habitación con todos los muebles que tu bebé necesita para su ropa y su cuidado en general.

Y claro, la estrella de la recámara de tu bebé: su cuna, con sus suaves sábanas; sus cobijas y cobertores para tenerlo siempre bien abrigado; y sus juguetes, para que se divierta y desarrolle su creatividad.

¿Pero cómo elegir la cunas ideal para tu bebé? La respuesta es simple: elige la que tú quieras.

La cuna es un detalle que tú eliges según tus posibilidades como padre. ¿Una cuna blanca, negra o café? El color que elijas es el correcto. ¿Una cuna simple y tradicional o una cama cuna? Tú decides. ¿Cuá l es el precio adecuado para invertir en el lugar donde tu bebé dormirá ? El precio que tú puedas costear.

Si bien es importante que el cuarto de tu bebé tenga todo lo necesario para él, es más importante aún que estés siempre con él, que puedas atenderlo y darle todo el cariño y el amor necesario.

También recuerda que no estás solo: para cualquier cosa que necesite tu bebé, sin importar el precio o la cantidad, en Coppel estamos para ayudarte: utiliza tu crédito Coppel (solicítalo AQUí si no lo tienes todavía) y compra todo lo necesario para convertir la recámara de tu bebé en el lugar especial para cuidarlo como merece. Aprovecha sus beneficios y paga en cómodos pagos mensuales, disfrutando también de envío gratis en cualquier compra, sin importar lo pequeña que sea.

Paseos en familia

Y vaya, si hay algo que siempre va a necesitar tu bebé es tiempo en familia y no sólo dentro de la casa.

Salir de casa con tu pequeña o pequeño siempre es una experiencia única y, aunque ocasionalmente suelen surgir retos e imprevistos con ello, no hay nada que no se solucione estando bien equipado con todo lo que tu pequeño necesita.

Por un lado, transportarlo en cangureras o rebozos puede ser el modo ideal para cargar a tu bebé a todos lados: siempre lo tienes cerca, estás al pendiente de él y puedes tener las manos libres para hacer otras cosas.

Las carriolas también pueden ser ideales, ya que permiten transportar cómodamente no sólo al pequeño, sino también a todo lo que necesita, sin estarse cansando cargando todo.

Lo importante es siempre estar en familia y darle el tiempo, cariño y cuidado necesario a tu bebé. Sí: tu bebé necesita su espacio, sus muebles, su ropa y más, pero también necesita (mucho más) de la armonía, el tiempo y amor que solo sus padres pueden brindarle. Cada bebé es único y diferente y, con cariño, meditación y planeación, cada decisión que tomes a su favor será siempre la correcta.

María Rodriguez

María Rodríguez. Comunicóloga por convicción y profesión.
Se dedica a la redacción, edición y corrección de contenido para redes sociales, plataformas digitales y contenido de eMarketing.
Le gustan los idiomas, la poesía, el cine y la música. Su trabajo abarca temas de moda, tecnología, salud y ocio.

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.