Cómo hacer un nudo de corbata paso a paso

Por lo general uno aprende a hacer un nudo de corbata y suele usar ese mismo en todo momento, pero sabías que existen infinidad de formas de poder hacerlo. Descubre y aprende como hacer un nudo de corbata diferente. 

¿Cómo hacer un nudo de corbata?

Compra Corbatas al mejor precio y aprende como amarrar una corbata con diferentes nudos para robarte la mirada de todos. Algunos más osados y otros más clásicos, hay una infinidad de estilos para poder elegir y divertirse practicando.

Hay tres formas clásicas para aprender cómo poner una corbata:

1. El cuatro en mano 

Este tipo de nudo de corbata debe su nombre a un Club de Caballeros del siglo XIX que se llamaba Cuatro en Mano. Este es el nudo más clásico y el que más se suele ver debido a su  simplicidad y versatilidad.

  • Paso 1: colocar la corbata alrededor del cuello de tal manera que el extremo más a Chi quede del lado izquierdo y el extremo angosto del lado derecho. La parte más angosta tiene que llegar hasta, más o menos, la altura del ombligo. 
  • Paso 2: a partir de ahora solo habrá que mover el extremo ancho. Lo primero que hay que hacer es cruzarlo de tal manera que quede sobre el lado derecho.
  • Paso 3: ahora es momento de cruzarlo por debajo de la parte angosta y volverlo a llevar a la izquierda.
  • Paso 4: pasar nuevamente el extremo ancho por sobre el finito. Ya está hecho el nudo, solamente falta amarrarlo. 
  • Paso 5: llevar la parte ancha hacia arriba y pasarla por el centro del lazo que se formó alrededor del del cuello.
  • Paso 6: tras el paso cinco  se formó un bucle por el que hay que pasar la parte ancha que deberá de quedar encima de la parte angosta y ¡Listo! 

2. Medio Windsor

El nudo Medio Windsor es de tamaño mediano, casi simétrico y, cuando está atado correctamente, tiene profundo hoyuelo que lo caracteriza. Se luce mejor con corbatas que tengan un grosor medio o estrecho.

  • Paso 1: acomodar la corbata alrededor del cuello, dejando que la parte más ancha quede más larga que el lado más delgado, que debe de estar del lado izquierdo.
  • Paso 2: hay que hacer una cruz llevando el extremo ancho por delante del extremo estrecho y en dirección hacia la izquierda. Plegar, doblando el extremo ancho por detrás del extremo estrecho. Una vez realizado el pliegue, el extremo ancho quedará a la derecha de angosto y el angosto estará a la izquierda. En este punto es momento de introducir el extremo ancho.
  • Paso 3: jalar el extremo ancho hacia arriba llevándolo hacia el lado izquierdo y cruzar el extremo ancho hacia la derecha, tirando del extremo delgado. Llevar el extremo ancho debajo del nudo, hacia el centro y que pase por debajo del nudo.
  • Paso 4: a través del nudo, tirar del extremo ancho, por delante y fijarse que quede bien hecho y ubicado. Por último, hay que con una mano empujar el nudo hacia arriba y con el otro tirar la parte delgada de la corbata hacia abajo.

3. Nudo Doble Windsor

  • Paso 1: para este nudo hay que elegir una camisa que quede bien ajustada en el cuello y hay que cerrarla hasta arriba. Después se debe levantar el cuello de la camisa y acomodar la corbata alrededor del cuello. Con la mano derecha hay que agarrar la parte más gruesa de la corbata. 
  • Paso 2: la corbata debe llegar hasta la altura del ombligo. En el extremo más estrecho de la corbata hay una costura, por ahí se debe de cruzar el extremo ancho de la corbata. 
  • Paso 3: este es uno de los pasos más difíciles. Hay que pasar el extremo ancho de la corbata por el centro del lazo que está alrededor del cuello, luego llevarlo hacia la derecha y, para finalizar, nuevamente a la izquierda. 
  • Paso 4: hay que repetir el paso anterior pero esta vez hacia abajo. El extremo ancho de la corbata a través del nudo hacia la derecha y luego insertarlo hacia arriba a través del nudo y alrededor del cuello.
  • Paso 5: el nudo doble ya está listo, solamente queda ajustarlo. Para esto hay que agarrar el extremo estrecho de la corbata y empujar el nudo hacia arriba. 

Es importante tener en cuenta que el nudo se deberá de elegir dependiendo de la corbata y la camisa que se elija, ya que no todos lucen bien con todos los tipos de corbatas.

Mochila messenger para hombre, un básico de la moda urbana

La modernidad y su ritmo de vida han marcado, desde hace algunos años, grandes cambios en la moda que predomina en las calles. La mochila messenger para hombres se ha establecido como la mejor alternativa para ir de un lugar a otro cargando lo necesario. Laptops, tablets, cuadernos, libros, ropa y accesorios para el gimnasio y cartera son algunos de los artículos que se requieren llevar a todos lados y ahora. Con la nueva normalidad, hay que agregar otros tantos como cubrebocas, gel antibacterial y hasta alguna solución desinfectante. 

