Editorial

¿Sabes qué hace la tiroides por ti? ¡Descúbrelo!

por Editorial Coppel

Cuando se habla de metabolismo, es importante saber que su funcionamiento está relacionado directamente con la tiroides.


Esta glándula pequeña con forma de mariposa se ubica en la base del cuello, por delante de la tráquea, y se encarga de producir, almacenar y liberar hormonas tiroideas, las cuales, a su vez, ayudan a controlar la forma en que el cuerpo utiliza, almacena y regula el metabolismo. 

“La tiroides es una glándula endocrina que funciona por medio de un estímulo que proviene de la hipófisis, o glándula pituitaria, ubicada en el cerebro”, explica la médico internista y endocrinóloga Gabriela Morales González.

“Libera hormonas tiroideas, que se encargan de controlar el ritmo de muchas actividades del cuerpo que forman parte del metabolismo, como la velocidad con la que se queman calorías y cuán rápido late el corazón, entre otras”, agrega.

La función de la glándula tiroides puede verse afectada por problemas en la producción de la hormona tiroidea, ya sea por hipotiroidismo, que se refiere a una reducción de esta hormona, o por hipertiroidismo, cuando existe un aumento en la producción de la hormona tiroidea.

“Cuando la tiroides presenta hipotiroidismo disminuye su actividad y produce una cantidad insuficiente de hormona tiroidea, lo cual hace que el metabolismo se vuelva más lento”, señala la especialista en obesidad y miembro de la Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología.

Entre los síntomas más comunes del hipotiroidismo están:

  • El aumento de peso o una mayor dificultad para adelgazar (a pesar de una dieta y ejercicio razonables),
  • Fatiga,
  • Somnolencia,
  • Debilidad,
  • Intolerancia al frío,
  • Pérdida de memoria,
  • Constipación,
  • Menstruaciones anormales,
  • Problemas de fertilidad,
  • Problemas de cabello o uñas finos y quebradizos,
  • Piel seca y descamada.

Por otro lado, cuando el problema de la tiroides es el hipertiroidismo manifiesta una actividad excesiva y produce más hormona tiroidea de lo normal, lo cual acelera el metabolismo y sus funciones. 

Los síntomas son los contrarios indica Morales González, quien también pertenece a la Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos:

  • Hay pérdida de peso (aunque la persona se alimente normalmente),
  • Aumento de apetito,
  • Ansiedad,
  • Irritabilidad,
  • Frecuencia cardíaca acelerada,
  • Ojos prominentes,
  • Temblores,
  • Caída de cabello,
  • Sensación de debilidad,
  • Aumento en la frecuencia de las evacuaciones,
  • Piel fina y lisa,
  • Sudoración mayor a la normal,
  • Menstruaciones anormales.

“Ante cualquier cambio en el funcionamiento del metabolismo, se recomienda acudir al médico endocrinólogo para que, a través de un perfil tiroideo y una exploración física en la zona de la tiroides, pueda determinar el tipo de alteración y la causa de la alteración”.

Los pacientes ya diagnosticados con un problema de tiroides pueden mantener su buen funcionamiento, tomando su medicamento en forma y dosis adecuadas, y acudiendo a su médico de forma regular.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • 1- Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO
  • 2- Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • 3- Coppel te pone en Buró de Crédito: Mitos y realidades
    VER ARTÍCULO