Editorial

Siete cosas que te estresan y no sabías

por Editorial Coppel

¿Sientes inquietud y no sabes bien por qué? Checa tus hábitos, quizá ahí está el problema.


Los problemas de dinero o de salud son situaciones muy identificables que hacen que suba nuestro nivel de estrés, sin embargo, no son las únicas, hay otras que no detectamos porque tal vez ya las hemos hecho parte de la rutina diaria, ¡identifícalas!

Desvelarte

Ir a la cama después de medianoche puede provocar estrés, procura dormirte temprano y cumpir con 8 horas de sueño.

Cafeína en exceso

Ingerir más de 300 miligramos diarios aumenta la ansiedad, cortisol y presión sanguínea; recuerda que no sólo está en el café, también en el té negro, chocolate, refrescos de cola y otras bebidas energéticas.

Decir mentiras

Piadosa o no, las mentiras pueden alterarte mental y emocionalmente, incluso causarte problemas estomacales.

Comer muchos alimentos procesados

La comida rápida o prefabricada deriva en exceso de peso, problemas digestivos, niveles de azúcar y de cortisol elevados y más. Nada como preparar tu propia comida.

Largos periodos en el auto

Más de 45 minutos en el tráfico aumenta el riesgo de padecer depresión y cuadros de ansiedad. Busca algo que haga tus trayectos más amenos y respira profundo.

El ruido

Música alta, claxons, llanto de bebé, gritos… todo eso activa la producción de cortisol. Una solución para algunos es usar audífonos con música tranquila o tapones de oídos.

Consumo de alcohol

En exceso, las bebidas alcohólicas estimulan la producción de cortisol e interrumpen tus ciclos de sueño profundo, por lo que el descanso no será el adecuado.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • Por ti, por los tuyos, ¡no bajes la guardia!
    VER ARTÍCULO
  • Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO