¿Quieres ahorrar y no sabes cómo empezar? Sigue estos consejos

Todos quisiéramos ahorrar, pero sabemos que no es tan fácil. Hay una gran duda que suele abrumarnos: ¿cómo puedo empezar a ahorrar si siento que ni siquiera me alcanza para lo básico? 

Quizá te has preguntado esto varias veces, y aún sabiendo la importancia del ahorro para cumplir metas o para tener un “guardadito” en caso de emergencia, sencillamente ves imposible lograr un ahorro en medio de tantos gastos.

Pero no creas que eres la única persona en esta situación, pues de acuerdo con cifras de especialistas cerca del 90 por ciento de los mexicanos no tenemos el hábito del ahorro.

“No ahorramos en México por un tema cultural; decimos que es porque no hay dinero, pero lo raro es que sí hay dinero para otras cosas, por ejemplo, los famosos “gastos hormiga”: cada mexicano gasta en las papitas, en el gansito en el café, en el refresco…”, comenta el asesor patrimonial Pedro Pereyra Gutiérrez.

Por eso, advierte, es esencial tener un control de gastos innecesarios que hacen que nuestro dinero se fugue poco a poco y nos quede la sensación de que no tenemos nada para ahorrar.

“Si cada quien pone su granito de arena con al menos el 10 por ciento de su salario, van a tener un ahorro para, por ejemplo, alguna emergencia médica si no cuentan con seguro de gastos médicos mayores o para alguna meta que tengan a corto, mediano o largo plazo. Al final de cuentas, sabemos que el dinero no es el resultado, sino un medio para poder alcanzar las metas materiales”.

Aquí te ofrecemos tres tips que pueden ayudarte a romper con el “yo no puedo ahorrar” y te brindarán equilibrio y solidez financieros.

  1. Ahorrar como si fuera un gasto más

El principal problema que enfrentan las personas que desean ahorrar y no pueden es que piensan que no tienen dinero “extra” y que todo se les va en los gastos cotidianos: transporte, agua, luz, gas, teléfono, hipoteca, y un largo etcétera.

Lo anterior es cierto, pero también es verdad que hay muchos gastos hormiga que se pueden evitar y que todo ese dinero que se “fuga” se puede destinar a un fondo de ahorro.

“Es indispensable hacer un análisis mensual de tus gastos y de tus ingresos porque así podrás identificar tus gastos hormiga y serás consciente de detenerte antes de gastar en eso: las papitas, el café, el refresco, es decir, antojos que realmente no necesitas y lo puedes estar invirtiendo en algo que vas a necesitar en un futuro”, señala Pereyra Gutiérrez.

El especialista recomienda incluir una cifra de ahorro, de preferencia el 10 por ciento de tu ingreso, como si fuera un gasto necesario que debes hacer sí o sí cada mes. Es decir, una suma intocable que destinarás a “engordar el cochinito”.

  1. Visualiza metas financieras: “futurea”

Las metas financieras varían de persona a persona. Para alguien es más importante poder costear una universidad a sus hijos, pero para otros lo importante es terminar de pagar una hipoteca o hacer un viaje soñado. 

Cualquier meta es válida, pero sea cual sea la tuya debes saber que si no ahorras, estás lejos de cumplirla.

“Yo siempre le digo a mis clientes jóvenes que se visualicen a los 65 o 70 años, que piensen en sus viejitos del futuro, ellos mismos, y que imaginen los gastos que tendrán que hacer en esos años cuando ya no les sea tan fácil trabajar y tener ingresos. Por eso es importante ahorrar lo más pronto que se pueda, para ir formando un futuro financiero más cómodo”, comenta Pereyra.

Aquí la recomendación es trazar metas claras y marcar el tiempo en el que la quieres realizar, así como el capital que necesitas para lograrlo. Después, dividir en meses ese plazo para darte una idea de lo que tienes que comenzar a ahorrar. 

“Si no ahorramos, no vamos a alcanzar dichos objetivos”.

