Editorial

¿Por dónde entrarle al mundo laboral?

por Editorial Coppel

Si estas próximo a graduarte ten en cuenta estas recomendaciones


Una vez que se ha decidido cuál será el oficio o profesión, viene el primer problema: ¿Cómo abrirte camino?

Encontrar la profesión a la que te dedicarás no siempre es fácil. Así como existen personas que desde niños sueñan con ser veterinarios, abogados o músicos; o jóvenes que encuentran su vocación al admirar a alguien exitoso, hay quienes requieren más tiempo para saberlo.

Una vez que lo decidieron se presenta un cuestionamiento común: ¿cómo integrarse al campo laboral?

La respuesta parece sencilla: acercarse a un negocio que se dedique a lo que más te interesa y solicitar trabajo.  Y aunque eso en contadas ocasiones funciona, en el mundo real suele ser mucho más complicado.

De acuerdo con el ILO Global Youth Employment Forum, realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay 255 millones de jóvenes que no estudian ni trabajan, y unos 64 millones extras que se encuentran desempleados (es decir, que ya habían comenzado su camino laboral y lo interrumpieron).

La pelea es dura, y ante ello las empresas buscan a las personas más capacitadas y con experiencia. Lo que suele ser el primer obstáculo para algunos se convierte también en la llave para ingresar.

Si el requisito es la experiencia, ésa debe ser la primera a obtener. Y aunque las condiciones son distintas, se sugiere que los universitarios aprovechen los programas de prácticas profesionales o trabajo social para experimentar el ambiente laboral. También que siempre que puedan aprovechen la oportunidad de involucrarse en trabajos temporales.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) apoya el programa Decent Jobs for Youth (Trabajo Decente para los Jóvenes), que genera estrategias para capacitarlos e integrarlos al mercado laboral. Según sus estudios, en América Latina 9 millones de jóvenes se encuentran desempleados, mientras que 3 millones más tienen trabajo, pero viven en pobreza.

Por ello cobra relevancia el consejo de los expertos de esa organización: buscar integrarse cuanto antes al entorno laboral como parte de los programas de “becarios” o como practicantes, y si es posible, realizarlo a la par de los estudios de los últimos semestres.

En México, el Gobierno Federal creó el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que consiste en dar oportunidad a jóvenes de entre 18 y 29 años para capacitarse en el ambiente laboral en empresas, talleres, instituciones y negocios, y recibir un pago mensual, seguro médico y de riesgos de trabajo.

El mejor consejo es involucrarse lo más pronto posible en el campo, obtener la experiencia y, con la confianza que da el conocimiento, buscar oportunidades para ascender.

¿Próximo a graduarte?

Aquí te van algunos consejos valiosos:

-Prepara tu currículum. Fíjate que esté bien hecho, si lo ves necesario, pide asesoría.

-Inscríbete a una bolsa de trabajo.

-Arma desde la universidad una red de contactos, de ahí pueden salir ofertas de trabajo y recomendaciones.

-Aplica a empleos en los que creas que estás calificado.

-Ten expectativas realistas, empezar siempre cuesta.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO
  • Por ti, por los tuyos, ¡no bajes la guardia!
    VER ARTÍCULO