Descubre cómo elegir el mejor calefactor eléctrico y el calentador de agua ideal para ti

Una nueva temporada otoño-invierno se acerca y es hora de dejar el frío a un lado. Las mantas y bufandas podrán ayudarte, pero ¿qué mejor que un nuevo calefactor eléctrico para darle calor a tu hogar?

Si el frío ya llegó a tu casa y quieres salir de un apuro que no requiera una instalación costosa, un calefactor eléctrico es tu mejor opción. Los hay de todos los precios, tamaños y modelos. Su función es siempre la misma: mantener tu hogar caliente.

Otro artefacto hogareño que suele cambiarse con menor frecuencia, pero que es importante tener en cuenta en épocas de frío, es el calentador de agua. Actualmente, en el mercado podemos encontrar calentadores a gas LP, eléctricos, de depósito y, como última novedad, a energía solar.

Cabe destacar que se deben sumar los servicios que se van a usar al mismo tiempo que el calentador eléctrico para así conocer cuál sería el ideal para tí. Por ejemplo, si usas la regadera y la lavadora al mismo tiempo, tu calentador ideal sería de 2 servicios.

Opciones de calentadores

Aquí conoce las mejores opciones de calentadores y sus atributos:

  • Depósito a gas: cuenta con un depósito que mantiene el agua caliente y funciona a grandes distancias.
  • Depósito instantáneo: reduce el consumo de agua y gas en tu hogar y es ideal para espacios pequeños.
  • Rápida recuperación: cuenta con un depósito pequeño que mantiene el agua caliente de manera continua y es ideal para espacios pequeños.
  • Depósito eléctrico: este artefacto no utiliza gas y cuenta con tanque interno donde se mantiene el agua caliente.

Opciones de calefactores eléctricos

Si bien cada modelo posee ventajas y desventajas, aquí te enseñamos una guía con las mejores opciones a la hora de elegir tu nuevo calefactor:

  • Radiadores: es una buena opción si quieres transportarlo de una habitación a otra ya que no precisa instalación. Su proceso de encendido es más lento que otras opciones, pero luego del apagado se mantiene caliente por un tiempo prolongado.
  • Paneles térmicos: son una opción económica y más amigable con el medio ambiente debido a que su consumo de energía es bajo. En general, pueden ser amurados a la pared y tienen variedad de diseños.
  • Convectores: son silenciosos y modernos. Si bien calientan rápidamente, la distribución del calor no es pareja en una habitación de grandes dimensiones.
  • Termo ventiladores: son prácticos, pequeños y, como indica su nombre, irradian calor a través de un ventilador. Como desventaja, son algo ruidosos.

Ventajas de los calefactores eléctricos

Una de sus principales ventajas es su bajo costo. Existen varias opciones y todas se adecúan a la cantidad de dinero que el comprador quiera invertir. 

También, dependiendo el modelo, son fáciles de colocar y de transportar en caso de que queramos llevarlos de una zona de la casa a otra.

Con el uso de esos artefactos no existe el riesgo de intoxicación; esto es una gran ventaja y es gracias a que no emanan gases. En términos generales, son fáciles de usar y los más modernos poseen tecnología de ahorro de energía.

Seguridad

La Norma Oficial Mexicana es un acuerdo que garantiza la seguridad de un producto. 

Debes prestar especial atención a que el producto que adquieras cumpla con esta norma, ya que, de lo contrario, la seguridad de tu hogar podría verse en peligro.

Potencia

El primer paso que deberás seguir para calcular la potencia que necesitarás es tomar las medidas de la habitación que quieras climatizar. 

Este factor es importante ya que, a largo plazo, si no se compra según las medidas de la habitación, el artefacto podría resultar insuficiente y provocar un gasto de energía innecesariamente elevado. 

Termostato

De él dependerá el ajuste de la temperatura. Existen dos tipos en el mercado: el clásico termostato mecánico y el eléctrico, que aporta modernidad y sencillez a los electrodomésticos de hoy en día.

El termostato mecánico, también llamado análogo, es el que nos permite controlar la temperatura por medio de una ruleta. En general, el gasto energético con este tipo de termostato suele ser mayor ya que tarda más tiempo en alcanzar la temperatura buscada.

Por otro lado, el termostato eléctrico indica la temperatura en una pantalla y cuenta con distintas funciones de programación automática. De este modo, se convierte en una opción más accesible ya que ahorra energía y dinero. Si llegaste hasta aquí ¡gracias!, esperamos haberte ayudado y aconsejado acerca de qué calefactor eléctrico se adapta mejor a ti y a tu hogar. ¡Hora de ingresar a Coppel.com y comparar precios y marcas!

Calentador de agua ¿eléctrico o a gas? Te ayudamos a decidir

Si estás pensando en instalar un nuevo calentador de agua, seguramente estés analizando si te conviene uno eléctrico o a gas. La realidad es que las dos opciones tienen sus ventajas y desventajas. 