  1. Acércate a un experto

Instrumentos para ahorrar hay muchos y para todos los bolsillos; y debido a esta diversidad de opciones es recomendable acercarte a un especialista que te pueda orientar de acuerdo a tu capacidad de ahorro.

“Mi recomendación es asesorarte con una persona que esté certificada ante la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas para que te puedan brindar una asesoría profesional. El objetivo financieramente hablando es diversificar tus recursos financieros que quiere decir básicamente: no tener todos los huevos en una sola canasta”, indica el asesor patrimonial.

Por ejemplo, señala, ahorrar el dinero como si lo tuviéramos bajo el colchón no va a generar ningún rendimiento, pero si lo ahorramos en un fondo indexado en lugar puede hacernos ganar más de lo que tenemos. 

Es importante, entonces, conocer cuál instrumento de ahorro nos conviene a cada quien, y recordar que lo único que no conviene es gastar sin ahorrar, como si no hubiera un mañana.

Cuidado con los ‘gastos hormiga’

Típico que llegas a final de quincena con la cartera exprimida y buscando auxilio en algún cajón por si acaso encuentras por ahí un billete perdido.

La pregunta frecuente en esos momentos es: ¿en qué se me fue todo el dinero?

Aunque pensemos que somos bien administrados, generalmente ponemos más atención a los gastos grandes y perdemos de vista las fugas de dinero asociadas a caprichos o “gustitos”, pero que ya sumados significan un importante porcentaje de nuestro ingreso.

A este tipo de compras se les llama “gastos hormiga” y los especialistas recomiendan evitarlos y así convertirlos en “pequeños ahorros”.

“Si la gente realmente se sentara a ver en qué se le va su sueldo se daría cuenta de que es mejor privarse de algunos gastos para que estos se conviertan en ahorros con los que en un futuro se puedan hacer de gustos más importantes como unas buenas vacaciones, una casa o un automóvil”, comenta Javier Cepeda, asesor financiero y agente de seguros.

“La gente dice: ‘es que no tengo nada para ahorrar’, y es porque no se da cuenta de que esos ‘piquitos’ que se gasta día a día son lo que podría estar ahorrando”.

Estos son cinco consejos prácticos para eliminar esos constantes gastos y lograr llegar a cada fin de quincena con estabilidad financiera.

¿Puedes invertir 10 mil pesos y ganar dinero?

Uno de los principales mitos para no invertir es que necesitas contar con grandes cantidades de dinero para hacerlo. Pero, ¿adivina qué? Eso no es del todo cierto. Sigue leyendo para descubrir cómo puedes invertir tu “guardadito” y obtener ganancias que ni te imaginas. 

¿Con cuánto dinero puedes comenzar a invertir? 

Primero que nada, debes saber que una inversión consiste en poner a trabajar tus ahorros con la finalidad de obtener una ganancia en el corto o largo plazo. De esta manera puedes crecer tu dinero y puedas cumplir metas financieras tales como un retiro digno, emprender un negocio, comprar una vivienda u otro bien duradero. Pero la gran pregunta es: ¿en dónde puedo invertir y cómo hacerlo? Aquí tienes unas opciones sencillas a la que cualquier persona puede acceder. 

CetesDirecto

Es una plataforma gratuita en la que puedes invertir con poco dinero en bonos emitidos por el gobierno federal con una cantidad mínima de 100 pesos. Es una plataforma muy sencilla de usar, solo abres tu cuenta en internet y comienzas a operar. Puedes obtener rendimientos en un plazo de 28 días, hasta un año con una tasa fija. Además, no pagas ningún tipo de comisión, no hay penalizaciones ni costos por transacciones, puedes disponer de tus recursos cuando lo decidas y sin penalizaciones, y es una inversión segura, respaldada por el Gobierno de México. 

Fondos de inversión

¿Y qué es un fondo de inversión? En palabras simples; se define como un mecanismo financiero que reúne a un grupo de personas como tú, para que inviertan sus ahorros en conjunto y así puedan tener mejores oportunidades. A través de instituciones financieras puedes acceder a este tipo de inversiones, ahí te pueden guiar acerca de fondos de inversión de acuerdo a tu perfil y necesidades.

