Editorial

Señales de cáncer, ¡atiéndelas a tiempo!

por Editorial Coppel

Hay ocasiones en que el cáncer manda avisos que, si sabemos reconocer a tiempo, pueden frenar su avance o desarrollo.


Es verdad que la palabra cáncer asusta, nadie quiere oírla y mucho menos de voz de nuestro médico. Sin embargo, el diagnóstico de esta enfermedad no es una sentencia de muerte. 

El problema es que muchas personas pasan por alto ciertos síntomas que pueden parecer tan comunes, que no consideran que algo podría estar mal.

Existen algunos signos generales como pérdida de peso inexplicable, cuadros de fiebre frecuentes, cambios visibles en la piel, agotamiento extremo o dolor crónico, que no necesariamente significan cáncer, sin embargo, cuando persisten con el tiempo o empeoran, pueden estar relacionados con él.

“Ningún síntoma debe ignorarse o pasarse por alto, especialmente cuando ha empeorado o ha estado presente durante mucho tiempo”, advierte la cirujana oncóloga Sonia Flores Moreno.

“Cuando se observa cualquier cambio importante en la forma en cómo el cuerpo responde o se siente, la recomendación es consultar con el médico para que determine la causa del síntoma”.  

La especialista en cirugía oncoplástica de mama señala que cuando un cáncer se detecta en etapa inicial, existe una mayor probabilidad de curación con un tratamiento menos agresivo.

“En ocasiones es posible encontrar un cáncer incluso antes de que presente síntomas, por eso se recomiendan las revisiones médicas periódicas y ciertas pruebas que ayudan a encontrar ciertos cánceres en etapas muy tempranas. El mejor ejemplo es la mamografía de tamizaje, recomendada de manera anual a toda mujer a partir de los 40 años”

Flores Moreno, responsable de la Clínica de Oncología Mamaria del Hospital Materno Infantil de Nuevo León.

El riesgo de desarrollar cáncer se puede disminuir con hábitos saludables como mantener un peso sano, realizar ejercicio físico con regularidad, evitar el tabaquismo, moderar la ingesta de alcohol y proteger la piel del sol.

“Aun así, es importante consultar con un médico especialista, sobre todo, cuando se presenta cualquier síntoma persistente”, señala Flores Moreno, miembro de la Sociedad Mexicana de Oncología y de la Asociación Mexicana de Mastología.

Además de los síntomas comunes, existen otros que pudieran estar vinculados a un posible cáncer. Si los detectas en ti o en algún familiar, no los pases por alto, acude al médico de inmediato.

  1. Alteración en funciones de los intestinos y en sistema urinario

Cambios como estreñimiento, diarrea o variaciones en el grosor del excremento pueden ser signos de cáncer de colon. Por otro lado, alteraciones en la vejiga como dolor al orinar, sangre en la orina o cambios como orinar con mayor o menor frecuencia pudieran estar relacionados con cáncer de vejiga o de próstata. 

  1. Úlceras o lesiones que no cicatrizan 

Algunas lesiones en la piel que sangran o que no sanan pueden estar relacionadas con ciertos cánceres de piel. Por otro lado, una herida en la boca que no cicatriza pudiera deberse a un cáncer oral, especialmente en personas que fuman, mastican tabaco o consumen alcohol frecuentemente. Otros signos en el área genital, como lesiones en el pene o en la vagina, podrían indicar una infección o un cáncer en etapa inicial. Cualquier lesión o coloración en la piel debe ser examinada por un especialista lo antes posible.

  1. Sangrados anormales

Pueden estar relacionados con un cáncer en etapa inicial o avanzada. Por ejemplo, toser sangre podría ser signo de cáncer de pulmón o la aparición de sangre en el excremento podría estar asociada con cáncer de colon o de recto. Los sangrados vaginales anormales pueden indicar cáncer de cuello uterino o del endometrio. La sangre en orina puede ser un signo de cáncer de vejiga o de riñón, mientras que las secreciones con sangre a través del pezón pueden ser signo de cáncer de mama. 

  1. Endurecimiento o tumoración en la mama u otra parte del cuerpo

Existen cánceres que se desarrollan en las glándulas mamarias, los testículos, los ganglios linfáticos y en ciertos tejidos blandos del cuerpo y que, por su ubicación, se pueden palpar a través de la piel. Una masa o un endurecimiento pueden ser señal temprana o tardía de cáncer, por eso es importante acudir al médico en cuanto se detecte o se note que ha crecido su tamaño. Es importante considerar que algunos cánceres de mama, en lugar de manifestarse con una tumoración, pueden provocar enrojecimiento o engrosamiento de la piel. Así que hay que estar al pendiente de cualquier alteración.

  1. Variaciones en una verruga o lunar, o cambios en la piel

Los cambios drásticos en la piel pueden relacionarse con melanoma, un padecimiento puede tratarse eficazmente si se detecta en etapa temprana. Así que cualquier verruga, lunar o peca que cambie de color, tamaño o forma, o que modifique su borde debe atenderse inmediatamente junto con cualquier otro cambio que se presente en la piel. 

Con información de: American Cancer Society.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • 1- Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO
  • 2- Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • 3- Coppel te pone en Buró de Crédito: Mitos y realidades
    VER ARTÍCULO