La elección del calentador de agua ideal va a depender de la instalación que tengas en tu casa y del tipo de uso que le vayas a dar. Conoce aquí cuáles son las principales diferencias. 

¿Para qué sirve un calentador de agua?

Los calentadores de agua, sin importar el sistema que usen sirven para proporcionar agua caliente a múltiples ambientes de la casa, como el baño o la cocina.  

Calentador de agua eléctrico 

Un calentador de agua eléctrico no necesita de una instalación previa para su uso, solamente se debe enchufar y ¡listo! Esta es la principal característica que lo hace tan atractivo.

¿Otro beneficio? Algunos modelos permiten programar el momento del día en los cuales prefieres que se encienda. Esto permite hacer un gran ahorro energético. 

Sin embargo, si bien este tipo de calentador funciona sin problemas, no suele brindar gran potencia; hay que considerar que la cantidad de agua caliente que brindan es reducida, y puede salir con poca presión. 

Calentador de agua a gas 

Por el contrario al modelo anterior, los calentadores a gas requieren de una instalación previa, la cual tiene que hacer un profesional para evitar cualquier accidente. 

Este tipo de calentadores ofrecen agua caliente al instante, lo que permite no tener que estar esperando para disponer de ella: con tan solo abrir la llave de agua empieza a salir el agua a la temperatura deseada. 

En general, el sistema a gas es más eficiente y permite ahorrar mayor cantidad de energía.

¿Qué modelo conviene más? 

La decisión de compra comprende múltiples factores, entre ellos el tipo de instalación. Por ejemplo, si tienes una casa que ya está terminada y no tiene sistema de gas, lo más conveniente va a ser un calefactor eléctrico para evitar romper paredes y hacer una gran inversión. 

En cambio, en el caso de una casa u oficina en la que muchas personas usen el agua, lo más conveniente va a ser optar por un modelo con sistema a gas. De esta manera te vas a asegurar de que todos tengan agua caliente, en todo momento.

3 modelos que se destacan por su potencia 

Entre todas las opciones de calentadores de agua a gas hay tres modelos que se destacan por ser los más elegidos entre los usuarios. La razón es que se trata de equipos potentes que ofrecen una buena relación de precio calidad. ¡Toma nota!

1. Calentador de Agua Cinsa CDP-06 FL 1 Servicio Gas LP

Tiene capacidad de 6.7 litros, alta recuperación de agua caliente para tener servicios más rápidos. Funciona con gas LP y tiene un sistema de ahorro muy efectivo.

Además, incluye una válvula de drenado e intercambiador de calor de cartuchos, lo que hace que su funcionamiento sea óptimo. 

2. Calentador de Agua Calorex COXDPI-07 B/GEN2 NT 1 Servicio Gas Natural

Este calentador Calorex instantáneo de seis litros de capacidad tiene un sistema que  ayuda a ahorrar hasta el 70% de gas.

Es ideal para un servicio y funciona con gas natural. Además, cuenta con un panel digital para que regules la temperatura de una manera fácil y práctica.

3. Calentador de Agua Bosch RECOVERY CLIC 2 Servicios Gas LP

Este calentador tiene una capacidad de 12 L, lo que alcanza para dos servicios. Su encendido es seguro por pulsación. Además, cuenta con doble sensor de temperatura para evitar el sobrecalentamiento del tanque, garantizando tu seguridad.

Cabe destacar que permite ahorrar hasta 20% más en tu consumo de gas gracias al termostato electrónico sin piloto.

¿Necesitas un nuevo calentador de agua? Coppel tiene el que buscas

Ya sea que regreses cansado del trabajo, de la escuela, del gimnasio o simplemente de una caminata, abrir la llave de la regadera y empezar a sentir las gotas tibias cayendo por tu cuerpo, creará una sensación reconfortante a la que nadie puede resistirse. Pero para asegurar que ese chorro tenga la temperatura perfecta, es necesario que cuentes con el calentador de agua ideal.

Relajar tus músculos, quemar calorías, reducir la fatiga del cerebro, aliviar el dolor de cabeza, estimular la circulación, descongestionar tu fosas nasales, eliminar toxinas, calmar la ansiedad y la lista sigue y sigue. Los beneficios que ofrece un baño caliente son tan amplios que sin duda mejorarán tu vida. 

Cambiar tu boiler viejo o terminar de equipar tu casa nueva es muy fácil. Si necesitas un calentador de agua, Coppel tiene grandes opciones. Y si no sabes cuál elegir, en esta publicación te compartimos algunos de los puntos que debes tomar en cuenta antes de darle click en comprar en nuestra tienda en línea. Así que, ¡toma nota!

