Editorial

Siempre la familia

por Sergio Sarmiento

Pese a los cambios en las comunidades humanas, la familia sigue siendo el elemento fundamental en ciudades o poblaciones rurales


Las sociedades en las que vivimos los humanos se han transformado de manera muy importante a lo largo de milenios de historia. Durante mucho tiempo vivimos en pequeñas comunidades agrícolas: todavía a inicios del siglo XX la mayor parte de la humanidad, incluso en las sociedades más prósperas, vivía en el campo o cerca de él. Hoy la mayoría radica en ciudades o incluso en enormes zonas metropolitanas en que las ciudades se aglutinan para dar lugar a aglomeraciones de decenas de millones de personas. 

Una institución que ha mantenido su relevancia a lo largo de este proceso es la familia. Era el elemento fundamental de las viejas comunidades agrícolas, pero lo sigue siendo en las gigantescas ciudades contemporáneas. Quizá, de hecho, el papel de la familia ha adquirido más importancia. En las pequeñas comunidades rurales, efectivamente, los vecinos se conocían bien y se daban apoyo constante. En las ciudades los vecinos muchas veces ni siquiera se conocen. Esto significa que los apoyos solo pueden venir de la familia. 

La gente sigue celebrando a la familia, pero en los medios de comunicación y la literatura a menudo se le desprecia. Es injusto. Las familias no son perfectas, pero una familia sólida es la mejor defensa para el consumo de drogas, la delincuencia y el abandono.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • 1- Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO
  • 2- Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • 3- Coppel te pone en Buró de Crédito: Mitos y realidades
    VER ARTÍCULO