Fondo de capital emprendedor

Si estás por comenzar un negocio y necesitas un apoyo adicional que dé certidumbre a tu nuevo proyecto, esta puede ser la alternativa para ti. El fondo del capital emprendedor apoya el crecimiento de empresas con un enfoque innovador y con un alto potencial de crecimiento. De esa manera, tú como emprendedor puedes acceder al capital y del otro lado, el inversionista obtener también grandes rendimientos. 

¿Quieres ver tu dinero crecer? 

Si ya tomaste la gran decisión de invertir y hacer crecer tu dinero, no dudes en acercarte a BanCoppel, y solicitar Inversión Creciente o Pagaré; dos excelentes opciones de inversión en las que podrás ver tu dinero crecer. Con Inversión Creciente, tu inversión es notable mes con mes, la puedes abrir hasta con $1,000 y si dejas el dinero en la cuenta durante un año recibes un premio por permanencia. Por otro lado, Pagaré, es una herramienta de inversión en la cual  realizas un préstamo al banco y al cabo de determinado plazo, recibes tu dinero más las utilidades generadas. Con Pagaré de BanCoppel tú eliges el plazo de inversión o la fecha específica en la que requieres tu dinero. 
Cualquiera de las dos opciones es perfecta para comenzar a mover tus ahorros, no importa si tienes $1,000 o mucho mejor $10,00 y generar ganancia, ambas la puedes abrir en cualquiera de las sucursales BanCoppel. ¡Acércate y conoce todos los beneficios que te esperan!

Ordena tus finanzas

En los últimos meses la vida en todo el planeta ha cambiado mucho, y seguirá cambiando. Ahora más que nunca debemos ser conscientes de nuestras finanzas. Estos consejos pueden ayudarte hoy (y en cualquier otro momento) a tener un mejor control de tus gastos. 

1. La vida es un ciclo. Es normal que haya momentos en que estemos arriba y otros abajo, a nadie nos gustan las crisis o que nuestros planes se frustren, pero es parte de la vida. La buena noticia es que todo tiene un final, entonces, pensemos en cómo salir airosos de estas circunstancias. 

2. Usa inteligentemente el crédito

Es mejor pagar artículos de consumo, como comida o regalos, con dinero que ya tengas y no con préstamos. No te acostumbres a ver el crédito como parte de tu ingreso. Éste debe ser usado para crecer, es decir, para adquirir bienes duraderos, que van a estar contigo más tiempo del que te tardes en pagarlos.  

3. Haz un plan de ahorro

Esta vez sí debe ser en serio, no se vale sacar el dinero al mes de haber empezado. Un primer objetivo es hacer un Fondo de Emergencia para enfrentar imprevistos como un accidente, una enfermedad o la pérdida de empleo.  

Empecemos con algo sencillo, un mes de tus gastos. Aquí el camino para lograrlo:

Paso 1. Suma todos tus gatos fijos de un mes: renta/hipoteca, comida, transporte, productos de casa, etc. Anota la cantidad.

Paso 2. Divide el número entre 12.

Paso 3. Ahorra cada mes esa doceava parte.

Así, en un año tendrás un mes de tus gastos en este fondo. Si ahorras más, llegarás antes a tu objetivo. No lo uses a menos que sea necesario.  

4. Dinero en diferentes plazos

A muchas personas les causa conflicto la palabra “ahorro”, ¿qué tal si la cambiamos por “objetivos”? Es más fácil mentalizarte al pensar que estás tratando de cumplir un objetivo específico, como pagar un crédito, tomar unas vacaciones o comparte un carro. No tiene que ser una sola meta, puedes trazarte varias y para diferentes momentos de tu vida. 

El ahorro puede ser a corto plazo (menos de tres años), mediano plazo (más de tres y menos de diez años) y largo plazo (más de diez años). Antes de empezar, establece tus objetivos claramente. 

