Olla eléctrica de cocción lenta: ¿qué es y cuáles son sus beneficios?

Sharing is caring!

Para quienes extrañaban el placer de las comidas tradicionales, con los sabores y texturas que solo se logran con largos periodos de cocimiento, la llegada de la olla eléctrica de cocción lenta representa una gran alegría. Es como si la abuela volviera a meterse a la cocina a preparar sus platillos preferidos.

Inmersos en un ritmo de vida sedentario y muy acelerado, disfrutar de una comida saludable se ha había vuelto, hasta hace algunos años, una misión un tanto complicada. Pero poco a poco esta realidad fue cambiando gracias a la aparición de nuevos utensilios y electrodomésticos que facilitan la labor en la cocina. ¿Quieres saber cómo? 


En esta publicación, vamos a contarte un poco sobre las características y ventajas de una olla eléctrica de cocción lenta, uno de los mejores inventos de la actualidad.

¿De qué va la olla eléctrica de cocción lenta?

Se trata de un innovador electrodoméstico que ya no necesita el uso de gas y es muy fácil de utilizar. Solo basta con meter los ingredientes, enchufar el cable al contacto de luz, programar el tiempo o tipo de cocción y ¡listo! 

Prácticamente, la olla eléctrica cocinará por si sola mientras tú aprovechas el tiempo para realizar otras actividades o descansar. Inclusive la puedes dejar trabajando en la noche y al despertar, la olla habrá hecho su trabajo, conservando la comida caliente y lista para consumir o almacenar en un recipiente.

Te recomendamos leer: Estufas en Coppel, las mejores opciones para tu casa

Si buscas mejorar tus hábitos alimenticios y hacerlos más saludables, la olla eléctrica de cocción lenta se convertirá en tu mejor aliada. Manteniendo una temperatura constante que no excede de los 90-100°C, te garantiza resultados difíciles de conseguir con otros métodos de cocimiento. Logra potenciar el sabor, la textura y el aroma de los alimentos permitiendo que todos los jugos de la carne y las verduras desprendan su alto aporte nutricional y se impregnen en la receta sin perderse ni evaporarse.

Y por si fuera poco, una olla eléctrica de cocción lenta también permite el ahorro de tiempo y dinero. Si bien se pensaría que por la cantidad de horas que necesita para cocinar su consumo eléctrico sería muy elevado, la realidad es que su funcionamiento implica un menor gasto al que te imaginas. Además, se pueden utilizar piezas o cortes más duros y menos nobles que resultan más baratos. 

Se trata de un electrodoméstico muy eficiente gracias al uso de resistencias de muy baja potencia, de ahí que solo alcance temperaturas menores a los 100°C. Esto representa entre 15 y 20 veces menos que una olla de vitrocerámica.

Beneficios de una olla eléctrica

Al hablar de las ventajas que ofrece este tipo de ollas, podemos destacar los siguientes puntos:

Comida saludable

Al cocinarse a temperaturas bajas los alimentos conservan mejor sus propiedades y, por lo tanto, cuentan con un mayor valor nutricional. En la mayoría de los modelos se incluyen programas especiales para cocinar al vapor, a la plancha, a presión y hasta hornear.

Mejorar la textura de la comida

El resultado que se obtiene al utilizar una olla eléctrica, principalmente en las carnes, es una textura suave, tierna y un sabor que te hará viajar en el tiempo. La opción en este proceso es utilizar carnes de segunda, es decir, las menos magras. Se trata de las que mejor partido se saca en estas ollas y, además, te costarán un poco menos que las de primera.

Ya no serás esclavo de la cocina

Ante un ritmo de vida apresurado, donde no hay tiempo suficiente de realizar todo lo que planeas, este beneficio es muy apreciado. Una vez encendida y programada, la olla eléctrica trabajará por si sola y tú estarás libre de hacer lo que quieras. Es como si alguien más cocinara por ti.

Cocina más limpia

Cocinar en una olla eléctrica de cocción lenta es más limpio que hacerlo con otras formas tradicionales. Esto se debe a que generan menos vapores, olores, grasa, y se limpian muy fácilmente.

Te recomendamos leer: Tips para mantener la cocina limpia y ordenada

Precio menor a sus beneficios

Este tipo de electrodoméstico resulta relativamente barato si se toma en cuenta el enorme partido que se le saca y lo que te facilita la vida. El precio de una olla eléctrica varía en función del tamaño y la gama a la que pertenezcan. En Coppel contamos con algunas opciones de ollas eléctricas que además tendrás la opción de pagar utilizando tu crédito.

Consideraciones de una olla eléctrica

Para sacarle el mayor provecho a este electrodoméstico y que te dure muchos años, es necesario que tomes en cuenta algunas consideraciones en su uso:

Fragilidad

Una olla eléctrica incluye en su composición a la cerámica, un material delicado que requiere de cuidados especiales; sobre todo evitar golpes que produzcan roturas o desconchados. En las partes metálicas es importante intentar no rayar el revestimiento interior para evitar que se peguen los alimentos. Intenta usar utensilios de silicona en ellas.

Manchas

Existen algunos alimentos que dejan puntos blancos en la cerámica. Si notas esto, no te asustes, solo será necesario que la dejes unas horas en remojo con un poco de vinagre.

Si buscas una olla eléctrica, Coppel tiene algunas opciones

No dejes pasar más tiempo sin aprovechar los beneficios que una olla eléctrica de cocción lenta te ofrece. Comienza a mejorar tu vida con Coppel y disfruta de un estómago bien alimentado y un corazón muy contento.

Etiquetas: , ,

Betty Molina

Mercadóloga, apasionada por los consumidores.

Especialista en marketing digital, ejecuta tácticas de marketing en internet, analizando siempre las tendencias.

En sus ratos libres escribe sobre los temas que más le apasionan: cocina, reseñas de libros, tendencias de marketing, videojuegos, gadgets, belleza y selfcare.
Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.