Editorial

¿Mudanza en puerta? ¡Aligera la carga!

por Editorial Coppel

Escuchar la palabra “mudanza” nos hace sentir cansancio, agobio y hasta nos puede poner de mal humor. No sólo se trata de cambiar de casa, sino de separar, empacar y cargar. La experiencia no suele ser grata, sin embargo, no tiene por qué ser así.


Cambiar de casa no tiene que ser una experiencia desagradable; sigue estos consejos para hacerlo eficientemente

Escuchar la palabra “mudanza” nos hace sentir cansancio, agobio y hasta nos puede poner de mal humor. No sólo se trata de cambiar de casa, sino de separar, empacar y cargar. La experiencia no suele ser grata, sin embargo, no tiene por qué ser así. 

Estos prácticos consejos harán que tu cambio de casa no sólo no sea pesado, sino que además te deje beneficios.

Lo primero es reorganizar tus posesiones. Antes de empacar lo que llevarás, analiza si deseas conservarlo, si es útil, o si lo mejor es dejarlo atrás.

La autora japonesa Marie Kondo explica que el orden es sinónimo de felicidad, por lo que las cosas que no cumplan una función primordial en tu vida, no deben ir contigo a una nueva casa. Las prendas que no has usado en más de un año, ya no las usarás, por lo que lo mejor es separarlas para venta o donación.

“Si las llevas a tu nueva casa, ya no las sacarás. Debes deshacerte de ellas antes de la mudanza”, dice la también autora mexicana Shantale Carrera. 

Esto aplica no sólo para ropa, sino para libros, utensilios y objetos. Eduardo Martínez-Soto ha vivido tres mudanzas en tres años. “Es muy cansado. Pero poco a poco encuentras la manera de ser eficiente y logras ‘trucos’ muy útiles”, cuenta.

“Lo pesado debe ir en cajas pequeñas; debes separar las cajas por categorías, no quieres desempacar las cosas de la cocina y que salgan cosas del baño, por ejemplo”.

También hay que tener cuidado con la empresa de mudanza, en caso de contratar una. Deberás hacer varias cotizaciones para obtener el mejor precio. La sugerencia es buscar un servicio recomendado por alguien que conozcas y hacerles saber que te hablaron bien de ellos. Estar presente a la hora de la carga del camión, si es posible, colocar candados, y tener todas las cajas rotuladas.

La ropa no deberá ir en cajas, sino aprovechar los ganchos y “emplayarla” o hacer bultos en sábanas. Los libros es mejor ponerlos en maletas pequeñas o en paquetes amarrados con lazos y las cosas de valor (como actas, joyas o facturas) es mejor mudarlas en tu vehículo.

“La mudanza no sólo es llevar cosas de un lugar a otro; al menos 15 días antes deberás hablar con los servicios para anunciar el cambio. Televisión por cable, luz, teléfono, todo lleva un tiempo, asegúrate de estar preparado para que puedas dormir tranquilo desde el día uno”, dice Carrera.

La idea para lograr una mudanza eficiente es aligerar la carga desde antes y sólo llevar lo indispensable. La nueva casa se irá nutriendo diariamente, por lo que tu mejor aliado será el sentido común. Las mascotas deberán ser las últimas en llegar, así que si puedes encargarlas ese día para que no sufran estrés, será lo mejor.

Por último, revisa que todos tus muebles quepan en tu nuevo hogar y toma en cuenta aspectos importantes como los espacios de cada área: cocina, comedor, sala, recámaras, etc. Recuerda que los muebles grandes llenarán fácil el espacio y harán que se sienta más pequeño y al revés, si no lo llenas de cosas, el lugar parecerá más amplio de lo que es.

Con estas ideas en mente, la mudanza dejará de ser una pesadilla y se convertirá en un momento de renacer. A disfrutarlo.

PASO A PASO

1. Antes de empacar, haz limpieza y desecha lo que ya no utilizas.

2. Si llevas muebles con cajones, no los vacíes, trasládalos con lo que tengan y usa plástico autoadherible para cerrarlos.

3. Guarda los artículos blandos, como ropa, manteles o toallas, en bolsas de basura.

5. Infórmate con tiempo antes de contratar los servicios básicos para tu nuevo hogar.

6. Si tienes que pintar, hazlo antes de mudarte, cuando el lugar esté vacío.

7. Toma en cuenta muebles y espacios de la nueva casa a la hora de acomodar.

8. Usa maletas para cosas pesadas, así las moverás más fácilmente.

9. Etiqueta cajas con el área a la que pertenecen: recámaras, cocina, baño, etc.

10. Tómate el tiempo necesario para adaptarte y “vestir” cada parte de tu hogar a tu gusto.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • “Sorprende a mamá” con Carlos Rivera y Coppel
    VER ARTÍCULO
  • ¿Cómo solicitar un préstamo en línea?
    VER ARTÍCULO
  • Vacunas: el camino hacia la normalidad
    VER ARTÍCULO