Estilo de Vida

¿Sabes tomar decisiones libres y responsables?

por Nancy Reyes

Suena sencillo, pero el primero paso para tomar una decisión importante es: aprender a superar el miedo a equivocarte y mantenerte en tu decisión, aprendiendo y disfrutando el camino que elegiste, y si necesitas recapacitar y volver al inicio, hacerlo y ya. Cuando estés por tomar una decisión aprende a hacerlo sin miedo, a escuchar a tu intuición, a tu corazón y sabrás elegir mejor.


Descúbrelo aquí

Todos los días tomamos decisiones; ¿qué desayunamos hoy?, ¿qué hacemos ahora?, ¿giramos hacia la izquierda o hacia la derecha? Cuestiones como estas se plantean de forma instantánea y casi sin darnos cuenta las vamos resolviendo. Pero cuando se trata de tomar decisiones más trascendentales; ¿Me caso o no? ¿Me mudo de ciudad? ¿En qué invierto mi dinero?, puede no ser tan sencillo. Si estás por tomar una decisión de esas que te cambian la vida, sigue leyendo.

Supera el miedo a equivocarte

Suena sencillo, pero el primero paso para tomar una decisión importante es: aprender a superar el miedo a equivocarte y mantenerte en tu decisión, aprendiendo y disfrutando el camino que elegiste, y si necesitas recapacitar y volver al inicio, hacerlo y ya. Cuando estés por tomar una decisión aprende a hacerlo sin miedo, a escuchar a tu intuición, a tu corazón y sabrás elegir mejor.

Define objetivos, prioridades y beneficios

Ya que estás en el camino por elegir y sin miedo a hacerlo, debes tener presente para qué estás tomando esa decisión, qué se busca con ella, qué vas a conseguir, cuáles son los riesgos, ventajas, desventajas y cuáles son los criterios para elegir entre una u otra. La técnica PNI (Positivo, Negativo, Interesante) te puede ser muy útil. El objetivo de este método es obligar a tu mente a expandirse y analizar una situación desde sus distintos enfoques. En una hoja en blanco, escribe todo lo positivo que puede derivar de tu decisión, también lo negativo y por último, lo interesante, es decir, consecuencias de la situación que no es ni negativa, ni positiva, sino más bien neutras o inesperadas. Al final de este ejercicio, tendrás un panorama más amplio de tomar o no alguna decisión. 

Busca y evalúa tus alternativas

¡No te desesperes! Suele ocurrir que, ante una decisión importante, nos sentimos abrumados y no nos tomamos el tiempo necesario para pensar en más alternativas. Generalmente decidimos entre las dos o tres que tenemos a la mano, sin pensar en generar diferentes opciones que probablemente pueden darnos mejores soluciones. Así que tomar en cuenta varios caminos es un factor crucial. Respira, relájate y evalúa todas las alternativas posibles antes de decidir. 

No dejes para mañana, lo que puedes decidir hoy…

Una cosa es que te tomes el tiempo necesario para pensar tu decisión y otra es procrastinar. Recuerda que entre más tiempo tardes para analizar y llegar a una decisión, más complicado será el proceso. Uno de los males en la toma de decisiones es, “la parálisis por pensar y actuar”. Incluso cuando la mayoría de las decisiones importantes estén sujetas a fechas no es buena idea aplazar la determinación, cuanto antes tomes tu decisión mucho mejor. 

Pon en práctica tus decisiones

¿Qué quiere decir eso? Pues muy sencillo: que una vez que tengas la decisión tomada, debes implementarla sin que te tiemble el pulso. Esta es la parte más crítica de todo el proceso. Muchas buenas decisiones se quedan en los cajones, por la indecisión o el miedo de quien tiene que ejecutarlas, así que una vez decidido, ¡hazlo!

Ante todo, sigue adelante 

Por último, una vez que te hayas centrado en tu decisión, disfruta el camino elegido y aprende. Toda elección supone aprendizaje y es un proceso. Recuerda que al final la única decisión correcta es la que te hace feliz. ¡Éxito! 

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • Por ti, por los tuyos, ¡no bajes la guardia!
    VER ARTÍCULO
  • Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO