Estilo de Vida

Rostros de México: Una oportunidad familiar

por Misael Arturo

Con los préstamos inmediatos de Coppel puedes disponer de efectivo al instante.


Con sus préstamos inmediatos, Coppel le ofrece a sus clientes puntuales la posibilidad de disponer del efectivo que necesitan para echar a andar cualquier tipo de proyecto, ya sea personal o familiar como sucedió con Adrián Cabrera, quien encontró en Coppel el respaldo económico para impulsar el negocio que comenzó su madre y que ahora se ha convertido en su motivación principal.

Las historias de los Rostros de México nos invitan en esta ocasión a realizar un viaje virtual al estado de Yucatán, donde además de espectaculares paisajes, tradiciones únicas y platillos típicos, también se disfrutan los ricos tacos y antojitos preparados por la familia Cabrera, que seguramente nos harán agua la boca al conocer este relato.

Te recomendamos leer: Rostros de México: Para siempre Graciela

Rostros de México presenta: Una oportunidad familiar

Adrián Cabrera creció en un ambiente familiar muy alegre y unido que le proporcionó las bases necesarias para enfrentar los retos de la vida. Desde pequeño, mostró un gran interés y habilidad para el fútbol y a su paso por la preparatoria, el sueño de convertirse en profesional comenzó a tomar forma al hacerse acreedor a una beca para ingresar a la universidad para estudiar la carrera de Mercadotecnia.  

Pero el destino le tenía preparado un destino alejado de las canchas y también de las oficinas. A pesar de haber concluido sus estudios y estar preparado para enfrentar cualquier reto profesional, las puertas nunca se abrieron. Después de pasar varios meses intentándolo, Adrián nunca logró encontrar un trabajo donde pudiera poner en práctica todos sus conocimientos adquiridos en la universidad.

Lejos de sentirse mal por la situación, Adrián pudo encontrar en esos momentos la mejor oportunidad que tenía y con la que prácticamente había vivido siempre. Su madre había iniciado un pequeño proyecto de comida que le permitía mantener a toda la familia y decidió convertirlo en su primer proyecto profesional.

Préstamos inmediatos de Coppel: la mejor ayuda

Tras haber sido invitado por su madre a poner en práctica lo que aprendió en la escuela para hacer crecer su negocio, Adrián se dio a la tarea de crear un plan para impulsar el puesto de tacos. Las ideas comenzaron a fluir, pero pronto se enfrentó a la carencia de fondos para echarlos a andar. Fue en ese momento cuando decidió acercarse a Coppel y solicitar uno de los préstamos inmediatos que la tienda ofrece a sus clientes puntuales.

Con el efectivo obtenido, Adrián comenzó a materializar sus planes que pronto comenzaron a dar sus primeros resultados. Pero dejemos que sea el propio Adrián quien nos termine de contar su historia y nos antoje el menú de su negocio a través de este video:

Rostros de México 

La campaña Rostros de México es un medio para reconocer a las mujeres y hombres que sólo necesitan un apoyo económico para materializar sus ideas y hacer valer todo el esfuerzo que día a día imprimen en sus actividades cotidianas para mejorar su vida y la de sus familias. Los préstamos inmediatos es una de las mejores formas en las que Coppel apoya a esos emprendedores que ponen en alto el nombre de este país como una nación de gente trabajadora y exitosa. Si quieres seguir conociendo más historias parecidas a la de Adrián Cabrera, te invitamos a conocer a Sergio Carrizosa, uno de los Rostros de Puebla que a través de los préstamos inmediatos de Coppel pudo salir adelante a pesar de las diferentes adversidades que se cruzaron en su camino.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO
  • Por ti, por los tuyos, ¡no bajes la guardia!
    VER ARTÍCULO