Por supuesto que los bolsillos del pantalón no son suficientes para cargar con todo. Las chamarras y sacos pueden servir en algún momento, pero la incomodidad sería algo que tarde o temprano te hará cambiar de idea. Bajo estas circunstancias, no resulta extraño ver por las calles de la ciudad muchos hombres con grandes y muy coloridas mochilas backpack en sus hombros. ¿Por qué no intentar con algo más funcional y confortable como una mochila messenger? Aquí te damos algunas razones. 

Índice

1. ¿Cómo es una mochila messenger?

2. Tipos de messenger

3. Tamaños y diseños

4. Correa

5. Accesibilidad

6. Complementa tu outfit con una mochila messenger

Te recomendamos leer: Pantalones joggers, una tendencia muy cómoda para cualquier ocasión

¿Cómo es una mochila messenger?

Conocida también como bandolera, la mochila messenger se caracteriza por incluir una larga correa que se cruza por el torso para quedar de forma ajustada y cómoda en uno de los costados. Aunque dependiendo de los gustos y las circunstancias, también hay opción de llevarla al frente o por la espalda. La ventaja más atractiva que ofrece es una gran libertad de movimiento al dejar desocupadas las manos, por lo que puedes realizar cualquier tipo de actividad sin muchas restricciones. 

Se dice que sus orígenes se remiten a la Primera Guerra Mundial cuando los soldados utilizaban bolsas cruzadas para llevar mensajes y documentos esenciales para las batallas. Lo cierto es que en la actualidad son muy prácticas y se fabrican en una gran variedad de materiales, lo que permite que puedas ocupar una mochila messenger para cualquier tipo de situación. Oficina, gimnasio, escuela o el fin de semana en alguna salida con la familia o amigos.  

Tipos de messenger

Como habíamos mencionado, con la modernidad la mochila messenger se ha vuelto muy popular y su manufactura se realiza en todo tipo de materiales para que exista una para cada ocasión y con diferentes niveles de resistencia y durabilidad. Existen modelos elaborados en piel, tela y hasta poliéster con recubrimiento repelente al agua para que no te preocupes si la lluvia te atrapa en la calle, tus pertenencias estarán secas y protegidas.

Si quieres comenzar a probar sus grandes ventajas y comodidades, lo mejor es que conozcas los diferentes tipos y modelos de messenger que hay en el mercado para elegir la que se ajuste a tus gustos y necesidades. 

Tamaños y diseños

Una de las primeras cosas en las que te tienes que fijar es en su capacidad de almacenamiento. Piensa en lo que necesitas guardar en ella para que cuente con el suficiente espacio. ¿Será sólo para la cartera y las llaves? o ¿también requieres llevar una laptop, una tablet y todo tipo de accesorios? Puedes probar con un modelo pequeño para comenzar e ir ajustando de acuerdo con cómo te vaya funcionando. Seguro que si te animas a usar una y te resulta práctica, dentro de poco estarás buscando otra mochila messenger de diferente tamaño, material o estilo.

Cuando estés considerando el tamaño perfecto para tu estilo de vida, también te vas a encontrar con los diferentes diseños: horizontal, vertical, triangular, cuadrada y rectangular. Todo depende de lo que vas a guardar.

Correa

Una de las grandes diferencias entre una mochila clásica y la mochila messenger radica en la forma en la que se llevan. Por un lado, la tipo backpack sólo puede llevarse en la espalda, lo que resulta cómodo, pero un poco estorboso en algunas circunstancias. Por su parte, la messenger a través de su gran correa ofrece la versatilidad de cargarla en la espalda, en cualquier costado o en el pecho, lo que permite repartir mejor el centro de gravedad y además tus pertenencias estarán seguras y más accesibles para ti.

Para lograr esta gran ventaja, la correa de la mochila debe ser ancha, resistente y con un algún tipo de cubierta acolchada para garantizar que no te provocará rozaduras. En algunos casos, sobre todo en los modelos de gran tamaño, la parte trasera incluye una superficie cómoda, rígida y plana para que el transporte de documentos sea más seguro.

Accesibilidad

Otra de las características primordiales de una mochila messenger es que tiene que ser muy accesible, es decir, no tienes que quitártela para sacar cualquier pertenencia. Su compartimiento principal está controlado a través de un botón, un imán, una cinta de velcro o un cierre y en algunos casos, contará con una solapa que le agrega mayor seguridad e incluso más bolsillos para guardar objetos pequeños.  

Te recomendamos leer: Compra los relojes de Coppel con Hot Fashion y dales mucha vida

Complementa tu outfit con una mochila messenger

Además de ser muy práctica, una mochila messenger es un complemento que aporta estilo y elegancia a cualquier outfit, por lo que si eres de esos hombres que cuidan todos los detalles de su vestimenta, no te puede faltar este cómodo accesorio. Podrás guardar las cosas de menor tamaño en los compartimentos más pequeños y los objetos más grandes en los apartados de mayor dimensión, teniéndolo así todo bien organizado y a la mano, sabiendo dónde está cada cosa y evitando perder tiempo buscando algo en concreto.