5. No te estreses de más por las noticias

No hay mucho que puedas hacer para cambiar la situación actual. En lugar de angustiarte porque las cosas van a subir mucho de precio, elabora un plan de finanzas personales, eso sí lo puedes controlar y es totalmente tu responsabilidad. 

Las crisis son parte natural de la economía y, tranquilo, no son eternas. Aprovecha este momento para poner en orden tus finanzas personales. Si aumentas tu educación financiera, no verás esta situación como una tragedia sino como una oportunidad de aprender y mejorar.

¿Ya conoces todos los beneficios que te da Afore Coppel?

Ser cliente de Afore Coppel te coloca en una privilegiada situación de ganar-ganar. Sí, pues mientras obtienes mejores rendimientos, también recibes el beneficio de contar con una administradora de tu ahorro para el retiro cercana, accesible y con facilidad de horarios para tu atención.

Este año se cumplen 15 años desde el nacimiento de Afore Coppel, por lo que es un buen momento para hacer un balance y resaltar todo lo que ofrece a sus cerca de 13 millones de clientes.

“Yo resaltaría dos ventajas: una, es que somos buenos y consistentes en invertir bien los recursos y por eso en 8 de los 10 fondos (Siefores) estamos entre los cuatro primeros lugares de 10 Afores, y la segunda es que estamos muy cerca de la gente en 3 mil 300 módulos en más de mil 600 tiendas en el país”

Juan Manuel Valle Pereña, Director General de Afore Coppel

De acuerdo con el directivo, estar tan a la mano es una ventaja inigualable para el cliente porque se puede acercar a realizar trámites o aclarar dudas cualquier día del año en horarios muy accesibles.

“Muchas veces la gente necesita hacer una consulta o ir a hacer un trámite y aquí no se tienen que trasladar largas distancias ni hacer filas largas. En la mayoría de las tiendas tenemos dos módulos de Afore”.

La prioridad de Afore Coppel, subraya Valle Pereña, es fortalecer aún más la confianza de sus clientes resolviéndoles cualquier tema y haciéndolo cerca de ellos.

“El año pasado el seguro de desempleo, que es un beneficio que tienes como trabajador, lo usó mucha gente, y la Afore que más atendió solicitudes de este tipo fue Coppel. Imagínate si a esa gente que se quedó sin empleo le dijeran que se tiene que trasladar a la ciudad más cercana y gastar dinero para ir, pues obviamente era imposible”, explicó. 

“En cambio, nuestros clientes saben que pueden ir al módulo de la Afore porque está dentro de la tienda. Nosotros estamos presentes y estamos cerca”.

Otro beneficio de Afore Coppel es que se ha trabajado mucho en hacer más eficientes los trámites y procesos. 

“No hay ninguna Afore que sea capaz de terminar un trámite importante en 13 minutos, cuidando que los procesos se apeguen a la normatividad. Nosotros atendemos más de dos millones y medio de servicios al año, y lo hacemos de manera eficiente porque la idea es no tomar mucho tiempo de los clientes y darnos más tiempo a nosotros para atender a más clientes que lo requieren”. 

Los horarios de atención son los mismos en los que está abierta la tienda.

Valle Pereña recuerda la principal recomendación para lograr una pensión de retiro mucho más cómoda: ahorrar un extra durante la vida laboral.

Otro dato a destacar es que de las 10 Afores que existen actualmente, Afore Coppel es la que más ha crecido desde el año en que nació (2006), y su crecimiento ha sido orgánico, es decir, sin necesidad de comprar o fusionarse con otras Afores. El crecimiento de la Afore ha sido sólo por la preferencia de los clientes.

Además, es la Afore que más ha bajado las comisiones a sus clientes. Del 2009 al 2021 ha tenido una disminución del 74 por ciento. 

Como ves, si estás con Afore Coppel puedes vivir tranquilo porque tu dinero está seguro y cerca de ti. 

