Guía de Compras

Seguridad en el hogar para bebés

por Betty Molina

Descubre los consejos y productos que garantizarán la seguridad en el hogar cuando tienes un bebé.


La seguridad en el hogar es un aspecto fundamental que hay que cubrir, sobre todo si tenemos bebés. ¡Toma nota de nuestros consejos y recomendaciones de productos para hacer de tu casa un espacio seguro!

Como madre o padre, es normal que tengas un instinto protector hacia tu bebé. Por ello, y para aliviar un poco la preocupación, seremos tu guía de tips y sugerencias de productos que garanticen la seguridad en el hogar. 

1. Asegura ventanas y puertas

Una vez que comienzan a gatear, los pequeños se convierten en mini exploradores y su curiosidad los mueve a abrir los cajones de los muebles o agarrar cualquier objeto. 

Las puertas de seguridad para bebés son un accesorio imprescindible durante los primeros años de vida, pues pueden instalarse en lugares específicos, como la cocina o las escaleras, y de esta manera cortar el paso de tu peque a un área peligrosa. 

Puerta de seguridad Safety 1ST Lift Lock

Cuenta con una altura de 66 cm y un ancho de hasta 101 cm. Es fácil de accionar y puede instalarse de forma permanente, ya que viene con una montura a presión. 

Puerta de seguridad para bebé North States

Es una especie de cerca para bebés que se fija sin necesidad de que haya una pared de por medio. Se expande de 26 a 42 pies (de 8 metros a 12 metros, aproximadamente).

En el caso de las ventanas que queden a su altura, lo mejor es mantenerlas cerradas y con seguro; aunque de preferencia, ninguna ventana debería quedar a su alcance.

2. Mantén su cama despejada

La razón por la que la cuna del bebé debe quedar despejada es para prevenir el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante, que se ha catalogado así pues se refiere a la muerte que sucede cuando el bebé menor a un año está dormido. 

Si bien no hay una explicación “única” para el SMSL, es preferible evitar el uso de almohadas, peluches o cobijas gruesas que puedan cubrir su nariz o boca, limitando la capacidad para respirar de tu niño o niña.

En cambio, da preferencia a las cobijas ligeras y que puedas meter en la parte inferior por debajo del colchón. Y si vas a utilizar cobijas para cubrir al bebé, estas deben llegar al centro de su pecho.

También elige un colchón que sea rígido y uniforme, pues uno muy suave hará que el niño se hunda en él.

3. Evita dejar a tu bebé solo

Bajo ninguna circunstancia y en ninguna habitación, pues los accidentes pueden suceder en cuestión de segundos. 

Aunque es cierto que puedes aprovechar las horas de la siesta para realizar otras actividades, esto no quiere decir que dejes a tu peque solo. Procura instalar cámaras de seguridad para bebés que te permitan estar al pendiente de él desde tu celular. 

Los monitores para bebés son otra opción para supervisar a tu pequeño mientras haces otras actividades en la casa; incluso hay modelos de monitores que no sólo te dejarán ver al niño, sino que podrás escuchar cualquier sonido que haga y responderle. 

Monitor de bebé Malubero

Posee audio bidireccional para que cuando el pequeño despierte, los padres puedan hablarle y tranquilizarlo en el momento. 

Cámaras de video digital Vtech y monitor

Son dos cámaras con lente gran angular y lente estándar. Ofrecen vista panorámica para cuando el bebé esté en su área de juegos o una habitación grande. 

El video del monitor para padres es a color y la pantalla de LCD es de 5”. También cuenta con intercomunicador bidireccional para comunicarse con el pequeño a distancia. 

Otra opción para no dejar a tu peque solo, sobre todo si ya se sienta por su cuenta y ya gatea, es el corral para bebés. 

Por ejemplo, este corral para bebé Circus D’Bebé es un área de juegos que cuenta con juguetes en uno de los 8 paneles para que pueda tocarlos y entretenerse, aunque también tú puedes meterle algunos de sus juguetes para que se divierta mientras no lo pierdes de vista.

No obstante, es necesario recalcar que el uso del corral no debe ser rutinario y el bebé no debe estar más de 30 minutos en él. La idea de utilizarlo es que puedas realizar algunas actividades, pero no sustituye el área de juegos del pequeño o el tiempo que dedicas a su estimulación. 

4. Cubre enchufes y retira cualquier otro objeto que pueda representar un peligro

Es muy importante que tomes precauciones como cubrir los enchufes con protectores, retires o escondas los cables sueltos, asegures los cajones para que el bebé no pueda abrirlos y cubras las esquinas de los muebles. 

5. Mantén los químicos que utilizas en casa fuera del alcance de tu bebé

Existen muchos productos del hogar de uso diario que son potencialmente tóxicos para los niños. Nuestra recomendación es que los dejes fuera del alcance de tus hijos o que, en su defecto, coloques seguros para cajones o puertas en donde almacenes cualquier tipo de químico. 

Igualmente, mantenlos en sus envases originales y no en recipientes de alimentos que puedan confundirlos e ingerirlos por equivocación. 

6. Presta especial atención a la limpieza de suelos, superficies y áreas comunes

Las bacterias potencialmente patógenas abundan en el suelo y las superficies, así que considera que para un pequeño curioso que se mete todo a la boca, es imprescindible la limpieza diaria de estos espacios. 

En el caso de la cocina, al ser el espacio en el que se preparan los alimentos, hay que tener todo bien limpio y desinfectado. Verifica que cada que tu bebé vaya a comer, la superficie en la que pongas su comida esté limpia. 

Finalmente, no olvides desinfectar todos los días las zonas de contacto frecuente, como los picaportes de las puertas, las manijas de los cajones y electrodomésticos, pues son fuentes clave para la transmisión de distintos virus. Este tip también aplica para los juguetes del pequeño.

7. Elige con cuidado los productos de limpieza

Cuando tienes un bebé, es preferible cambiar algunos productos de limpieza para evitar problemas de salud, como las alergias.

Por ejemplo, los desinfectantes con cloro pueden ser muy agresivos para la piel y mucosas de los bebés, por lo que es mejor optar por limpiadores sin cloro que eliminen las bacterias de manera efectiva. 

En este sentido, el uso de una aspiradora en lugar del de una escoba, es más beneficioso para mantener el polvo a raya, sobre todo si el aparato cuenta con filtros que impidan que el polvo y la suciedad recogidas vuelvan al exterior. 

Toma nota de estos tips de seguridad en el hogar y evita riesgos, tanto para tus bebés como para la familia en general. 

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida


Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO

  • 1- Buró de créditos gratis: cómo consultarlo

    VER ARTÍCULO
  • 2- Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura

    VER ARTÍCULO
  • 3- Coppel te pone en Buró de Crédito: Mitos y realidades

    VER ARTÍCULO