Te decimos cómo elegir el mejor calentador de agua

Tan variados son los beneficios de un baño caliente como también lo son las opciones disponibles en el mercado de un calentador de agua. Mejor conocido como boiler, este aparato se puede dividir en dos grandes grupos: de depósito y de paso.

Calentador de depósito

La gran diferencia del boiler de deposito, el más popular por llevar muchos años en el mercado, es que incluye un contenedor interno en el que se lleva a cabo el calentamiento. Su mecanismo de termostato mantiene una temperatura determinada, encendiéndose cuando el líquido comienza a enfriarse.

Ventajas

  • Aunque su consumo de gas LP o natural es mayor, son ideales en climas fríos, ya que no necesitan presión y funcionan con cualquier tipo de llave.
  • Puede instalarse lejos de la regadera y dar un buen servicio.
  • Su mantenimiento no es costoso.
  • Resiste aguas duras, es decir, con alto contenido de minerales.
  • Si se apaga cuando no está en uso, disminuye el gasto de gas.

Desventajas

  • Si se utiliza en modo automático, el consumo es más elevado.
  • Se desperdicia la energía utilizada en el calentamiento.
  • Hay que esperar a que se vuelva a calentar todo el tanque cada vez que alguien se baña.

Te recomendamos leer: ¿Buscas cortinas para tu nuevo departamento? Te damos unos tips

Boiler de paso

Por otra parte, este tipo de calentador de agua, que es más reciente y ha adquirido gran popularidad en los últimos años, funciona, como su nombre lo indica, según el paso del líquido por su estructura. De esta forma, se garantiza la temperatura de forma continua y además, permite un ahorro del hidrocarburo. 

Los más comunes funcionan con gas aunque también podemos encontrar calentadores de agua eléctricos. Ya que no hay que esperar a que se caliente algún tanque de almacenamiento, te puedes bañar de inmediato. 

Dentro de las opciones de los calentadores de paso se encuentran las siguientes: 

  • Instantáneo. No usa piloto, ya que una válvula enciende el calentador cuando se abre el grifo y lo apaga cuando deja de usarse. Demora de 2 a 3 minutos en calentar.

Rápida recuperación. Posee un contenedor, más pequeño que los de depósito, que dependiendo el modelo, puede almacenar entre 6 y 12 litros de agua. Sus quemadores son más grandes, por lo cual calienta en menos tiempo y proporciona un flujo continuo.

Ventajas

  • No hay que esperar a que se caliente ningún tanque de almacenamiento.
  • Tienden a ser pequeños y ocupar poco espacio.
  • Gracias a un sensor que activa y desactiva el calentamiento, permite el ahorro de hasta un 70% de gas.
  • El boiler de paso únicamente se activa al abrir la llave de la regadera.

Desventajas

  • Las variaciones mínimas hacen que en ciertos momentos, el líquido salga tibio.
  • En climas muy fríos disminuye su desempeño.

¿Calentador de gas ó eléctrico?

A pesar de que hoy en día ya se encuentran varios tips de calentadores como los de paso, instantáneo, solar y hasta el boiler eléctrico, los de gas siguen siendo los más comunes. Esto se debe a que el hidrocarburo suele ser más económico que la electricidad. Sumado a este hecho, aunque puede percibirse como un material peligroso, los calentadores de gas hoy en día son más seguros y fáciles de usar que nunca.

Descubre cuántos servicios necesitas

El número de servicios se refiere a los elementos que se alimentan con agua caliente al mismo tiempo en el hogar, es decir, regaderas, lavabos, fregaderos, etcétera.

Normalmente, las marcas ofrecen un mismo modelo pero en diferentes versiones que varían de acuerdo con su capacidad en litros. Pueden ir desde los 6 hasta los 40 litros. Mientras más almacenaje tenga, mayor es el número de servicios simultáneos que abastecerá. 
Para darnos una mayor idea en estos cálculos, Profeco realizó un cuadro con el estimado de la demanda de litros por minuto en un hogar.

Te recomendamos leer: Tips para mantener la cocina limpia y ordenada

La distancia del calentador de agua influye en su rendimiento

La distancia que exista entre el calentador y los servicios, puede ser la regadera o la tina, afectará sus resultados. Es importante mencionar que no todos los calentadores soportan recorridos largos, ya que el agua caliente pierde aproximadamente un grado de temperatura por cada metro que recorre dentro de la tubería.

Algunas de las recomendaciones en la instalación son las siguientes:

Calentador de Paso e Instantáneos. Colocar a 6 metros máximo de distancia.

Calentadores de Depósito. Se pueden colocar a 20 metros máximo.

El mejor calentador de agua, Coppel lo tiene

No hay dudas de que si quieres aprovechar las ventajas de un buen baño caliente, debes conseguir el mejor calentador de agua. Hoy en día, es posible conseguirlo gracias a los diversos modelos que hay disponibles en Coppel.com, donde además puedes pagarlo a crédito. ¡Compruébalo por ti mismo!