Guía de Compras

Olla de cocción lenta: cómo funcionan y mejores recetas

por Betty Molina

Te contamos los beneficios de la olla de cocción lenta y te enseñamos a preparar un pozole muy mexicano en ella. ¡Anímate a conseguir una!


Conoce los beneficios de una olla de cocción lenta o slow cooker, te presentamos los mejores modelos en el mercado y te enseñamos a hacer un rico pozole con ella. ¡Ad hoc para las fiestas patrias!

¿Conoces el funcionamiento de una olla de cocción lenta? A continuación, te decimos cómo funciona y te damos varias razones por las que deberías invertir en una. 

¿Qué es una olla de cocción lenta?

También llamada slow cooker o crock pot, la olla de cocción lenta funciona por medio de temperaturas a fuego bajo-medio, o por corriente eléctrica, y tiene la capacidad de mantener la misma temperatura a lo largo de períodos prolongados. 

Por lo general, están hechas de una estructura de cerámica en la parte interna, recubierta por material metálico y con una tapa de cristal encima. 

Distinta de una olla multifuncional o una olla de presión, este tipo de electrodoméstico se caracteriza por cocer los alimentos de forma muy lenta. 

Entonces, si se cocina más lento, ¿para qué sirve una olla de cocción lenta? Su principal ventaja es la de potenciar los sabores de los alimentos, sobre todo el de las carnes; además, no hay otra forma de cocción que iguale los sabrosos resultados del cocimiento lento. 

Modelos de ollas de cocción lenta

Si no sabes cómo usar una olla de cocción lenta, con los modelos que te sugerimos a continuación descubrirás que es muy fácil. ¡Toma nota!

Olla de cocción lenta Hamilton Beach 33181

Hamilton Beach se caracteriza por ofrecer electrodomésticos de calidad y la olla modelo 33181 no es una excepción. 

Tiene una capacidad de 7.5 litros, por lo que es adecuada para comidas abundantes. 

Los materiales de fabricación son cerámica en la zona interna y base de acero, la olla es removible y la tapadera es de vidrio con cerámica. 

Viene con tira de sujeción Lid Latch, que evita que la tapa se mueva de su posición, garantizando la mejor cocción de los alimentos. 

Olla de cocción lenta Record

Esta crock pot de la marca Record garantiza una mejor cocción de las carnes, verduras en su punto y alimentos con mayor textura y jugo. 

El modelo es eléctrico con una potencia de 280 W. Su capacidad es de 4.5 litros, por lo que es adecuada para una familia mediana. 

Incluye una perilla reguladora de temperatura y niveles de velocidad. 

La base es de aluminio y la olla (removible) está hecha de cerámica. Posee dos asas para que sea más fácil de agarrar y mover. 

Olla de cocción lenta Record NSC-800

Su capacidad es de 8 litros y viene con una función de descongelamiento de alimentos. 

La olla de cocimiento lento NSC-800 de Record tiene regulador de temperatura para que puedes elegir la adecuada para cada alimento y así mantener todos sus nutrientes sin perder textura.  

El tazón es removible y está fabricado con cerámica. 

Olla eléctrica Record NSC-15W

Podrás cocinar frijoles, carnes en su jugo, albóndigas, verduras y más recetas con olla de cocción lenta. La slow cooker NSC-15W cuenta con una capacidad de 1.5 litros y posee regulador de temperatura. 

El tazón está hecho de cerámica y es removible, para mayor comodidad a la hora del lavado. La base es de aluminio y la tapa de cristal.

Descubre más ollas de cocción lenta en tu tienda más cercana.

Mejor receta de pozole en una olla de cocimiento lento

Aprovechando la proximidad de las fiestas patrias, te enseñamos a preparar un rico pozole en una olla de cocción lenta. Seguro deleitará a tus invitados, pues potenciará los sabores de cada ingrediente. 

Ingredientes

(4 personas)

  • 1 kg de maíz pozolero (puede ser precocido y así ahorrar tiempo en limpiarlo)
  • 1 kg de aguja de cerdo*
  • 3 huesos de espinazo fresco
  • ½ manita de puerco
  • 1 trozo de cabeza de puerco
  • 1 cebolla 
  • 2 cabezas de ajo
  • 3 hojas de laurel
  • 2 litros de agua hirviendo

*Aunque la receta original de pozole se hace con carne de cerdo, puedes cambiarla por pollo o combinar ambas carnes. 

Para el chile

  • 4 chiles guajillo
  • 4 chiles pasilla
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • orégano
  • sal
  • 2 cucharones del caldo de la cocción

De acompañamiento

  • lechuga picada
  • cebolla en cuadritos
  • orégano
  • limón
  • rábanos fileteados
  • tostadas 

Preparación

1. Limpia las carnes y los huesos metiéndolos en una olla con agua fría durante 15 minutos. Luego tira esa agua y lava muy bien la carne. (Importante: si usas pollo, no lo laves).

2. Posteriormente, vuelves a meter la carne de puerco y los huesos en una cazuela y los pones a cocer durante 5 minutos. Vuelve a tirar el agua de la cocción y lava de nuevo los trozos de carne. 

3. Parte la aguja de cerdo en pedazos del tamaño de tu preferencia. 

4. Extrae el maíz pozolero de su bolsa y lávalo bien para retirar posibles impurezas. 

5. Pela una cebolla y córtala por la mitad. Con las cabezas de ajo sólo vas a cortar la parte de arriba. 

A la olla de cocción lenta…

6. Vas a incorporar el maíz, las cebollas, los ajos, las hojas de laurel y 2 litros de agua hirviendo. 

IMPORTANTE: A partir de este punto, todo lo que ingreses en la olla de cocimiento lento debe estar a temperatura ambiente para no romper la cocción. 

7. Tapa y programa 7 horas y media a fuego bajo. 

8. A las 3 horas de cocción vas a introducir la carne y los huesos. Aprovechas, agregas una cucharadita de sal y la mezclas muy bien. Vuelves a cerrar la tapa. 

Para elaborar el chile…

9. Desvena y limpia los chiles.

10. Ponlos a cocer en una olla con agua durante 25 minutos, aprox. 

11. Ya cocidos mételos en la licuadora junto con la cebolla pequeña, 2 dientes de ajo, una pizca de orégano, sal y dos cucharones del agua donde se cocieron los chiles. 

12. Licúa hasta que quede una mezcla uniforme. Luego pasa esa salsa por un colador. 

13. A las 5 horas de cocción vas a agregar el chile, pero antes vas a retirar las cebollas, los ajos y las hojas de laurel. 

14. Incorpora muy bien el chile y vuelve a tapar. 

15. Una vez finalizado el tiempo programado retira los huesos, la manita y el pedazo de cabeza.

¡Listo! Tu pozole estará perfecto para servir y preparar con lechuga, rábanos, cebolla, orégano y limón. ¡A disfrutar!

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida


Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO

  • 1- 5 accesorios básicos de joyería de mujer

    VER ARTÍCULO
  • 2- Carreolas para bebé: ¿Cuál te conviene más?

    VER ARTÍCULO
  • 3- Regalos para armar con los que te van a dar el “sí” en San Valentín

    VER ARTÍCULO