¿Quieres ahorrar? Los japoneses te dicen cómo

Cuando llega dinero a nuestras manos, muchas veces escuchamos una voz que nos dice “y si me compro…”. Y, de pronto, llegamos a fin de mes y nos damos cuenta de que nos gastamos el dinero en cosas que no necesitábamos. Una vez más, no quedó nada para ahorrar.

Si esto te sucede seguido, existe una herramienta muy sencilla que te ayudará a controlar esa voz en tu cabeza y te enseñará a ser más consciente de tus gastos.

El Kakebo o, como se traduce literalmente, “libro de cuentas para la economía doméstica”, es un método japonés que te enseñará a conocer tus prioridades económicas y aprender a categorizar tus compras del día a día de manera responsable. Además, te ayudará a marcar objetivos y metas que tú decidirás de acuerdo a tu estilo de vida.

¿Cómo funciona?

Primero, elige una libreta que sea exclusiva solo para esto y algo con qué escribir. 

Ahora, hay que saber las diferencias entre ingresos, gastos fijos y el ahorro que quieres lograr cada mes.

Ingreso, por ejemplo, es tu sueldo; tus gastos fijos son los que sabes que tendrás que pagar cada mes: luz, agua, renta, Netflix; y el ahorro, o sea, el dinero que quieres guardar. 

Piensa en la cantidad de acuerdo a tus necesidades y objetivos a largo plazo. La forma más fácil de no caer en tentaciones es olvidarte de que ese dinero existe. 

Ya que tengas estas 3 cantidades, vas a sumar tus gastos fijos y el ahorro, la cantidad que salga lo vas a restar a tus ingresos. Se tiene que ver algo así:

Gastos fijos + Ahorro= $$$

Ingresos- $$$= Dinero para gastar en el mes.

Ahora, todo está en tu dedicación y disciplina, ya que vas a anotar y separar por categorías todos los gastos que vayas haciendo día a día con el dinero que te quedó para gastar hasta que se acabe el mes.

El Kakebo, separa los gastos en 4 categorías:

Supervivencia: corresponde a medicinas, el mandado, transporte, mascotas.

Cultura: lo que te enriquece culturalmente como cine, libros, museos.

Opcionales: todo lo que hacemos por entretenimiento, por ejemplo, bares, café, salidas, cigarros, ropa, cosméticos.

Gastos extras: imprevistos o gastos inusuales, como un regalo de cumpleaños o un arreglo de tu casa.

Al terminar el mes, revisa tus gastos, súmalos y resta esa cantidad del dinero que tenías para gastar al inicio del mes. Será algo así:

Gasto+gasto+gasto= $$$

Dinero para gastar- $$$= ¿?

¿Lograste tu objetivo de ahorro? ¿Gastaste de más? ¿En qué podrías mejorar? Es muy importante que observes tus gastos de ese mes para poder analizar y saber que hábitos de compra puedes cambiar para el siguiente mes y, así, ir aprendiendo y mejorando tu inteligencia financiera.

¡Tu bolsillo lo agradecerá!

Piensa desde hoy en tu retiro, acércate a tu Afore

Conoce las modificaciones a la ley que beneficiarán tu ahorro

Hay temas tan importantes que tendríamos que ponerle lupa para analizarlos detenidamente, pero por alguna razón, los dejamos para después.

Uno de ellos es el ahorro para el retiro que generamos como trabajadores a través de una cuenta de afore. 

Pareciera que para muchos mexicanos no es un tema primordial saber cómo será nuestra vida una vez jubilados.

De acuerdo con Juan Manuel Valle Pereña, director general de Afore Coppel, este escaso interés está relacionado con que por lo general valoramos mucho más el corto plazo, que el largo plazo. Es decir, le damos más importancia al dinero que podemos gastar ahora, que al que vamos a necesitar o vamos a querer gastar el día de mañana.

“No cuantificamos lo que un peso de ahorro hoy va a valer mañana”, señala.

