Finanzas

¿Qué tipos de seguro existen y cuál contratar?

por Guillermo Santamaría

¿Conoces los tipos de seguros que existen? En este artículo te decimos cuáles son, en qué consisten y cuál es mejor contratar.


Un seguro es un contrato que hacemos con una empresa especializada dedicada a ello y que nos permite solventar económicamente ciertos riesgos que se puedan presentar a futuro. Por tal motivo, existen varios tipos de seguros que pueden contratarse. 

El funcionamiento de dichas coberturas consiste, de forma general, en que el contratante (tú) se compromete a abonar una cantidad mensual de dinero -prima-, establecida en el contrato, para que el asegurador afiance el pago en caso de presentarse una eventualidad. A continuación mencionamos los tipos de seguros que existen y te sugerimos cuáles deberías contratar.

Seguros personales

Abarcan todos los seguros que salvaguardan la integridad física de una persona. A su vez, se clasifican en cuatro:

1. Seguro de vida

Su función es proteger a las personas beneficiarias en caso de fallecimiento o invalidez permanente. Generalmente lo contrata una persona con el fin de garantizar la seguridad de su familia en si llegase a producirse su deceso.

El Club de Protección Familiar de Coppel es un plan familiar completo que ofrece asistencia vial, asesoría telefónica (jurídica, médica, emocional y nutricional) y cobertura funeraria, así como un apoyo económico adicional de $10,000.00 (a marzo de 2022) al beneficiario designado por el asegurado. 

2. Seguro de accidentes personales

Este tipo de seguro proporciona servicios y asistencia cuando sucede un accidente. El asegurado puede recibir una indemnización en caso de que se haya lesionado o esté incapacitado a causa del accidente. Igualmente da protección por fallecimiento.

3. Seguro de gastos médicos

Es de los más socorridos, pues ofrece cobertura sanitaria ante enfermedades. De hecho, si estás afiliado al IMSS o eres trabajador del Estado y tu afiliación es con el ISSSTE, cuentas con atención médica, hospitalaria y medicamentos, pues es tu derecho como trabajador.

Para las personas que trabajan por su cuenta, tienen la opción de contratar el seguro médico del IMSS o uno particular, como el Club de Protección Salud, dividido en tres ejes:

  • Prevención: incluye check-up médico, plan dental y asesoría telefónica (médica, emocional, nutricional y odontológica).
  • Atención: citas con médicos especialistas, servicios médicos a domicilio y descuentos en servicios médicos (hospitales, farmacias, laboratorios de análisis clínicos, entre otros). 
  • Seguro por accidente: suma asegurada en caso de muerte accidental.

4. Seguro de dependencia

Ofrece cobertura a las personas que tengan alguna limitación física o psíquica y requieran la asistencia de alguien más. 

Seguros de daños o patrimoniales

Su función es cubrir los riesgos y daños al patrimonio de personas, y también de empresas. Se dividen en siete:

1. Seguro de automóvil

Los seguros de autos cubren los riesgos que pueden presentarse cuando manejas y, por ley en México, son obligatorios para poder circular. Adicionalmente, puedes agregarle condiciones extra, como cobertura por robo, daños al vehículo o incendio. 

El Club de Protección Vial tiene cobertura para autos/SUV y Caminoneta/Pickup. Cuenta con dos modalidades de seguro: básico y plus.

Básico

  • Cubre daños a terceros (personas o bienes), pero no incluye los daños al vehículo asegurado.

Plus

  • Cubre daños a terceros, excepto los daños del vehículo asegurado.
  • Gastos médicos de los ocupantes del vehículo afiliado en caso de necesitarlos.
  • Servicio de asesoría jurídica y gastos legales.

Dentro de esta categoría también podemos incluir los seguros para motocicletas. El Club de Protección de Motos es un plan que incorpora: cobertura por pérdida total, por robo total de la moto, por responsabilidad civil, apoyo legal y asistencia vial. 

2. Seguro de ingeniería

Ofrecen cobertura de daños al patrimonio por fenómenos naturales, fallos humanos, uso y desgaste natural. 

3. Seguro de crédito

Protege en situaciones de incumplimiento de pago por venta de mercancía o prestación de servicios.

4. Seguro de robo

Cubre bienes asegurados en caso de robo. 

5. Seguro de transporte

Este tipo de seguro garantiza la cobertura por los daños materiales a unidades de transporte, así como de la mercancía que distribuyen. 

6. Seguro de incendios

Cobertura por daños al objeto asegurado ocasionados por incendio.

7. Seguro de responsabilidad civil

Se ofrece principalmente a empresas y sirve para indemnizar a terceros por perjuicios o daños ocasionados por parte del comercio o negocio.

