Hogar

Renueva tu recámara con los mejores roperos modernos

por Niza María Muñoz

El ropero indicado puede cambiar por completo el estilo de tu cuarto. Descubre algunos modelos que marcan tendencia.


¿Alguna vez te pusiste a pensar el rol fundamental de los roperos en las recámaras? La realidad es que se trata de una de las piezas fundamentales, ya que no solo es importante para tener todo ordenado, sino que influye mucho en la decoración del cuarto.

Los roperos se deben de elegir teniendo en cuenta el estilo que se quiere lograr en el ambiente y también pensando en el espacio que se tiene disponible para colocarlo. En cuanto a la cantidad de prendas, lo ideal es que te animes a montar un armario cápsula que te permita tener tan solo las piezas que realmente usas. 

4 tipos de roperos modernos

A tomar nota:

1. Madera maciza y acero

La combinación de madera maciza y acero se está usando mucho en todos los tipos de muebles. Este tipo de roperos suelen tener líneas simples y espacios abiertos, lo que ayuda mucho a generar sensación de amplitud.

Un punto en contra es que por lo general no tienen puertas, esto hace que sea necesario mantener en todo momento un orden extremo para evitar que el cuarto se vea desordenado.

Tip: queda muy bien si se le agregan luces por arriba y por abajo al mueble; así se logra una iluminación única, igual a la que se ve en las revistas de arquitectura. 

2. Grandes puertas que vayan de piso a techo

Los closets con puertas corredizas nunca van a pasar de moda. Resultan prácticos y cómodos, sobre todo a la hora de mantener ordenado el lugar. La tendencia que se está viendo ahora son los muebles con grandes puertas, que van de piso a techo, sin dejar ver el resto de la estructura.

3. Multiespacio

Los closets con múltiples espacios resultan muy útiles para aprovechar el espacio al máximo. Estos ofrecen muchos cajones, estantes y zonas para colgar la ropa. Lo que se recomienda al elegir este tipo de diseño es analizar qué tipo de distribución te conviene más, según la ropa que uses frecuentemente.

En el caso de que tengas muchas playeras y ropa deportiva, lo mejor será priorizar los estantes y cajones; mientras que si usas muchos trajes y vestidos, necesitarás espacio para colgar los ganchos. 

4. Totalmente espejado

Si tienes un cuarto pequeño, un ropero que tenga en las puertas espejos será una excelente opción para brindar mayor amplitud. También ayudan mucho a mejorar la iluminación del lugar. De hecho, hay algunos diseños que ofrecen todas las puertas totalmente cubiertas con espejo, mientras que otros ofrecen la opción de elegir una con  espejo y otra de madera.

Las desventajas de este estilo es que las manos quedan marcadas muy fácilmente después de abrir y cerrar las puertas. Además, no se aconseja en casas donde hay niños muy chiquitos.

Antes de elegir el estilo…

Uno de los errores más comunes a la hora de comprar un ropero suele ser elegir un modelo sin tener en cuenta el espacio en el cual se lo va a colocar. Esto hace que al recibir el mueble no quede como lo habías imaginado.

Por esta razón, lo primero que hay que hacer es tomar todas las medidas del lugar para que, con esta información en la mente, veas cuáles son las mejores opciones. Lo ideal es escoger un mueble que tenga el tamaño adecuado en relación al tamaño del cuarto, no tiene que ser extremadamente grande ni chico.

Otro punto fundamental es analizar en el caso de que el mueble venga ya armado, si este entra sin inconvenientes por la puerta. Recuerda que al momento de transportarlo tiene que haber el espacio suficiente para inclinarlo, acostarlo o pararlo, según sea necesario.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO
  • Por ti, por los tuyos, ¡no bajes la guardia!
    VER ARTÍCULO