“Vemos el retiro como algo muy lejano. Mucha gente ve más cercano morirse que retirarse. Si piensan en el largo plazo, es más fácil que te digan que quieren dejarle algo a su familia cuando se mueran que tener una cómoda suma de dinero con qué vivir cuando se retiren”.

El problema es que la mayoría no ahorra un extra de manera voluntaria y se conforma con el ahorro establecido por la ley, que suma apenas un 6.5 por ciento del sueldo del trabajador. Bajo este esquema las personas no podrán tener una pensión que pueda sostener el nivel de vida al que están acostumbradas, advierte Valle.

La buena noticia es que en diciembre pasado se aprobaron modificaciones a varios artículos de la Ley del Seguro Social que mejorarán las condiciones de las pensiones.

Actualmente la contribución tripartita (trabajadores, patrones y gobierno) es de 6.5 por ciento, y la reforma lo incrementará a partir de 2023 de forma gradual año con año hasta que en el 2031 alcance una contribución del 15 por ciento.

Pero este incremento de la aportación será únicamente en el monto que otorga el patrón, ya que las contribuciones de los trabajadores se mantendrán sin cambios.

“Los patrones son los que pusieron el tema en la mesa porque reconocieron que iba a haber un problema con los trabajadores en el futuro con una aportación tan baja, entonces dijeron: ‘hay que aportar más’”.

Valle calcula que con una aportación del 6.5 por ciento la pensión le alcanzaría a los mexicanos, en promedio, apenas para 30 meses, es decir, poco más de dos años. Por otro lado, en un escenario de aportación al 15 por ciento, la pensión se asegura entre 10 y 12 años.

“La esperanza de vida en México son 77 años, entonces, si te retiras a los 65, ya las matemáticas sí dan porque 65 más 12 son 77”.

En definitiva, este cambio se traducirá en una mejor pensión, ya que las personas habrán acumulado una mayor cantidad al momento del retiro.

Encuentra todo sobre Afore Coppel aquí

Otra importante modificación a la ley es el aumento a la pensión mínima garantizada. Esto quiere decir que aquellas personas con un ahorro para el retiro insuficiente van a tener una pensión garantizada por el gobierno que ronda entre los 2 mil 600 y 8 mil 200 pesos mensuales (el monto se determina de acuerdo al promedio del salario base de cotización percibido durante la carrera laboral del trabajador, el total de semanas que haya cotizado y la edad en que se retire).

“Es como un salvavidas mejor del que había, porque aún la persona que tenía un peor escenario va a estar mejor de lo que estaba”. 

La tercera modificación a favor de los trabajadores es la disminución de las semanas mínimas que se deben cotizar para recibir pensión.

Antes eran 1250 semanas como mínimo, eso quiere decir 25 años completos cotizando, pero eso también cambió a 1000 semanas, o sea, 20 años.

“Tenemos un mercado laboral en donde mucha gente se mueve entre lo informal y lo formal. ¿Cuál es el problema? que cuando no estás en el mercado formal no contribuyes y no acumulas semanas, entonces, lo que haces con bajar el requisito  a mil semanas es bajar de 25 a 20 años de trabajo formal garantizando la pensión mínima a más mexicanos”, destaca Valle.

Si bien las reformas traen muchos beneficios, si queremos estar aún más tranquilos podemos contribuir con aportaciones voluntarias a la cuenta de Afore para incrementar el monto de las pensiones. De este importante tema te platicaremos próximamente.

El primer paso para llegar a la vejez sin preocupaciones financieras es asomarnos a nuestra afore. ¿Sabes cómo va la tuya?

En nuestros siguientes artículos te contaremos más acerca de la Afore y te daremos las claves para hacer crecer tu ahorro para el retiro. No te los pierdas.

5 hábitos de ahorro recomendados por profesionales

Por lo general los ingresos que entran en el hogar suelen irse en pagar cosas y gastar el resto. Si bien esto no está mal, lo recomendable es guardar aunque sea una pequeña parte de este dinero para poder comenzar a tener un ahorro que brinde un poco de tranquilidad y estabilidad financiera.