Seguros de prestación de servicios

El asegurador ofrece un servicio al asegurado. Dentro de este tipo encontramos: 

1. Seguro de asistencia de viaje

Cubre los imprevistos que podrían presentarse cuando se realiza un viaje.

2. Seguro de deceso

Incluye cobertura de gastos derivados del funeral, así como de los trámites y gestiones que deben realizarse. 

3. Seguro de defensa jurídica

Ofrece servicios de asistencia jurídica derivados de reclamaciones judiciales o litigios. 

Un seguro cada vez más común: para mascotas

Actualmente las empresas aseguradoras comenzaron a incorporar un seguro especial para mascotas, con el objetivo de cubrir los gastos médicos por accidente, por sacrificio forzoso o muerte, por daños a terceros, por enfermedades no prevenibles, robo o extravío, gastos de búsqueda, hospitalización y gastos funerarios.

Si estoy afiliado al IMSS, ¿qué tipos de seguros me ofrece?

Ya sea que recibas un salario por parte de una empresa o seas un trabajador independiente afiliado al IMSS, cuentas con los siguientes tipos de seguros social y prestaciones (puedes contratarlos si trabajas de forma independiente): 

  • Riesgos de trabajo: protege al empleado contra accidentes y enfermedades que pueda desarrollar en el ejercicio de sus labores.
  • Accidente de trabajo: incluye la atención médica, pago de pensión durante la incapacidad, ya sea temporal, permanente o en caso de fallecimiento el dinero lo reciben los beneficiarios.
  • Enfermedades y Maternidad: atención médica especializada, así como prestaciones económicas y en especie que correspondan.
  • Atención médica: sería el equivalente a un seguro de gastos médicos, pues ofrece atención médica, quirúrgica, farmacéutica y hospitalaria. En el caso del seguro por maternidad, proporciona atención médica durante y después del embarazo, además del permiso de maternidad hasta por 84 días. 
  • Invalidez y vida: este seguro protege al asegurado o pensionado contra los riesgos de la invalidez o en caso de fallecimiento. En caso de muerte, es obligación del IMSS ofrecer a los beneficiarios: pensión de viudez, pensión de orfandad, pensión de ascendientes, ayuda asistencial a la pensionada por viudez y asistencia médica.
  • Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez: el seguro de Cesantía se otorga a los asegurados que tienen 60 años y están desempleados, mientras que el de vejez se destina a los trabajadores de 65 años, con 1,250 semanas cotizadas y reconocidas por el Instituto. 

¿Qué tomar en cuenta antes de contratar un seguro?

De acuerdo con la Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros), antes de contratar un seguro debemos considerar los siguientes aspectos:

  1. Conoce la cobertura del seguro: qué riesgos cubre y cuáles son las condiciones de lo que se está asegurando.
  2. Pregunta el costo real del seguro: investiga y haz el comparativo entre distintas compañías, pues muchas ofrecen pagos fraccionados que, en un principio, parecen muy económicos, pero que al hacer la suma total no lo son.
  3. Exige la documentación contractual: como asegurado tienes el derecho de exigir que se entregue tu contrato del seguro, pues ahí está toda la información detallada de lo que acabas de contratar. Además es tu forma de protegerte ante dudas y aclaraciones. 
  4. Verifica el contrato: revisa que los servicios ofrecidos estén en las cláusulas del contrato, ya que sólo lo estipulado en el contrato puede ser objeto de reclamo. 
  5. Verifica que el seguro cubre las necesidades: hay seguros que solicitan un pago de coaseguro o deducible que, en caso de accidente, el pago debe realizarse en ese momento. Revisa las condiciones antes. 
  6. Conoce la vigencia del seguro.
  7. Ten presente cuáles son los requisitos para cualquier reclamación.
  8. Considera el tiempo de cancelación: hay seguros que se cargan a tu tarjeta bancaria de forma automática, así que si quieres cancelarlo, ten presente las fechas de cobro para comunicarte con tu aseguradora antes.

Finalmente, recuerda que los seguros son una inversión que haces para garantizar, en primer lugar, tu seguridad y la de tu familia. El único seguro que es obligatorio es el del automóvil, pues la ley lo estipula de esa forma. 

En caso de que quieras contratar otro tipo de seguro, te sugerimos elegir uno de vida o de gastos médicos mayores, pues la salud es un eje primordial para mantener una buena calidad de vida y, en caso de que llegues a faltar, los tuyos estarán protegidos.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • 1- Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO
  • 2- Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • 3- Coppel te pone en Buró de Crédito: Mitos y realidades
    VER ARTÍCULO