En vez de café, té

Los tés e infusiones son bebidas que se han utilizado desde hace cientos de años por sus diversas propiedades, entre ellas las estimulantes. 

Té verde

Con larga tradición en China y Japón, el té verde procede de la planta Camellia sinensis. Entre los múltiples beneficios que se le atribuyen está el de estimular y promover la agudeza mental.

Aunque contiene menos cafeína que el café, puede darte un impulso de energía. Una taza de té verde puede contener unos 30 miligramos de cafeína, mientras que una taza de café puede tener 100 miligramos. Sin embargo, la presencia del aminoácido L-teanina ayuda a procesar más lenta y efectivamente la cafeína. 

Se pueden encontrar infusiones de té verde, hecho con hojas secas, también está otra opción de moda, el Matcha, que es té en polvo que se obtiene al moler hojas de té verde que fueron cubiertas para darles sombra antes de la cosecha. 

Té negro

Si buscas una opción con más cafeína que el té verde, está el té negro, que también proviene de la planta Camellia sinensis y tiene un mayor nivel de oxidación. 

Una taza puede contener alrededor de 50 miligramos de cafeína, así que es una excelente opción para sustituir al café y a otras bebidas energizantes. Al igual que el té verde, contiene el aminoácido L-teanina, que promueve el estado de alerta y de atención. Por esto suele ser utilizado para mantener la atención por períodos de tiempo más largos. 

Hay toda una variedad de tés negros que se nombran según la región donde se producen, como el Darjeeling de la zona con el mismo nombre, en India, o el Keemun de Qi Men, China.

Ginseng

El ginseng es una de las hierbas más utilizadas por sus propiedades y efectos, que van desde su consumo tradicional como estimulante, hasta un apoyo para el tratamiento contra el cáncer. En la medicina China ha sido un suplemento primordial desde hace siglos. 

Los tres tipos más utilizados son Panax ginseng (ginseng coreano), Panax quinquefolis (ginseng americano) y Panax notoginseng (notoginseng chino). 

Es una bebida recomendable para contrarrestar la fatiga y generar la energía que necesitas para enfrentar el día. 

Crea tu rincón especial para el café

Café profesional en casa

Si amas el café este artículo te encantará; ¿has pensado en tener tu propia estación de café en casa? Es una idea genial que se ha vuelto la última tendencia en decoración. 

Tener un lugar especial en donde colocar los elementos necesarios para disfrutar de un delicioso café en la mañana o para compartir una charla amena por las tardes. Crearlo es más sencillo de lo que crees: con algunos muebles básicos y unos toques de creatividad podrás lograr un espacio personalizado, único y reservado especialmente para tu rico café

Elige tu ubicación favorita.

Primero selecciona tu lugar ideal considerando el espacio que tienes disponible. Puedes crearlo en la cocina si aprovechas algún cajón libre para los complementos y hacer que comparta espacio con otros electrodomésticos como el microondas, por ejemplo. Pero quizás algún lugar cerca del comedor, en la sala o el estudio también puede ser perfecto, no te preocupes porque sea muy grande. Con tu imaginación, seguramente ese rincón será mucho más que un objeto decorativo en la habitación: Será tu espacio favorito.

Los muebles ideales. 

La variedad de muebles para este propósito es amplia, todo depende del espacio con el que cuentes y el concepto decorativo que busques; rústico, moderno, minimalista, vintage, etc. Pero los básicos son unas repisas, una mesa estática o plegable e incluso una vitrina, sin olvidar un accesorio para colocar las tazas. Puedes aprovechar también algunos muebles decorativos de madera para crear varios niveles y dar movimiento a los distintos elementos que vayas a colocar. 

La cafetera perfecta. 

Los fans del café saben que cuando se trata de cómo prepararlo, el abanico de posibilidades es amplio, aunque hay cafeteras extravagantes, como las cafeteras al vacío o las de infusión en frío, los tipos más comunes son los siguientes:

  1. Cafetera italiana: si te gusta preparar el café de forma artesanal esta es una buena opción. También es conocida como cafetera moka, y es un clásico con el diseño más icónico. Funciona haciendo pasar agua hervida presurizada por vapor, a través de café molido.  Es popular porque crea un café similar a las cafeteras express en un tiempo record.
  2. Cafetera americana:  Es la cafetera reina en casi todas las cocinas del mundo. Su funcionamiento es muy sencillo; el agua, que está ubicada en el depósito de la cafetera, se calienta y pasa por un filtro de papel grueso donde está ubicado el café. Al ser un filtro de mucha densidad, el agua pasa gota a gota e infusiona el café, el cual cae a la jarra de cristal especial de la cafetera. Este es el modelo más popular del que podrás encontrar múltiples estilos y colores.
  3. Cafetera francesa o de émbolo: este tipo de cafetera funciona de forma manual, pero resulta bastante práctica, ya que la puedes llevar contigo a donde vayas, por su tamaño que suele ser pequeño. Su funcionamiento es bastante simple, pero crea un café más fuerte que el de otras cafeteras, solo se deposita en el fondo agua muy caliente junto con la mezcla molida de café, se deja reposar y listo.
  4. Cafetera expreso: Hasta hace unos años, este tipo de cafeteras eran casi exclusivas de los restaurantes y cafeterías, pero actualmente es común verlas en los hogares, por lo tanto, podrás encontrarlas en diferentes estilos y precios. Estas máquinas de café expreso canalizan una pequeña cantidad de agua casi hirviendo a presión a través del café molido finamente, para así conseguir un delicioso espresso. El resultado es un café más espeso y cremoso con más cafeína en su interior. La presión es la clave de estas cafeteras.

¡Elige la tuya!

Una vez que conoces todas las opciones de cafeteras que existen puedes buscar la que se acomode más a tu espacio, gustos y posibilidades. Cada una tiene más características especiales que puedes preguntar al momento de hacer la compra.