¿Cómo se puede lograr tener un ahorro? Teniendo en cuenta algunos pequeños consejos de diferente profesionales es muy fácil de conseguir.

Estos son cinco hábitos de ahorro fáciles de implementar 

Adoptando estos cinco hábitos de ahorro te será muy sencillo poder ahorrar para tu hogar  en muy poco tiempo. Léelos detenidamente y aplícalos a partir de hoy en tu vida.

1. Separar una parte 

Hay que determinar qué porcentaje o qué monto se va a separar del dinero que ingrese a la casa cada quincena para guardar. Este punto hay que respetarlo y aplicarlo como si fuera el pago de algún servicio, si o si se tiene que hacer.

2. Saber cuánto se gasta y en qué 

Mucha parte del dinero se va en gastos hormiga o en consumos innecesarios que ni siquiera registramos. Por eso es importante llevar un registro del dinero que entra, los gastos fijos y gastos mensuales que se tengan. De esta manera va a ser fácil de identificar por dónde se ‘escapa’ el dinero.

3. Gastar menos de lo que se gana

Es importante tener en cuenta el ingreso que se tiene por quincena para no superar ese monto y no endeudarse. Hay que estar seguro que todo lo que se compre se va a poder pagar con tranquilidad. Este punto va de la mando del uso de las tarjetas de crédito. No hay que olvidarse al usarlas que a fin de mes habrá que pagarlas. 

4. Compras inteligentes 

Cuando hay que hacer una compra es necesario saber invertir de manera inteligente. Para darse una idea, un producto o accesorio que se le dé mucho uso es necesario que sea de buena calidad para que sea resistente y tenga una vida útil larga. De lo contrario, será una compra mal hecha que necesitará de mayor inversión en un corto plazo. 

5. Eliminar gastos innecesarios 

En el día a día se suelen hacer muchos gastos que con un poco de organización se podrían evitar. El principal y más común es el no llevar comida al trabajo. Otro claro ejemplo es pasar por la tiendita o un café y comprar algo solamente por comprar. 

Reto de las 52 semanas

Este método de ahorro es muy sencillo y fácil de llevar a cabo. Se trata de duplicar el monto del ahorro semanalmente. Primero  hay que elegir el monto con el que se va a empezar.  La primera semana se ahorra esa cantidad, la próxima esa cantidad por dos, la tercera la cantidad elegida por tres y la cuarta semana por cuatro. La idea es repetir esto hasta llegar a la semana 52.

Es importante para poder sostenerlo en el tiempo que la cantidad inicial no sea muy elevada. Puede ser una moneda de cinco o diez pesos para comenzar.

Ponerse metas a corto, mediano y largo plazo

Otra manera de mantener la motivación a la hora de ahorrar es ponerse en mente diferentes metas. Desde pequeñas cosas, como la compra de un electrodoméstico, hasta algo más grande cómo un viaje o la remodelación de una parte de la casa.

¿Cómo se puede lograr? Hay que crear y establecer un plan de cumplimiento, con plazos para poder estimar cuánto tiempo llevará alcanzar la meta. Usar una planilla de cálculo o un cuaderno para llevar registrado el progreso ayudará a identificar el tiempo necesario, detectar dificultades y descubrir oportunidades. Si no se tiene algo en particular que se quiera comprar o conseguir, se pueden establecer montos. Llegar a ‘x’ cantidad de dinero en tanto tiempo. 

Tener ahorros que permitan vivir con la tranquilidad de saber que se tiene un respaldo económico permite vivir más tranquilo. Si surgen gastos de emergencia o impensados para eso están ahí. Lo importante es no agobiarse ni frustrarse. La idea es que ahorrar se convierta en un hábito más, como cualquier otro y que en un punto ya no sea un esfuerzo ni algo tan organizado. Con el correr de los días se volverá algo natural que se hará intuitivamente y poco a poco algo que antes era súper difícil de lograr será fácil de alcanzar.