Editorial

¿Quieres ese trabajo?

por Editorial Coppel

Dicen que una imagen habla más que mil palabras, y en una entrevista de trabajo, esta idea es muy cierta.


¡La primera impresión sí importa!

Si estás en el proceso de entrar al mercado laboral, dale importancia especial a tu presentación y a la forma en que te desenvuelves ante tus posibles empleadores.

“Sólo tienes una única oportunidad para causar una primera buena impresión”, señala Rogelio Segovia González, Director de Recursos Humanos del Grupo Christus Muguerza.

Imagen personal

Hay estudios que demuestran el impacto que tiene la vestimenta en la forma en que el cerebro percibe la imagen de las personas, explica el también Vicepresidente de Recursos Humanos para Latinoamérica de Christus Health. 

El lenguaje que utilices y la interacción que tengas con tus posibles empleadores también forman parte de tu imagen.

“Es necesario que estudies cuál es el conjunto de comportamientos culturales y de valores de la compañía a la que estás aplicando”, añade Segovia González.

El especialista en Recursos Humanos enfatiza que el contacto visual y una sonrisa auténtica son aspectos sumamente importantes en una entrevista laboral. 

“Además de tu vestimenta y lenguaje, tu corporalidad y emocionalidad forman parte de tu imagen personal, y éstas se transmiten a través de tu habla y de la forma en que te dirijas a la otra persona”, comparte Segovia González. 

Si te estás postulando para un puesto que requiere de habilidades de comunicación, la entrevista es el momento perfecto para demostrar que las tienes.

“Cuando llegas a una segunda entrevista, no al primer filtro de reclutamiento, sino a la entrevista con quien supervisará tu posición, tus competencias ya fueron empatadas con lo que están buscando, así que ahora te toca explotar tus otras competencias, sugiero que pongas atención a la manera en la que te expresas e interactúas, a tu contacto visual y a la confianza y seguridad que demuestres”, recomienda Segovia González.

Imagen digital

Cuando hablas de tu imagen personal, hablas de tu marca, y eso incluye la huella digital que dejas en las redes sociales y la forma en que interactúas en la red.

“No descuides tu imagen digital, sobre todo en esta época de acceso a la información, hay que ser responsables sobre cómo actuamos en las redes sociales, el lenguaje que utilizamos, el tipo de pensamientos e ideas que queremos transmitir”, advierte Segovia González.

Actualmente, muchas entrevistas se realizan de manera virtual, lo cual representa retos adicionales.

Por ejemplo, es necesario cuidar el espacio que vas a mostrar en cámara, no necesitas montar un estudio, pero sí vigilar que se vea limpio y ordenado.  

“Como punto final, no hay que olvidarnos de aspectos básicos como la cortesía y la educación. Una buena imagen personal habla de mi cortesía hacia los demás, la manera en cómo me expreso y me dirijo a los demás también tienen que ver con mi imagen, no es un tema de usar máscaras, si no de ser quién soy con respeto y amabilidad”, puntualiza Segovia González. 

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • Por ti, por los tuyos, ¡no bajes la guardia!
    VER ARTÍCULO
  • Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • ¿Cómo consultar el Buró de Crédito gratis online?
    VER ARTÍCULO