Estilo de Vida

¿Los niños han crecido y quieren pedalear contigo? Tips para elegir la primera bicicleta de tus hijos y enseñarles a andar

por Niza María Muñoz

Todo lo que necesitas saber para poder elegir la mejor bicicleta para tus hijos y algunos tips para que los enseñes a andar.


¡La emoción que da comprar la primera bicicleta para los hijos es única! No hay que dejarse ganar por la ansiedad, sino todo lo contrario. Es momento de tener en cuenta ciertos puntos claves para poder elegir la bici adecuada según su edad y estatura.

Encontrar la bicicleta adecuada no es fácil, por eso a continuación dejamos algunos tips para saber qué es lo que se tiene que tener en cuenta a la hora de elegir.

¿Cómo elegir el tamaño de la bicicleta?

La bicicleta no es una cosa que se puede comprar ‘un poco’ más grande para que le dure más tiempo a los niños. Es importante que tenga el tamaño adecuado para que se sientan cómodos y seguros y puedan manejar con total libertad. 

A la hora de hablar de bicicleta para niños es importante tener en cuenta el diámetro de las ruedas, ya que las proporciones van a estar determinadas por esa medida. Por lo general las bicicletas con ruedas de 12 pulgadas son para niños de 2 a 4 años o de 85 a 100 centímetros de alto, las de 14 pulgadas de 3 a 5 años o de 95 a 110 centímetros de alto, las de 16 pulgadas de 4 a 6 años o de 110 a 120 centímetros de alto, las de 18 pulgadas de 5 a 7 años, las de 20″ de 6 a 10 años o de 120 a 135 centímetros de alto, las de 24 pulgadas de 9 a 12 años o de 135 a 145 centímetros de alto y las de 26 pulgadas de 12 años en adelante.

Los datos anteriores solamente se tienen que tomar como referencia. Lo ideal es poder ir a ver la bici en persona para comprobar que el niño o la niña pueda sentarse en la silla y apoyar las puntas de los pies en el piso. Además, debe de tener suficiente espacio entre el tiro y el tubo superior al estar parado con ambos pies planos en el suelo, alcanzar el manubrio manteniendo los codos ligeramente flexionados para un buen control y alcanzar las palancas de los frenos del manubrio perfectamente y poder aplicar fuerza suficiente para accionarlos.

Otros puntos que se deben de tener en cuenta

Es crucial tener en cuenta el peso de las bicicletas para niños, para esto hay que conocer los materiales con están construidas. Lo ideal es que sean ligeras y que no pesen mucho para que las puedan mover fácilmente. 

Otro punto importante es tener siempre presente la seguridad de los pequeños. Para eso es importante comprar ciertos accesorios que se encarguen de mantenerlos protegidos en todo momento. Casco, rodilleras, coderas y el cubre cadena – que ayuda a evitar que la ropa del niño se enrede con la transmisión y provoque un accidente- son cuatro elementos fundamentales que no pueden faltar.

¿Cómo enseñar a montar una bici?

Enseñar a los niños a andar en bicicleta tiene que ser una experiencia amena que todos disfruten. Como ya lo mencionamos anteriormente, es sumamente importante, sobretodo a la hora de aprender, que la bici tenga el tamaño adecuado para que sienta seguridad a la hora de manejarla.

Hoy en día existen bicicletas sin rueditas que permiten que los niños vayan adquiriendo sentido del equilibrio y manejo del manubrio solos. Son una muy buena opción ya que se va adaptando a la evolución del niño y suelen durar más. 

En el caso de las bicis con rueditas, lo ideal es ir subiendo de a poco la altura de las mismas, muy sutilmente, para que los niños vayan aprendiendo de forma natural a hacer equilibrio. En el momento que veas que pedalea el mayor tiempo sobre las ruedas, es momento de sacarlas.

¡Hay que tener paciencia! Primero hay que llevarlos a un lugar adecuado en el que se sientan cómodos. Lo ideal es irlos acompañando de cerca hasta que solos quieran irse alejando un poco más. Es de suma importancia tener mucha paciencia y recordar que cada niño es diferente, por lo que no hay un tiempo estipulado para que aprendan a andar. Es crucial que sientan confianza y que disfruten de la actividad. 

Una vez que veas que ya se sienten cómodos andando, puedes ir ayudando a que salgan de su zona de confort elaborado circuitos o inventando juegos para que se anime a dar la vuelta, frenar y hasta, por qué no, hacer unos trucos. 

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • Por ti, por los tuyos, ¡no bajes la guardia!
    VER ARTÍCULO
  • Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO